LG TV OLED65E6V

por Antonio Delgado 05/04/2017 5
Diagonal
Resolución
Panel
Precio
Web
65 pulgadas
UHD 4K
OLED con HDR10 Dolby Vision
6.999 Euros
Puntuación de LG TV OLED65E6V en la review:

Introducción y especificaciones

LG ha sido de las primeras en dar el gran salto a la tecnología OLED en televisores, de hecho, fueron los pioneros en ofrecer un modelo 4K con este tipo de panel que ofrece una calidad de visualización superior a lo que solía haber en el mercado, con colores negros reales y un contraste inimaginable en otros tipos de paneles convencional.

Tenemos ante nosotros unos de los modelos más exclusivos de la compañía, el LG OLED65E6V, todo un portento de televisor Smart TV con 65 pulgadas de diagonal, resolución UHD 4K y soporte HDR10 Dolby Vision para todo el contenido en ese formato que está por llegar.

Intentaremos mostraros todas las características de este televisor y la calidad de imagen que es capaz de ofrecer la tecnología OLED en un modelo de esta talla.

 

Especificaciones técnicas

  • Panel OLED
  • 65 pulgadas  / 164 CM
  • Resolución UHD de 3.840 x 2.160
  • Soporte 3D
  • HDR10 Dolby Vision
  • Altavoces Harman Kardon 40W 4.2
  • Subwoofer 20W
  • Smart TV
  • WebOS 3.0
  • Procesador Quad Core
  • WiFi / WiDi /Miracast
  • Bluetooth
  • USB, HDMI, LAN, AV, Component
  • TDT DVB-T2/C/S2
  • Dos mandos

Tecnología OLED

Aunque la tecnología OLED sea algo relativamente reciente en televisores, lleva mucho tiempo en el mercado, ya sea en forma de pequeñas pantallas monocromáticas integradas en dispositivos de todo tipo hasta las pantallas que integran varios smartphones del mercado.

OLED son las siglas de Organic Ligh Emitting Diode, que traducido significa Diodo Orgánico de Emisión de Luz y es lo que da nombre a una de sus principales características respecto a otro tipo de paneles como LCD: en las pantallas OLED, cada píxel emite su propia luz por lo que no se requiere de ningún tipo de retroiluminación.

Cada diodo OLED está formado por un cátodo y un ánodo separados por varias capas orgánicas, una capa de conducción y otra de emisión. Dependiendo del tipo de materiales y sus propiedades se consiguen unos resultados u otros.

El no necesitar retroiluminación lugar a otra de las principales ventajas de la tecnología OLED: la representación del negro muestra un negro real, sin tonos grises o manchas producidas por la retroiluminación. Además, al carecer de retroiluminación el consumo es menor y en el caso concreto de los colores negros, es prácticamente 0 al no emitir siquiera luz.

En los paneles LCD se requiere de un tipo de retroiluminación para poder ver con claridad las imágenes, esta retroiluminación puede ser de distintos tipos aunque en los últimos años se ha extendido la retroiluminación LED y prácticamente domina el mercado. El utilizar una fuente de luz trasera hace que los colores negros no sean negros en realidad sino grises, algo que no pasa en las OLED que muestran un negro real y, por tanto, un ratio de contraste infinito.

La representación de colores también es más estable al no requerir de retroiluminación ni capas adicionales, tanto en escenas iluminadas como en tonos oscuros. También se consigue más brillo y de manera más uniforme. Todo esto lo veremos más adelante en la sección de pruebas donde hemos podido testear de lo que es capaz este monitor.

Al final, al evitar el sistema de retroiluminación y de cristal líquido, los paneles OLED también permiten pantallas mucho más finas o incluso curvadas.

No obstante no son todo ventajas, la desventaja más evidente es el coste, las pantallas OLED de estas diagonales no se han extendido demasiado todavía y su precio es muy elevado, además la tecnología OLED tiene tendencia a degradarse más rápidamente que un panel LCD, sobre todo al representar imágenes fijas durante muchos periodos de tiempo, aunque sus tiempos de vida son cada vez mayores gracias a nuevos métodos de fabricación y a la combinación de hardware y software para evitar situaciones dañinas.

