MSI X99S MPower OC Series

por Javier Rodríguez 21/10/2014 8
Socket
RAM
Otros
Precio
Web
LGA2011-v3
DDR4 3000+ 128GB
M.2 Ultra, 3xPEG
250 Euros

Introducción y prestaciones básicas

Introducción

El Chipset X99 se traduce en precios por encima de los 200 Euros, no hay placas más baratas que eso y la media la podemos encontrar más por los 300 Euros que por los 200.  Esto significa que encontrar placas como ésta, bien formada y con prestaciones de calidad, por menos de 250 euros es todo un desafío. MSI tiene a día de hoy las ofertas más equilibradas y está en su versión para overclockers que también saben mirar bien el dinero que gastan.

Un modelo más simple que otras placas que hemos probado aquí, con un carácter marcado para el overclocking, pero accesible y sencilla de usar para los que busquen también una solución para el día a día. Para mí una de las opciones más interesantes del mercado.

Prestaciones básicas

No me gusta repetirme pero lo cierto es que todas las placas base X99 se parecen. La base es la misma, las expectativas del comprador también son similares, y eso marca unos mínimos de lo que debe ofrecer el fabricante y de lo que debe esperar el comprador. En el caso de la X99S MPower de MSI tendremos todo lo necesario para lograr ese sistema de altas prestaciones que cualquiera busca en la plataforma LGA2011-v3 de Intel.

Podremos montar procesadores Core-i7 de hasta 8 núcleos, si optamos por los modelos domésticos de Intel, o modelos de 18 núcleos si optamos por los nuevos Xeon. Estos últimos rondan los 3000 Euros así que salvo que tengamos las cosas muy claras, y un primo en Bankia con tarjeta “black”, no veo muy probable que ninguno vayamos a por uno de estos procesadores para montarlo en esta placa base.

Cuenta con los ocho bancos de memoria DDR4 de rigor, con una capacidad máxima de 128GB de memoria DDR4 de alta velocidad (por encima de los 3000MHz en overclocking) y ese cuádruple bus de memoria que permite a estos sistemas superar los 50GB/s de ancho de banda. Soporta perfiles XMP de Intel y tiene algunos modos de jugar con la memoria bastante interesantes dependiendo del fabricante de las mismas.

El M.2 Ultra se sitúa entre los slots PCI Express. Esto lo limita a largos de 80mm. Quitando el slot PCI Express 1x MSI podría haber alcanzado largos de 110mm en su slot M.2.

La configuración de slots de ampliación también es la adecuada para un equipo de gama alta que quiera presumir de potencia 3D. Cuenta con cuatro slots de tipo PEG aunque su potencial real dependerá de las líneas PCI Expres de que disponga nuestro procesador. En cualquier caso podremos montar hasta cuatro GPU en el mismo sistema aunque si son tarjetas sueltas el límite real estará en tres tarjetas por la separación de doble slot que se suele necesitar para cualquier tarjeta moderna. Aun así creo que tres tarjetas son más que suficiente para el usuario que ponga sus miras en este modelo. Adicionalmente la placa ofrece dos puertos PCI Express aunque ambos coinciden con el segundo slot de disipación de los PEG principales.

Su formato ATX, cumplido a rajatabla, no impide que esta placa base tenga los últimos avances en almacenamiento y un buen número de conectores. Dispone de 8 conectores SATA suministrados por el chipset, con capacidad para múltiples sistemas RAID. Adicionalmente cuenta con un conector SATA Express, de hasta 10gbps, que a su vez se puede dividir en dos puertos SATA 6gbps adicionales. También cuenta con un slot M.2 Ultra con una velocidad máxima de 32gbps gracias a su interfaz PCI Express 3.0 4x. El slot M.2 también soporta SATA 6gbps pero no como parte de un conjunto RAID y admite discos de hasta 80mm de largo.

La conectividad de red viene a cargo de un chip Intel Ethernet Gigabit con soporte directo desde el chipset. Es una de las mejores tarjetas de red que podemos encontrar en la actualidad y es una pena que la placa no cuente con dos de estas para poder acceder a modos Ethernet más avanzados. Aun así es la tarjeta adecuada, la que yo recomendaría, en cualquier placa base que se precie.

