AMD Radeon RX 580

por Javier Rodríguez 18/04/2017 6
Arquitectura
Buffer
Interfaz
Precio
Web
Polaris 10
Hasta 8GB GDDR5
PCI Express 3.0 16x
260 Euros

Introducción

Los nuevos chips gráficos RX de AMD son revisiones de proceso de fabricación de los chips Polaris que introdujeron ya hace algunos meses. Concretamente hace casi un año, el 29 de junio de 2016. Estos chips han dado la cara con un rendimiento general muy bueno con niveles de calidad muy altos y resoluciones 2k o incluso para soluciones VR.

Gráficas con un precio controlado que brillan especialmente con el API Vulkan y también, aunque en menor medida, con DirectX 12. Una arquitectura de cómputo general que tiene su especialidad en la computación asíncrona que aprovechan algunos de los mejores juegos actuales.

AMD ha evolución mucho su software durante este tiempo, con drivers personalizados y adaptados a cada juego importante que sale al mercado y con nuevas prestaciones que amplían un ecosistema que brilla especialmente en la eficiencia energética de estos chips.

Ahora se actualizan aprovechando las mejoras de proceso de fabricación que siempre se van desarrollando cuando los chips aparecen en el mercado. Se optimizan los métodos de fabricación y eso redunda en costes más reducidos y también en mejores chips. Esta nueva generación RX no introduce mejoras arquitectónicas, ni nuevas prestaciones de hardware, pero añade una importante mejora de rendimiento gracias al uso de frecuencias mucho más elevadas en cuanto a GPU se refiere.

Nueva arquitectura GCN 4 con FinFET 14nm

No quería en este análisis centrarme mucho en los datos técnicos, pero siempre hay que dedicarle algo de tiempo a los datos, así que allá vamos. AMD ha adelantado su arquitectura de gama media, en mi opinión para intentar pillar por sorpresa a Nvidia y obligarles a acelerar la incorporación de sus chips Pascal de gama media en el mercado. La jugada les puede salir bien porque el producto que tienen es solvente, muy solvente.

Una gráfica moderna debe ser rápida, de tamaño adecuado y con consumos moderados. Es lo que los clientes exigimos. También tenemos más claro que queremos y que tenemos que mover con lo que compramos. Esta es una gráfica diseñada para mover las soluciones de realidad virtual actuales con soltura, cosa de la que nos beneficiaremos los que usamos monitores 2-3k para jugar.

La nueva arquitectura GCN 4 de AMD ofrece más equilibrio entre potencia y consumo y promete una dura pugna por la gama alta cuando AMD lance sus productos de gama más alta después del verano. Esta arquitectura usa un proceso de fabricación en 3D con un tamaño de 14nm. Esto permite menor consumo, menores costes y más densidad de transistores. También se aprovecha para añadir nuevas prestaciones al ya completo portfolio de AMD.

Para mí una de las mejores más importantes la encontramos en el soporte de los conectores de video más modernos. Esta es la primera grafica de AMD que soporta HDMI 2.0. Se acompaña también de Displayport 1.4 HDR con velocidades de hasta 120Hz en pantallas 4k o de 60Hz en pantallas 4k con tecnología HDR. Un salto importante para una nueva generación de pantallas mucho más realistas.

También se mejora de forma notable la capacidad de proceso de video 4k en estas tarjetas. No solo en reproducción, con los códec más extendidos y exigentes, sino también en la compresión de contenido. Todo se realiza por hardware lo que facilita que podamos grabar nuestras partidas sin afectar apenas al rendimiento.

Mantiene un diseño con 36 unidades de proceso donde podemos encontrar 2304 unidades de shaders. El bus de datos es de 256-Bit con memoria GDDR5 entre los 7 y los 8Gbps. En configuraciones de 4 y 8 gigabytes de VRAM GDDR5. Las variantes de 4GB podrán trabajar entre 7-8Gbps, esto dependerá del modelo, pero las de 8GB siempre lo harán a 8Gbps. Esto produce algo más de 250GBps de ancho de banda. Suficiente para su resolución objetivo.

Esta tarjeta está diseñada para un consumo máximo de 150w, 80w por un conector PEG de seis contactos, y 70w mas por el conector PCI Express 3.0. En nuestras pruebas el consumo ronda más los 110w, de forma sostenida, con una temperatura de trabajo de 85 grados. Eso da bastante margen para los que quieran overclocking, aunque no es una gráfica excepcional en este campo.