ASUS ROG GR8

por Javier Rodríguez 10/10/2014 8
Procesador
T.Gráfica
Otros
Precio
Web
Core i7-4510U
Geforce GTX 750Ti
Miracast, Wifi-AC, Optimus
999 Euros

Introducción y especificaciones técnicas

Introducción

No sé si alguno de vosotros coincide conmigo pero cada día me resulta más atractivo la idea de un equipo compacto con la potencia suficiente para los que buscamos una maquina sobre todo para trabajar pero que no nos deje de lado a la hora de disfrutar de uno de nuestros hobbies favoritos que no es otro que jugar con el PC. Tamaño y peso y gráficos potentes no suele ser una ecuación sencilla de resolver pero hay puntos intermedios que pueden satisfacer no al usuario de graficas de 1000 Euros y procesadores de 8 núcleos pero si para aquellos que no requieren tanto, que juegan a resoluciones más habituales, pero que no por ello quieran depender de una gráfica integrada con la que jugar a poco más que el Angry Birds.

El ASUS ROG GR8 es una de las dos interpretaciones de Steam Machines que ASUS prepara para finales de año. Este modelos será el más bajo en especificaciones técnicas de los dos (el otro es el GR20 de formato más grande) pero aun así es una maquina bastante cara con un coste, impuestos incluidos, de 999 Euros con la configuración de referencia que conoceréis en este análisis.

Nosotros hemos decidido empezar por el ASUS ROG GR8, que en mi opinión es un modelo muy atractivo con un formato poco convencional, prestaciones muy equilibradas, un comportamiento excelente y con buenas y sencillas opciones de aplicación por parte del usuario.

Prestaciones técnicas

El ASUS ROG GR8 está diseñado para ser un PC elegante. Elegante en su funcionamiento y con esto quiero decir que está pensado para ser un ordenador fresco, silencioso y con un consumo ajustado. Eso no quiere decir que su diseño modernista a mí me parezca también muy interesante pero esto, como es lógico, cabe a la interpretación personal.

Su maquinaria está basada en procesadores de bajo consumo de arquitectura Haswell en una de sus versiones más recientes como es el Core i7-4510U. Este procesador de doble núcleo y cuatro hilos de proceso cuenta con 4MB de cache de tercer nivel y trabaja en modos turbo hasta los 3.1GHz. Una frecuencia notable para un procesador que consume apenas 15w incluida su grafica HD Graphics 4400.

A este procesador, de portátil de bajo consumo, se le acompaña, curiosamente, con una gráfica de sobremesa como es la Geforce GTX 750Ti. Una gráfica de consumo contenido, menos de 70w y que ofrece el rendimiento muy interesante y solvente sobre todo si nos mantenemos en resoluciones de 1080p (para jugar) y que perfectamente soporta monitores 4k (para trabajar o multimedia y jugar, me temo, solo en ventanas con resoluciones que estén sobre los 1920x1080 puntos).

No hay posibilidad de overclockear el procesador pero os puedo asegurar que la GeForce 750ti ofrece buenas posibilidades en este sentido y es completamente configurable a través de la aplicación GPU Tweak de ASUS.

Esta gráfica cuenta con 640 motores de shaders y arquitectura Maxwell y ya en otras ocasiones nosotros mismos la hemos elegido como una solución muy capaz para equipos compactos donde se busque un buen equilibrio entre consumo, ruido y resultados. Realmente su gran limitación la encontramos en su bus de memoria, que es de 128-Bit, con 2GB GDDR5 a 5.4gbps y que por tanto se queda por debajo de los 90GB/s. Aun así estos datos son mejores de los que encontramos en muchos ordenadores portátiles gaming de gama media y alta y además mantiene una de las prestaciones interesantes de estos portátiles como es la disponibilidad de la tecnología Optimus para aprovechar el menor consumo de la gráfica del procesador cuando no nos hace falta la potencia de la gráfica dedicada de Nvidia.

Este pequeño ordenador también cuenta con excelentes prestaciones en almacenamiento y capacidad de memoria. Podemos fácilmente acceder a ampliaciones de disco duro, con una segunda bahía muy accesible y vacía y dos slots para memoria DDR3 SODIMM de 1600Mhz de velocidad donde podremos montar hasta 16GB de capacidad de RAM (nuestro modelo de análisis viene con 8GB). Una cifra interesante tanto para jugadores como para usuarios profesionales que busquen un uso polivalente para este pequeño PC.

De serie, al menos nuestro modelo de prueba, encontraremos instalado un disco de 1TB de capacidad y formato mecánico. Es la única unidad de almacenamiento que encontraremos y para acceder a ella tendríamos que desmontar la maquina completamente. Por suerte hay una bahía de 2.5” disponible que se accede a ella retirando un panel para lo que no necesitaremos de ninguna herramienta (aunque luego si tendremos que echar mano de un destornillador de estrella para fijar el disco al chasis).  De este modo los que prefieran tener un SSD, para sistema o para lo que sea, tendrán una fácil ampliación y también económica ya que se trata de una bahía convencional de 2.5” que admite discos de hasta 9.5mm de altura. El interfaz es SATA 6gbps así que tampoco encontraremos dificultades en este sentido.