 

Diseño y disposición

Diseño y disposición

La MSI X99S Mpower es una placa base sencilla, de las que me gustan, que hace lo que tiene que hacer en el tamaño adecuado y con los conectores que se necesitan. Su diseño es muy simple pero a la vez efectivo. Su diseño de alimentación digital de alta eficiencia consigue reducir las necesidades de disipación a la mínima expresión. La placa tiene únicamente dos disipadores: uno para las fases de alimentación y otro para el chipset. Ambos pasivos completamente y sin ningún tipo de añadido o suplemento. Para mí este tipo de diseños hablan mucho del avance de las arquitecturas de las placas base y chipsets más potentes. Con este tipo de placas nos damos cuenta de cuánto añadido inútil pagamos muchas veces.

La placa es completamente negra con algunos toques de amarillo “radioactivo” en algunos elementos de la placa que se remarcan también con los leds que marcan la separación de PCB para la tarjeta de sonido. Es un diseño sencillo y atractivo que a mí me gusta mucho. La distribución de la placa es casi perfecta. Tiene un pequeño defecto que se puede pasar perfectamente por alto ya que es un conector que no creo que vaya a tener mucho uso. Hablo de la posición del conector Express SATA que está en vertical sobre la placa y por tanto genera un pequeño problema de colocación del cableado. La ventaja es que esta en la zona inferior derecha de la placa y tampoco estorba demasiado aunque sí que desplaza algunos conectores como el de leds y botones frontales. Sea como fuere no está muy bien colocado y sinceramente, contando con un M.2 Ultra, este conector se lo podrían haber ahorrado.

El panel de conectores trasero es sencillo, mucho, pero tiene lo que solemos encontrar también en placas base más caras. A saber: ocho puertos USB 3.0 (solo dos de ellos conectados al chipset), un puerto Ethernet Gigabit, dos puertos USB 2.0 (todos desde el chipset), un conector de legado para PS2, conectores de audio analógicos y digitales chapados en oro y un botón de reset de CMOS.

MSI ha contado con dos chips diferentes para dar cobertura a su gran número de conectores USB 3.0 traseros. Cuatro de ellos mediante un chipset VIA805 y otros dos mediante un ASMedia ASM1024AE. Los otros cuatro que faltan del chipset van a sendos conectores de 19 pines para el frontal. También hay otros cuatro puertos USB 2.0 frontales que salen directamente del soporte nativo del chipset. También encontraremos cinco puntos para ventiladores, PWM, bien situados alrededor del socket y en el frontal de la placa. 

Los dos conectores USB 3.0 frontales estan donde a mí me gustan, debajo del conector ATX principal. Rizar el rizo hubiera sido situarlos ambos en posición horizontal, como está el de la izquierda.

Prestaciones especiales

Prestaciones especiales

No encontraremos aquí tarjetas Wifi-AC 2x2 o 3x3 y tampoco añadidos externos espectaculares. Lo que sí encontraremos es una buena configuración diseñada para el overclocking con múltiples controles en placa que se acompañan también de un buen conjunto de programas que veremos después. A nivel de overclocking la placa cuenta con Display POST, que también marca temperatura del procesador en tiempo real, con múltiples controles en forma de botones y switches. Podremos hacer ajustes rápidos de multiplicador y frecuencias, cambiar los modos de arranque por si usamos LN2 y puntos de toma directa de voltajes. Esta placa cuenta también con un socket desmontable, con taladros, para que sea más fácil el uso de “pots”, para líquidos a baja temperatura.

Botones de control directo en placa

Display POST con entrega de temperatura en tiempo real.

Doble bios, botón de arranque directo a bios y un sistema de alimentación de 12 fases con alimentación doble para CPU de 8 y 4 contactos simultáneos. Un sistema que usa la tecnología Military Class IV de MSI y que se complementa con un sistema de straps BCLK de 100, 125 y 167MHz, mediante un reloj integrado, que facilita deshacerse de las limitaciones intrínsecas al BCLK fijo a 100MHz en estos procesadores. Ayuda a alcanzar todo el potencial del procesador y también a lograr las mayores frecuencias de nuestras memorias.

Socket OC desmontable, con taladros, para montaje de sistemas de refrigeración extrema.

