Intel prepara su segunda generación Xeon Phi con el nuevo “Knights Landing”

por Javier Rodríguez 30/03/2015 2

Esta nueva versión del Xeon Phi está basada en una revisión reducida de los procesadores de arquitectura Silverton como los Atom C2000 (Avoton para servidores y Rangeley para networking). El diseño cuenta con 60 procesadores capaces de desarrollar 240 hilos de proceso aunque el diseño final podría permitir a Intel añadir más unidades.  Cada núcleo se ha potenciado con el doble de cache de primer nivel y una unidad AVX de 512-Bit.

Pero la mejora más radical es la introducción de lo que Intel ha denominado “Memoria de proximidad” que cuenta con 8 conjuntos de RAM de 2GB para formar un total de 16GB de RAM en el mismo encapsulado. Este diseño, incorporando una unidad de control, permite más densidad de memoria, más ancho de banda y menos consumo. Se espera que desarrolle hasta 5 veces más ancho de banda que la DDR4 y por tanto podemos estar hablando de 340GB/s de ancho de banda.

Además cada procesador podrá controlar hasta 384GB de memoria DDR4 convencional. Todo esto combinado se espera que genere 3 veces más potencia de cálculo que el Xeon Phi original. Un total de 3TFlops en doble precisión y hasta 6TFlops en precisión simple. Esto sitúa al nuevo Xeon Phi en plena competencia con soluciones como el K80 Tesla de Nvidia o el FirePro de AMD que desarrollan hasta 2.9TFlops el primero y 2.1TFlops el segundo.

Es binariamente compatible con los Xeon v3 así que puede correr un sistema por sí mismo sin necesidad de CPU adicional. Correrá Linux y Windows Server y podremos encontrarlo en tres versiones diferentes: tarjeta añadida, como CPU para Infiniband y también como CPU para el sistema Omnipath de Intel.