NAS Qnap HS-251+

por Javier Rodríguez 16/11/2015 5
Unidades:
Procesador
Memoria
Precio
Web
2x hot-swap
Intel Celeron J1900 4-Core
512MB DOM, 2GB RAM
450 Euros

Introducción y hardware

Introducción

La última creación de Qnap, el HS-251+, profundiza en sus diseños multimedia ampliando prestaciones y mejorando el comportamiento. Esta nueva generación presenta más capacidad, más potencia y lo hace sin necesidad de un solo ventilador. Con ello se logra una solución híbrida muy compensada que demuestra la capacidad polivalente del ecosistema NAS de Qnap.

Hardware

Los Qnap suelen ser NAS caros, también los de otras marcas, pero nunca me cansaré de decir que es seguramente una de las mejores inversiones que se pueden hacer puesto que nos ofrecerá una plataforma completamente finalizada, que se actualiza gratuitamente, y que hace muy sencillo el tener todas las ventajas de un servidor de datos personal y de gran cantidad de usos.

Podemos encontrar unidades de esta marca con procesadores ARM o x86 (Intel y AMD), pero sin duda es una marca reconocida por ser de las primeras en aprovechar cada nueva generación de procesadores de Intel susceptible de ser aprovechado en el entorno de un NAS de bajo consumo. En esta ocasión esto queda especialmente demostrado.

En este nuevo modelo Qnap ha usado un solvente Intel Celeron J1900 de 2GHz de frecuencia. Se trata de un procesador Bay Trail de sobremesa, pero en una variante doméstica y no de servidor lo que le limita en algunos puntos, pero potencia sobremanera su capacidad multimedia. Es un procesador de cuatro núcleos, 64-bit, que soporta hasta 8GB de RAM y que monta una gráfica HD Graphics con soporte Quicksync video y aceleración de vídeo en formatos tan extendidos como el H.264 y ciertas capacidades para H.265. Es capaz de mover cualquier contenido 1080p por pesado que sea. Todo con un consumo TDP de 10 vatios.

Con este consumo Qnap no solo consigue que el HS-251+ tenga un consumo medio de menos de 20w, con un cargador de tan solo 36w, también que sea capaz de controlar ese calor sin necesidad de un solo ventilador y en un diseño muy compacto donde podemos instalar hasta dos unidades de almacenamiento de 2.5 o 3.5”. Podemos usar discos de hasta 6TB de capacidad, o más porque el soporte se va mejorando, o cualquier unidad SSD con interfaz SATA. Las bahías son de extracción fácil y en caliente, aunque necesitan de herramientas para sacar la unidad de almacenamiento ya que van atornilladas a la bandeja.

Qnap ha instalado sus nuevas DOM de 512MB en esta unidad, para el firmware principal del NAS, y se acompaña de 2GB de memoria DDR3 de bajo voltaje. En este modelo no tendremos capacidad para ampliar la RAM.

Se trata de una unidad muy compacta, con apenas 41mm de grosor y diseñado para funcionar como un pequeño reproductor multimedia, pasando desapercibido en cualquier montaje doméstico. El largo es de 302mm y el ancho de 220mm. Toda la carcasa superior, de aluminio, es lo que hace las veces de disipador para todo el sistema. Los consumos en reposo rondan los 7w, 16w en carga con dos discos de 3.5”, y modos de reposo de 0,3w de consumo.

La conectividad física del QNAP HS-251+ incluye cuatro puertos USB, dos de ellos 3.0 gracias a una controladora ASMedia añadida, dos puertos Ethernet Gigabit con modos de tolerancia a fallos y agregación de enlaces y un puerto HDMI con el que podemos usar el NAS como reproductor multimedia. Un reproductor multimedia muy capacitado.

Reproductor multimedia

Reproductor multimedia

El aspecto de este NAS es el que esperamos de un reproductor multimedia con disco duro integrado. Un frontal limpio, con un solo led en el frontal y sin botones visibles (tiene uno para encenderlo y apagarlo en la parte trasera). Dentro esconde el potencial de un NAS capaz de ser aprovechado también como un gran reproductor multimedia que hace de cualquier televisor un potente y versátil Smart TV.

En esencia el HS-251+ hace de servidor y de reproductor, pero también puede acceder a los contenidos de otros dispositivos así que es un sistema más abierto. Hace uso de las principales aplicaciones abiertas y/o gratuitas del mercado. También incorpora los principales reproductores propios de Qnap para el acceso a los servicios del NAS. Todo esto se debe a la aplicación HybridDesk Station de Qnap.

