ASUS Zenfone 3 Deluxe

por Antonio Delgado 17/03/2017 10
CPU, RAM, Almacenamiento
Pantalla
Cámara
Precio
Web
Snapdragon 821, 6 GB RAM, 256 GB
5,7" FullHD SuperAMOLED
23" MP, IOS de 4 ejes, F/2.0
849 Euros
Puntuación de ASUS Zenfone 3 Deluxe en la review:

Introducción y especificaciones técnicas

La gama Zenfone de ASUS siempre ha destacado por buscar un equilibrio entre prestaciones y precio, algo que hizo destacar a los primeros Zenfone y a la segunda generación.

En esta tercera generación que representan los ZenFone 3, la compañía ha lanzado varios modelos divididos en tres gamas para cubrir de manera más específica la gama económica, la media Premium como ya vimos con el Zenfone 3, y la gama más alta con este Zenfone 3 Deluxe, un terminal con el que no han escatimado en componentes y características que lo colocan en la cima, como el Snapdragon 821, los 6 GB de RAM o los impresionantes 256 GB de memoria interna UFS 2.0.

El diseño también cambia respecto de los otros Zenfone 3, en vez de cristal tenemos metal en todo el cuerpo aunque con algunos toques comunes al resto de gamas.

Tenemos entre manos el Smartphone más potente jamás creado por ASUS, veamos de lo que es capaz

Especificaciones técnicas:

  • Pantalla de 5,7” Full HD (1920 x 1080 píxeles) Super AMOLED
  • Procesador Snapdragon 821
  • Adreno 530
  • 6 GB de RAM LPDDR4
  • 256 GB de almacenamiento interno ampliable con microSD de 2 TB
  • Cámara principal de 23 MP  1/2,6” con OIS de 4 ejes y f/2.0 Sony IMX318
  • Cámara frontal de 8 MP f/2.0
  • Sensor de huellas
  • WiFi 802.11ac
  • USB-C
  • Altavoz SonicMaster de 5 imanes con NXP Smart Amp
  • Doble micrófono
  • Dual SIM LTe Cat 12/13
  • 3.000 mAh de batería Quick Charge 3.0
  • Android 7.0 con ZenUI
  • 156,4 mm x 77,4 mm x 7,5mm
  • Peso 172 gramos

Diseño y sensor de huellas

Siguiendo con lo que ya vimos en el Zenfone 3 que analizamos en su día, esta versión Deluxe cambia sustancialmente en su diseño exterior. Es cierto que mantiene detalles como los biseles de los bordes y esas formas redondeadas en las esquinas o la distribución de la cámara trasera con el flash dual LED, el sensor láser de enfoque y el sensor de huellas.

El material principal ha dejado de ser el cristal para ser el aluminio, toda la parte trasera es de aluminio y los bordes también y, si bien es cierto que en el frontal se mantiene el cristal, con recubrimiento  este ya no tiene los bordes 2,5D que tenía el modelo normal.

La pantalla es más grande, pasando a las 5,7 pulgadas, por lo que el terminal también ha crecido en tamaño.

En la parte inferior podemos ver los tres botones táctiles y en la superior el sensor de luz, cámara frontal y altavoz.

En los laterales encontramos la ranura para las dos SIM y tarjeta de memoria, los botones de encendido y volumen y también uno de los dos micrófonos que integra, mientras que en los bordes superiores e inferiores tenemos el conector minijack , el otro micrófono, altavoz y el conector USB-C

Todo el conjunto cuenta con unos acabados de gran calidad que no desmerecen a un terminal de esta gama.

Eso sí, la pantalla de 5,7 pulgadas hace que el móvil sea bastante grande y podría no ser cómodo para todo el mundo. De hecho, aunque la pantalla parece estar integrada hasta el borde, realmente hay un marco negro que se nota bastante en los cuatro bordes, sobre todo cuando estamos con pantallas claras o blancas y que hace que las dimensiones de ancho alcancen los 77,4 mm.

Sensor de Huellas 

El sensor de huellas del Zenfone 3 Deluxe mantiene la distribución trasera, la preferencia de colocarlo delante o detrás es algo muy subjetivo que depende de cada uno, personalmente prefiero tenerlo detrás, pero otra gente está más cómoda con él delante.

El funcionamiento y precisión es la misma que en el Zenfone 3, no da ningún problema y si registramos bien las huellas (captando el mayor área e inclinaciones posibles de los dedos) funcionará al momento sin falsos negativos.

No requiere de pulsación para funcionar y solo hay que posar el dedo suavemente para que el terminal se active.

Pantalla y software

El Zenfone 3 Deluxe da el salto a una pantalla de 5,7 pulgadas con resolución Full HD de 1920 x 1080 píxeles. Esta cantidad de píxeles la hemos visto ya en varios terminales que compiten en la gama alta, pero sigue lejos de los 2.560 x 1440 que manejan los modelos más avanzados.

