Synology DiskStation DS716+

por Javier Rodríguez 02/02/2016 4
Procesador
Memoria
Unidades
Precio
Web
Intel Celeron N3150
2GB ampliable
2x hotswap 2.5 o 3.5 pulgadas
499 Euros

Introducción

A nadie se le escapa que Synology está cambiando buena parte de su gama a bien de incorporar procesadores Intel, en diferentes variantes. Su gama media y media-alta se está reconvirtiendo completamente a pesar de que los procesadores ARM especializados en sistemas han mejorado y se han especializado de forma espectacular en los últimos años.

Si hay un NAS que sirva de referencia en el catálogo de Synology este es sin duda su gama 700. Son modelos con una trayectoria impecable, precios contenidos y prestaciones de primer orden. Son potentes y más accesibles porque están basados en dos bahías de almacenamiento. Para uso personal o departamental es el NAS a tener en cuenta si nuestro presupuesto no es muy apretado y queremos algo potente y polivalente.

Su mejor Synology de dos bahías

La gama DS700 de Synology ha sido siempre su mejor exponente tecnológico y la base de muchos modelos más grandes y caros. El hardware que se usaba en cada generación de la serie 700 se aprovechaba luego para modelos de más almacenamiento. Esta serie pone las bases del hardware que usar Synology para casi todos sus modelos importantes durante el año. En cualquier caso, no es la primera vez que Synology usa procesadores Intel en esta serie. El DS713+ ya montaba un excelente Atom D2700 como motor principal.

Por eso es muy importante cada modificación que encontramos en cada generación de la gama 700. Este año Synology ha querido ofrecer una solución híbrida que permita a su modelo estrella no especializarse, pero sí ofrecer prestaciones de streaming por hardware. Algo que muchos usuarios agradecerán pero que no suele ser el objetivo fundamental de los usuarios que optan por esta gama. De hecho, Synology lo sabe y el DS716+ es un modelo que ofrecerá un soporte intermedio, aunque con capacidad para ciertos formatos en 4k, como veremos luego.

Synology cuida mucho la construcción, evitando vibraciones, protegiendo bien cada componente y buscando un flujo de aire adecuado para discos y electrónica.

Synology ha optado por una arquitectura Intel para este modelo. El procesador central es un Celeron N3150. Este procesador de cuatro núcleos soporta hasta 8GB de RAM en doble canal. Por desgracia Synology lo monta con 2GB en canal simple. Podemos ampliarlo nosotros mismos hasta los 4GB puesto que solo cuenta con un slot SODIMM en su interior.

Este procesador tiene interesantes prestaciones para un NAS. Soporte 64-Bit completo, cuatro núcleos reales, un consumo de 6w, 4w si no se usa el modo turbo, y una frecuencia de 1.6GHz que se puede ampliar hasta los 2.08GHz en el ya nombrado modo turbo. Pero aquí no acaba todo. Dispone también cierto soporte para virtualización por hardware, aunque carece de VT-d, y dispone de instrucciones AES-NI para encriptación por hardware en tiempo real.

El Celeron N3150 tiene otra ventaja funcional que en este NAS se usa de forma indirecta. Cuenta con una tarjeta de vídeo integrada de octava generación capaz de acelerar por hardware diversos formatos de vídeo muy extendidos como el MPEG2, MPEG4, etc. Todo esto en sus diferentes contenedores (mp4, avi, mkv, etc.).

Un procesador potente con 2GB de RAM, que es más que suficiente para un NAS que realice múltiples tareas, y dos unidades de disco con extracción en caliente e interfaz SATA 6gbps. Son bahías sin herramientas, salvo que las usemos con unidades de 2.5”, y soportan unidades mecánicas y SSD. El NAS cuenta también con un interfaz eSATA para la conectividad de unidades externas, entre ellas el modulo oficial de ampliación DX513 de Synology.

Toda la conectividad de periféricos, tres puertos USB, es de tipo USB 3.0 conector Tipo-A. Dos en la parte posterior de la unidad y uno en la parte frontal. Synology ha mantenido en el DS716+ el botón de copia rápida para unidades USB que ya es una funciona clásica en esta serie.

La conectividad de red es doble con posibilidad de hacer uso de agregación de enlaces para lograr un interfaz de red de 2Gbps de subida y 2Gbps de bajada. Prestaciones de NAS de gran capacidad para entornos exigentes. Todo suma para lograr un NAS de dos bahías, que podemos tener encima de la mesa sin que suponga una carga sonora importante.

Se refrigera con un único ventilador de 80mm, con conector Molex de tres pines, y dispone de dos modos de funcionamiento. El silencioso produce unos 32dBA con dos discos instalados. Por supuesto este nivel de ruido también depende de las unidades que le instalemos.

En el frontal del Synology DS716+ encontraremos diversos leds de actividad. Cada disco tiene el suyo propio, y el sistema tiene aletas visuales y sonoras de su estado, pero además se añaden leds de encendido y leds de actividad de acceso de red. Este modelo, así como algunos otros, permiten desde el panel de control, regular la intensidad de los leds frontales, e incluso apagarlos completamente. De este modo reducimos también la contaminación lumínica.

Tags: Synology NAS