Zotac Zbox Nano ID65 un año después

por Javier Rodríguez 27/08/2014 1
Procesador
Memoria
Disco duro
Precio
Web
Core i7-3537U
8GB RAM DDR3
OCZ Vertex3 120GB
Descatalogado

Introducción

Introducción

Durante estos meses hemos visto una clara evolución en los barebone más compactos. Nuevos procesadores más eficientes y la incorporación de modelos de ultra bajo voltaje han conseguido que dispongamos de modelos muy eficientes, incluso completamente pasivos. La competencia también ha hecho que los precios se reduzcan. Ha sido un buen año para este tipo de dispositivos.

Un año en el que he disfrutado personalmente de uno de estos dispositivos, que paso por nuestro laboratorio y que fue mi opción personal para disponer de un PC de auxilio para pruebas y trabajo en caso de emergencia. Os voy a contar como me ha ido con uno de los mejores Barebone compactos de la generación anterior.

Os dejo como referencia la review del Zbox ID65 realizada a mediados de 2013:

Zotac ZBOX Nano ID65 Review

¿Para qué lo usamos?

¿Para qué lo usamos?

Como podéis leer en nuestro “análisis” del año pasado el ID65 era de los modelos más avanzados de la generación anterior, con procesadores IvyBridge. El ID65 cuenta con un potente procesador Core i7-3537U. Un procesador de arquitectura Ivybridge usado en los ultrabooks del año pasado. Un procesador de doble núcleo con cuatro hilos de proceso y una frecuencia nominal de 2GHz que puede aumentar hasta los 3.1GHz en modo turbo. Consume solo 17w.

Yo combine este procesador con 8GB de RAM DDR3 SODIMM, el máximo que admite este barebone, y un disco duro SSD Vertex 3 de 120GB de OCZ. No hay que añadir nada más para tener un sistema que yo uso como equipo secundario. En su disco principal un sistema operativo con mis aplicaciones habituales para poder tener un puesto de trabajo conectado a cualquier Pantalla en pocos segundos. De este modo si mi maquina principal falla en casa o en la oficina solo tengo que conectar el ID65 para seguir trabajando, el disponer de toda mi información de trabajo en la nube hace esto posible en tan solo unos segundos.

Con 8GB de RAM y 4 hilos de proceso el ID65 se comporta realmente bien, muy ágil, con múltiples aplicaciones.

Su conectividad USB 3.0 también me permite arrancar sistemas alternativos a velocidades casi como de disco instalado en su interior. Su pequeño tamaño permite también trasladarlo con facilidad y el tipo de adaptador de corriente que usa Zotac permite que usemos cargadores de 65w de muchas marcas, como Asus, Acer, etc. Por tanto es una excelente máquina para emergencias y que en casa comparte el cargador del portátil ASUS de mi mujer sin el más mínimo inconveniente.  

Su conectividad gráfica también es excelente para dar vida a dos monitores simultáneamente y su bajo consumo hace de él una buena herramienta para multimedia y trabajo ahorrándonos algunos euros en el uso diario. No lo he usado como servidor puesto que hay soluciones más eficientes para eso, como los NAS basados en procesadores Atom o ARM.

Rendimiento y ruido

Rendimiento y ruido

Uno de los peros que sacamos en su momento al ID65, que era el ruido intermitente, no ha sido corregido un año después a nivel de bios. El ventilador pasa de 0 a 100 en décimas de segundo y eso se traduce en un comportamiento molesto. Si lo ponemos detrás del PC o algo alejado, como detrás de un televisor, el ruido no es suficientemente intenso como para molestar pero si lo tenemos cerca, en un equipo de oficina, y usamos aplicaciones que requieran uso puntual de toda la potencia de la CPU nos encontraremos con un resultado bastante molesto. Lo bueno es que si podemos hacer algo de control a nivel de bios y configurarlo de tal modo que en un uso normal (navegar, ofimática, Photoshop, etc.) apenas hay movimiento de ventilador y por tanto tendremos un comportamiento general muy elegante. Algo que me gusta mucho son sus puertos frontales USB 2.0 que son capaces incluso de cargar un tablet estando encendido o apagado y eso reduce la necesidad de cargadores colgando de la regleta.

