EVGA iCX para Geforce GTX 1070 y GTX 1080

por Javier Rodríguez 10/02/2017 3
Disipador
Ventilador
Otros
Precio
Web
Aluminio y heatpipes
2x92mm ajustables hibridos
Iluminacion RGB, 9 sensores
Programa Step-up desde 99 Euros

Introducción

EVGA introduce hoy un nuevo sistema de refrigeración para sus tarjetas más potentes dentro de la gama GTX 1070 y GTX 1080 de Nvidia. Nosotros hemos tenido la oportunidad de probar este nuevo refrigerador, que se acompaña también de mejoras en el PCB, en la nueva Geforce GTX 1080 FTW2. Una tarjeta que recibe esta mejora, sin duda importante, y que marcara el camino a seguir por esta prestigiosa marca en futuros lanzamientos de nuevas GPUs.

PCB más eficiente e inteligente

La base esencial del nuevo diseño de EVGA parte de un PCB más inteligente que sea capaz de tomar más muestras de temperatura de más zonas clave de la tarjeta y que permita al sistema hibrido de ventilación un funcionamiento completamente personalizado para cada elemento fundamental de la tarjeta gráfica. También se introducen nuevos mecanismos de seguridad que evitaran problemas mayores mientras que disfrutamos de sus tarjetas gráficas.

EVGA introduce en sus nuevos PCB un sistema de matriz de nueve sensores de temperatura que permiten a la tarjeta, o al usuario, tomar mejores decisiones a la hora de usar sus dos ventiladores. El diseño, por tanto, cambia con respecto a generaciones anteriores. Este “array” de sensores permite a cada ventilador trabajar en componentes diferentes de forma completamente independiente. Ahora lo explicaremos mejor.

El PCB recibe también mejoras a la hora de ajustarse con las chapas de base para el disipador y también para el backplate. Ambos tienen ahora una función añadida, mejorar la refrigeración actuando como disipadores adicionales. Ambas chapas de apoyo y rigidez tienen mejor contacto con el PCB mejorando la disipación de diversos de sus componentes.

EVGA ha introducido también un sistema adicional de seguridad en forma de fusible. Es la primera tarjeta gráfica que introduce este sistema y permite tener un mecanismo de seguridad adicional para evitar daños en la tarjeta y en otros elementos. Es un mecanismo adicional que nos hará disfrutar de la tarjeta mucho más tranquilos.

EVGA ha introducido estas mejoras sin tocar el tamaño de sus tarjetas. Siguen teniendo un largo compatible con cajas compactas, como el Shuttle que hemos usado para su análisis. El sistema ACX 3.0 no es compatible con este nuevo disipador, que añadirá un coste aproximado de 30 Euros sobre los modelos actuales, y propondrá a los actuales usuarios de tarjetas ACX 3.0 un programa de cambio con un coste bastante razonable de 99 Euros.

Secciones: Tarjetas Gráficas