Podemos conectar el NAS a una pantalla de alta definición, con un combo para HTPC, o usar el mando a distancia por infrarrojos que viene de serie con el NAS. La ventaja de conectar un teclado y un ratón es que podemos hacer un uso más completo ya que dentro de esta aplicación podemos instalar aplicaciones tan variadas como Plex, Spotify, Kodi, HD Player, Youtube, etc. También aplicaciones de ofimática como LibreOffice, navegadores como Chrome y Firefox y otra buena cantidad de aplicaciones extra. Convertirá cualquier televisor en una potente herramienta multimedia.

Ya solo con el acceso a estos dos navegadores, en sus versiones de sobremesa para Linux, tendremos mucha más potencia de la que tendríamos con un sistema de Smart TV convencional puesto que el acceso Web ágil nos garantiza el acceso a infinidad de servicios de toda índole.

El mando a distancia incorporado nos vendrá muy bien para el control en aplicaciones “Home Theater” como Kodi y Plex. En ambos la decodificación es de calidad, aunque en formatos como el X.265 encontraremos mejor rendimiento en Kodi. Ambos son completos, sin limitaciones, y se actualizan mediante el sistema de mantenimiento de aplicaciones y paquetes del NAS. Siempre estará al día y no está cerrado al uso con los datos del NAS.

Sistema operativo QTS 4.2

Sistema operativo

Uno de los atractivos de los NAS de Qnap, en esta categoría, es su uso combinado con capacidad para lanzar vídeo directamente a un televisor. Permiten un doble aprovechamiento que nos elimina un dispositivo de la ecuación. En cualquier caso, no debemos olvidar que estos dispositivos disfrutan de uno de los sistemas operativos para NAS más completos y potentes.

Instalar el sistema es un juego de niños, es todo automático desde el servicio Web de la DOM del NAS.

Con un hardware potente como este y un sistema operativo muy especializado, debemos poder disfrutar de amplias prestaciones. QTS es el nombre de este sistema operativo y ya va por su versión 4.2. Tienen la acertada política de ampliar el ámbito de actualizaciones incluso a NAS con varios años de antigüedad. Muchos modelos de la marca, con varios años de antigüedad, siguen teniendo actualizaciones del sistema, aunque sea con ciertas limitaciones de funcionalidad.

El interfaz Web es multitarea con ejecución en ventana. Otra cosa serán los diferentes servicios, que tendrán cada uno su propio interfaz.

QTS 4.2 es un sistema operativo muy centrado en ofrecer una nube privada, que es la única forma definitiva de tener cuanto almacenamiento queramos, donde queramos. Gracias a los servicios de acceso dinámico de Qnap podemos conectar a él donde estemos, desde diferentes plataformas (iOS y Android incluidos), sin necesidad de grandes conocimientos de DNS, Internet, etc.

myCloudQnap nos permitirá conectar el NAS a la nube, acceder a el desde cualquier punto de Internet, con un par de clics. Se ofrece de forma opción un certificado SSL para mantener siempre una conexión segura.

En las últimas versiones del sistema hemos visto cómo se mejoraba su interfaz de múltiples ventanas, se añadía capacidad para sincronizar con múltiples servicios Cloud externos, y conectividad con los principales servicios de almacenamiento y backup en la nube.

Hay decenas de aplicaciones y otras tantas de terceros que podemos instalar en este NAS.

La funcionalidad crece según queramos puesto que tiene todo un catálogo de aplicaciones que podemos instalar en el NAS que van desde servidores de correo, servicios de DLNA, gestión multimedia, gestión centralizada de diferentes dispositivos Qnap, antivirus, CMS (Prestashop, Wordpress, Joomla, OSCommerce, Drupal, etc.), proxy, torrent, ERP, soporte, desarrollo, bases de datos, análisis, etc.

Qnap vuelca sus esfuerzos en dar un buen soporte a todas estas aplicaciones bien conocidas más que por ofrecer sus variantes personalizadas como hacen otros reconocidos fabricantes. Es una forma diferente de ofrecer las mismas soluciones. Por supuesto tendremos también las prestaciones básicas de cualquier NAS, por sencillo que sea, como es la gestión de usuarios, grupos de usuarios, compartición de carpetas, acceso a carpetas de reciclajes personalizadas, compartición rápida de contenidos, etc.

