MSI Afterburner: Cómo mejorar la refrigeración de tu gráfica configurando la curva de ventilación

MSI Afterburner: Cómo mejorar la refrigeración de tu gráfica configurando la curva de ventilación

por Juan Antonio Soto 27/04/2020 9

¿Qué es la curva de ventilación en MSI Afterburner y para qué sirve?

MSI Afterburner es un software de control de tarjetas gráficas que posee muchas opciones para configurar los valores de tu tarjeta gráfica a tu gusto. Ya os hemos enseñado a hacer overclock a cualquier tarjeta con este programa, pero en esta ocasión os enseñaremos como crear una curva para los ventiladores de la tarjeta gráfica y así tener control sobre ellos para mejorar la refrigeración. Para poder usar estas funciones es necesario que nuestra tarjeta gráfica posea la opción de gestionar los ventiladores mediante software, en caso contrario no funcionará.

Algunas veces los ventiladores pueden revolucionarse al subir ligeramente la temperatura de la tarjeta gráfica, con el consecuente ruido molesto que puede ocasionar, nosotros podemos gestionar esto con las opciones para controlar los ventiladores que posee MSI Afterburner, creando una curva acorde a las situaciones que nosotros queramos gestionar. Además MSI Afterburner nos permite mostrar y personalizar en pantalla los valores de FPS, temperatura de GPU, CPU y otros datos para estar atentos a los cambios realizados.

Por ejemplo, si queremos mejorar las temperaturas para conseguir un funcionamiento más fresco o para tener un mayor margen de overclock, nos interesará subir la velocidad de los ventiladores aún a costa del ruido. Si, por el contrario, queremos un funcionamiento más silencioso, podemos reducir esa velocidad para reducir el ruido, a costa de reducir también la capacidad de refrigeración.

Para hacer esto, podríamos modificar manualmente la velocidad de los ventiladores de la gráfica, haciendo que funcionen a una velocidad fija mayor o menor. Sin embargo, si queremos optimizar mejor la relación entre niveles de ruido y rendimiento, entonces la solución ideal es la de crear o modificar la curva de velocidad de los ventiladores de la gráfica para que varíen su velocidad dependiendo de la temperatura de la GPU en cada momento.

Todo esto se puede combinar con otros trucos como el de realizar downclocking con MSI Afterburner para mejorar aún más las temperaturas de la tarjeta gráfica.

 

Cuando hablamos de la curva de ventilación, nos referimos a una gráfica de funcionamiento con los ejes X e Y representando, respectivamente, la temperatura de la GPU (Eje horizontal o Eje X) y valores de velocidad de los ventiladores (eje vertical o eje Y) de esta manera, dependiendo del gráfico o "curva" que definamos, podremos variar la velocidad de los ventiladores dependiendo de la temperatura de cada momento.

Con esta curva nosotros podemos añadir puntos para colocar los ventiladores a un cierto porcentaje de su trabajo cuando la GPU alcance una temperatura concreta, además podemos crear tantos saltos como queramos, para cada temperatura deseada podemos añadir un porcentaje de trabajo de los ventiladores.

Al crear esta curva también podemos elegir si queremos que sea una curva ascendente, con cambios graduales en el porcentaje de trabajo de los ventiladores o escalonada, donde los cambios del porcentaje de los ventiladores sean bruscos con cada temperatura elegida. Si nuestra tarjeta gráfica posee más de 1 ventilador, tenemos la opción de gestionarlos por separado haciendo clic en la cadena que hay junto al (%) en la barra Fan Speed.

Veamos como hacerlo en unos sencillos pasos.

Cómo personalizar la curva de ventilación con MSI Afterburner

Si tu tarjeta admite la opción de controlar los ventiladores mediante software, con MSI Afterburner puedes crear curvas de los ventiladores para diferentes situaciones, quizá no te convenza mucho el trabajo que hacen cuando están en automático, pero con esta guía podrás personalizar cada situación a tu gusto.

  1. Tenemos que buscar el icono de la rueda dentada o la palabra settings para acceder a la configuración. Esto depende del skin que tengamos puesto.

  2. En las propiedades de MSI Afterburner vamos a la pestaña Ventilador.

  3. Habilitamos la casilla que nos permitirá poder usar la curva personalizada para los ventiladores de nuestra tarjeta gráfica.

  4. Ahora aparecerá la curva por defecto donde a la izquierda vemos el porcentaje de los ventiladores y abajo los grados de temperatura de la GPU.

  5. Podemos arrastrar los puntos indicando según la temperatura de la GPU a que porcentaje poner los ventiladores, si queremos añadir un punto más solo hacemos clic en cualquier parte de la línea, si queremos eliminarlo basta con seleccionarlo y pulsar suprimir en el teclado.

  6. Una vez elegidos los valores que queramos solo tenemos que hacer clic en aplicar y luego en aceptar para empezar a funcionar con esa curva de ventiladores.

