Asrock 990FX Extreme9

por Javier Rodríguez 28/02/2013 3

Introducción y chipset

Introducción.

Esta placa base, basada en el chipset 990FX+SB950 de AMD, presenta prácticamente las mismas prestaciones de gama alta que podemos ver en su plataforma Intel. Prestaciones de primera con una amplia integración de mejoras, un diseño trabajado y una calidad de fabricación a la altura de este tipo de gamas de producto. Una placa base excepcional para procesadores AMD FX de alto rendimiento.

Chipset.

El 990FX es ya un viejo conocido. No es el mejor chipset de AMD en cuanto a integración conectiva se refiere y tiene algunas prestaciones que ya están algo obsoletas como la integración de PCI Express 2.0 en vez de PCI Express 3.0. Sea como fuere es el chipset a usar si queremos montar una máquina de cierto rendimiento con procesadores AMD.

Entre sus prestaciones más interesantes encontramos líneas PCI Express 2.0 como para dar servicio hasta cuatro graficas con enlaces de 8x. Podemos trabajar con dos a 16x, suficiente para las mejores graficas del mercado incluidas las de doble GPU, o en modos Crossfire de hasta cuatro graficas con enlaces suficientes también para un rendimiento adecuado.

Se echa de menos que no integre USB 3.0 de forma nativa pero es un chipset con mucha capacidad de líneas PCI Express y podemos mantener una integración grande y profusa a la vez que mantenemos la capacidad de conectividad gráfica. Lo que si encontraremos es soporte SATA 6gbps en sus seis puertos nativos con modo RAID múltiples también integrado.

La placa sigue usando un modelo de chipset doble pero no requiere una excesiva disipacion. Asrock en todo caso provee a esta placa de un buen conjunto de disipadores para chipset y alimentacion del procesador.

Prestaciones técnicas

Prestaciones técnicas.

La 990FX Extreme9 es seguramente, y sin necesidad de buscar demasiado, la mejor placa base AMD que podemos encontrar en la actualidad. Es un portento que tiene un precio muy atractivo de apenas 200 Euros. Esto es casi 100 euros más barato que una placa similar para Intel con el chipset Z77. Esto hace que la plataforma, si sumamos procesador, sea notablemente más económica aunque sobre los resultados podríamos discutir.

Asrock integra todo lo que podemos echar de menos en una placa con el AMD 990FX. Tenemos, por ejemplo, ocho conectores USB 3.0, cuatro traseros y cuatro frontales, con dos controladoras Etron EJ188H para cada cuatro puertos USB 3.0. Desarrollan velocidades de 5Gbps usando un interfaz PCI Express 2.0.

Asrock también integra dos conectores SATA 6gbps adicionales, también con capacidad RAID pero independiente de la controladora nativa, con una controladora ASMedia ASM1061 con soporte de extracción en caliente y NCQ.

Muchas conexiones, botones directos en placa y buena conectividad para ventiladores adicionales.

La placa cuenta con un total de cuatro conectores PCI Express de 16x aunque solo podremos usar 3 de forma simultánea si usamos graficas de doble slot de disipación. La conectividad de tarjetas se completa con un slot PCI Express 1x y un conector PCI de 32-bit para soporte de legado.

Hasta tres tarjetas graficas de doble slot se pueden montar en esta placa. Ademas soporta tanto Crossfire como SLI.

Podemos montar hasta 64GB de RAM con estos procesadores pero técnicamente, con los cuatro slots disponibles, la memoria más lógica que podemos instalar es 32GB en módulos de 8GB. Por supuesto la memoria que usa es DDR3 y admite modos de overclocking elevados para módulos de alto rendimiento. Por supuesto soporta toda la gama de procesadores AM3+ de AMD que incluye modelos de cuatro, seis y hasta ocho núcleos con multiplicadores desbloqueados que facilitan el overclocking de forma notable.

Un poblado panel de conectores traseros. En la próxima página lo detallamos.

Asrock ha fabricado esta placa base con mimo. El sistema de alimentación digital de esta placa usa un sistema de capacitadores de múltiple filtro para garantizar estabilidad en la alimentación del procesador tanto a altas frecuencias como también a medias y bajas. Cuenta con un sistema de 12 fases para el procesador y dos fases adicionales para la memoria. Esto permite mantener niveles elevados de overclocking en procesadores FX a la vez que permite soportar memorias DDR3 2450 incluso a bajos voltajes. Cuenta además con mosfets de doble capa que mejora la eficiencia de la alimentación logrando menos consumo residual. Todos los capacitadores utilizados son sólidos, fabricados en Japón y bañados en oro lo que le da a la placa un toque de color bastante especial.

