MSI Aegis Ti Gaming PC

por Antonio Delgado 03/11/2016 7
CPU
Tarjeta Gráfica
Almacenamiento
Precio
Web
Intel Core i7-6700K (OC 4.600 MHz)
2 x GeForce GTX 1080 en SLI
2 x SSD M.2 PCIe en RAID 0 + 2TB HDD
3.999 Euros
Puntuación de MSI Aegis Ti en la review:

Introducción y especificaciones técnicas.

La gama de sobremesa Aegis es la propuesta de MSI para el mercado gaming que busca máquinas potentes con un formato compacto y, además, original y llamativa. En este Aegis TI MSI ha puesto toda la carne en el asador y, aparte de renovar su diseño externo e interno, ha dotado a este modelo con los componentes de gama más alta para dar lugar a un ordenador capaz de mover cualquier juego incluso en sistemas de realidad virtual o con pantallas 4K.

El MSI Aegis Ti que nos ocupa cuenta con un procesador Intel Core i7-6700K que gracias a la tecnología de OC automática de MSI se coloca a 4.600 MHz de velocidad sin problemas. Este procesador trabaja sobre una placa base Z170 personalizada de MSI con un formato ultra compacto para este ordenador.

Le acompañan 32 GB de memoria DDR4 a 2.400 MHz en formato SO-DIMM. Incluye un total de 4 slots pero solo se ocupan 2, dejando lugar para ampliar hasta un total de 64 GB de RAM.

Para el almacenamiento tenemos un total de 256 GB formados por dos SSD M.2 PCIe de 128 GB trabajando en RAID 0 junto a un disco duro mecánico de 1 TB de capacidad.

Pero lo que sin duda son las joyas de la corona de este MSI Aegis Ti son sus dos tarjetas gráficas NVIDIA GeForce GTX 1080 de 8 GB trabajando en SLI, en concreto dos de los modelos personalizados GAMING de MSI con disipador TwinFrozr.

Conectividad no le falta, con puertos USB 3.1 de tipo C y tipo A, HDMI frontal y trasero para facilitar el uso de gafas VR, Audio envolvente Audio Boost 3 con Nahimic 2.0, doble antena WiFi 802.11ac Killer WiFi, Gigabit Ethernet.

La fuente de alimentación ofrece 800W de potencia con certificación 80 PLUS Platinum.

Diseño y formato

El diseño externo presenta algunas variaciones respecto del modelo anterior Aegis. En este Aegis Ti se siguen manteniendo las líneas agresivas y angulosas. En la zona superior tenemos 5 aletas en forma de “escamas” que dejan salir el aire de un ventilador situado en la zona superior y un asa trasera que facilita enormemente su traslado.

La zona frontal ahora cuenta con una distribución diferente de los LEDs RGB, con varias tiras en la zona superior, central y un sistema de “branquias” en los laterales del frontal. Todos estos LEDs son configurables desde la aplicación que MSI dispone para Windows 10, pudiendo cambiar los colores y entre distintos efectos más o menos discretos.

También se esconde en el frontal la unidad óptica y un botón iluminado que activa el modo OC del ordenador aumentando la velocidad de la CPU y GPU. La conectividad (USB-C, USB, audio, On/Off),  que se encontraba en un lateral del frontal para a la zona superior y se añaden puertos HDMI para facilitar la conexión de sistemas de realidad Virtual.

En el lateral izquierdo encontramos una pequeña ventana desde la que se deja ver una de las dos tarjetas gráficas y una rejilla para la ventilación.

La disposición de la fuente es similar, colocada en la parte inferior dentro de la base sobre la que se apoya el Aegis TI. En la parte trasera de esa base se incluye el disco duro mecánico y queda espacio para otro disco más de 3,5”.

La parte trasera esconde todos los puertos y salidas del ordenador, además de 4 palancas con tornillo que sirven para desbloquear los laterales y acceder al interior.