Diseño

A día de hoy, con pantallas de esta diagonal las variaciones en diseño son algo bastante limitado, en este caso hablamos de una pantalla de 65” donde prácticamente todo es pantalla salvo un marco inferior donde van situados los altavoces con unos acabados metálicos que le dan un toque elegante.

Como hemos comentado, una de las bondades de la tecnología OLED es que permite paneles mucho más fino que los LCD tradicionales, y en este LG OLED65E6V podemos ver un ejemplo práctico.

El grosor del panel es realmente pequeño y hace que, sumado al cristal que sirve para darle cierta resistencia al televisor, no pase de los 5 mm, algo digno de ver.

Naturalmente la parte inferior donde se esconde la electrónica ocupa bastante más, y si sumamos la peana que se incluye con la televisión nos vamos a unos 20 mm, pero la pantalla en sí es realmente fina como podemos ver en las imágenes.

En la parte lateral tenemos acceso a todos los puertos, USB, USB 3.0, y los cuatro HDMI, mientras que en la zona trasera se queda el conector LAN, las entradas de antena y satélite y también las entradas AV, Componentes y sonido óptico.

Interfaz y WebOS

Interfaz y WebOS

Atrás quedaron los tiempos donde una televisión era simplemente una pantalla vara ver los canales que llegaban a través de las ondas. Hoy en día, en este rango de tamaños y precios todos los modelos ofrecen capacidades de SmartTV, que no es otra cosa que un hardware y sistema operativo capaces de ejecutar aplicaciones, acceder a contenidos y, en definitiva, dar lugar a una nueva manera de interacción entre el usuario y su televisor.

Hay varias propuestas de sistemas operativos centrados en televisores, Google tiene su Android TV, Samsung suele apostar por Tizen y LG hace uso de WebOS, un sistema operativo que nació de la mano de Palm, el mítico fabricante de PDAs, y que luego fue adquirido por HP hasta terminar en mano de LG. Aunque WebOS se centró primero en smartphones, posteriormente su uso ha derivado más hacia otros dispositivos, encontrando en los televisores su mejor hueco de mercado.

El LG OLED65E6V utiliza WebOS 3.0 ejecutándose sobre un procesador de cuatro núcleos que lo maneja a la perfección sin lags o retardos.

Tenemos varias maneras de interactuar con la televisión. De entrada tenemos un pequeño mando básico con pocos controles que permite navegar menú a menú y otro mando más avanzado, Magic remote,  con el que podemos manejar el puntero moviéndolo gracias a los sensores que integra, al más puro estilo de los mandos de la Wii. También cuenta con múltiples botones y una pequeña rueda central.

Además, el mando cuenta con su propio micrófono y podremos utilizar comandos de voz que facilitan bastante ciertas tareas, no obstante, el no disponer de un teclado físico en el propio mando como hacen algún que otro fabricante hace que escribir ciertas cosas como cuentas de correo o contraseñas sea bastante engorroso.

WebOS soporta la instalación de aplicaciones, aunque de serie viene bastante bien servido, a través de la tienda de aplicaciones de LG.

Tenemos las míticas aplicaciones como Netflix, Wuaki.tv, Amazon Instant Video, Spotify,Movistar+, Youtube o Plex  entre muchas otras e incluso una app específica de LG para instalar en el Smartphone y transferir contenidos directamente, controlar la televisión o incluso proyectar la pantalla del Smartphone en el televisor a través de Miracast. También soporta reproducción desde dispositivos externos, a través de  la red local o mediante USB

 

 

 

Pruebas de imagen, color, RGB, escala de grises

A continuación os dejamos con algunas fotografías del televisor visualizando distintos vídeos HDR 4K para poder ver de lo que es capaz. Si bien es una manera bastante visual de ver cómo se comporta, los colores y calidad que veréis en la imagen depende de vuestro monitor, de su calibración y de la cámara con la que tomamos las fotos, por lo que no es una manera objetiva de representar de lo que es capaz el OLED65E6V.