Es cierto que para un uso normal del dispositivo, esta resolución es más que suficiente, sin embargo, si queremos utilizar el móvil en algún sistema de realidad virtual tipo CardBoard o DayDream, los 1920 x 1080 se quedarán demasiado justos.

Donde la pantalla del Zenfone 3 Deluxe da un salto de calidad es en la elección de un panel super AMOLED con unos negros puros reales que, además, le permiten integrar la función Always On para mostrar información en la pantalla como ya hacen otros dispositivos como los Lumia de Microsoft, el LG G5 o el Galaxy S7. Sin embargo, en la implementación que ha realizado ASUS el brillo del reloj que muestra es bastante elevado y hemos notado una influencia en la batería bastante notable en comparación con no llevarlo activado.

La pantalla cubre el 100% de la gama de color NTCS y su brillo es más que suficiente para visualizar los contenidos incluso a plena luz del día, algo a lo que ayuda la tecnología Tru2life de contraste avanzado.

Software

En cuanto a software, ASUS sigue apostando por su capa de personalización ZenUI. Resulta curiosa la evolución de ASUS en ese aspecto, sus primeros terminales ofrecían una interfaz muy similar a la de Android de stock, en un momento en el que los demás fabricantes personalizaban al máximo sus versiones de Android. Sin embargo, ahora que muchos buscan hacer más ligeros sus sistemas limitando la personalziación, ASUS cuenta con una de las interfaces más personalizadas del mercado.

Cuento con varias funciones propias, gestores de tareas, optimizadores y todo lo necesario para tener un móvil completo nada más encenderlo, aunque también integra alguna que otra aplicación bastante molesta que nos recordará que está ahí con notificaciones hasta que la eliminemos.

Lo que hay que reconocer es que ZenUi es una capa muy optimizada  a pesar de todas sus funciones y que se mueve de maravilla, no solo en este terminal con el S821, sino también en otros Zenfone más modestos.

Aunque inicialmente nos llegó con Android 6.0, ASUS ha actualizado esta misma semana a Android 7.0 Nougat.

Cámara

Una de las mejoras que trajo el Zenfone 3 fue su cámara, el salto de calidad desde las generaciones pasadas había sido muy grande y se colocaba a la par e incluso por encima de otros competidores.

En el Zenfone 3 Deluxe nos situamos en la gama más alta, por lo que las exigencias serán aún mayores.

ASUS ha decidido colocar un sensor de una mayor resolución, el Sony IMX318. De hecho es el primer Smartphone que llegó al mercado con este sensor. Se trata de un modelo de 23 megapíxeles que rompe con los movimientos que hemos visto en la industria últimamente de ir a por resoluciones más bajas con captadores más altos.

En este caso tenemos los 23 megapíxeles en formato 4:3  junto a una lente de apertura f/2.0 y un sistema de enfoque láser y con detección de fase combinadas para conseguir enfoques en 0,03 segundos. El sensor es de 1/2,6 pulgadas y tiene un tamaño de captador de 1,12 um. Tampoco nos podemos olvidar de su sistema de estabilización óptica de 4 ejes y de la posibilidad de grabar vídeo a 4K.

Los distintos modos son los típicos que incluye Asus en su aplicación de fotos, modo de alta resolución para combinar tomas a mayor resolución, modo nocturno, modo manual, HDR Pro, etc.

En entornos iluminados la calidad de la cámara cumple las expectativas sin ningún problema. Buenos colores, iluminación y un modo pro con el que podemos jugar todo lo que queramos para conseguir lastomas a nuestro gusto.

El HDR se puede configurar de manera automática, aunque, la verdad, no hay mucha diferencia de activarlo a desactivarlo en muchos casos y el efecto no es demasiado intenso, tampoco si activamos el modo HDR Pro.

Cuando la luz decae el Zenfone 3 Deluxe echa en falta un sensor más grande, o al menos con los captadores más grandes y también una apertura más amplia. Si bien es cierto que el estabilizador de 4 ejes cumple su función y podemos conseguir tomas buenas con poca luz, el ruido suele aparecer y hacerse visible.

Lo que si hemos notado es cierta lentitud en la aplicación de cámara, con unos retardos importantes a la hora de realizar la fotografía, algo imperdonable a un terminal de esta gama y precio y con un procesador como el Snapdragon 821. A veces pulsamos el botón y, aunque vemos el parpadeo en la pantalla como si se haya realizado la fotografía, un momento después se escucha el sonido de la captura y es ahí cuando la realiza, arruinando muchas fotografías que pensábamos que se habían tomado en un momento.

El retardo puede ser inexistente, de un instante o ser algo bastante notable dependiendo de la situación, y es algo que nos ha pasado tanto con Android 6.0 como con la más reciente actualización a Android 7.0. Sin duda un aspecto a mejorar, ya que de nada vale que el móvil enfoque muy rápido si cuando hacemos una fotografía y pensamos que ya está hecha, la hace tras mover el terminal.

Autonomía y Rendimiento

El ASUS Zenfone 3 Deluxe llega con una batería algo escasa de 3.000 mAh, una cantidad más que suficiente en el Zenfone 3 con el Snapdragon 625, pero que se queda algo corta con esta pantalla de 5,7 y el potente snapdragon 821.