Conectividad

Conectividad.

Ya hemos comentado algunas de las prestaciones de conectividad de esta placa base en forma de múltiples controladoras USB 3.0 o de almacenamiento que se suman a las prestaciones del chipset y a otros añadidos importantes. En el panel posterior encontraremos conectores PS2 de legado, algo que algunos usuarios aun agradecen mucho, un botón de reseteo de CMOS (para no tener que abrir el PC si tenemos problemas de configuración de bios), conectores de sonido digital SPDIF tanto en formato coaxial como óptico, cuatro puertos USB 3.0, cuatro puertos USB 2.0, un puerto Firewire 400 de seis contactos y dos puertos eSATA donde uno de ellos esta combinado con USB para lograr un conector Power-eSATA.

En el frente contaremos con otros cuatro puertos USB 3.0, en forma de conectores de 19 pines y otros dos conectores USB 2.0 para lograr otros cuatro puertos frontales. Asrock cuenta con que pocas cajas cuentan con cuatro conectores USB 3.0 frontales y nos añade un adaptador para bahías de 3.5” para que podamos aprovechar toda la conectividad de la placa base.

La conectividad de datos corre a cuenta de una controladora Gigabit firmada por Intel con capacidad full dúplex y negociación automática con redes 10/100/1000. En cuanto a sonido contamos con un DSP Realtek ALC898, un clásico, al que Asrock ha añadido códec THX TruStudio para lograr algunas mejoras interesantes a nivel de efectos y configuración del sonido. No es un mal sistema pero tampoco es lo mejor que podemos encontrar en el mercado.

No tendremos conectores USB 3.0 nativos pero no estamos para nada mal provistos de esta tecnología con un total de ocho puertos entre conectores frontales y traseros.

Bios y otras prestaciones

Bios y otras prestaciones.

Asrock añade en esta placa una bios de última generación UEFI. Una bios controlable con el ratón, más rápida y accesible y con modos de overclocking y configuración automática a nivel de frecuencias, perfiles de memoria, voltajes, etc. Tiene también un sistema de inicio directo en bios, mediante una utilidad de Windows, que nos permitirá aprovechar las prestaciones de arranque rápido de Windows 8 a la vez que tenemos un sistema sencillo de entrar en la bios siempre que queramos.

Podemos lograr buenos niveles de overclocking sin apenas complicaciones.

Esta bios cuenta también con certificación SLI así que podemos optar por configuraciones graficas tanto de AMD como de Nvidia sin limitaciones en el vendedor de las gráficas. Podemos montar configuraciones, tanto en una u otra tecnología, de hasta tres gráficas.

Otros detalles reseñables de esta placa base los encontramos, por ejemplo, en sus conectores de corriente de alta densidad que permiten no solo la pérdida de energía sino que mejoran la temperatura de trabajo de los conectores precisamente gracias a su mayor conductividad que se traduce en menos energía disipada.

También tenemos otro elemento que para mí añade muchos enteros a las utilidades integradas en las placas base Asrock. Me refiero al sistema Xfast 555 que integra algunas utilidades muy interesantes como el RAM disk, la priorización de paquetes para la conectividad de red o la mejora del rendimiento del chipset USB 3.0. Tres elementos muy interesantes que de verdad se traducen en resultados y que ofrecen al entusiasta algunos modos de uso muy interesantes y completamente gratuitos.

Un interfaz accesible tanto de manera tradicional como con raton. Con funciones tan interesantes como la programación a través de Internet o arranque rápido compatible con Windows 8.

Análisis y conclusión

Análisis y conclusión.

Asrock no deja plataforma sin ofrecer placas base muy competitivas, bien realizadas, y con precios muy atractivos. Esta es sin duda una de las placas base de chipset 990FX para procesadores AMD FX más capacitadas del mercado, a la altura de la ASUS Crosshair V Formula-Z. Pero con un precio algo inferior, unos 200 Euros frente a unos 230 Euros, por lo que se sitúa entre las placas más interesantes para la plataforma AMD FX para procesadores de hasta ocho núcleos.

Fin del Artículo. ¡Cuéntanos algo en los Comentarios o ven a nuestro Foro!

  • Producto: Asrock 990FX Extreme9
  • Fecha: 28/02/2013 11:50:54
Temas Relacionados: Placas Base ASRock Placas Base