EVGA iCX para Geforce GTX 1070 y GTX 1080

por Javier Rodríguez 10/02/2017 3
Disipador
Ventilador
Otros
Precio
Web
Aluminio y heatpipes
2x92mm ajustables hibridos
Iluminacion RGB, 9 sensores
Programa Step-up desde 99 Euros
Puntuación de EVGA iCX Geforce GTX 1080 FTW2 en la review:

PCB más eficiente e inteligente

Introducción

EVGA introduce hoy un nuevo sistema de refrigeración para sus tarjetas más potentes dentro de la gama GTX 1070 y GTX 1080 de Nvidia. Nosotros hemos tenido la oportunidad de probar este nuevo refrigerador, que se acompaña también de mejoras en el PCB, en la nueva Geforce GTX 1080 FTW2. Una tarjeta que recibe esta mejora, sin duda importante, y que marcara el camino a seguir por esta prestigiosa marca en futuros lanzamientos de nuevas GPUs.

PCB más eficiente e inteligente

La base esencial del nuevo diseño de EVGA parte de un PCB más inteligente que sea capaz de tomar más muestras de temperatura de más zonas clave de la tarjeta y que permita al sistema hibrido de ventilación un funcionamiento completamente personalizado para cada elemento fundamental de la tarjeta gráfica. También se introducen nuevos mecanismos de seguridad que evitaran problemas mayores mientras que disfrutamos de sus tarjetas gráficas.

EVGA introduce en sus nuevos PCB un sistema de matriz de nueve sensores de temperatura que permiten a la tarjeta, o al usuario, tomar mejores decisiones a la hora de usar sus dos ventiladores. El diseño, por tanto, cambia con respecto a generaciones anteriores. Este “array” de sensores permite a cada ventilador trabajar en componentes diferentes de forma completamente independiente. Ahora lo explicaremos mejor.

El PCB recibe también mejoras a la hora de ajustarse con las chapas de base para el disipador y también para el backplate. Ambos tienen ahora una función añadida, mejorar la refrigeración actuando como disipadores adicionales. Ambas chapas de apoyo y rigidez tienen mejor contacto con el PCB mejorando la disipación de diversos de sus componentes.

EVGA ha introducido también un sistema adicional de seguridad en forma de fusible. Es la primera tarjeta gráfica que introduce este sistema y permite tener un mecanismo de seguridad adicional para evitar daños en la tarjeta y en otros elementos. Es un mecanismo adicional que nos hará disfrutar de la tarjeta mucho más tranquilos.

EVGA ha introducido estas mejoras sin tocar el tamaño de sus tarjetas. Siguen teniendo un largo compatible con cajas compactas, como el Shuttle que hemos usado para su análisis. El sistema ACX 3.0 no es compatible con este nuevo disipador, que añadirá un coste aproximado de 30 Euros sobre los modelos actuales, y propondrá a los actuales usuarios de tarjetas ACX 3.0 un programa de cambio con un coste bastante razonable de 99 Euros.

iCX sustituye al sistema ACX 3.0

iCX sustituye al sistema ACX 3.0

El nuevo cuerpo de disipación de EVGA recibe el nombre de iCX y combina elementos ya conocidos con nuevas formas de gestión más inteligentes. El cuerpo de doble slot del ICX esconde un radiador de alta densidad que ahora se ha canalizado mejor para mejorar el flujo de aire por su interior.

Láminas canalizadas para un mejor flujo de aire.

Se sigue apoyando en un gran radiador alimentado por heatpipes y un nuevo diseño de placas de contacto más ajustadas al PCB. El radiador tiene ahora un diseño de láminas abierto, que potencia el flujo de aire en zonas clave.  A eso y a sus dos grandes ventiladores de 92mm de diámetro donde se representa perfectamente el nuevo sistema de gestión inteligente de EVGA.

Estos dos ventiladores, a diferencia de generaciones anteriores, pueden trabajar de forma completamente asíncrona, alimentándose de los datos ofrecidos por los nueve sensores situados en el PCB. El ventilador de la izquierda se dedica a la GPU y el de la derecha está, por defecto, programado para escuchar datos de otros elementos importantes como los elementos de alimentación y las memorias de la tarjeta.

Funcionamiento asíncrono de los ventiladores, el de la GPU encendido y el de memorias y VRM apagado. El radiador en esta zona tiene aperturas más anchas para que el flujo de aire llegue bien a todos estos componentes.