De hecho podríamos pensar que al ser más grande que el modelo normal, ASUS aprovecharía para meter una batería de mayor capacidad, pero no ha sido así y si queremos exprimir al máximo las posibilidades de este terminal y la potencia que ofrece, nos quedaremos cortos sin poder llegar a un día de autonomía.

Tampoco ayuda el Always On de la pantalla, que si bien luce muy bien y es útil para conocer notificaciones de primera mano, no está todo lo optimizado que debería.

Para contrarrestar esto tenemos el sistema de carga rápida Quick Charge 3.0 que permite cargar la batería a la mitad en algo más de 20 minutos, por lo que si tenemos un momento de esa duración podremos estirar más la vida del terminal..

Rendimiento

Aquí es donde el ASUS Zenfone 3 Deluxe se desata y muestra la bestia que lleva dentro. Está basado en el Snapdragon 821, uno de los procesadores más potentes del momento con sus 4 núcleos Kryo  a 2,4 GHz y la impresionante gráfica Adreno 530 y módem LTE de categoría 12/13 (descarga/subida), al menos mientras el Snapdragon 835 no llega físicamente al mercado.

Le acompañan, además, 6 GB de RAM que lo colocan como uno de los móviles con más cantidad de memoria del mercado y, por si fuera poco, los 256 GB de almacenamiento interno hacen que las tarjetas microSD (que también soportan) sean cosa del pasado.

Hay test que se llevan mejor con procesadores de varios núcleos menos potentes que con esta distribución de 4 núcleos de alto rendimiento del Snapdragon 821, pero en los test que exprimen más el IPC y, sobre todo, la gráfica integrada, el Zenfone 3 Deluxe destaca sin problemas hasta convertirse en uno de los smartphones más potentes que hemos probado en Geeknetic. Por ejemplo, el test Geekbench 4 en la sección de computo de GPU tenemos un rendimiento que destroza a la competencia, incluyendo procesadores como el Exynos 8890 o el Kirin 960. Lo mismo en el caso del 3DMark o del Antutu.

Sin duda el rendimiento puro es donde el Zenfone 3 Deluxe más destaca.

Os dejamos con la batería de test de rendimiento:

ANTUTU 6

VELLAMO HTML 5

VELLAMO METAL

VELLAMO MULTICORE

3DMARK ICESTORM UNLIMITED

3DMARK SLINGSHOT EXTREME

GEEKBENCH 4 MONO CORE

GEEKBENCH 4 MULTICORE

GEEKBENCH 4 COMPUTE

 

Análisis y Conclusión

El ASUS Zenfone 3 Deluxe es uno de los smartphones más potentes del mercado a día de hoy. Cuenta con un diseño Premium, acabados de muy alta calidad, los componentes con mayor rendimiento del mercado y todas las funciones que podemos esperar en un gama alta actual.

Sin embargo, estamos hablando de un terminal que cuesta 849 Euros. Moviéndonos en esos precios hemos de exigir lo mejor de lo mejor y hay algunos puntos donde el Zenfone 3 Deluxe debe mejorar para ser una alternativa a la gama más alta actual.

Ya no nos referimos a pantallas de 1440p contra 1080p, eso es más una elección personal del usuario dependiendo de los usos que vaya a darle al terminal. 1080p es más que suficiente para el 99% de tareas que se pueden hacer con un móvil, y solo echaremos en falta más resolución en caso de usarlo para realidad virtual.

Sin embargo, la cámara necesita algunos retoques de software, si bien es cierto que la mejora que ha sufrido la gama Zenfone es espectacular en este sentido, no es de recibo esos retardos o lags a la hora de realizar una fotografía, y el hardware no es excusa porque al Zenfone 3 Deluxe, si hay algo que le sobra, es precisamente potencia.

De hecho donde brilla de manera espectacular este modelo es en el rendimiento, tenemos uno de los hardwares más potentes disponibles a día de hoy en el mercado, con unos impresionantes 6 GB de memoria que harán que ninguna aplicación o juego se le resista.  También hay que mencionar los 256 GB de memoria UFS 2.0,  una cantidad que pocos terminales ofrecen hoy en día. ASUS ha ido a por todas en este sentido y se ha dejado de hardware limitado para contener precio o autonomía, el Zenfone 3 Deluxe es pura potencia.

Naturalmente esto tiene sus contrapartidas, y cuanta más potencia, más energía consume y el no haber aumentado la capacidad de la batería hace que los 3.000 mAh se queden bastante cortos, y aquí decantarse por 1080p en vez de 1440p no es suficiente para compensar.

En definitiva, el ASUS Zenfone 3 Deluxe es un terminal que te deja con la boca abierta cuando libera toda la potencia que contiene en su interior pero que cuenta con algunos puntos débiles que lo alejan de los buque insignia de referencia, sobre todo al movernos en ese rango de precios.

Secciones: Smartphones