Corsair K70 RGB Gaming Mechanical Keyboard

por Javier Rodríguez 26/09/2014 9El Mejor Teclado
Formato
Iluminacion
Conectividad
Precio
Web
Teclado mecanismo Cherry rojo
RGB configurable con efectos
USB 2.0, conector doble.
169 Euros.

Introducción y datos técnicos

Introducción

Ciertamente la moda de los teclados mecánicos para jugar es imparable y como en este sentido hay poco que inventar (aunque quizás pronto veamos toda una revolución de sistemas híbridos a precios más económicos) los fabricantes se afanan en mejorar sus diseños y ampliar prestaciones en otros elementos que también se han convertido fundamentales en el gusto de los usuarios por este tipo de teclados. Para mí uno de estos elementos añadidos, al propio teclado en sí, es una buena retroiluminación y en el caso de un teclado gaming de gama alta, como éste, la tendencia es a sistemas de iluminación muy avanzados y, posiblemente, Corsair tiene ahora mismo el más desarrollado de la industria.

Los datos

Aparte de polémicas con el nuevo logo de la gama gaming de Corsair (que parece que finalmente han cambiado al logo tradicional), que personalmente ni me gusta ni me disgusta, creo que es fácil que se pierda el enfoque adecuado que debemos tener tanto nosotros para analizar este tipo de producto como para sus posibles propietarios puesto que toda su promoción y atractivo parece basado en su sistema de iluminación y creo, sinceramente, que no se haría justicia a este producto si nos centramos únicamente en esta nueva prestación que, por otro lado, parecía tan esperada.

El Corsair K70 RGB, debemos recordar, no es el modelo de gama más alta de Corsair. Ese título lo mantiene el K95 RGB, y por tanto nos encontraremos, a pesar de sus 170 Euros de coste, con algunas limitaciones que para muchos pueden ser de cierta importancia. Tampoco es el modelo más básico ya que ese honor lo recoge el K65 que es un modelo más corto, sin teclado numérico (que es precisamente el modelo que encaja con mi estilo de uso), y por tanto con menos teclas. Las diferencias entre el K70 y K95 viene a ser la misma, menos teclas en el K70 que en el K95.

El K95 ofrece todo un panel de teclas de función que sin duda pueden ser muy útiles para ciertos tipos de jugadores y cuando digo esto estoy pensando en jugadores de MMO.  Las diferencias de precios entre ambos no es muy grande: 149 Euros el K65, 169 Euros el K70 y 189 Euros el K95. Ninguno es barato pero cambiar de un formato a otro tampoco supone un desembolso descabellado sobre todo si ya estamos metidos en faena. Además con el K95 recibimos también un conector USB para que podamos encadenar teclado y ratón al mismo conector del PC (aunque este teclado requiere dos puertos USB como veremos después) y ahorraremos cableado por la mesa.

Centrándonos en el Corsair K70 RGB, que es el que nos compete, puedo adelantaros que la variante que se venderá con distribución de teclado en castellano es la que usa mecanismos Cherry rojo. Fuera la podremos encontrar en variantes marrones y azules y seguramente alguno se lleve una pequeña decepción porque parece que el mecanismo que está de moda es el azul por su doble respuesta al pulsar. Personalmente prefiero el negro, o el rojo, así que yo estoy contento con el resultado. El marrón ofrece poca resistencia, el rojo es una resistencia media-alta, el negro es resistencia máxima y el azul, como digo, es una resistencia media con doble “clic” en entrada y salida. Todos tienen el peculiar sonido mecánico de Cherry y todos ofrecen una durabilidad superior y una respuesta sublime para que el jugador pueda poner sus sentidos fundamentales, vista y oído, en el juego.

El Corsair K70 RGB cuenta con sistema NKRO (N-Key Roll over) “anti-ghosting” para que los jugadores más ágiles tengan un canal sin limitaciones entre el ordenador y su método de juego. Admite hasta 104 pulsaciones simultáneas. Es capaz de conectar por USB con un enlace de 1000Hz, 1ms de tiempo de respuesta, que podemos personalizar a nivel de hardware en cuatro niveles mediante un switch trasero. El teclado tiene además un modo “bios” de legado para que no tengamos problemas para entrar en la bios con el incluso en equipos antiguos.

Este teclado, y sus hermanos, requieren de dos conectores USB y usa un cable con doble conexión y un grosor poco convencional por no decir el más grueso que he visto nunca en un teclado. Con ello se asegura una buena alimentación de sus leds y un comportamiento adecuado ya tengamos un PC con mucha potencia en los puertos, o no.

