ASUS Transformer AIO P1801

por Javier Rodríguez 25/03/2013 ...

Introducción y resumen

Introducción.

El AIO es un formato de PC que está teniendo un gran éxito en los últimos tiempos con el avance en procesadores de bajo consumo pero con potencia suficiente, también a nivel gráfico, para desarrollar las tareas más habituales a nivel profesional y doméstico. Es un formato que se caracteriza por integrar todo el PC en una pantalla reduciendo espacio y mejorando la estética. No es un formato exento de problemas pero es el elegido por muchos usuarios para cubrir sus necesidades domesticas o profesionales.

El Transformer AIO como concepto.

ASUS tiene ya una experiencia notable en buenos All-in-One pero este concepto es completamente diferente a lo presentado hasta ahora por la marca. Un modelo económico y de grandes prestaciones que tiene un abanico de posibilidades realmente notable. Se trata de un AIO de tamaño compacto con pantalla de 18.5” pero de una complejidad técnica notable. Por un lado tenemos una pantalla, que se puede extraer, que además cuenta con su propia electrónica basada en Android e impulsada por un procesador Tegra 3.

Conectado a su base se convierte en una pantalla de ensueño, panel IPS y resolución 1920x1080, con un potente procesador Core de tercera generación y gráficos dedicados Nvidia con una gran capacidad conectiva. Esto que ya parece complejo ASUS consigue que se convierta en un modo dual colaborativo que puede ofrecer al usuario lo mejor de los dos mundos sin ninguna complejidad que evite que el usuario saque partido de ambas tecnologías.

Ahora entraremos en los detalles de cada modo y veremos con detalle cada una de las caras del que puede ser sin duda el AIO más completo e interesante del mercado.

Como PC

Como PC.

ASUS denomina a esta parte “PC Station”. Es de formato muy compacto, apenas 5cm de espesor, con todo el hardware x86 que le da al conjunto un resultado de gran calidad en rendimiento capaz de manejar muy bien su pantalla de alta definición.

Las variantes del Transformer AIO las podremos encontrar con precios que van desde los 999 Euros con la configuración básica que trae nuestro modelo de análisis. Este cuenta con un procesador Core i3-3220 con dos núcleos y cuatro hilos de proceso con una frecuencia de 3.3GHz y 3MB de cache. Tiene un consumo de tan solo 55w con grafica incluida.

El chipset utilizado por ASUS es el B75, una variante profesional de séptima generación con SATA 6gbps en un puerto y USB 3.0 nativo.  Todas las configuraciones se acompañan de un motor gráfico dedicado como es el Nvidia GT730M diseñado para maquinas portátiles. Es un motor gráfico con 384 motores de shaders, frecuencia elevada de 725MHz y un buen bus de memoria de 128-Bit GDDR5. Es capaz de manejar juegos modernos con bastante soltura si no abusamos de las prestaciones gráficas.

Dentro del chasis del “PC Station” encontraremos un disco duro de 1TB de capacidad con 7200rpm y formato de 3.5”. La RAM disponible es de 4GB pero según la configuración podremos encontrar hasta 8GB. Supongo que vendrá en forma de slot SO-DIMM así que con paciencia se puede ampliar la capacidad hasta los 16GB mediante dos módulos de 8GB (soportados plenamente por el procesador).

A nivel conectivo la base nos ofrece Gigabit Ethernet, Wifi-N de doble banda y Bluetooth 4.0 de bajo consumo. Cuenta también con un lector óptico de tipo “slot-in” sin bandeja y todo un catálogo de conectores físicos: lector de tarjetas SD, 4 puertos USB 3.0, 1 puerto USB 2.0, entrada de antena de TV en modelos con receptor, salida HDMI para monitores externos, una fijación Kensington lock y la entrada de corriente que corre a cargo de un adaptador externo de 180w.

