¿Qué es un archivo y para qué sirve?

¿Qué es un archivo y para qué sirve?

por Pablo López 13/08/2020

¿Qué es un archivo?

Un archivo es un elemento que almacena un conjunto de datos para su posterior uso. Estos elementos no son visibles, a priori, para el usuario, además de que no son útiles por sí solos. Todos los datos que conforman un archivo son imprescindibles para el mismo, y solo tienen utilidad para el usuario final si se encuentran dentro del archivo.

Una vez introducido el raro concepto de archivo es mejor poner unos ejemplos para plasmarlo. Una imagen es un archivo, como también lo es una canción, un vídeo, un documento de texto, Excel, PowerPoint… Cualquier elemento individual dentro de un ordenador (virtualmente hablando) es un archivo. Una carpeta, sin embargo, no lo es, pero puede contener varios archivos de todo tipo, lo que nos lleva a comentar que existe una gran multitud de tipos de archivo diferentes.

Un archivo se define mediante un nombre, seguido de un punto y una extensión. Esta extensión suele ser una combinación de letras y números (normalmente solo letras) de 3 o 4 caracteres. Un nombre de archivo válido sería Programa.exe, donde la palabra “programa” es el nombre del archivo y “exe” define el tipo de archivo que es, en este caso un ejecutable para el sistema operativo Windows. De igual manera podemos nombrar un archivo como Imagen.jpg, siendo la extensión “jpg” la propia para imágenes en cualquier dispositivo electrónico.

A lo que nos referíamos en el primer párrafo con esa definición de archivo es que el usuario final utiliza todos los datos que contiene el archivo como si fueran uno solo, funcionando al unísono, y que si falta alguno de ellos el archivo seguramente termine corrupto y no sea útil.

¿Para qué sirve un archivo?

Un archivo puede servir para infinidad de cosas, y esto dependerá de su extensión. Un archivo ejecutable (.exe) sirve para ejecutar una serie de comandos que inician un programa. Un archivo de texto (.doc) sirve para leer los datos que en él hay almacenados mediante un procesador de texto como Word. Un archivo comprimido (.rar) sirve para almacenar otros archivos dentro de él, que por lo normal serán extraídos del comprimido y utilizados en su conjunto para muchos fines. Es por ello que no se puede definir la utilidad de un archivo como tal, ya que cada extensión discrimina el uso que tendrá cada archivo en concreto.

Es posible modificar la extensión de un archivo con tan solo renombrarlo (si clicas una vez y le das al F2 podrás hacerlo). Al cambiar la extensión de un archivo es altamente probable que quede inservible, ya que los datos almacenados en él están preparados para ser interpretados de una única manera. No puedes cambiar la extensión de un archivo imagen (.jpg) por la de un archivo de audio (.mp3) y esperar que funcione, no tiene siquiera sentido. Sin embargo, al hacerlo el sistema operativo detectará la nueva extensión y asociará automáticamente un programa válido que haya instalado para abrir ese archivo, aunque no vaya a funcionar. Puedes volver a cambiar la extensión fácilmente siguiendo el mismo método.

Cabe mencionar que Windows suele ocultar las extensiones de los archivos. Esto podemos configurarlo yendo a cualquier carpeta, seleccionamos la pestaña de “Vista”, pulsamos sobre el icono más a la derecha que pone “Opciones”, vamos a la pestaña “Ver” y buscamos la opción “Ocultar las extensiones de archivo para tipos de archivo conocidos”, que debe estar desactivada para que aparezcan. Este proceso es válido para Windows 10, aunque en versiones anteriores es un proceso semejante.

Si quieres saber más sobre los tipos de archivo que existen y para qué sirven cada uno de ellos, te recomendamos que veas esta completa guía.

Fin del Artículo. ¡Cuéntanos algo en nuestro Foro!

Temas Relacionados: Archivo
Redactor del Artículo: Pablo López

Pablo López

Con 15 años empecé a hacer overclock a mi PC para sonsacar cada FPS extra que podía en juegos y arañar unos milisegundos en SuperPi, al tiempo que posteaba sin descanso sobre hardware en el foro de Geeknetic como usuario y lector. Seguramente estaban tan hartos de leerme continuamente en el foro que pasé a formar parte del equipo de redacción, en el cual continúo informando sobre lo último en tecnología. La astrofísica y los juegos de PC son las aficiones que, después del hardware, cubren la mayor parte de mi tiempo libre.