ASUS ZenFone Max, 5.000 mAh de pura autonomía

por Antonio Delgado 18/02/2016 6
Procesador y RAM
Pantalla
Batería
Precio
Web
Qualcomm Snapdragon 410, 2GB LPDDR3
5,5" 1280 x 720
5.000 mAh
199 Euros
Puntuación de ASUS ZenFone Max en la review:

Introducción y prestaciones técnicas

Introducción

La familia de smartphones ZenFone de ASUS ha crecido considerablemente desde aquellos tres primeros ZenFone 4, ZenFone 5 y ZenFone 6 hasta abarcar prácticamente todas las gamas posibles dentro del mercado de telefonía móvil. Tenemos terminales como el ZenFone 2 ZE551ML que analizamos hace unos meses en la gama alta, modelos más modestos del ZenFone 2 con especificaciones más básicas o el ZenFone Go y luego una serie de variantes con características especiales para destacar en un campo en concreto. Por ejemplo, el ZenFone Zoom destaca en el aspecto fotográfico con su zoom óptico de 3 aumentos ultrafino, el ZenFone Laser nos ofrece un sistema de enfoque láser ultrarápido en un terminal económico y el Zenfone Max que nos ocupa nos dará una impresionante autonomía gracias a su batería de 5.000 mAh. Además algunos de estos terminales comparten alguna de las características que los hacen especiales como veremos a lo largo del análisis.

Podríamos colocar al ZenFone Max como un Smartphone de gama media, si nos centramos en su hardware, al que acompaña un precio bastante ajustado y que destaca sobre otros terminales de la misma gama por su característica estrella: la enorme batería.

Veamos qué nos ofrece el terminal.

Prestaciones técnicas.

El ZenFone Max (ZC550KL) es un terminal con una pantalla de 5,5 pulgadas de panel IPS con una resolución HD de 1280 x 720 píxeles. Esta pantalla está recubierta de una capa de cristal Corning Corilla Glass 4 con tratamiento anti-huellas, un brillo máximo de 450 nits y alta sensibilidad para poder utilizarlo con guantes.

Bajo esta pantalla encontraremos un procesador Qualcomm Snapdragon 410 (MSM8916) a 1,2 GHz, es uno de los primeros terminales de la compañía que deja a un lado los Atom de Intel y se decanta por modelos de Qualcomm. La GPU integrada es una Adreno 306 y le acompañan 2 GB de memoria LPDDR3 y 16 GB de almacenamiento interno que podemos ampliar con tarjetas microSD de hasta 64 GB. También se incluyen 5 GB de almacenamiento Online a través de la nube ASUS Webstorage.

El eje central de este terminal no es otro que su inmensa batería de 5.000 mAh no extraíble, ultrafina con la que conseguiremos autonomías impensables en la gran mayoría de smartphones del mercado.

La conectividad del ZenFone Max es WiFi con soporte para redes 802.11 n y Bluetooth 4.0. El puerto Micro USB tiene soporte USB OTG y, de hecho, también sirve para cargar otros dispositivos aprovechándose de su gran batería. El ZenFone Max tiene dos slots para dos tarjetas SIM y ambas con soporte para redes LTE 4G de categoría 4 (150 Mbps). Se echa de menos la conectividad NFC

Las cámaras son dos, una principal trasera de 13 Megapíxeles basada en un sensor Toshiba con un sistema de enfoque láser de 0,03 segundos de tiempo de enfoque, doble flash LED de doble tono y modos manuales, HDR entre otras funciones que detallaremos más adelante. El módulo frontal es de 5 megapíxeles.

En total tenemos unas dimensiones de 156 mm x 77,5 mm x 10,55 mm y un peso de 202 gramos. La versión actual del sistema operativo del ZenFone Max es Android 5.0.2 con la capa de personalización ZenUI.

Diseño y Pantalla

Diseño.

El ZenFone Max sigue la línea de diseño de los Zenfone, al menos en su forma, pero introduce algunas variaciones que no habíamos visto en otros modelos. El terminal analizado es de color blanco, tanto la parte frontal como la carcasa trasera extraíble. Destaca la banda dorada que cubre el perímetro del terminal con un efecto metalizado.