Detrás de esta rejilla se esconde el único punto débil de este barebone de Zotac.

El rendimiento de esta unidad a mí me ha sorprendido. He usado con el virtualización a todos los niveles, su procesador soporta VT-d, juegos como Diablo 3 a calidades moderadas, multitud de programas profesionales y mucha multitarea y este procesador siempre ha estado a la altura. Sin duda los hay más potentes pero en mi experiencia personal no he echado de menos ninguna potencia adicional puesto que tengo claro hasta donde y como puede llegar esta máquina. Eso hace que uno se adapte también a lo que tiene en ese momento y la gran variedad que ofrece la informática moderna nos permite una adaptación casi perfecta a los recursos de procesadores como este.

Este procesador y su grafica están perfectamente soportado por sistemas operativos Windows y Linux y también es una buena plataforma para aventurarnos a cosas más exóticas como MacOS.

Ahora juego mucho menos que antaño pero de vez en cuando apetece alguna partida y muchos juegos se mueven bien en este procesador. Solo hay que ser algo flexible con los niveles de calidad.

Mantenimiento y mejoras

Mantenimiento y mejoras

Durante este año de uso he tenido que limpiar el ventilador un par de veces, cierto es que suelo hacerlo se necesite o no. No podemos acceder a la zona de la turbina sin violar los precintos de garantía así que la única forma es aplicar aire a presión tanto por la salida de aire como por su entrada. De este modo, y sin haber pasado mucho tiempo, se consigue una limpieza efectiva que mantiene las cosas en su sitio. Usar discos SSD, ya sea con su adaptador mSATA o directamente a 2.5”, hace que no tengamos que preocuparnos por mover la unidad o transportarla.

Algo que si he visto que se ha quedado algo anticuada es su tarjeta inalámbrica, que no suelo usar puesto que también cuenta con Ethernet Gigabit. Se trata de una Centrino 2230 y, aunque soporta Wifi-N, no admite doble banda y tampoco nos ofrece tecnologías más modernas como el Wifi-AC. Cambiarla me costaría unos 35 Euros y se hace en cuestión de 2 minutos. De hecho si tenemos los últimos controladores de Intel instalados el proceso no requerirá ni tan siquiera instalar nuevos controladores.

Con la bajada de precios de los discos mSATA quizás sería también interesante darle una oportunidad a ese sistema RAID integrado para dos discos con el que cuenta el ID65. No es una prioridad porque con la unidad de 120 GB de OCZ de momento tengo espacio y rendimiento de sobra. Definitivamente la mejora que toca es el cambio de la tarjeta inalámbrica por una más moderna y eficiente que me permita aprovechar las prestaciones de mi router AC.

Análisis y conclusión

Análisis y conclusión

Ciertamente cuando uno ve pasar los meses y salen nuevos productos al mercado le entran tentaciones de hacer una venta rápida, poner algunos euros adicionales, y comprar algún modelo más moderno como los CI540 sin ventilador. Es un cambio tentador pero no hay mucha mejora en tamaño y sin duda el procesador Core i7 de esta unidad, por cache y prestaciones adicionales, sigue siendo más atractivo que estas nuevas generaciones muy eficientes.

Su consumo sigue siendo contenido, su tamaño es perfecto, la conectividad es casi perfecta. Solo se echa en falta que Zotac hubiera echado algo más de interés en renovar su bios y mejorar algo el comportamiento del ventilador principal. Sigue siendo su único punto débil. Pero eso creo que ya no llegará nunca. Seguramente el ID65 acabará sus días como reproductor de vídeo 4k a 30Hz, que los admite, pero de momento seguira teniendo un uso más profesional. 

Fin del Artículo. ¡Cuéntanos algo en los Comentarios o ven a nuestro Foro!

Temas Relacionados: Sobremesas ZOTAC General