ASUS Zenfone Zoom S

por Antonio Delgado 24/07/2017 ...
Procesador
Ram y almacenamiento
Cámara
Precio
Web
Snapdragon 625 (8 núcleos a 2 GHz)
4GB, 64 GB
Doble cámara de 12 MP con zoom 2,3x
469 Euros
Puntuación de ASUS Zenfone Zoom S en la review:

Introducción y especificaciones

Con el Zenfone Zoom, ASUS fue la primera en combinar un zoom óptico compacto en un smarphone gracias al uso de una lente especial de Hoya con un Zoom de tres aumentos.

Es cierto que el móvil tenían grosor más elevado que la mayoría de móviles del mercado, pero es mucho más fino que las propuestas con zoom óptico que había hasta ahora, consiguiendo un equilibro entre las posibilidades que ofrecía el Zoom óptico x3 y un tamaño manejable para llevar en el bolsillo, aunque luego en la práctica la calidad final de las fotografías no era todo lo óptima que se podía esperar de un móvil centrado en fotografía.

Los problemas se achacaban, sobre todo, a un sensor pequeño con una lente con una apertura muy baja  que le ponía complicado trabajar con fotos en entornos de baja luz y a un software que no estaba a la altura y que ofrecía algunos comportamientos erráticos.

Con el nuevo Zenfone Zoom S ASUS ha buscado una nueva solución para conseguir un diseño mucho más fino, pero manteniendo las posibilidades del zoom óptico, en este caso x2,3, gracias al uso de una cámara secundaria con una distancia focal más alta de 59 mm (zoom x2,3) y a una cámara primaria con una apertura de las más amplias que podemos encontrar en el mercado y un sensor más grande de ½,55 con estabilización óptica.

Veamos si en esta ocasión la compañía ha dado en el clavo y podemos disfrutar de un terminal que tenga ese punto diferenciador en el ámbito de la fotografía móvil.

Especificaciones técnicas

  • Procesador Snapdragon 625 de 8 núcleos a 2,0 GHz.
  • GPU Adreno 506
  • 4 GB de RAM
  • 64 GB de almacenamiento interno
  • Pantalla de 5,5% AMOLED de 1980 x 1080 píxeles con 500 nits de brillo
  • Protección Gorilla Glass 5
  • Cámara principal de 1/2,55”, 12 MP, apertura F/1.7 con OIS de 4 ejes. Distancia focal de 25 mm. (Zoom 1x)
  • Cámara secundaria de 12 MP con apertura F/2,6 y distancia focal de 59 mm (Zoom 2,3x)
  • Cámara frontal de 13 MP
  • WiFi 802.11 n, BT 4.2
  • Dual SIM 4G
  • microSD
  • Android 6.0 con ZenUI
  • 5000 mAH con carga rápida y carga inversa.
  • 154,3 x 77 x 7,9 mm
  • 170 gramos

Diseño y pantalla

El primer ASUS Zenfone Zoom, por su grosor, ya dejaba poco margen a conseguir un diseño similar al del resto de smartphones, de hecho su claro enfoque a la fotografía sirvió de excusa para utilizar un diseño poco convencional que recordaba a las cámaras de fotos, con imitación de cuero y una pequeña zona de agarre, siendo el elemento principal el círculo central con la lente.

En este Zenfone Zoom S, tenemos ante nosotros un Smartphone con un diseño más típico donde las intenciones en cuanto a fotografía no se ven a simple vista y puede pasar desapercibido.

Está fabricado en metal de una pieza con un acabado bastante uniforme tan solo cortado por las dos líneas que separan la zona superior de la trasera.

La parte trasera es muy limpia y lisa, quedando en la zona superior el sensor de huellas, situado en la parte trasera, y con la cámara en la esquina superior izquierda seguida por el doble flash y los sensores de enfoque.

Un detalle que hay que tener en cuenta y que sin duda es un acierto es que, a pesar de contar con doble cámara y una batería de nada más y nada menos que 5.000 mAh, ASUS ha conseguido que el grosor del Zenfone Zoom S se quede en unos excelentes 7,9 mm.

La parte inferior deja ver el altavoz de 5 imanes, el puerto de 3,5mm que, por suerte, ASUS no ha querido eliminar, y un puerto USB 3.0 de tipo C, mientras que en la parte lateral derecho tenemos los botones de encendido y apagado y volumen.

