Como instalar Synology DSM 6 en ESXi 6.5

por Javier Rodríguez 29/03/2017 7

Como instalar Synology DSM 6 en ESXi 6.5

Objetivo

Nuestro objetivo es ejecutar el sistema operativo que da vida a los NAS de Synology en un PC cualquiera de forma virtualizada mediante el hypervisor gratuito ESXi de VMWare. Para ello os daremos las herramientas y las claves mínimas de hardware para que todo funcione de la mejor manera y se convierta en una experiencia similar o mejor a la que tendríamos con un NAS oficial de la marca. Aun así, yo personalmente no confiaría mis datos importantes a un sistema como este, esto se realiza más con carácter experimental y también como un buen método para conocer lo que ofrece el sistema de Synology en sus modelos más avanzados.

Hardware necesario

Para ejecutar ESXi de VMWare tenemos pocos condicionantes salvo que vayamos a querer utilizar sistemas de almacenamiento y de conectividad de red muy avanzados. Para un experimento como este necesitaremos un PC con unos 8GB de RAM, eso como mínimo, y un procesador de al menos 4 núcleos con capacidad de virtualización por hardware. Esto último es en realidad la única característica que se convierte en requisito para utilizar este hypervisor.

En nuestro caso, con magníficos resultados, hemos usado un veterano Dell OptiPlex 9020 de formato SFF, un equipo de sobremesa para oficina, equipado con un procesador Core i7-4770 (4 núcleos y 8 hilos) con 16GB de RAM y un pequeño disco de 320GB de 7200rpm. Este disco lo usaremos para albergar las máquinas virtuales y el hypervisor correrá desde un pendrive que es un montaje más que habitual en servidores de primer orden (la única diferencia es que se usan pendrives con dos unidades de memoria en modo RAID 1).

El coste de este montaje, en mi caso, ha sido de 250 Euros comprado de segunda mano. Un precio muy razonable para un procesador que aún es muy capaz de mover múltiples máquinas virtuales sin despeinarse y también más potente que la mayoría de procesadores que podemos encontrar en NAS de perfil profesional.

Si necesitamos más capacidad, y no tenemos problema de espacio, es fácil encontrar estaciones de trabajo o servidores con 3-4 años de antigüedad que serian perfectos candidatos para este tipo de montaje y podemos encontrarlos a precios más que razonables en sitios online de compra-venta que todos conocemos.

Lo que necesitamos

Para la instalación de DSM en una maquina con ESXi está claro que lo primero es tener el ESXi instalado. Hoy no trataremos de este tema básicamente porque es tan sencillo como instalar un Windows. Si queremos usar un pendrive para su ejecución solo tendremos que usar un CD para instalarlo en el u otro pendrive al que habremos cargado la imagen de instalación de ESXi mediante herramientas de volcado de imágenes como rufus. ESXi es gratuito y podéis descargarlo desde la página web de VMWare.

Nos centramos por tanto en que necesitamos y donde encontrarlo. El loader que usaremos es el Jun´s MOD 1.01v. El crédito se lo debemos a su creador del que podéis encontrar toda la documentación aquí. Lo usaremos para arrancar el sistema y poder configurar el sistema. También es necesario para cada arranque que hagamos del sistema y se podrá actualizar con versiones posteriores.

Necesitaremos también la versión adecuada del firmware de Synology, que necesitaremos para instalar el sistema, y también las openvm-tools que nos permitirán una ejecución más fluida del sistema además de funcionalidades añadidas de control desde el hypervisor.

Todo esto lo podéis encontrar en este enlace de descarga. Ahora es el momento de configurar la máquina y hacer la instalación. Es un proceso rápido y realmente sencillo.

Creando la máquina virtual

ESXi tiene un cómodo interfaz Web que ha retornado después de varias ediciones sin él. Ahora es una auténtica gozada trabajar con él ya que no requiere de programas instalados en el ordenador desde el cual estamos trabajando y por tanto tampoco despende del sistema operativo y es accesible cómodamente incluso desde dispositivos móviles.

Creacion básica de la maquina: Crearemos una maquina nueva desde el menú de máquinas virtuales con las siguientes condiciones: 2 núcleos y entre 1.5 y 2GB de RAM. Linux kernel 3.x de 64-Bit.

Solo crearemos lo básico de la máquina porque ahora tenemos que añadir las unidades y la imagen del “cargador” que nos permitirá ejecutar el sistema. Terminado el proceso de creación volveremos a editar la máquina. Yo recomiendo hacerlo de este modo porque tendremos ya la carpeta donde trabajar, donde subir los archivos que necesitamos a la maquina servidor.