Con este método la tarjeta es capaz de dedicar los esfuerzos de disipación activa adecuados para cada componente de la tarjeta. Se mantiene también el diseño hibrido que permite a las tarjetas equipadas con iCX mantener los ventiladores completamente parados cuando la temperatura de la tarjeta es la adecuada.

El sistema utiliza dos microcontroladores integrados para la gestión de estos sensores y el ajuste de los ventiladores. Toda esta información se traduce en una curva de funcionamiento de los ventiladores más progresiva y predictiva. Combinado con alimentación PWM estos ventiladores reducen los picos de frecuencia y consiguen temperaturas más bajas de forma generalizada.

Control, monitorización e iluminación

Control, monitorización e iluminación

EVGA ha introducido diferentes métodos de control y monitorización de su nuevo sistema iCX. El más llamativo es el que podemos tener de forma directa a través de los diferentes leds RGB de que dispone la tarjeta. Nos permitirán saber gráficamente los niveles de temperatura de las dos zonas principales de la tarjeta, las que precisamente se dedican a ventilar cada uno de los dos ventiladores instalados.

Los tonos verdes y azules que vemos dentro de los ventiladores son indicadores de temperatura de la GPU, memoria y VRM.

En el lateral también recibiremos el mismo tipo información mediante tres leds de estado que cambian de color según la temperatura. Nos indican los niveles de temperatura de la GPU, MEM y VRM. Estos leds están situados en el lateral de la tarjeta así que si contamos con una caja con lateral lo tendremos realmente fácil para conocer las diferentes temperaturas de la tarjeta.

Además del sistema RGB de la tarjeta, que es completamente programable, dispondremos de una versión adaptada del software PrecisionX de EVGA. En esta nueva versión encontraremos opciones para configurar los leds, monitorizar los nueve sensores de la tarjeta, situados delante y detrás de la misma, así como controlar otros parámetros como el perfil de uso de los ventiladores, la velocidad de actualización de frecuencia de los ventiladores e incluso la temperatura de histéresis.

En estrés el nuevo sistema permite mantener frecuencias elevadas durante mas tiempo y las temperaturas de trabajo se reducen en torno al 10% con respecto a la generación ACX 3.0. Sobre todo mejora temperatura de VRM y memoria; que son fundamentales.

Mejoras importantes que redundan en menores temperaturas en un formato similar al anterior en tamaño y peso. Menos ruido y el mismo rendimiento con menores temperaturas y, por tanto, mayor potencial de overclocking. Los rendimientos no cambiaran, salvo que alcancemos mas overlocking, con respecto a los modelos ACX 3.0, de hecho no es el objetivo de la marca. El objetivo del nuevo sistema iCX es mejorar la gestión de ruido, las temperaturas medias y sobre todo la vida útil de la tarjeta.

Resultados y otras consideraciones

Resultados y otras consideraciones

Las nuevas tarjetas EVGA de la gama GTX 1070 y GTX 1080 llegaran durante el mes de febrero a toda Europa en cantidades limitadas. El precio es algo superior, pero razonable. 30 Euros más que el mismo modelo con disipador ACX 3.0. El programa de actualización, que permite cambiar tu tarjeta actual por la nueva, lo podéis encontrar en este enlace: http://www.evga.com/support/stepup/

Captura térmica en reposo de la parte trasera. Temperatura de referencia para escala: 40º.

Captura térmica de la parte delantera de la tarjeta. Temperatura de referencia para escala: 40º.

Captura térmica de la tarjeta en estrés. Parte trasera. Temperatura para escala de color: 55º.

Captura térmica de la tarjeta en estrés. Parte delantera. Temperatura para escala de color: 50º. Temperatura máxima 51.2º.

Las mejoras son más que evidentes manteniendo la esencia de calidad en la fabricación y en los materiales que siempre ha marcado la trayectoria de EVGA. Este nuevo disipador marca el camino para nuevas generaciones de GPU que se beneficiaran de este nuevo sistema de disipación que va más allá de mejoras en la técnica logrando una eficiencia superior mediante la electrónica predictiva.

iCX está destinado a convertirse en uno de los mejores sistemas de refrigeración para gráficas de gama media y alta y lo cierto es que pone el listón muy alto para la competencia.

Fin del Artículo. ¡Cuéntanos algo en los Comentarios o ven a nuestro Foro!

  • Producto: EVGA Geforce GTX 1080 FTW2 con iCX
  • Fecha: 10/02/2017 5:15:03