En el frontal tenemos tres botones táctiles y unos marcos bastante generosos que se quedan alejados de los últimos buques insignia del mercado, no obstante hay que recordar que este Smartphone por características y salvo la cámara, entraría a competir con la gama media “Premium”

La pantalla tiene 5,5” y un panel AMOLED con resolución de 1920 x 1080 píxeles protegida por una capa de cristal Gorilla Glass 5. De serie viene con un modo intenso de colores que los hacen lucir más llamativos y con más saturación, pero para los que prefieran algo más real se puede configurar en el propio terminal.

El brillo máximo es de 500 cd/m² y, si bien es más que suficiente para ver con claridad la pantalla en exteriores, incluso con día soleado, produce unos reflejos horizontales bastante llamativos que pueden llegar a ser molestos dependiendo del ángulo con el que nos de la luz. Posiblemente estén producidos por la capa de gorilla glass o quizás por la capa oleofóbica anti-huellas que, por cierto, hace un muy buen trabajo.

Cámara y Zoom

La cámara es el eje central y la razón de ser del Zenfone 3 Zoom. La posibilidad de utilizar un zoom óptico en un móvil que siga siendo un móvil y no una cámara con funciones de Smartphone mucho más gruesa y voluminosa es algo que ASUS ya consiguió con el primer Zenfone Zoom, pero en esta ocasión tenemos una aproximación mejorada con un doble sensor, mejores prestaciones y un diseño aún más fino.

Si el primer modelo conseguía el Zoom con un sistema compacto de lentes móviles, en el Zenfone Zoom S ASUS se ha decantado por un sistema de dos lentes, donde la principal se utiliza para las tomas sin zoom y la secundaria tiene una distancia focal más larga para conseguir fotos con un zoom óptico efectivo de 2,3x.  Por el camino se han perdido esos 0,7x de zoom extra que nos daba el primer modelo, pero a cambio tenemos una cámara principal mucho mejor y un grosor mucho más fino.

La cámara principal está firmada por un sensor Sony IMX362 de 12 megapíxeles acompañado de una óptica con apertura de f/1.7 y un sistema de estabilización óptica de 4 ejes. Una de las críticas que hicimos en su día al primer zenfone era su bajo desempeño en entornos de poca luz y con estas especificaciones parece que ASUS ha puesto énfasis en mejorar ese aspecto.

Tenemos una de las aperturas más amplias disponibles en un Smartphone, con un sensor de un tamaño más grande y estabilización, y sin duda se nota cuando hacemos fotos de noche o en situaciones difíciles.

Se complementa con el modo noche de la aplicación de cámara de ASUS con el que se puede captar más luz combinando píxeles y con tiempos de exposición mayores. En esta prueba hemos usado una caja específicamente creada para probar de lo que es capaz y, en un entorno prácticamente oscuro donde a simple vista no se veía nada, hemos podido capturar esta foto.

No obstante, por las condiciones especiales que requiere este modo (móvil completamente fijo), su utilidad real se limita a situaciones muy muy concretas. Además, como decíamos, su gran apertura de lente hacen que este modo no sea necesario en muchos casos.

Cuando pasamos a fotos bien iluminadas, la composición global sale como era de esperar, con calidad más que decente y sin ningún problema. Sin embargo, si acercamos y vemos la fotografía en resolución nativa 1:1 vemos como se pierde mucho detalle y nitidez  y los bordes tienen ese “efecto acuarela”, posiblemente debido al procesado que aplica el móvil a las fotos.

Rrecorte 1:1 donde se puede apreciar la falta de nitidez de la cámara principal

El enfoque es bastante rápido gracias a la tecnología dual-pixel junto al sensor láser, aunque en las fotos con zoom le puede costar un poco más.

ZOOM

Cuando queremos utilizar el Zoom tan solo tenemos que pulsar en la bolita de zoom que hay a la derecha de la interfaz de cámara y nos saltará de zoom 1x, zoom 2,3x y zoom 5x (digital).

En condiciones con mucha luz, se consiguen buenos resultados y da bastante juego tener un zoom así en un móvil, sin pérdida de calidad.