El Corsair K70 RGB cuenta con más de 120 teclas entre las que encontraremos las habituales 101-102 de una distribución clásica más teclas multimedia adicionales, un control analógico para el volumen del sistema, una tecla de bloqueo de tecla de Windows y una tecla para apagado y encendido del sistema de iluminación. No tiene teclas de función pero cualquiera de ellas, todas y cada una, es programable con funciones avanzadas, funciones multimedia, ejecución de macros, macros anidadas, modos de ilustración y un largo etcétera.

Es completamente programable gracias a su avanzado procesador integrado y su memoria de almacenamiento con el que podremos guardar perfiles completos que podremos usar en cualquier PC aun sin instalar software o perfil alguno. Técnicamente es un modelo muy capaz pero ahora hay que centrarse en su forma, diseño y ergonomía y en qué resultado da en estos importantes factores que son tanto o más importantes que la técnica.

Formato y construcción

Formato y construcción

El Corsair K70 RGB es un teclado de prestaciones excelentes que viene en un formato realmente interesante. Montado sobre una cubierta de aluminio cepillado y anodizado en negro donde el mecanismo reposa sobre esta base en una solución completamente abierta donde cada tecla queda por encima del perfil del propio teclado al menos en un 40% de la altura natural del mecanismo. Normalmente todo el mecanismo queda bajo la cubierta superior y solo sobresale la tecla en reposo quedando ésta oculta en parte cuando la pulsamos. En este teclado la tecla siempre está por encima del perfil de apoyo.

Esto permite que el teclado tenga el aspecto de un perfil mucho más reducido que el que solemos encontrarnos en un teclado mecánico. De todos modos no debemos dejarnos confundir ya que la altura del conjunto, hasta donde alcanzan las teclas, es más o menos el normal. Lo mejor es que este teclado tiene un buen reposamuñecas extraíble, de tacto suave, que iguala muy bien el ángulo de uso del teclado y resulta bastante cómodo.

En esta imagen vemos el perfil del teclado, sin peanas extendidas. y también apreciamos el diseño ergonómico de cada una de las teclas.

Todos leds del teclado quedan completamente descubiertos y eso se traduce en bastante fuga de luz a través de los laterales de cada tecla. Aun así los leds usados son bastante potentes y por tanto la luminosidad es bastante buena. El cableado, que ya hemos descrito como USB, sale desde el centro del teclado. Otro de los elementos interesantes del diseño del K70 es que cuenta con un sistema de doble peana para levantar el teclado tanto por la parte frontal como por la parte trasera. De este modo podemos ajustarlo aún más a nuestros gustos o necesidades.

A la izquierda la peana superior, y la derecha la peana inferior.

Su aspecto delgado se combina con un formato bastante cómodo de teclado convencional con zona numérica. Pesa algo más de 1Kg, cosa bastante habitual en teclados mecánicos, y sus dimensiones son de 438x163x24mm, datos oficiales, pero lo cierto es que Corsair solo mide hasta la base de cada tecla cuando su altura real, hasta el filo de la tecla más alta, es de 38mm medido con calibre. Una dimensión normal y natural en un teclado con mecanismo Cherry MX y aun así unos 5-6mm más corta que otros teclados mecánicos de primer orden.

La iluminación

La iluminación

Casi puedo sentir vuestra ansia desde aquí esperando esta sección de nuestra "review". El Corsair K70 RGB estrena la nueva tecnología de iluminación de 16.8 millones de colores que dentro de poco poblará todos y cada uno de los mejores periféricos gaming de Corsair. Este sistema no solo permite una calidad de color completamente personalizable, con tres niveles de brillo, sino que además es configurable por todas y cada una de las teclas del K70. Es decir, a cada tecla podemos configurarla con su color diferenciado, y su tonalidad, aunque como es lógico, quizás en parte el diseño del K70 tiene parte de culpa, el color se ve afectado por el color de las teclas adyacentes.

Foto con buena iluminación ambiental, luz diurna que entra frontalmente por una gran ventana.

Captura con luz mucho más reducida, de noche, con escasa ilumiación de la habitación.

Sea como fuere la iluminación es espectacular y no solo por lo colorido, que impresiona, sino porque además podemos usar diferentes tipos de efectos que podemos configurar en zonas del teclado. Tantas zonas como queramos, varios tipos de efectos (pulsante, fijo, degradado, radial,…) que podemos activar por pulsación o en ciclos. Los efectos además también pueden ser en color, completamente configurables, por lo que se consigue un resultado a medida de cada usuario.

