ASUS PB287Q. 28 pulgadas de ultra alta definición

por Javier Rodríguez 26/05/2014 3
Pantalla
Resolucion
Entradas
Precio
Web
28 pulgadas
3840x2160
2xHDMI, 1xDP 1.2
699 Euros

Introducción y panel TN

Introducción

La tecnología 4k es una nueva revolución óptica tanto para el mundo de la informática como de la electrónica de consumo. Requiere esfuerzos de varios componentes, nuevos tipos de conexiones existentes pero poco usadas y mucho más recursos técnicos. Si sumamos a los requisitos que hasta hace poco no podíamos encontrar monitores por menos de 3000 Euros, 1000 en el caso de algunos modelos lanzados a principios de año, pero aún lejos del presupuesto de muchos usuarios acostumbrados a pantallas de calidad por menos de 300 Euros.

El primer paso esta dado con una nueva generación de monitores 4k con pantallas de 28-30 pulgadas que se acercan más a los 500 Euros que a los 600. Esta nueva generación de pantallas, a la que se ha sumado un buen número de importantes fabricantes, pide también algunos sacrificios para acércanos a este nivel de definición.

Panel TN

Sin duda estamos hablando de un monitor profesional, o al menos para usuarios que tengan la capacidad de albergar una pantalla de grandes dimensiones y cuyo precio no es tampoco una ganga. Actualmente podemos encontrar buenos monitores por menos de 250 Euros así que sin duda creo que podemos estar hablando de un monitor profesional. El problema es que su panel, el que ha permitido esta reducción rápida y drástica del precio, no es profesional.

Estamos hablando de un panel TN, seguramente el sistema más extendido de pantallas LCD, con sus propios puntos fuertes y débiles. Entre sus fuertes podemos encontrar que es un panel barato de fabricar y que tiene los tiempos de respuesta más rápidos de cuantas tecnologías hay hasta el momento.  Esto hace que sea también la base de casi todos o todos los monitores para jugadores con alta frecuencia de refresco y latencias medias entre los dos y los cinco milisegundos.

Sus puntos débiles son importantes, sobre todo para un monitor de gama alta. Entre ellos ángulos de visión reducidos, comparados con otras tecnologías, y también menos precisión de color. Concretamente es difícil ver pantallas TN con más de 6-Bit por canal cuando otras tecnologías pueden alcanzar hasta los 10-Bit por canal.

La tecnología TN nos acercara la resolución 4k al común de los mortales pero tenemos que ser capaces de asumir estas pérdidas por el bien de una resolución superior y, sin duda, sorprendente.

Prestaciones técnicas

Prestaciones técnicas

Lo primero y casi mas importante. Es que este monitor soporta una resolución nativa de 3840x2160 puntos con una frecuencia de refresco vertical de 60Hz. Este punto es importante porque algunas de estas pantallas baratas, de 28”, que empezamos a ver no superan los 30Hz puesto que no incorporan la tecnología conectiva adecuada para desarrollar esa frecuencia vertical.

Para lograrlo necesitaremos un interfaz HDMI 2.0 o un interfaz Displayport 1.2. Pantallas con el HDMI 2.0 de momento se cuentan con los dedos de una mano y en este caso no estamos delante de una de esas pantallas privilegiadas. Pero no hay que temer puesto que sí que cuenta con la tecnología Displayport 1.2, que vemos en ingente cantidad de tarjetas gráficas incluso integradas, y que nos permitirá acceder a esos 3840x2160 puntos con 60Hz de frecuencia vertical.

El tamaño de pixel de este monitor es de tan solo 0.16mm entre puntos con un brillo máximo de 300cd/m2 y un contraste dinámico que ASUS cifra en 10000000:1. Los ángulos de visión son de 170º en Horizontal y 160º en vertical. Los tiempos de respuesta son excelentes con 1ms entre grises y, lo más sorprendente, es que integra una controladora de color de 10bit por canal con una profundidad máxima de 1073.7 millones de colores simultáneos. En realidad tengo dudas de este extremo, notables dudas, y creo que no es el panel el que soporta esta profundidad de color sino la electrónica integrada.