La PC Station puede correr perfectamente sin necesidad de la pantalla conectada, por si alguien tenía dudas de esto y de hecho cuenta con el software adecuado para poder cambiar al modo Android sin tener que tocar un solo botón o sacar la pantalla del dock. De hecho podremos controlar el PC con un modo de escritorio remoto por Wifi con el que cuenta la unidad. Tu Windows estará disponible allá donde este la pantalla gracias al sistema cloud de ASUS y por supuesto cuando tenemos la pantalla en el dock esta podrá trabajar como interfaz táctil de Windows 8 sin el más mínimo problema.

La pantalla es de gran calidad, con ángulos casi perfectos, con las prestaciones que podemos esperar de una pantalla IPS de calidad y con una configuración de cristal sin “marcos”. El sonido también se ha cuidado con un sistema SonicMaster de ASUS que tan buenos resultados está ofreciendo en muchas de sus máquinas más recientes y conocidas como ultrabooks, AIOs y portátiles convencionales.

Como tableta

Como tableta.

La Tablet es autónoma por sí misma. Un Tegra 3 de 1.3GHz y cuatro núcleos la impulsa aprovechando su alta definición de 1920x1080 puntos. Cuenta también con 2GB de RAM y Android 4.1 con 32GB de capacidad de almacenamiento. Prestaciones de calidad que nos permitirán actualizar el sistema operativo según Google, y ASUS, puedan actualizar el sistema. Tiene los mínimos de RAM y espacio como para que ASUS no nos deje en la versión 4.1 y pueda alcanzar la 5.0 sin especiales impedimentos.

El Tablet dispone de una conectividad limitada, a parte del conector de dock que es complejo ya que sirve de entrada de video y de interfaz para el PC Station, con un puerto USB 2.0. Entrada MicroSD para almacenamiento adicional (64GB más de capacidad) y una conexión de corriente autónoma de 33w, incluye también este cargador el conjunto, para una carga directa del Tablet.

A nivel conectivo encontraremos también Wifi-N y Bluetooth 3.0. Una webcam frontal de 1mp es la única óptica de la que dispondremos. Su formato auxiliar nos permite acceder a todas nuestras aplicaciones Android directamente desde el PC, arranque directo, y como Tablet autónoma nos permite hasta 5 horas de autonomía gracias a su batería integrada y dispone de un pie integrado para poderlo usar con comodidad.

Es el Tablet de grandes dimensiones que buscabas para el entorno doméstico que a su vez es una pantalla de gran calidad para un AIO potente y versátil. ASUS ha introducido en este Tablet sus aplicaciones típicas de Android, como es la excelente <aplicación de notas>, multimedia con capacidad de reproducción DLNA desde el PC Station y el modo de control remoto de Windows 8 con unos resultados bastante interesantes sobre todo para una manipulación puntual del sistema cuando estamos en modo Tablet.

ASUS sabe bien como optimizar sus tablets Android y la verdad es que el resultado en el Transformer AIO es el de una Tablet con manejo fluido, rápida y manejable. Su pantalla tiene una calidad excelente y su filtro táctil de 10 puntos simultáneos ofrece más de lo que el propio Windows 8 o Android 4.1 requieren. Más grande no significa más lento, al menos en este Tablet.

La pantalla cuenta con sus botones de uso normal: encendido, volumen, etc...Pero añade también un botón adicional para cambiar de forma rápida entre modo Android y Windows 8. El cambio es inmediato, apenas un segundo, siendo a nivel de hardware. Si activamos el modo de uso remoto de Windows 8 bastara con separar la pantalla de la base y el sistema entrara en el modo de control remoto. Todo está pensado al detalle y el funcionamiento está exento de problemas aparentes.

Diseño y periféricos

Diseño y periféricos.

El Transformer AIO tiene unas medidas compactas de 466mm y 294mm de ancho y alto con una profundidad de unos 80mm en una carcasa compacta que aloja las “tripas” x86. La conexión a la base es realmente sencilla y sólida y el pie del conjunto, fabricado en buena parte en aluminio, se puede inclinar hasta en 30 grados para un control táctil excelente.