Al contrario que en ZenFone 2 ZE551ML aquí no tenemos un acabado que simule al aluminio y la tapa trasera es lisa con un acabado mate, aunque hay una versión con carcasa que simula cuero. El punto de unión con el diseño “Zen” de otros ZenFone lo encontramos en el frontal, en la parte inferior con una zona metalizada con textura de círculos concéntricos.

El color dorado de la franja metalizada está presente en los botones táctiles y en el logo frontal de ASUS, en la parte trasera se ha utilizado el plateado para el logo y colocar el nombre del terminal.

Los botones de encendido y volumen están en el lateral derecho, mientras que la cámara frontal se sitúa a la derecha del altavoz, que tiene a su vez el sensor de proximidad y luminosidad a la izquierda. Por la parte trasera encontraremos la cámara rodeada del Flash LED de doble tono, un pequeño micrófono y la lente del sensor láser de enfoque.

En la zona inferior trasera tenemos el altavoz principal y, justo debajo, el puerto Micro USB. La toma de auriculares de 3.5mm ha sido colocada en la franja superior al lado izquierdo.

El Zenfone Max tiene unas medidas de 156 mm x 77,5 mm x 10,55 mm, sin embargo no se hace demasiado grande al uso y entra sin problemas en el bolsillo. Lo que sí es más notable es su peso, y es que colocar una batería de 5.000 mAh reales conlleva sacrificios, y los contundentes 202 gramos que pesa exactamente se notan nada más cogerlo y utilizarlo de manera habitual hasta el punto de ser uno de los principales puntos negativos del smartphone.

Pantalla.

La pantalla del ASUS ZenFone Max es de 5,5 pulgadas está basada en un panel IPS con unos ángulos de visión de 178 grados en vertical y horizontal. Tiene una resolución algo escasa de 1280 x 720 píxeles, sobre todo para esa diagonal de pantalla que lo deja con una densidad de 267 puntos por pulgada.

Un punto a destacar son todas las configuraciones que ASUS nos deja hacer con la app Splendid. Desde ahí podremos cambiar la temperatura de color de la pantalla, activar el modo “intenso” que muestra colores más destacados, personalizar el matiz y la saturación de la pantalla o activar y configurar el filtro de la dañina luz azul.

La pantalla se ve bien en exteriores con los 450  nits de brillo máximo y la calidad de imagen no muestra ningún punto negativo. Sin embargo sí que hay que destacar los marcos que quedan entre el terminal y la pantalla, con un grosor bastante considerable y que deslucen al terminal, sobre todo en el modelo blanco y cuando visualizamos contenidos claros en la pantalla.

Incluye un modo de alta sensibilidad que permite utilizar la pantalla incluso con los guantes puestos, esta es una funcionalidad que es común verla en terminales de gama alta y que se agradece en un modelo con este rango de precios por debajo de los 200 Euros. Está protegida por una capa de Gorilla Glass 4 con resistencia a las ralladuras y golpes, algo que da un extra de seguridad si decidimos utilizarlo sin fundas.

Software y funciones adicionales

La última versión disponible de Android para el ZenFone Max es la 5.0.2 Lolipop, todavía no ha llegado Android 6.0 Marshmallow de manera oficial pero conociendo la política de actualizaciones de ASUS es más que probable que no tarde mucho en publicarse.

Esta versión del sistema operativo de Google se complementa con una de las capas de personalización de serie más funcionales y ligeras, ASUS ZenUI. Ya os hemos hablado en más de una ocasión de esta interfaz, con un sistema de configuración muy potente que permite cambiar el aspecto de los iconos y  transiciones, instalar temas desde su propia tienda y catálogo o mostrar accesos rápidos configurables en el menú desplegable.

Se incluyen aplicaciones para mantener a raya el consumo, con distintos modos de ahorro de energía, monitorización y bloqueo de aplicaciones que quieren iniciarse de manera automática al inicio, detección de aplicaciones con acceso a datos sensibles y bloqueo con contraseña de las mismas, además de un sistema de liberación de memoria para tener el móvil siempre al máximo rendimiento

La imprescindible (al menos para un servidor) funcionalidad de encender la pantalla con un doble toque en la misma está integrada también. Destaca también el modo de “una mano” que reduce la interfaz a un recuadro más pequeño para poder utilizar el móvil de manera más sencilla.