El interior de este MSI Aegis Ti sí que ha sufrido un cambio más radical. El espacio está mucho más aprovechado con todos los componentes colocados de forma específica para entrar de la manera más compacta posible. Esto hace que sea algo más difícil acceder a los componentes internos, al menos teniendo que desmontar más partes.

Sin embargo, MSI sí que facilita la tarea de añadir o intercambiar los componentes más comunes. Por ejemplo, detrás de la placa base tenemos dos slots de memoria RAM SO-DIMM libres para ampliar su capacidad, y los dos SSD M.2 PCIe que incluye este modelo también son de fácil acceso en esa zona. Además, en el otro lado tenemos un puerto SATA para añadir un SSD o HDD de 2,5 pulgadas adicional.

Tarea más difícil sería el cambiar los módulos de RAM ya instalados en la otra zona o modificar el sistema de refrigeración líquida o procesador, ya que se encuentra  en el interior y sería necesario desmontar varios paneles.

Las dos GTX 1080 se encuentran en la parte superior y es bastante sencillo acceder a ellas, tan solo hay que desatornillar la tapa superior y, gracias a unas bisagras, la tapa se deslizará hacia un lateral.

Como podemos ver, esa tapa incluye un ventilador y queda espacio para otro más. No obstante, el principal punto negativo que le hemos encontrado a este Aegis Ti es precisamente ese ventilador. Si bien podemos configurar el ordenador en modo silencioso reduciendo el nivel de ruido de la refrigeración de la CPU, e incluso las gráficas paran los ventiladores a baja carga, este ventilador superior siempre está funcionando al máximo de RPM generando un ruido constante y bastante molesto.

Está claro que a máxima potencia este ventilador es necesario para extraer el calor de las dos gráficas (al no tener diseño de turbina el aire caliente quedaría en la caja), pero sí que se agradecería un control de RPM para poder rebajar su velocidad).

Más allá de ese “problema” el diseño y formato del Aegis Ti da lugar a uno de los ordenadores de sobremesa más pequeños y potentes que hemos visto, con un diseño que aprovecha al máximo el espacio para integrar componentes de lo más potente que hay disponible actualmente junto con una estética agresiva y, sin duda, muy original.

Rendimiento y Realidad Virtual HTC Vive.

Generalmente (y más antes que ahora) cuando probamos equipos compactos solemos encontrarnos ante limitaciones de rendimiento al tener que prescindir de componentes de tope de gama por las limitaciones que suele suponer el espacio reducido.

Sin embargo, esas limitaciones simplemente no existen en este MSI Aegis Ti. Tenemos una potencia propia de equipos con tamaños mucho más grandes y componentes que pocos ordenadores del mercado, sean del tamaño que sean, suelen ofrecer como es el caso del SLI de dos GTX 1080.

Con este hardware tenemos asegurada la posibilidad de jugar a los títulos más novedosos y exigentes del mercado incluso en resoluciones 4K o sistemas de realidad virtual que requieren del renderizado de dos escenas diferentes a la vez a resoluciones superiores al FullHD, y podremos hacerlo con el máximo de calidad gráfica posible.

En las pruebas de rendimiento el Aegis Ti no decepciona, sus dos gtx 1080 en SLI ofrecen un resultado de 25.457 puntos en el 3DMark FireStrike, un test que ya empieza a ser demasiado blando para probar este tipo de configuraciones y donde no se ve el aumento de rendimiento real.

Sin embargo, en el FireStrike Extreme podemos ver a las dos 1080 en todo su esplendor consiguiendo 16269 puntos y en el último test Time Spy bajo DX12 el AEGIS Ti se queda en unos impresionantes 11533 puntos.

PCMark, que mide el rendimiento en general del sistema, arrija unas cifras de 5557 puntos.

Los dos SSD M.2 PCie en RAID 0 ofrecen un rendimiento espectacular, en el test de AS SSD benchmark alcanzamos cifras de lectura secuencial de más de 2.700 MB/s y 969 MB/s de escritura del mismo tipo.