 

Añadir unidades y archivos : Lo primero es subir los archivos a la carpeta donde tenemos instalada la máquina. Podemos aprovechar el explorador de archivos que se abre cuando queremos seleccionar una ISO de arranque para la unidad óptica virtualizada.Desde ahí podemos subir todo fácilmente a la carpeta de nuestra máquina. Subiremos los dos archivos synoboot, el disco y la imagen de arranque.

Imagen de arranque y disco de arranque: La imagen ira para la unidad de CD virttualizada y con el disco vmdk crearemos una unidad de disco conectado a una controladora IDE. Este paso es importante, que sea de tipo IDE. Como en la siguiente captura:

Podemos crear unidades de disco a partir de unidades ya existentes. Este es el que añadiremos como arranque en la controladora IDE.

Tenemos que conectarlo a la controladora IDE.

Controladora SATA y disco de datos: Añadiremos un segundo disco, esta vez nuevo, con el tamaño o espacio que queremos tener para instalación de aplicaciones, almacenamiento de datos, etc. Este tendrá que ser de tipo SATA, por lo que tendremos que instalar primero la controladora SATA en la máquina virtual: Agregar otro dispositivo – Agregar controladora SATA (si no seleccionamos Linux 3.x o superior no tendremos controladora SATA que añadir).

Añadiremos una controladora SATA, que es donde irá la unidad de almacenamiento que si crearemos desde cero.

Ahora ya podemos añadir el segundo disco “colgándolo” de la controladora SATA recién añadida. La máquina esta lista para arrancar. La encenderemos e instalaremos el sistema.  Si tenemos problemas de fallos en los reinicios podemos añadir a la máquina virtual un puerto serie, da igual que la maquina anfitrión no lo tenga.

La unidad de almacenameinto la crearemos con el espacio que queramos o que podamos darle. Tiene que estar conectado a la controladora SATA de la máquina virtual.

Instalando el sistema

Por defecto la maquina no tiene sistema, solo lo básico para arrancar. Instalaremos el sistema como lo haríamos con otro NAS de Synology. Podemos usar el asistente de Windows, MacOS o Linux o el instalador online que podemos ejecutar abriendo en cualquier navegador: http://find.synology.com.

Instalando el Pat: Una vez localizado conectamos con él y lo configuramos. El NAS debe estar en nuestra red y por defecto usara el DHCP de nuestra red. Por tanto, tendrá una IP dinámica. Pincharemos en instalación manual para ser nosotros los que le demos la versión del sistema adecuada para el “loader” que estamos usando. En nuestro caso el archivo .pat con versión 8451. Le damos a instalar y confirmamos. El proceso tarda unos minutos.

Instalación en modo manual.

Instalaremos el Pat que habeis bajado desde el enlace que os facilitamos antes.

Instalamos el sistema y seremos pacientes ya que tardara algunos minutos.

Configuración final: Una vez finalizado nos volverá a cargar el interfaz de entrada, pero ahora para introducir los parámetros básicos como la contraseña y el usuario con permisos de administrador. Sed originales, para tener más seguridad. Un consejo importante para este asistente es que le digamos al sistema que lo actualizaremos nosotros manualmente. Así evitaremos cargar una versión del sistema que no sea compatible con nuestro “cargador”. También omitiremos el paso de configuración de “QuickConnect”.

Open-vm-tools

Opcionalmente podemos instalar el spk con las open-vm-tools. No es un requisito, pero ganaremos en la gestión de máquina virtual. Para ello tendremos que haber creado el volumen de datos en el DSM, habilitado la instalación de aplicaciones con orígenes desconocidos y luego instalarlo como una app más del DSM de forma manual. No tiene perdida.

Conclusión

Se tarda infinitamente más en escribir este artículo o leerlo que lo que de verdad se tarda en crear la máquina virtual e instalar el sistema. Después de eso solo tenemos que tener claro que se trata de un sistema instalado de forma experimental, que nos ayudara a conocer el sistema, pero que está lejos de la experiencia real que tendremos en una maquina Synology original. Tendremos mejor soporte, más seguridad y también mucha más estabilidad. Jamás tendría un NAS con datos o servicios importantes montado de esta forma y por tanto me es imposible recomendarlo como máquina que vayamos a tener en un entorno productivo, incluso en tu propia casa.

Como experimento a mí me parece genial porque trabajar con sistemas operativos tan intuitivos como este siempre es un placer. También hay que decir que los usuarios del foro de XPenology se superan a sí mismos en cada edición así que si lo vais a usar estaría bien agradecer el trabajo tan espectacular que realizan de forma completamente gratuita.