Podemos tener varios perfiles de iluminación, que podemos incluso grabar en el teclado para no necesitar de software en cada PC que lo conectemos, y podemos activarlos manualmente o según las aplicaciones que ejecutemos. Es un sistema realmente completo que detallaremos más en la sección de software de este análisis.

En el siguiente vídeo os dejo un pequeño ejemplo de todos los diferentes tipos de efectos en diferentes zonas del teclado trabajando al unísono:

Software, programación y configuración

Software,  programación y configuración

Este teclado tiene uno de los paneles de control más extensos y completos que haya visto en un teclado. Es complejo, sin duda, pero también potente. Las teclas son completamente programables, salvo un par de ellas que son las dedicadas al control de iluminación y al bloqueo de la tecla de Windows. No existe tecla de función, me refiero a tecla que añada función a cualquier otra tecla, pero todas y cada una son personalizables para ejecutar “macros”, conjuntos de comandos, texto completo, modificaciones de comportamiento del ratón (ajuste de dpi, modo “sniper”,…), etc.

Podemos tener cuantos perfiles deseemos instalados en nuestro PC e incluso podemos exportar e importar perfiles nuestros o de otros usuarios. El sistema de macros permite grabación con latencias en tiempo real, repeticiones de las acciones  con varios condicionantes, ejecución de otras macros acabada la principal (un scripting en toda regla), etc. También podemos programar teclas para ejecutar funciones multimedia y por supuesto cada perfil se puede activar automáticamente dependiendo de la aplicación que tengamos abierta. Los perfiles se pueden grabar en la memoria del teclado para no necesitar del software de Corsair si trasladamos nuestro teclado a otro ordenador.

La programación de este teclado se acompaña de un OSD en pantalla que nos permitirá conocer qué acciones o condicionantes ejecutamos con los diferentes comandos de nuestro teclado. Sin duda es un sistema completo y también algo complejo que deberemos dedicar algunas horas antes de poderle sacar todo su partido. Hay que decir que está completamente en castellano y eso facilitará mucho el trabajo a muchos usuarios.

Una de las cosas más confusas, al menos al principio, es cómo configurar la iluminación del teclado puesto que tenemos extensas funciones a este respecto. Podemos tener varios modos de iluminación por perfil, múltiples efectos, zonas diferenciadas en el mismo modo con efectos completamente diferentes y diferentes configuraciones de velocidad, afectación de área, ángulo en cada efecto. Es un sistema complejo y potente donde echamos de menos que Corsair dé algunos perfiles “predeterminados” con los que el usuario tenga un punto de partida, a modo de tutorial directo, de cómo sacar partido a este sistema tan elaborado pero a la vez tan espectacular.

Podemos personalizar decenas de efectos de iluminación y luego aplicarlos a las zonas preconfiguradas.

Análisis y conclusión

Análisis y conclusión

El Corsair K70 RGB es un teclado de precio elevado, 160 Euros, pero sin duda es una pieza bastante única en el mercado actual. Combina una buena elección de mecanismo, un diseño poco convencional y muy cómodo, un formato completo y clásico, controles multimedia, una iluminación vibrante y unas tremendas posibilidades de personalización.

Su punto más llamativo sin duda se encuentra en su iluminación led RGB que permite a cada una de las teclas del teclado adoptar un color personalizado completamente entre una paleta de más de 16 millones de colores. Su sistema de programación es espectacular y es sin duda uno de sus grandes atractivos. Aún así echo de menos algunos modos de efectos predeterminados más elaborados y quizás un paso más allá en este tipo de efectos de color como podría ser el cambio de tonalidad según los colores presentados en pantalla como hacen algunos televisores con el sistema “ambilight” de Philips. Eso daría más profundidad si cabe a nuestras sesiones de juego. Es solo una idea de cómo los fabricantes, Corsair también, deberían ir buscando más elaboración en sus efectos de iluminación y no buscar solo las posibilidades de personalización por parte del usuario.

Dicho esto creo que Corsair está sabiendo mantener alto el listón en cuanto a sus periféricos gaming se refiere, sobre todo en teclados, y no sé si éste puede ser uno de los mejores teclados del mercado pero sin duda es el mejor que ha pasado por nuestras manos.

El Mejor Teclado

Corsair K70 RGB Gaming Mechanical

Del 26/09/2014 al 09/05/2015

  • Este producto fue El Mejor Teclado del mundo según los análisis de GEEKNETIC.
  • Del 26/09/2014 al 09/05/2015
  • Producto: Corsair K70 RGB GMK
  • Fecha: 26/09/2014 11:44:43
Secciones: Teclados