Por ello,para poder medir de lo que es capaz esta pantalla de manera subjetiva hemos utilizado un colorímetro junto al software HCFR para tomar distintos valores de la representación de color, cobertura RGB, escala de grises o temperatura de la imagen.

BATERÍA DE PRUEBAS

Como hemos comentado, la LG TV OLED65E6V dispone de varias configuraciones predefinidas de color, brillo, etc. Dependiendo de la configuración utilizada, los valores cambian considerablemente, por lo que iremos mostrando distintos resultados dependiendo del modo escogido.

Los modos que ofrece son: Estándar, Vivido, Juego, Cine, HDR (alto,medio,bajo) y Experto (alta luminosidad y baja luminosidad). Cada uno ofrece unos valores distintos. Hemos tomado mediciones de todos ellos, pero mostraremos los más representativos para poder ver la diferencia entre los distintos modos y ver de lo que es capaz el televisor.

 

COBERTURA RGB

La LG TV OLED65E6V no tiene problemas para cubrir la totalidad de la gama RGB por un amplio margen, sobre todo en colores cercanos a la paleta del verde. Prácticamente todos los modos de visualización ofrecen una cobertura excelente, salvo en el modo Cine que, aún cubriendo la totalidad del espacio RGB, se queda algo más corto que en otros modos.

RGB - Modo estándar.

RGB Modo Estándar

RGB - Modo Cine

RGB Modo Cine

REPRESENTACIÓN DE COLOR

Poniendo aquí fotografías de imágenes de la pantalla no se puede demostrar cómo muestra los colores el televisor en los distintos modos (influyen vuestros monitores y también los valores de captura de la cámara).

Sin embargo, sí que podemos mostrar una tabla con el color que se ha enviado a generar a la televisión y cómo lo muestra realmente, algo que de nuevo vuelve a depender de vuestros monitores, pero que permite ver el nivel de diferencia entre la muestra y el resultado de la televisión en los distintos modos.

En todos los modos podemos ver la demostración de una de las características del panel OLED: el negro es totalmente negro, la diferencia entre la muestra a representar (negro real) y el color representado por la pantalla es 0.00, negro real, esto es así en todos los modos de visualización como no podía ser de otra manera.

Los modos Cine y  Experto “alta iluminación” son los que ofrece una mejor representación de color real, podemos ver que hay casos donde las diferencias entre la muestra y la representación real de la pantalla son muy pequeñas

Color Modo Cine

Modo Cine

Color Modo Experto (Alta iluminación)

Modo Experto alta iluminación

En el extremo contrario tenemos al modo Vívido que, como su propio nombre indicia, tiende a exagerar los colores para darles un toque más llamativo. Cómo podemos ver en los resultados del colorímetro, aquí las diferencias se disparan y la representación de colores es mucho más exagerada. Solo hay que echar un vistazo, por ejemplo, al color blanco donde se muestra con un tono mucho más azulado, o a las diferencias entre los colores representados y las muestras.

Color Modo Vivido

Modo Vivido

El modo estándar, que con el que viene la televisión configurada por defecto, muestra también unos colores más saturados, aunque sin llegar al nivel de exageración del modo vívido.

MODO ESTÁNDAR

Modo estándar

Hay que tener en cuenta que una cosa es el realismo a la hora de representar colores y otra la preferencia de los usuarios. Generalmente, suele gustar más un toque más azulado en la imagen, con temperaturas más frías y colores más llamativos, de ahí la elección de este modo.

De hecho, los valores de temperatura de color en estos modos (Estándar y Vívido) superan los  9000K de temperatura de color (se suele tomar como base del blanco puro los 6500K), mientras que el modo cine y el modo experto rondan los 7000K

 ESCALA DE GRISES

En esta prueba podremos ver desgranado el valor de los tres colores básicos RGB cuando se muestran distintas tonalidades de gris del 10% al 90%, teniendo en cuenta el negro y el blanco. Al ser panel OLED, el color negro es real y mostrará el valor 0.

