Servidor personal Drobo 5N

por Javier Rodríguez 28/09/2016 3
Bahias
Procesador
Conectividad
Precio
Web
5x3.5 hotswap sin bandeja
Marvell 4-core, 1GB RAM
Ethernet Gigabit
Desde 589 Euros
Puntuación de Drobo 5N en la review:

Prestaciones técnicas

Introducción

Drobo es una marca que quizás en Europa no tenga mucha historia, pero es un referente en otras regiones de cómo debe ser un servidor de datos para backups y gestión multimedia. Soluciones sencillas, muy intuitivas, pero no por ello menos potentes que los mejores NAS del mercado. Hoy conoceremos una de sus ofertas más recientes y también uno de los mejores modelos para entornos domésticos y SOHO. El Drobo 5N es una de sus unidades más notables. 


Prestaciones técnicas

Drobo es bastante reacia a dar datos técnicos muy concretos de sus máquinas. De hecho, eso nos recuerda que son servidores con mucho éxito entre la comunidad Apple, que también suele ser parca en detalles de este tipo.

Me sorprendió gratamente como cuida Drobo del embalaje de sus servidores. Biien protegidos y cuidados.

Eso normalmente se traduce en que el hardware no es tan puntero como el que podríamos encontrar en otras soluciones modernas. Aun así, a mí tampoco me gusta juzgar el libro por las tapas así que hay que ver la “experiencia real de usuario” que ofrecen unidades como esta.

Si sabemos, por averiguaciones a nivel de sistema operativo, es que está impulsado por un procesador Marvell ARM de cuatro núcleos en una variante especializada para este tipo de soluciones. Cuenta también con 1GB de RAM y un sistema operativo Linux muy especializado que consigue un rendimiento muy solvente en todas las tareas habituales en este tipo de dispositivos.

En esta unidad tendremos capacidad para cinco unidades de tipo 3.5” con montaje sin adaptadores y sin herramientas. Es de montaje en caliente así que podemos añadir capacidad o sustituir unidades dañadas sin necesidad de perder los servicios asociados al servidor. Esto es lo bueno, lo malo es que, en este tipo de bahías, que sin duda tienen un diseño muy inteligente, no podremos montar unidades de 2.5”.

Por suerte sí que podemos montar una unidad de almacenamiento mSATA en una bahía de fácil acceso que tiene en la parte de abajo de la unidad. Tampoco requiere herramientas y la podemos usar como cache de las unidades mecánicas instaladas “más arriba”.

Las cinco bahías de almacenamiento nos ofrecen, con el soporte de firmware actual, una capacidad máxima de 64TB (según el fabricante) en unidades con un interfaz SATA 600mbps. Esta capacidad va aumentando según se actualiza el sistema de la unidad y según los fabricantes ofrecen más capacidad en sus unidades mecánicas.

Diseño

Diseño

El Drobo 5N es una máquina sencilla y concisa que tiene, a mi parecer, algo de diseño retro. Es estéticamente perfecta con buenos acabados, pocos conectores que lo hace más accesible a usuarios sin experiencia y con un frontal completamente cubierto es que ofrece grandes leds de estado y actividad.

Es curioso cómo se comportan estos leds. Esta es sin duda la parte retro porque los múltiples leds inferiores nos muestran actividad del sistema como la carga del sistema, actividad, etc. Cada bahía tiene un gran led en un lateral que nos indica su estado. Podemos saber que bahías tenemos en uso y cuales están en error. El led cambia de color para que el mensaje sea más claro.

Solo hay un botón en toda la unidad, que está detrás. Con el solo podremos encender y apagar el sistema. El resto de conectores son la toma de la fuente de alimentación, que es externa, y un conector Ethernet Gigabit con el que podremos dar servicio a través de nuestra red local y, como no, también a Internet.

Un diseño sencillo, muy accesible, que no requiere herramientas y que puede montar cualquier sin el más mínimo de los problemas. El acabado es de gran calidad y le dará a nuestro escritorio u oficina un toque retro-moderno muy atractivo.

Sencillo y efectivo

Sencillo y efectivo

Una de las claves del éxito de estas unidades es que han transformado un completo sistema operativo Linux, con todo lo bueno y todo lo malo, en una aplicación para Windows o Mac que podemos usar en cualquier máquina y que nos permite configurar carpetas compartidas y unidades de backup en apenas unos segundos.

El tamaño puede crecer según añadimos unidades, sin perder datos y sin perder continuidad en los servicios.

Nos avisara de cómo funciona el servidor, de su capacidad utilizada, del estado de las unidades instaladas e incluso recibiremos consejos de cuál es la configuración más adecuada para nosotros. Todo desde una aplicación estéticamente cuidada y con las cuatro opciones adecuadas para que podamos echarlo a andar sin tener ni idea de lo que estamos haciendo realmente. Se actualiza automáticamente para que nuestra preocupación por parchas de aplicaciones o del sistema se reduzca a cero.