Optimizar el control de velocidad de los ventiladores con la función de Histéresis de Temperatura

Una opción muy importante es la Temperature Hysteresis o histéresis de temperatura, donde la temperatura previa es muy importante para que no salte el ventilador cuando hay una pequeña diferencia de un par de grados. Vamos a explicarlo con un ejemplo.

Nuestros ventiladores permiten rebajar las rpm a 0 cuando hay una buena temperatura, y cuando la GPU alcanza 50º, ponemos los ventiladores a un 20%, es una buena opción. Pero, ¿qué ocurre si al cabo de 1 minuto la GPU vuelve a estar a 48º? Los ventiladores se apagarán con el consecuente aumento de temperatura, y a los 50º volverán a estar al 20%, creando un bucle que muy molesto si la temperatura se mantiene entre 45 y 55º arrancando y parando constantemente los ventiladores.

Es aquí donde entra en juego esta genial opción añadida en las opciones de la curva de los ventiladores de MSI Afterburner. Si nosotros marcamos, por ejemplo, 10º de diferencia de temperatura en la opción de Temperature Hysteresis, tiene que haber 10º de diferencia entre que arrancan los ventiladores hasta que vuelvan a pararse, volvamos al mismo ejemplo.

Tenemos la GPU que acaba de sobrepasar los 50º y los ventiladores se han puesto a funcionar a un 20% de su capacidad, va bajando la temperatura hasta los 48º pero los ventiladores siguen funcionando hasta que no haya una diferencia igual a los grados que hayamos puesto en la opción anterior, en nuestro caso funcionaran hasta que la GPU llegue a 40º, evitando así arranques y parones constantes de los ventiladores con temperaturas de trabajo muy cercanas.

Trucos y otras opciones de configuración de la curva de ventilación

Para saber que está funcionando correctamente la curva que hemos creado, veremos que la barra Fran Speed o velocidad de los ventiladores, ahora está redondeada por el color del skin que hayamos seleccionado, aunque esté en automático o no, esta opción funcionará cuando deshabilitemos la curva creada, para ello solo tenemos que hacer clic en la rueda dentada junto a la barra Fan Speed y el borde marcado desaparecerá para seguir funcionando como estaba antes.

Al crear la curva, entre punto y punto también creamos unos valores que relacionan la temperatura con el porcentaje de trabajo de los ventiladores, si a 30º hemos puesto que los ventiladores trabajen al 20% ¿Qué ocurre si la temperatura sube hasta los 35º? La relación temperatura porcentaje hará que se sitúen en el valor correcto intermedio hasta el siguiente punto.

Pero ¿qué ocurre si queremos un cambio brusco en el porcentaje de los ventiladores? Esto es, que se mantenga al 20% desde los 50º hasta el próximo valor que hayamos dado del 30% a los 60º, sólo tenemos que hacer doble clic en cualquier parte del área negra del cuadrado de la curva, veremos como la línea ligeramente ascendente se convierte en rectas de izquierda a derecha y de abajo a arriba.

Si queremos volver a la curva por defecto, solo tenemos que seleccionar en el desplegable la opción default para que vuelva a estar como al principio. O si no queremos guardar la curva podemos pulsar en cancelar y volverá a la configuración por defecto.

Otra opción podemos cambiar el período de actualización de la velocidad del ventilador que se mide en ciclos de la CPU, también podemos forzar a que se actualice la velocidad del ventilador en cada período reduciendo así el uso de CPU en controladores de ventiladores automáticos.

En nuestro caso, con esta misma curva que os hemos mostrado, hemos conseguido rebajar la temperatura entre 8 y 10 º en reposo, llegando hasta los 33 º, sin un aumento del nivel de ruido notable. Con la GPU en carga, hemos conseguido tener una mejora en el nivel de ruido respecto al modo automático sin la curva.

Tener una curva personalizada ayuda mucho cuando queremos gestionar nosotros mismos la carga de la GPU relacionada con la potencia los ventiladores, podemos tener un porcentaje bajo o parar los ventiladores si buscamos un ambiente menos ruidoso, pero si no nos importa el ruido, a cambio podemos tener una mejor temperatura para nuestra GPU, por ejemplo si tenemos los auriculares puestos.

Fin del Artículo. ¡Cuéntanos algo en los Comentarios o ven a nuestro Foro!

Redactor del Artículo: Juan Antonio Soto

Juan Antonio Soto

Soy Ingeniero Informático y mi especialidad es la automatización y la robótica. Mi pasión por el hardware comenzó a los 14 años cuando destripé mi primer ordenador: un 386 DX 40 con 4MB de RAM y 210MB de disco duro. Sigo dando rienda suelta a mi pasión en los artículos técnicos que redacto en Geeknetic. Dedico la mayor parte de mi tiempo libre a los videojuegos, contemporáneos y retro, en las más de 20 consolas que tengo, además del PC.