Cuanto más juntas estén las gráficas de Rojo, Verde y Azul, mejor representación de grises tendremos. Realizando las calibraciones oportunas al televisor se puede conseguir adaptar modos a los valores más reales si así se desea, pero nos hemos limitado a mostrar lo que ofrece cada modo predefinido de LG.

En el modo estándar podemos ver como el color azul es predominante, el rojo está por debajo del 100% y el verde se mantiene estable por donde debería. Esto corresponde con los resultados anteriores donde el modo estándar y el vívido ofrecían unos colores más azulados. La gráfica del modo vivido es muy similar a la del modo estándar, aunque más exagerada.

Escala de grises - Modo Estándar

Escala de grises - Modo Vivido

El modo experto vuelve a mostrarse como uno de los modos más fieles a la realidad, con una distribución del color mucho más cercana al centro y, aunque el rojo sigue por debajo, está mucho más ajustado que en los modos anteriores. El modo Cine ofrece también una muy buena calibración en ese sentido.

Escala de Grises - Modo Experto (alta luminosidad)

Escala de Grises - Modo Cine

Para terminar, os dejamos con un vídeo del LG OLED65E6V funcionando junto con la NVIDIA SHIELD 4K. 

Análisis y Conclusión

Esta televisión nos ha dejado claro que los datos en papel que promete la tecnología OLED son ciertos, la calidad de imagen es impresionante y esos negros reales hacen que la experiencia de visualización de esta LG OLED65E6V será algo increíble.

Soporta los últimos estándares como HDR 10 con Dolby Vision, un formato que, aunque a día de hoy hay pocos contenidos, es el futuro y poco a poco empezarán a llegar contenidos. Ver un vídeo 4K HDR es una gozada que te deja prendido del televisor. Incluye también soporte 3D con gafas pasivas (se incluyen dos), algo de agradecer aunque esta tecnología haya caído bastante en el olvido

Las funciones de Smart TV están a la altura de lo que se puede pedir a día de hoy a un televisor, con acceso a los servicios más conocidos, tienda de aplicaciones extensa y todo tipo de conectividad para dispositivos

Los más puristas del sonido posiblemente acompañen a este televisor de un sistema de audio externo de gama alta, una pantalla de esta calidad se lo merece, pero tampoco es algo imprescindible, el sistema de sonido integrado es de alta calidad, diríamos que al nivel de una barra de sonido de gama alta, gracias al sistema Harman Kardon 4.2, 4 en el frontal de 40W y los subwoofers de 20W con el que se consigue un sonido claro y potente. A esto ayuda el gran tamaño de la pantalla, dejando más espacio para colocar los altavoces más separados y de mayor potencia.

No sabemos qué deparará el futuro, pero visto lo visto estamos seguros que la tecnología OLED tiene muchas papeletas para seguir siendo el referente en la gama más alta, aunque, al menos de momento, poder disfrutar de esta calidad de imagen requiera un sacrificio económico al alcance de poca gente. Hay que tener en cuenta que el precio oficial de esta LG OLED65E6V es de 6.999 Euros y, aunque se puede encontrar por cantidades algo inferiores dependiendo de la tienda, sigue siendo un precio al alcance de muy pocos.

Pero, como todo en este mundillo tecnológico, las tecnologías más novedosas y de mayor calidad requieren rascarse el bolsillo, y si queremos disfrutar de la calidad de imagen que ofrece este  LG OLED65E6V es el precio que hay que pagar, al menos mientras los paneles OLED no se extienden y masifican,

Sea como sea, no hay duda que el LG OLED65E6V es una de las mejores televisiones de 65” que podemos encontrar en el mercado, su panel OLED ofrece una calidad de imagen excelente y el soporte HDR10 Dolby Vision asegura que estará preparada para todos los contenidos de alta calidad que vienen.

Fin del Artículo. ¡Cuéntanos algo en los Comentarios o ven a nuestro Foro!

  • Producto: LG TV OLED65E6V
  • Fecha: 05/04/2017 20:02:46