Como curiosidad, aprovechando el sensor láser de la cámara, el Zenfone Max puede utilizarlo para medir distancias de manera precisa con la app integrada “Laser Ruler”. Por desgracia su rango de medición parte de los 0,5 centímetros y no pasa de los 50 centímetros, por lo que no deja de ser una función curiosa pero sin mucha utilidad para medir distancias prácticas.

El punto más negativo es la gran cantidad de aplicaciones preinstaladas que trae, y otras que se instalan automáticamente al encender el dispositivo por primera vez. Si bien algunas pueden resultar de utilidad, otras tantas son más una molestia que otra cosa. Por suerte, es posible desinstalar estas aplicaciones “externas”  sin problema ya que no vienen adjuntadas como aplicaciones del sistema como ocurre con otros fabricantes.

El teclado ZenUI es muy completo, con tecnología “Swype” para reconocer palabras según gestos, varios idiomas y con temas para personalizarlo con distintos estilos.

Hay que destacar el sistema de soporte que ha incluido ASUS, con una aplicación que permite ponerse en contacto con el servicio técnico mediante chats o llamadas gratuitas y realizar diagnósticos o soluciones a  distintos problemas que puedan surgir.

Autonomía y rendimiento

Generalmente, los smartphones suelen tener una autonomía con uso activo de 1 día y no suele variar mucho entre la gran mayoría de terminales. Sin embargo, la autonomía es prácticamente el eje central y la razón de ser de este ASUS ZenFone Max, así que se merece un análisis en profundidad. Los datos oficiales de ASUS hablan de más de 37 horas de conversación, 32,5 horas de navegación WiFi continuada y 22,6 horas de reproducción de vídeo

La combinación de un SoC de bajo consumo como el Snapdragon 410 unido a la enorme batería de 5000 mAh son unas cartas de presentación que ya auguran un rendimiento de autonomía muy por encima de lo habitual y así ha sido.

El uso del terminal ha sido entre lo habitual e incluso intenso en algunas ocasiones, todos los días se ha utilizado el GPS, WiFi y 4G, música por bluetooth con spotify, navegación web, instalación de aplicaciones, redes sociales, algún que otro juego, e incluso un reloj Pebble Steel conectado día y noche. De hecho, todos los bechmarks y test del terminal se han hecho utilizando esa misma carga y sin conectar en ningún momento el terminal con el consumo de batería que eso supone. En total he utilizado el terminal de manera más intensa de lo que suelo utilizarlo y la verdad es que va a ser difícil volver a un Smartphone con una batería “normal” tras usar esta semana el ASUS ZenFone Max.

He utilizado el Zenfone Max con una única carga desde el domingo a las 10 de la mañana hasta las 18:30 del miércoles cuando se apagó, esto son más de 90 horas con una sola carga, tres días con sus noches más las 18 horas del miércoles. Prácticamente 3 veces más de lo que suele durar un Smartphone convencional con baterías que suelen rondar los 2000-3000 mAh. El modo de energía ha sido el normal, en ningún momento se ha activado ningún modo de ahorro, por lo que aún se podía haber exprimido más al terminal para sacar más autonomía.

En las estadísticas podemos ver que el tiempo de pantalla encendida fue de 10 horas y 18 minutos. Sin duda la autonomía es la característica estrella del ZenFone Max y es algo que cumple sin problemas.

Como curiosidad comentar que utilizando un cable USB OTG es posible utilizar el Zenfone Max como powerbank para otros dispositivos, así que si no necesitamos tanta autonomía, podremos compartir sus 5.000 mAh (más que muchas PowerBanks) con otros smartphones, tablets o dispositivos)

Rendimiento

Está claro que con un Snapdragon 410 el ZenFone Max no va a ser un portento en rendimiento, y sus pretensiones son otras, sin embargo durante la semana en la que lo hemos probado el móvil se ha comportado perfectamente, el hardware es capaz de mover el sistema operativo sin problemas y no hemos encontrado pegas al uso de ninguna aplicación. Quizás algún que otro retardo al abrir las fotografías realizadas o cuando se actualizaban varias aplicaciones a la vez, pero por lo general el S410 y la capa ZenUi han hecho bien su trabajo y sus 2 GB de memoria los complementan bien.

Aunque no es un terminal que vaya a destacar por su rendimiento, hemos pasado nuestra típica prueba de benchmarks  para poder hacernos una idea de las capacidades del terminal.

