NVIDIA ShadowPlay, sistema de grabación de gameplays integrado

por Antonio Delgado 18/10/2013 1

Lo más habitual para grabar un vídeo de una partida a algún juego de PC es utilizar o bien una capturadora dedicada, con el coste que eso supone, o utilizar programas específicos enfocados a la grabación, como pueden ser FRAPS o el Overwolf. En caso de que nos decantemos por una solución de software, tendremos una penalización importante en rendimiento, ya que tanto la CPU como la tarjeta gráfica y el disco duro deberán repartir sus recursos entre el juego y el sistema de grabación.

NVIDIA acaba de presentar Shadowplay, un sistema de grabación integrado en su plataforma Geforce Experience que guarda automáticamente los últimos 10 o 20 minutos de partida de manera automática, sin embargo, este vídeo solo se guardará en el disco cuando pulsemos la combinación de teclas ALT + F10, evitando que estemos ocupando espacio de almacenamiento con partes del juego que no nos interesa grabar.

NVIDIA ShadowPlay, sistema de grabación de gameplays integrado, Imagen 1

Para ello utiliza codificación por hardware desde la GPU en H.264, es compatible con las Geforce GTX 600 y GTX 700 (mínimo una Geforce GTX 650)  y es capaz de grabar a 1080p con una tasa de frames de 60 fps sin apenas penalización de rendimiento gracias a las capacidades de codificación y el proceso de la GPU. Grabando a calidad máxima con una tasa de transferencia de 50 mbps apenas obtendremos una penalización del 5-10 % de rendimiento.

Naturalmente también habrá un modo manual más "tradicional" que nos permitirá iniciar y parar la grabación manualmente sin limitaciones de tamaño en Windows 8 y Win 8.1 (los vídeos mayores de 4 GB se dividirán en trozos de 4 GB en Windows 7). Además es posible transmitir vídeo online vía streaming directamente en el servicio de TV a la carta Twitch.tv

El 28 de octubre saldrá ShadowPlay en versión beta.

NVIDIA ShadowPlay, sistema de grabación de gameplays integrado, Imagen 2