Os dejamos con un vídeo de prueba del Battlefield 1 en directx 11 con el SLI activado y en DX12 sin SLI (DX12 no es compatible con multiGPU en este título todavía) 

Realidad Virtual HTC Vive.

La realidad virtual está despegando tras el lanzamiento de gafas como las Oculus Rift o las más avanzadas HTC Vive, no obstante, al elevado precio de las gafas (en torno a los 900 Euros con todos los accesorios) hay que sumarle la necesidad de un ordenador potente para sacarles el máximo provecho, y el MSI Aegis Ti es un equipo creado con la VR en mente.

Las HTC Vive que hemos probado con el PC requieren de una toma HDMI y un USB 3.0 para conectar directamente a las gafas, y MSI ha colocado en el frontal estos puertos para facilitar su uso con este tipo de sistemas VR. A día de hoy el prescindir de cables para algo así es prácticamente imposible, así que si hay que usarlo, que sea de la manera más cómoda posible.

Hemos probado distintos juegos de realidad virtual con el MSI Aegis Ti y las HTC Vive y en ningún momento el ordenador ha mostrado síntomas de falta de potencia a pesar de tener que renderizar dos imágenes a la vez a 1080 x 1200 píxeles de resolución cada una.

El título más exigente es sin duda la demo FunHouse de NVIDIA, un mundo inspirado en las ferias donde podremos ver de lo que son capaces sus tarjetas gráficas en entornos de realidad virtual, con simulación de físicas realistas que ayudan a crear una experiencia muy inmersiva.

Os dejamos con un vídeo de funcionamiento de esta demo con el Aegis Ti

Análisis y Conclusión

Al igual que dijimos en su día de su antecesor, el Aegis Ti de MSI es una máquina espectacular. Ofrece una potencia envidiable en un formato compacto demostrando que no hace falta un ordenador de grandes dimensiones para estar en la cima del rendimiento.

Además, su diseño agresivo hará las delicias de los aficionados al mundillo "gaming" y hará que una mesa con este equipo encima no deje indiferente a nadie.

Todos sus componentes se aseguran de que dispongamos de potencia para rato, ya sea para juegos actuales o para los que están por venir, incluso si jugamos en monitores 4K o con gafas de realidad virtual, un sector donde este ordenador exprimirá todo su potencial. Pero, además, no es un equipo cerrado, podremos actualizar componentes como memoria, disco, ssd, procesador o incluso las tarjetas gráficas si es necesario en un futuro.

En cuanto a sus defectos, lo más remarcable ha sido el alto nivel de ruido que emite , como ya comentamos, el culpable de esto no es otro que el ventilador superior que extrae el aire caliente de las gráficas que siempre se encuentra funcionando al máximo independientemente de la carga a la que sometamos el equipo, de no ser por eso, el MSI Aegis sería un ordenador bastante silencioso en baja carga, sobre todo teniendo en cuenta que los ventiladores de las gráficas se paran en ese estado.

Su precio es elevado, hablamos de 3.999 Euros en esta configuración, pero es el precio que hay que pagar por disfrutar de un ordenador acabado con toda esa potencia en un espacio tan pequeño. Si intentáramos montar algo similar por piezas habría que tener en cuenta que  gran parte de ese dinero se quedaría en las gráficas y no podrías obtener el mismo diseño exclusivo ya que tanto la caja como la placa base han sido creadas a medida para poder ofrecer todas estas características en un formato tan pequeño.

En definitiva, el MSI Aegis Ti es un equipo extremadamente potente que ofrece  todas las opciones de conectividad y ampliación posibles, y todo ello con un tamaño compacto y con un diseño agresivo y espectacular. Poco más se puede pedir en un PC para juegos.

Fin del Artículo. ¡Cuéntanos algo en los Comentarios o ven a nuestro Foro!

  • Producto: MSI Aegis Ti
  • Fecha: 03/11/2016 18:31:04
  • Producto: MSI Aegis Ti
  • Fecha: 03/11/2016 18:31:21