Naturalmente si usamos el zoom 5x la pérdida ya es notable porque se utiliza zoom digital, pero realmente la gracia de este móvil es usar el zoom óptico 2,3x.

Lo malo del Zoom de 2,3x es que la cámara encargada de tomar esas fotografías tiene una apertura de f 1/2,6”, por lo que la cantidad de luz que es capaz de captar es mucho menor, además carece de estabilizador óptico por lo que con poca luz el zoom es directamente inusable.

Y no lo decimos porque las fotos salgan muy oscuras o con mucho ruido, es que directamente ASUS no nos deja utilizar el zoom óptico con su aplicación cuando la luz no es óptima.

Me explico, si el entorno está bien iluminado y pulsas el botón de zoom 2,3x, o amplias con los dedos hasta pasar de 2,3x, el móvil automáticamente cambia a la cámara secundaria y la utiliza para sacar la foto sin pérdida. Sin embargo, si hacemos eso en entornos de poca luz, directamente no se cambia a la cámara secundaria, por lo que estaremos haciendo una fotografía con zoom digital con toda la pérdida de calidad que eso conlleva.

Esto no hay manera de cambiarlo y ni activando el modo manual podremos forzar que se active el zoom óptico, si la aplicación considera que no hay suficiente luz, directamente no lo activará.

Esto, que tiene cierta lógica dadas las limitaciones de la cámara secundaria, puede ser muy molesto porque la aplicación no indica cuando estamos utilizando una cámara u otra, así que podemos estar haciendo zoom pensando que usamos el zoom óptico y llevarnos la sorpresa al ver luego las fotos y ver que han salido con mala calidad por culpa de usar el zoom digital.

En ese sentido no se entiende como ASUS no ha añadido un indicador para saber qué cámara estamos usando. La única manera de saberlo es, tras hacer la foto, ir a ver las propiedades de la misma para saber si usaba apertura f/1.7 (cámara principal) o f/2.6 (cámara secundaria). O poner el dedo directamente en la cámara para ver cual se está utilizando, sin duda un punto en contra.

Otro problema que nos encontraremos es que la aplicación de cámara no termina de ir todo lo bien que debería, y a veces, cuando cambiamos de un zoom a otro, nos dará un salto mientras cambia de sensor, o incluso se quedará con un funcionamiento errático, haciendo zoom cuando indica que estamos en 1X o metiendo zoom digital 5X cuando deberíamos usar zoom 2,3x.

Cuando hemos realizado estas pruebas, el Zenfone Zoom S venía con Android 6.0, pero durante estos días ASUS está desplegando Android 7.1.1 con mejoras en la cámara y en la aplicación, por lo que estos problemas deberían corregirse.

En definitiva, las capacidades fotográficas del Zenfone Zoom S están un paso por encima de terminales de gama media-premium que se mueven en estas especificaciones y acabados, ya sea por la cámara principal con su gran apertura o por el zoom óptico, algo de lo que muy pocos móviles pueden presumir salvo que nos vayamos a gamas muy altas como el iphone 7 Plus.

Sin duda es una gozada poder ampliar una fotografía sin tener que utilizar el zoom digital y sin tener que cargar con un objetivo extra o un móvil mucho más voluminoso. Es cierto que tiene sus limitaciones, sobre todo por la pequeña apertura de su sensor secundario, pero no deja de ser un extra que acompaña al buen desempeño general del sensor principal.

Autonomía y rendimiento

Aunque se supone que el Zenfone Zoom S es un Smartphone centrado sobre todo en la cámara, uno de los puntos que más destacan es su enorme batería de 5.000 mAh.

No es la primera vez que ASUS hace uso de una batería de ese tamaño, pero hasta ahora la habíamos visto únicamente en la gama Zenfone MAX con unas prestaciones más modestas y ahora se integra en un móvil más potente y con un diseño mucho más fino y cuidado.

Utilizar un móvil con esta capacidad de batería es un mundo a parte, no tendrás que preocuparte de si llevas el cargador o una batería externa aunque te vayas un fin de semana fuera, es capaz de aguantar dos días sin problemas y, además, si necesitamos cargar otro dispositivo, el Zenfone Zoom S tiene carga inversa y funciona como una batería externa.