Virtualización

Virtualización

Otro de los puntos fuertes de Qnap es que son pioneros en ofrecer virtualización dentro de sus máquinas de almacenamiento en red. Llevan ofreciendo desde hace tiempo la capacidad para montar máquinas virtuales completas en sus NAS para ofrecer al usuario la libertad de opciones que prefiera.

Desde hace pocas semanas se ha unido a la virtualización completas de máquinas la posibilidad de virtualización por contenedores. Un método muy de moda y que ofrece la posibilidad de instanciar servicios casi como si de objetos se tratasen con máquinas muy ligeras y especializadas en los servicios que van a ofrecer.

De este modo en este modelo, y QTS 4.2, tenemos acceso a dos sistemas de virtualización. Por un lado “Virtualization Station”. Que es la aplicación que nos permite montar máquinas completas donde nosotros elegimos cuántos núcleos de nuestro procesador y cuánta RAM queremos por máquina. En este NAS podemos montar distribuciones Linux, Android o Windows sin más limitación que la que tengamos a nivel de hardware y más concretamente a nivel de RAM.

Container Station nos ofrece la alternativa de los contenedores. Que por otro lado resulta más eficiente en un entorno de hardware algo más limitado como este. Nos ofrece una administración sencilla y directa con la posibilidad de acceder a todo el catálogo de contenedores de Docker Hub y LXC. Esto incluye decenas de imágenes oficiales soportadas por los principales desarrolladores. Con un par de clics podemos tenerlas funcionando, consumen menos recursos, y tienen las ventajas reales de cualquier máquina virtual como el aislamiento.

Rendimiento, análisis y conclusión

Rendimiento y conclusión

Compacto, potente y completamente silencioso. El Qnap HS-251+ es uno de los “juguetes” más interesantes que han pasado por mis manos en las últimas semanas. Una conjunción completamente auto gestionada de un buen HTPC con un NAS completo y solvente. Un hardware de calidad impulsa sus dos personalidades y lo hace con sobrada solvencia.

Sus velocidades de escritura y lectura superan los 100MB/s gracias a sus enlaces Gigabit, que podemos emparejar para velocidades de lectura de hasta 200MB/s y escritura cercanas a los 120MB/s. Esto, claro está, con unidades de almacenamiento capaces de desarrollar esta velocidad.

Su procesador Atom J1900 de cuatro núcleos logran una multitarea de calidad y su gráfica integrada hace un trabajo excelente a la hora de manejar contenido multimedia. Podemos visualizar contenidos 1080p en formato X.265 con una carga que ronda el 30% de uso del procesador. En formatos soportados plenamente por la gráfica, como el H.264, podemos tener consumos inferiores al 10%.

Datos de temperatura y uso de CPU y RAM durante la reproducción multimedia de un archivo X.265 con resolución 1080 y alto bit-ratio.

Las temperaturas de trabajo en reposo oscilan entre los 37-38 grados y en carga, sobre todo en multimedia, podemos alcanzar los 45 grados, pero siempre con algo importante que es un tacto templado en la superficie del NAS, que como ya hemos dicho, hace también de gran disipador de aluminio.

Los 2GB de RAM es quizás su punto más débil si tenemos pensado en hacer un uso más o menos intensivo de sus capacidades de virtualización o vamos a instalar muchas y diversas aplicaciones en él. Creo que puede manejar una carga importante con solvencia, pero sin duda la RAM acabará siendo su talón de Aquiles.

El funcionamiento es excepcional ya que se convierte en un potente gestor y reproductor a la vez que no produce un solo dB de ruido en nuestro salón. Consume muy poco y ofrece una versatilidad difícilmente alcanzable con otros reproductores o dispositivos de streaming. Se puede incluso convertir en un PC auxiliar.

La pena es que esta evolución del HS-251, de dos núcleos a cuatro núcleos, viene con un coste añadido que aumenta el precio de esta unidad a cerca de los 450 Euros sin discos duros. De momento Qnap no ha avanzado si habrá variante de 4GB, como en el modelo convencional, pero quizás nos sorprendan en las próximas semanas.

El Qnap HS-251+ es el mejor NAS de su categoría, aunque ciertamente hay pocas unidades en el mercado que combinen también su aspecto como reproductor, con las prestaciones que esperamos de un NAS moderno de funcionalidad vertical.

  • Producto: Qnap HS-251+
  • Fecha: 16/11/2015 11:53:35
Secciones: NAS