Video Bios: 

Si queremos usar el SSD añadido como disco de sistema lo mejor es clonar tal cual el disco original puesto que esta unidad usa Windows 8, al menos este modelo, y viene cargado en bios con el sistema “Secure Boot” y por tanto tendremos que mantener la integridad de claves en el disco SSD para poder arrancar desde el. Podemos desactivar también el “Secure boot” pero creo que no es inteligente salvo que no tengamos otra opción.

Vídeo de Análisis: 

Formato y conectividad

Formato y conectividad

El GR8 es un ordenador para jugadores con un formato muy compacto. Apenas 2.5 litros de volumen interno con unas dimensiones que van desde los 44mm de su punto más ancho, a los 240mm de altura, pasando por los 250mm de largo. Realmente compacto con un peso que no llega al Kilogramo.

El diseño es sin duda llamativo y está pensado para funcionar de forma más eficiente en vertical aunque también podemos tumbarlo sin especiales problemas. Aun así mi recomendación es la posición vertical porque es como más “viste” este pequeño PC y además térmicamente es más eficiente puesto que la salida de aire caliente, desde su única turbina de ventilación, mira hacia la cara superior del RG8.

Inexplicablemente no tenemos un lector de tarjetas accesible en el frontal, tampoco en la zona trasera. 

La conectividad es buena, notable, y podemos estar seguros de que nuestro PC hará un buen trabajo como máquina de trabajo y juegos.

A nivel conectivo este PC es muy completo. Encontraremos múltiples conectores USB 2.0/3.0 frontales y traseros, un total de 6, con uno de ellos con modos de carga para dispositivos de más de 2A a 5v. Se acompañan de una conexión Ethernet Gigabit firmada por Intel con el paquete de software de control y priorización GameFirst III de ASUS. Adicionalmente el ASUS GR8 cuenta también con salidas de audio analógicas y digitales, y conectividad de video HDMI 1.4b y Displayport 1.2 con el que podremos, en ambos casos, conectar pantallas y monitores 4k siendo la limitación de 30Hz puesto que la gráfica de Nvidia pasa realmente por las salidas de vídeo de la gráfica Intel integrada en el procesador (requisitos de la tecnología Optimus).

Su Ethernet Intel y el paquete de control y priorización GameFirst III de ASUS no van a conseguir que nuestro ping mejore pero si podremos controlar que nuestro sistema, y sus aplicaciones instaladas y funcionando, no sean un impedimento para jugar con calidad. 

La verdad es que creo que con la elección de un chip gráfico tan eficiente, que tiene “per se” unos controles de energía excelente, el sistema Optimus es una desventaja que no solo nos impide usar pantallas 4k a pleno rendimiento sino que además, según hemos podido probar, también nos impide el acceso a otras tecnologías como es el caso del GSYNC de Nvidia.

Otra cosa que echamos mucho de menos en este modelo, de hecho nos parece incomprensible, es que no contamos con un lector de tarjetas SD en el frontal. Para mí es un fallo importante que nos hace depender de lectores USB.

Curiosamente el led de actividad de disco duro esta detrás del PC y es evidente, por su posición, que es simplemente para diagnóstico.

La conectividad inalámbrica es sobresaliente. Tecnología AC a manos de un chip Realtek de tipo USB con acceso a velocidades cercanas a los 600mbps aunque en nuestras pruebas lo cierto es que ronda más los 400mbps. Una velocidad notable en un montaje extraño puesto que esta tarjeta de inalámbrica, que también ofrece Bluetooth 4.0, es de tipo USB 2.0 y va montada en un puerto USB que a su vez pertenece a una tarjeta de ampliación, conectada a Mini PCI Express,  donde ASUS ha colocado el módulo de video inalámbrico que forma una de las prestaciones más especiales de este ordenador.

La tarjeta gráfica puede trabajar como cliente y también en modo AP para que usemos el PC como un punto de acceso de alta velocidad que comparta su conectividad a internet con otros dispositivos.

Miracast, pantalla inalámbrica y sonido.

Miracast, pantalla inalámbrica y sonido.

El pequeño GR8 de ASUS tiene algunos ases bajo la manga. Sin duda es un ordenador que muchos pondríamos de PC de trabajo, máquina que llevar a LAN Parties o como HTPC con capacidad de juego. Bien para estos sin duda les gustara saber que este PC integra un modo autónomo, directo pulsando un botón, para convertirse en un receptor de video y audio digital mediante tecnología Miracast o como pantalla inalámbrica para Windows 8.1. Esto sin apagar el PC, sin que tengamos que reiniciar, y de una efectividad notable. Incluso mi LG G2, que no es un portento en cuanto a rendimiento en Miracast se refiere, da un resultado bastante interesante.