Sin duda uno de los puntos más fuertes de este terminal y que nos ha sorprendido gratamente.

Rendimiento

En cuanto al rendimiento, tenemos un procesador de gama media Snapdragon 625 con 8 núcleos a 2.0 GHz, a estas alturas un SoC capaz de mover el sistema con total fluidez y sin problemas.

Está claro que no es un Snapdragon 835 ni el último Exynos, pero a la hora de mover el sistema va perfectamente, y solo se puede notar que no es un tope de gama a la hora de ejecutar algún juego pesado. Además, es un procesador mucho más fresco que otros modelos de gama más alta y aunque estemos todo el día haciendo fotos no notaremos ningún sobrecalentamiento.

Ayudan mucho los 4 GB de RAM, sobre todo a la hora de hacer uso de la multitarea. y eso a pesar del bloatware que ASUS sigue empeñada en meter en su capa ZenUI, una capa muy personalizada y con muchas funciones útiles pero a la que sobran algunas aplicaciones que más que ayudar, pueden resultar molestas.

Los test de rendimiento arrojan los mismos resultados que el Snapdragon 625 que integra el Zenfone 3 y que podéis consultar en el siguiente enlace: Review ASUS Zenfone 3.

Análisis y Conclusión

El ASUS Zenfone Zoom S mejora en todo a su predecesor, no hay ningún elemento donde sea inferior o hayamos visto un paso atrás.

El diseño es mucho más compacto y fino, tenemos unas especificaciones mucho más modernas con procesador de 8 núcleos y 4 GB de memoria RAM que destacan en la gama media premium en la que se mueve y, además, una batería impresionante de 5.000 mAh que hará las delicias de los que buscan la máxima autonomía sin tener que irse a modelos muy gruesos.

Tenemos conectividad USB-C, capacidad de cargar dispositivos, dual SIM, y la mayoría de características que podemos esperar de un terminal de esta gama, aunque la ausencia de WiFi 802.11ac a estas alturas no tiene mucha justificación.

La cámara ha mejorado mucho respecto de aquel Zenfone de primera generación, ya no solo por la reducción de grosor, sino porque al dividir la función fotográfica en dos cámaras se evitan las limitaciones de querer meterlo todo en un único sensor.

De esta manera, podemos tener una cámara principal con una amplia apertura de f/1.7 con estabilizador óptico capaz de sacar buenas tomas incluso en entornos donde la luz escasea (el punto más débil de su predecesor) y, además, un zoom óptico en la cámara secundaria para ampliar sin pérdida de calidad.

No todo son luces en ese sistema de cámaras, ya hemos comentado que la aplicación de cámara del Zenfone Zoom S necesita mejoras, sobre todo a la hora de gestionar los dos sensores, en el procesado final y a la hora de ofrecer información detallada sobre qué cámara estamos usando, pero ASUS está trabajando en ello y en el despliegue de Android 7.1.1 que está por venir estos mismos días veremos mejoras en ese sentido.

El Zenfone Zoom S jugaría en la misma liga que el Zenfone 3, es una gama media con acabados y características premium, pero con el extra que supone el sistema de cámaras dual con Zoom óptico. Esto hace que su precio aumente hasta los 469 Euros (algo menos si encontramos algunas ofertas), por lo que, a priori, se trataría de un producto de nicho para los que buscan algo diferente y las posibilidades en el campo fotográfico que da un zoom óptico. Sin embargo, la inclusión de una batería de 5.000 mAh le da un extra que pocos móviles tienen, al menos con ese grosor, por lo que  también es un terminal a tener en cuenta si queremos una autonomía excelente.

LO MEJOR
Zoom óptico en poco grosor
Cámara principal con apertura f/1.7
Buenos acabados y materiales
4 GB de RAM
Impresionante batería de 5.000 mAh en poco grosor
Buena calidad de sonido en su altavoz
Incluye una funda de serie
LO PEOR
No tiene WiFi 802.11ac
La aplicación de cámara falla a veces
La cámara con Zoom no se activa si no está bien iluminado el entorno
Poca información relativa a la cámara que se está usando
Demasiadas aplicaciones prescindibles en ZenUI
  • Producto: ASUS Zenfone Zoom S
  • Fecha: 24/07/2017 19:00:26
Secciones: Smartphones