El sistema de alimentación de MSI usa su conocido DRMOS que combina los capacitadores de baja y alta con el controlador en un único die, con sus capacitadores de alta resistencia, sus chokes de alta calidad y su certificación de laboratorios a niveles militares en resistencia térmica. Elementos de calidad que se van trasladando entre generaciones y que en esta ocasión MSI potencia con capacitadores “dark”, con núcleo de aluminio, con más de 10 años de vida media. 

Al sempiterno ALC1150 de Realtek, que es el DSP de moda en casi todas las placas de cierta gama, se le suma un buen conjunto de capacitadores, un buen conversor DAC y un par de amplificadores para que tengamos buena salida de auriculares tanto en el frontal como en los conectores traseros. Todo ello conforma el sistema Audio Boost de MSI que presume de soporte para auriculares planos de monitorización de hasta 600ohmios, de su PCB aislado y de su escudo EMI para el DSP. Todo bien coloreado con leds amarillos en la cubierta del DSP y en el perfil del PCB. Un buen sistema de sonido al que se le echa en falta un panel de control más completo.

Bios y Software

Bios y software

La bios es de tipo UEFI, personalizada en los colores de la gama, pero con las mismas opciones que vemos en el resto de gamas X99 de MSI. Es una bios sencilla, donde todo se configura desde un mismo panel, con un buen sistema gráfico de gestión de ventiladores y de fácil aprendizaje. Cuenta con un buen monitor de sistema, favoritos configurables, y se maneja bien tanto con teclado como con teclado y ratón. Su sistema OC Genie cuenta con tres modos de uso y nos permitirá un overclocking rápido de memoria y procesador. Es bastante efectivo para los que busquen resultados decentes por la vía rápida.

Video Bios UEFI:

El software que se añade con la placa, sobre todo el “command center”, es de una gran calidad y mucha utilidad.  Desde control directo de nuestros ventiladores, o el apagado de ciertas funciones de la placa, hasta la configuraciones de unidades RAMDisk y, como no, el overclocking de nuestro procesador y memorias. Permite monitorización y tiene un aspecto grafico excelente. Además esta gama tiene una versión “lite” más directa para los usuarios más avanzados.

Command Center con control de CPU y ventiladores

Monitor de sistema.

RAMDisk integrado.

ECO Center nos permite apagar elementos de la placa para ahorrar energía.

Con Mobile Control podemos monitorizar y controlar nuestro PC desde el teléfono móvil o tablet.

El panel de control de Audio es uno de los elementos de software menos cuidados de esta placa.

Overclocking y conclusion

Resultados de overclocking

Hasta en este apartado he quedado realmente satisfecho con esta placa. He conseguido la mejor cifra de overclocking estable de toda la tanda de placas que hemos probado con el mismo procesador. 4.6GHz limitándonos a 1.325v como voltaje máximo. Un resultado muy interesante que sí parece refrendar el carácter overclocker de esta placa base.

Análisis y conclusión

Me debo a los datos y a los resultados y dicho esto sin duda ésta no es la mejor placa base que hemos probado últimamente. Otras son más capaces dentro y fuera del catálogo de MSI pero si yo tuviera que comprar mañana una placa base X99 para un procesador Core i7 de 6 u 8 núcleos creo que me decidiría por este modelo de MSI. Tiene un buen equilibrio entre precio y prestaciones, está muy bien fabricada y los elementos fundamentales que necesita un PC de esta índole están y están perfectamente definidos y alcanzados.

Es una gran placa base que cuesta menos de 250 Euros, que nos permitirá instalar hasta tres tarjetas gráficas o cuatro GPUs ya sean AMD o Nvidia, con el slot de almacenamiento más rápido, buena conectividad de almacenamiento, muchos puertos USB 3.0, puertos de legado, software de calidad y con un tamaño estrictamente ATX que la hace más adecuada para sistemas o cajas más antiguas donde queramos ampliar nuestros componentes. Para mi tiene un equilibrio muy adecuado, es una buena opción para overclocking y las bases de fabricación para durar muchos años.

  • Producto: MSI X99S MPower
  • Fecha: 21/10/2014 22:57:45
Secciones: Placas Base