Video Miracast:

El proceso de conexión es el mismo que usaríamos en cualquier Dongle Miracast que encontramos en el mercado a diferencia de que este va integrado en el PC. Además de esta prestación muy llamativa y poco común en un PC, tenemos que añadir otra para mi aún más notable como es la incorporación de una tarjeta de sonido SupremeFX de ASUS con las mismas premisas de las tarjetas de sonido que encontramos en sus mejores placas base. Esto significa aislamiento a nivel de PCB, escudo para ruido electromagnético y un cuidado diseño de conectores que incluye amplificador para auriculares.

Viene con una buena serie de Codecs, incluido DTS NEO, y un buen sistema de ecualización y configuración. Una necesidad casi ineludible para cualquier buen PC para jugador que ASUS ha sabido cumplir incluso en este formato tan compacto.

Rendimiento general y 3D

Rendimiento general y 3D

Por mucho que aparezca como Core i7 este procesador no es un procesador de 140w de consumo con 8 núcleos y 16 hilos de proceso. Es un procesador de “ultrabook” con un consumo de 15w y su objetivo es doble, consumir poco y aguantar temperaturas altas que reduzcan de forma notable la obligación de una ventilación activa ruidosa. El objetivo de este PC es darnos una capacidad de juego puntual, a niveles medios y con resolución de hasta 1920x1080 puntos, con tasas de frames que rondan los 60fps.

Video Battlefield 4: 

En cuanto al rendimiento general es un poco más rápido que los ultrabooks y procesadores de bajo consumo que hemos probado últimamente, así lo podemos comprobar en PCMark 8, donde sin duda un disco SSD de serie, para el sistema y aplicaciones, le haría ganar en torno a los 300 puntos desde los 2400 que hemos logrado con su disco mecánico principal. 2400 puntos es un resultado para ordenador ofimático con aspiraciones a más y eso puede ser un jarro de agua fría.

PCMark 8 Home Test:

Susto que se nos pasó cuando pudimos jugar a Battlefield 4, esta vez campaña, con una calidad interesante a resolución 1920x1080 con tasas de frames por encima de los 50 FPS en todo momento. Un resultado interesante que nos da una imagen clara de las prestaciones graficas de este pequeño ordenador que son sin duda notables y que garantizan muchos meses de posibilidad de jugar a los juegos más punteros siempre y cuando ajustemos los niveles de calidad a las posibilidades reales del aparato.

Esta gráfica también es un buen aporte de cálculo para aplicaciones multimedia, como la creación de video y audio, conversión e incluso para aplicaciones ofimáticas modernas como Office 2013, Photoshop y un largo etcétera donde también podemos nombrar reproducción de video 4k con consumos demostrados por debajo del 15% de uso de CPU. CPU, que es bueno recordar, tiene solo dos núcleos y cuatro hilos de proceso.

Temperatura y ruido

Temperatura y ruido

He dejado esto para el final porque para mí es uno de los elementos más notables e interesantes de este PC. ASUS dice en sus especificaciones que no pasa de los 28dBA de ruido en carga, en juegos, pero lo cierto es que ronda los 31dBA que, para mí, sigue siendo una cifra excelente más cuando normalmente en casa o la oficina siempre tendremos ruido ambiental que pase de esa cifra y por tanto el ASUS GR8 es un PC que pasa desapercibido completamente incluso cuando jugamos.

La turbina que hemos visto en fotos anteriores apunta a la parte superior del GR8 y tiene un funcionamiento realmente silencioso ademas de encargarse de procesador y tarjetas gráfica.

Las temperaturas de trabajo también son buenas, con unos 65º para la gráfica y más o menos los mismos para la CPU, así que incluso ASUS se ha dejado margen de garantías para que no haya problemas con esta máquina por duras que sean las condiciones ambientales (nuestra temperatura ambiental durante las pruebas eran de 24 grados) en los duros veranos de muchos países, como el nuestro.

69 grados centígrados para una CPU como esta se localiza hasta 40 grados de su margen real de movimiento que puede ser, según especificaciones de Intel, de hasta 100 grados sin que las protección del procesador entren en funcionamiento.

Análisis y conclusión

Análisis y conclusión

Siempre que ASUS lanza un producto bien combinado, aunque con posibles mejoras como la eliminación de la gráfica Intel de un conjunto donde realmente no se necesita, o ese fallo increíble de no disponer de un lector de tarjetas en un PC multimedia que tiene un carácter marcado como excelente HTPC (Home Theater PC). Cosas que no veremos mejorar hasta modelos posteriores y que se enfrentan a un coste real de 999 Euros. Es sin duda un PC compacto caro, y muchos sin duda lo compararán con el Brix 760 de Gigabyte, este último tiene un coste de unos 730 Euros pero le faltan en la configuración la memoria RAM y el disco duro que a poco añaden otros 120 Euros a la ecuación.

Dicho esto y mirando la configuración, el diseño y los elementos especiales y únicos de este pequeño PC creo que es una opción competitiva para un público muy concreto que quiere combinar tamaño, bajos niveles de ruido, posibilidad de jugar con una calidad más que aceptable y un marcado diseño “gaming”.

  • Producto: ASUS ROG GR8
  • Fecha: 10/10/2014 11:52:10
Secciones: Mini PCs