La conectividad del PB287Q es extensa y de calidad. Tres conectores de video de alta definición donde dos de ellos son de tipo HDMI 1.4b con compatibilidad para MHL. Estos conectores admiten resoluciones 4k a 30Hz. Si queremos disponer de toda la capacidad de esta pantalla deberemos hacer uso del conector Displayport 1.2 que integra y además deberemos habilitarlo. Para acceder a estos modos nuestra grafica no solo debe ser compatible  con este estándar sino además contar con al menos 1.5GB de memoria RAM para dar sustento a sus más de 8 millones de pixeles, a 60hz de tasa de frecuencia vertical y a una profundidad de 10bit por canal. Solo cuenta con un conector DP 1.2 así que tendremos que dedicarlo únicamente a una maquina con esta capacidad.

El PB287Q integra también entrada de audio y salida de audio por si queremos centrar también la conectividad analógica de audio por el monitor. Los altavoces integrados tienen una potencia de 2W RMS y son una pareja así que tendremos una potencia total de 4W con audio estéreo. Se integra DSP y DAC así que si conectamos el audio por los conectores digitales (Todos en este monitor) podremos disfrutar del audio directamente sin necesidad de tarjetas de sonido.

Se echa de menos un hub de puertos USB 3.0 para facilitarnos la conectividad de periféricos al monitor. Muchos monitores cuentan con esto, incluidos muchos modelos de ASUS, y es algo realmente útil. Un valor añadido muy importante.

Otras características

Otras características

Las grandes prestaciones de este monitor las encontramos sin duda en su resolución combinado con su precio. Pero este monitor no deja de ser un monitor de la gama profesional de ASUS y como tal disfruta de algunas prestaciones añadidas realmente interesantes y un cuidado proceso de fabricación y una garantía de primera.

Uno de los elementos que más me ha gustado de estas prestaciones fuera de los números puros y duros lo encontramos en su OSD que tiene no solo una gran capacidad de configuración para los usuarios más avanzados, también para una calibración profesional, sino que además trae algunos trucos en pantalla realmente útiles. Uno de estos trucos es la función PBP y PIP de que dispone. El modo PBP nos permite mostrar dos fuentes digitales en pantalla al mismo tiempo. Hay que recordar que este monitor son cuatro pantallas 1080p puestas en 2x2 así que de este modo podemos tener dos imágenes perfectas 1080p sin pérdida de calidad. Otro modo interesante es el PIP que nos permite tener una imagen sobre la principal. Además podremos cambiar el tamaño y la posición de esta pantalla superpuesta según nuestras necesidades. De este modo podemos sacar partido doble y simultaneo a una pantalla excelente y de gran tamaño.

El PIP nos permite enfocar una de las entradas pero no perder de vista otra de las entradas. Muy útil.

El PBP nos permite dos imágenes completas, de lado a lado a 1920x1080 de resolución. Quizás en un futuro, no en esta pantalla, podamos hacerlo con cuatro entradas simultáneas.

Otras dos tecnologías propias de ASUS le dan ese añadido profesional que esperamos de un monitor de 600 Euros. Por un lado el sistema ecualización de color “Splendid” de ASUS que nos permitirá acceder a varios modos de ajustes de color rápido para cada tipo de tarea ya sea leer, jugar, ver películas, etc. Todo rápido y con resultados optimizados en fábrica.

Además está el sistema “QuickFit” de ASUS que nos permite montar imágenes superpuestas, con sombreado del resto de zonas, de formatos de impresión a su tamaño real. De este modo podemos componer nuestras imágenes o impresiones a una escala real. Es un sistema que además nos permite diferentes rejillas de alineación, etc. Es todo un complemento para el profesional de la imagen aunque ciertamente este panel no es el más adecuado para este tipo de trabajos. Aun así se agradece que ASUS lo añada.

Seleccionamos el modo de visualizacion....

...Y el resultado es este. Una zona focalizada trabajando a tamaño real.