Antutu 6

Vellamo html 5

Vellamo Metal

Vellamo Multicore

GeekBench 3 Mono

GeekBench 3 multi

3DMark Icestorm Unlimited

Cámara

En cuanto los modos de la cámara, son los mismos que vimos en el Zenfone 2 ZE551ML y que podéis conocer en la sección del análisis que publicamos. Hay modo HDR a tiempo real, estabilizador por software para los vídeos, modo “superresolución” para crear fotos de 42 megapíxeles por combinación de fotos, o el sistema ASUS Pixelmaster por el que podemos combinar la información de los píxeles generando uno nuevo por cada 4 y así tener una mejor captura de la luz en situaciones difíciles a costa de reducir la resolución.

Modo auto (clic para agrandar)

Estos modos funcionan perfectamente bajo el Snapdragon 410, naturalmente, tomar una fotografía HDR tiene un retardo mayor que en modo normal y lleva algo más de tiempo, pero es asumible. Sí que se nota un retardo más exagerado al abrir una fotografía que hayamos hecho desde la aplicación de la cámara.

Foto sin HDR (clic para ampliar)

Foto con HDR (clic para ampliar)

La cámara de este ZenFone Max está formada por un sensor de 13 megapíxeles de Toshiba con apertura f/2.0. Incluye un flash LED dual de dos tonos para conseguir unos colores más naturales. Es la misma cámara que tenemos en el Zenfone 2 de gama alta y su comportamiento es el mismo pero con un añadido: el sensor de enfoque Láser.

Enfoque auto a corta distancia (clic para agrandar)

Este sistema de enfoque se hereda directamente del Zenfone laser y permite enfoques extremadamente rápidos, según ASUS hablamos de 0,03 segundos de tiempo de enfoque y en la práctica, si bien no podemos asegurar que sea ese el tiempo, es realmente rápido. Con el modo automático enfoca directamente en cuando movemos la cámara, y pulsar en un punto de la pantalla para enfocar es igual de rápido. Además, con este sistema es posible enfocar perfectamente en situaciones de poca luz, algo que suele dar problemas en muchos terminales.

Los vídeos también disfrutan de este enfoque rápido y tienen una resolución máxima de 1080p a 30 FPS. ASUS incluye un modo de grabación a cámara lenta, pero lo único que hace es ralentizar la velocidad de reproducción y no aumenta las imágenes por segundo capturadas, por lo que no tiene mucho sentido.

Destaca también su modo manual con el que podremos modificar la ISO o los tiempos de exposición directamente.

Globalmente, la cámara se desenvuelve perfectamente en situaciones iluminadas, aunque falla en entornos con poca luz, creando bastante ruido o teniendo que utilizar los modos Pixelmaster para, reduciendo la resolución a 3 megapíxeles, conseguir captar más luz. Pero sin duda hay que destacar que, en un terminal con un precio por debajo de 200 Euros, el disponer de estas tecnologías y el enfoque láser es todo un lujo.

Análisis y conclusión

El ZenFone Max es el tercer terminal de la gama ZenFone que analizamos y podemos ver el nexo de unión entre todos ellos de manera más clara. Prácticamente toda la gama Zenfone con los distintos modelos se centra en ofrecer algo especial por un precio ajustado al máximo. En algunos casos es el rendimiento, en otros la cámara y en el caso del Max su autonomía lo hace destacar por encima de los demás a pesar de tener un hardware modesto en su interior.

El precio de 199 Euros que ASUS ha puesto a este Smartphone en España lo dejan en un muy buen lugar, pudiendo competir con las gamas económicas en especificaciones y precio y, además, ofreciendo algo que muy pocos terminales de marcas reconocidas ofrecen como es su batería de 5.000 mAh y su autonomía de 3-4 días de uso continuo.

No es el más potente, con más núcleos o memoria, ni el que tiene la resolución más alta o la cámara de más megapíxeles, pero sin duda alguna el ASUS ZenFone Max es una opción más que recomendada para los que buscan olvidarse unos días del cargador o dejar atrás las dudas sobre si  el móvil llegará a la noche sin tener que buscar desesperadamente un enchufe.

 

  • Producto: ASUS ZenFone Max
  • Fecha: 18/02/2016 18:23:39
Secciones: Smartphones