La gestión de las unidades es completamente automática, incluida la unidad SSD que podemos instalar a modo de caché de escritura y lectura de los datos de acceso más habitual.

Drobo usa un sistema de archivos propietario que se adapta tanto a los tamaños de las unidades como a la seguridad que quedamos establecer. Con la cantidad de unidades adecuada podemos tener hasta dos unidades de respaldo. Es decir, tendríamos que perder dos discos, simultáneamente para perder todos nuestros datos. Otra de sus ventajas es la asignación automática de capacidad por lo que podemos ir ampliando capacidad sustituyendo unidades poco a poco y sin parar los servicios o perder datos.

De hecho, en esta unidad, hasta el sistema de cache mediante el puerto mSATA es completamente automático. No tenemos opción a configurar nada, que puede ser una pega para algunos, pero sabemos que funcionara con respecto a las especificaciones y pruebas del fabricante y sin tener que hacer absolutamente nada.

También es versátil

También es versátil

Drobo tiene detrás una potente comunidad de usuarios y también un sistema accesible que podremos administrar si tenemos los conocimientos de Linux adecuados. También podemos contar con un buen paquete de aplicaciones que podemos instalar fácilmente desde el “dashboard” del servidor.

Entre las aplicaciones podemos encontrar aplicaciones reconocidas como Transmission, Resilio Sync (antes parte de Bittorrent), Wordpress, Koken, Owncloud, Plex, MiniDLNA, Sick Beard, Bash, proFTPD, etc. Aplicaciones que nos ofrecerán un servicio más diverso y muy adaptado a nuestros usos habituales.

Se complementa con una aplicación que nos permite conectar nuestros servicios a la red sin tener ningún conocimiento avanzado de gestión de redes. RoboAccess nos permitirá acceder y compartir nuestros contenidos “online” de forma completamente automática incluyendo la gestión uPnP de nuestro router (este debe ser compatible y tener este servicio habilitado) y un certificado de encriptación, único para cada máquina, que garantizará la privacidad del intercambio de datos.

Lo que es curioso, sobre todo despues de pagar más de 600 Euros por una unidad de estas, es que las aplicaciones móviles oficiales, la que hay, es de pago. Concretamente un euro tanto la version de Android como de Apple. Es cuanto menos sorprendente.

Consumo, ruido y rendimiento

Consumo, ruido y rendimiento

La fuente de alimentación del Drobo 5N ofrece una potencia máxima de 150w. Son cinco unidades que alimentar y eso puede producir picos de consumo, en carga, importantes. Nuestra experiencia de uso real, con cinco unidades instaladas en el servidor es que los consumos son más bien cercanos a los 60w que a los 150w que ofrece la fuente. Sin duda está sobredimensionada para ofrecer una eficiencia superior y para dar margen a la unidad.

Se refrigera mediante dos ventiladores de giro variable que trabajan en consonancia con la temperatura interna del sistema. El ruido de la unidad ronda los 32dBA a 1.2m de distancia (según nuestras propias pruebas) así que no debería ser un problema para darle cobijo en casa o en la oficina.

Una de las limitaciones más importantes que le veo a esta unidad, que debemos considerar como una unidad de alta capacidad, es que solo cuenta con un interfaz Gigabit Ethernet por lo que las velocidades de lectura o escritura, pongamos lo que pongamos en la unidad, siempre estarán limitados a un máximo, aproximado, de 110MB/s.

Sobra decir que es completamente compatible con cualquier plataforma medianamente moderna y eso incluye cualquier versión de Linux, de MacOS (con soporte para Time Machine) y también para cualquier Windows que la memoria os permita llegar a recordar. 

Análisis y conclusión

Análisis y conclusión

Los servidores Drobo están especializados en usuarios que quieran algo que pueden configurar desde su PC o Mac y del que se podrán olvidar porque siempre estará ahí para compartir sus datos o para hacer sus backups. Esto lo consigue con un nivel de efectividad sorprendente porque gestionar las unidades de almacenamiento, monitorizar el funcionamiento, crear una carpeta compartida o añadir funcionalidad está a una distancia de dos clics.

Su interfaz amigable e indirecto, desde aplicación, puede parecer insuficiente para cuando ese usuario empieza a requerir más funcionalidad o un control más directo de su servidor. Todo lo contrario, porque esta marca tiene una comunidad de usuarios y de desarrolladores muy sana y activa. De hecho, la propia marca ofrece algunas de las mejores aplicaciones de backup, web, bases de datos, desarrollo y descarga que podemos encontrar en el mercado de las aplicaciones gratuitas de código libre.

Todo esto conforma una solución muy solvente más allá de que podamos pensar que por este precio hay soluciones de hardware más potente. En este tipo de máquinas lo que importa es que el sistema siempre esté ahí y que haga su labor con soltura. Creo que en esencia Drobo sabe que su modelo Drobo 5N cumple perfectamente con ese objetivo y traslada esa experiencia de forma directa e inmaculada hacia el usuario.

  • Producto: Drobo 5N
  • Fecha: 27/09/2016 23:13:20
Secciones: NAS