ASUS incorpora al Transformer AIO todo lo necesario para su uso. Esto incluye un conjunto de teclado y ratón inalámbrico donde el teclado, bajo mi punto de vista, se ha llevado lo  mejor. Acabado en aluminio con teclas directas tanto para Windows 8 como para Android con un espesor reducido, un diseño elegante y un tacto sólido y de buena respuesta en formato chiclet.

El ratón es elegante también, trabajado en aluminio, con sensor laser y botones principales con buena respuesta. El problema está en un sistema de scroll táctil con una respuesta de movimiento lograda pero con una sensibilidad que roza lo insensible por lo que hacer scroll con él consigue un resultado o nulo o de desplazamiento demasiado largo y veloz. Espero que ASUS pueda dar solución a esto mediante software porque sino la mayoría de usuarios acabaran cambiando de ratón.

El teclado y ratón usan un mismo receptor que está pensado para colocarse en la única entrada USB 2.0 de la PC Station. Es la posición pensada por el sistema para poder compartir periféricos tanto en Windows 8 como en Android. El resultado es perfecto, con un cambio inmediato y sin ningún tipo de pega. Además al ser a nivel de puerto podemos optar también por nuestros propios periféricos y funcionaran también perfectamente con el cambio automático entre Windows y Android.

Rendimiento y autonomía

Rendimiento y autonomía.

El disco duro, a pesar de ser mecanico, es una unidad veloz con casi 200MB/s de

velocidad de transferencia.

Una de las cosas más apreciables del Transformer AIO es su pantalla de 1920x1080 puntos que nos permite tener un escritorio muy generoso y a la vez una excelente definición.

La inclusión de una gráfica dedicada de Nvidia nos permite acceder a tecnologías como CUDA aunque habría que ver hasta que punto CUDA sería mejor que Quicksync de Intel en versiones de procesador con la Intel HD Graphics 4000. Sea como sea tendremos un buen soporte multimedia de creación y reproducción sin saturar el procesador.

La gráfica Geforce GT 730M en este modelo peca de disponer de memoria DDR3 y se queda en tan sólo 28GB/s de ancho de banda. Esto limita algo el rendimiento de sus 384 motores de shaders pero aun asi nos permite jugar a Diablo 3 en calidad media-alta, resolución 1920x1080, sin FSAA por encima de los 30FPS.

En calidad media a 1920x1080 tambien podremos jugar a World of Tanks con una calidad buena de mas de 40FPS. Suficiente para disfrutar destruyendo los blindados enemigos.

El índice de Windows es bueno. El disco mecénico no es un SSD pero se comporta bastante bien y el único punto flaco, poco cuidado bajo mi punto de vista, es no haber montado la gráfica dedicada con el bus GDDR5 que le daría el doble de ancho de banda al motor gráfico.

Análisis y conclusión

Análisis y conclusión.

AIOs los hay para todos los gustos. Pantallas pequeñas, grandes, prestaciones ajustadas, gran rendimiento….pero no hay ninguno que ofrezca dos mundos en un único conjunto con unos resultados tan sólidos y compenetrados como el ASUS Transformer AIO. Es una pequeña maquina casi perfecta para nos permite disfrutar con clase de dos plataformas completamente diferentes. Una gran Tablet para entretenimiento y acceso rápido a nuestra información y un completo sistema x86 de gran potencia para poder realizar cualquier tarea doméstica, también jugar, así como profesional en entornos donde el espacio y el diseño sean una opción o una necesidad.

ASUS ha hecho algo muy difícil con este modelo, calidad y complejidad de aunar plataformas, y encima nos lo ofrece a precios de AIO de prestaciones medias. Para mi es una de las mejores opciones del mercado al que solo le falta un mejor ratón y un disco SSD para ser prácticamente perfecto. Por menos de 1000 Euros nos llevaremos un Tablet grande, para esos momentos en familia o de entrenamiento personal, y un PC muy capaz. Se lleva nuestro reconocimiento más importante como “elección del editor".

  • Producto: ASUS Transformer AIO P1801
  • Fecha: 25/03/2013 20:30:46
Secciones: Sobremesas Tablets