28 pulgadas

28 pulgadas

Esta pantalla tiene un formato profesional, no es un televisor, es un monitor en condiciones y cuenta por tanto con una peana de sustentación y un formato que hace honor a su categoría.  El perfil no es muy reducido la verdad pero su peana pivotante y su fijación VESA 100 hacen que podamos utilizarlo del modo más conveniente ajustándose a todo tipo de situaciones.

Podemos verlo en vertical y tiene notables niveles de ajuste en altura e inclinación. Esto hace que podamos configurar este monitor de forma que se ajuste tanto a nuestra altura, gustos y como no, a formas como la posición vertical que cada día es más apreciada para cierto tipo de tareas como navegar (prueba en tu teléfono o Tablet a ver que prefieres). Aunque ciertamente me resulta un poco raro ver monitores de 28” en vertical pero sin duda algún usuario lo encontrara la solución adecuada para sus necesidades. Lo bueno es que la posibilidad está ahí, gracias a una peana bien pensada que además nos permitirá colocar el cableado también de forma organizada.

Los botones son traseros, bastante incómodos, y solo hay unas marcas en el frente para localizarlos. Sin descripción básica, nada.

Un monitor de 28” nos ofrecerá el espacio adecuado para trabajar con resolución 4k sin demasiado esfuerzo visual y sin tener que escalar imagen en Windows o MacOS. De este modo tendremos un escritorio superlativo con el que la multitarea cobra un nuevo sentido. Es como tener un Eyefinity de pantallas de 1080p de cuatro pantallas simultáneas. Como digo la productividad se magnifica en un escritorio de estas dimensiones y el tamaño de punto, en una pantalla de 28”, se mantiene en unos niveles que es “soportable”.

Esta imagen lo dice todo. Foto de una de nuestras placas a tamaño real y mi teléfono conectado por MHL.

Yo que he tenido la oportunidad de probar esta resolución de pantalla tanto en 32 pulgadas, como en 24”, creo que en estas dimensiones la mayor parte de los usuarios encontraran el equilibrio entre tamaño y definición. Los modelos de 32” son demasiado grandes para trabajar a distancias cortas y los modelos de 24” hay que ser bastante valiente para usarlos sin escalar iconos y texto.

Análisis y conclusión

Análisis y conclusión

De este tamaño vamos a encontrar una gran variedad de modelos de los principales fabricantes, esto sin duda hará que pronto bajen aún más los precios, pero con el ASUS tendremos una opción muy interesante, que si soporta 60Hz, con un formato profesional y donde solo echaremos de menos una mejor reproducción de color. Comparado con modelos IZGO de 32” o el AH-IPS de 24” de Dell este monitor queda lejos en calidad de imagen. Para los jugadores si encontraran en él una solución más adecuada con una velocidad de respuesta más ágil. Si debo recordar a esos jugadores que mover una resolución 4k será mucho más exigente que monitores gaming de tipo 1080p que además podemos encontrar con frecuencias verticales más elevadas.

Para el que busque espacio de trabajo el ASUS PB287Q le acercara una forma profesional de conseguir ese espacio excepcional que ofrece un monitor 4k nativo. Es para este tipo de usuario donde sin duda el ASUS será una solución  perfecta ya que no hace falta una gráfica de gama alta para mover su resolución en las plataformas más extendidas y nos permitirá trabajar y ejecutar tareas multimedia con una definición y un espacio de trabajo hasta ahora desconocidos para el usuario normal sobre todo por los precios existentes hasta ahora.

La clave es si podemos vivir con un panel TN, que han mejorado también mucho con el tiempo, y en mi opinión creo que merece la pena pasar por este tipo de panel, siempre y cuando sepamos cuáles son sus carencias, y disfrutemos de una nueva generación de definición que quizás todavía no se pueda aprovechar mucho a nivel de contenidos multimedia pero si como herramienta de trabajo para cualquier sistema operativo moderno y también para disfrutar de lo mejor que puede ofrecer el mundo del juego en PC.

  • Producto: ASUS PB287Q
  • Fecha: 26/05/2014 23:39:45
Secciones: Monitores