Portatil Gaming ultraligero MSI GS60 Ghost

por Javier Rodríguez 12/06/2014 4
Procesador
RAM, SSD
Gráfica
Precio
Web
Core i7-4700HQ
16GB, 128GB + 1TB HDD
Geforce GTX 860M Kepler
1560 Euros

Introducción

La mayoría de nosotros ya no nos conformamos con potencia. Ahora queremos portátiles estéticos, ligeros, compactos pero que mantengan unos mínimos que para nosotros son importantes como una capacidad de juego notable. En el GS60 encontraremos buena parte de estos requisitos y un formato moderno, delgado y bastante ligero para ser un portátil de grandes dimensiones.

El GS60 Ghost es más delgado, 2mm, y más de medio kilo más ligero que el GS70 pero también le vamos a exigir otras mejoras como un mejor control térmico de su procesador, donde no tengamos throttling por la escasa capacidad de ventilación.

Prestaciones técnicas

Lo más común es que en España encontremos dos variantes de este modelo con diferencias en la tarjeta gráfica y en el sistema de almacenamiento. Nosotros hemos recibido el más básico de los GS60 que ronda un precio de 1580 Euros. Con esta importante inversión recibiremos un portátil realmente capaz. El modelo más caro duplica la capacidad del disco SSD, además con un sistema RAID 0, y la gráfica aumenta a una Geforce GTX 870M, su precio ronda los 1800 Euros.

Este portátil tiene un perfil de unos 20mm de espesor. 2Kg de peso.

El procesador elegido por MSI es un Haswell Core i7-4700HQ con cuatro núcleos y ocho hilos de proceso. Un gran procesador con frecuencias nominales de 2.4GHz con modo turbo de hasta 3.4GHz. Un procesador de gama alta, potente como un sobremesa Sandybridge, y donde se nos presenta el primer efecto colateral de la reducción del espesor y por tanto de la capacidad de refrigeración de este portátil. MSI ha limitado los modos turbo de este procesador a un máximo de 3.2GHz, un 6% menos de rendimiento, aunque ciertamente mantiene muy estable la frecuencia de 3.2GHz en carga lo cierto es que aquí tenemos la primera limitación de rendimiento para el usuarios.

En nuestras pruebas de carga el procesador nunca paso de 3.2GHz, con temperaturas máximas de unos 85º, que están dentro de las especificaciones de este procesador ya que puede trabajar sin throttling hasta los 100 grados. Sin duda el turbo se ajusta en diferentes parámetros pero ni tan siquiera en el arranque de carga, con temperaturas mucho menores, hemos visto superar esa frecuencia de 3.2Ghz así que sin duda creemos que esta limitación está ahí de fábrica. También comprobamos la gestión de energía de Windows para asegurarnos de que no hubiera limitaciones en esta prueba.

En esta captura podemos comprobar la limitación, la hay, sin lugar a dudas. Pinchad para ampliar.

Al procesador se le acompaña con 16GB de RAM, que es el máximo que admite, de tipo DDR3L a 1600MHz. El almacenamiento viene a cargo de una solución doble. Por un lado un SSD de 128GB, el portátil admite también sistemas raid mSATA, y un disco mecánico de 1TB para almacenamiento. El sistema operativo incorporado de serie es Windows 8.1.

La conectividad inalámbrica viene a cargo de un chip Intel 7600 que capacita a este portátil para el acceso a redes de doble banda, 2.4 y 5Ghz, además de tecnología AC. El chip también proporciona tecnología Bluetooth 4.0 sin necesidad de módulos añadidos.