ASUS Zenfone Zoom

por Antonio Delgado 18/03/2016 4
Procesador, RAM y Almacenamiento
Pantalla
Cámara
Precio
Web
Intel Z3590 (2.5Ghz), 4 GB LPDDR3, 128 GB EMMC.
5,5" 1920 x 1080
13 MP, HoyaLens, Zoom Óptico 3X.
549 Euros (64 GB)
Puntuación de ASUS Zenfone Zoom en la review:

Introducción y prestaciones técnicas

El ASUS Zenfone Zoom es un terminal al que le teníamos ganas. Lo conocimos hace algo más de un año, en el CES del 2015 y, desde entonces, hemos visto como se ha ido retrasando varias veces hasta ahora que llegará a España durante el mes de abril. Decimos que le teníamos ganas por que nos encanta cuando un fabricante, sobre todo en el aburrido mercado de smartphones, se atreve con algo distinto y rompedor que ofrece características que no se pueden encontrar en ningún otro móvil del mercado. Y ese es el caso del ASUS Zenfone y su zoom óptico de 3 aumentos en un cuerpo de smartphone.

El Zenfone Zoom es un claro ejemplo de la diversificación de gama por la que apuesta ASUS con sus Zenfone. Hay modelos con todo tipo de funciones y precios, para selfies, con fotografía rápida con enfoque láser, modelos económicos, modelos de gama alta, etc. Y todos ellos englobados dentro de la gama Zenfone con toques de diseño comunes.

De hecho, sobre todo en la parte del hardware interno, notaréis que este Zenfone zoom es muy similar al ASUS Zenfone 2 (ZE551ML) que analizamos hace unos meses. Hay mejora en el procesador, que pasa de ser un Z380 a un Z3590 y, además, este modelo alcanza unos impresionantes 128 GB de almacenamiento interno.

La memoria RAM permanece inalterada con 4 GB LPDDR3 y tenemos soporte para WiFi 802.11ac, LTE de clase 4, NFC, Bluetooth 4.0 y una única SIM. 

En el siguiente vídeo tenéis un resumen con todas las especificaciones y funcionalidades más importantes del ASUS Zenfone Zoom:

Estas son las especificaciones completas del Zenfone Zoom de ASUS que hemos analizado Zenfone Zoom ZX551ML:

  • Intel Atom Quad Core Z3590 con 4 núcleos a un máximo de 2,5 GHz y GPU PowerVR G6430
  • Módem Intel 7262
  • 4 GB de memoria RAM LPDDR3
  • 128 GB de memoria eMMC ampliables con microSD de hasta 128 GB.
  • Pantalla IPS 5,5 pulgadas 1920 x 1080p con Gorilla Glass 4.
  • Batería de 3.000 mAh.
  • Cámara trasera de 13 MP con zoom óptico x3 fabricada por HOYA, enfoque láser y dual tone flash a la que dedicaremos gran parte de nuestro análisis.
  • Cámara frontal de 5 MP.
  • Android 5.0
  • 158,9 x 78,84 x 11,95 mm.
  • Su peso, según ASUS, es de 185 gramos con batería, sin embargo el peso real es bastante más elevado, con 204 gramos. Algo que se nota al usarlo de manera continuada.

Diseño y Pantalla

Aunque pertenece a la familia de Zenfone 2, el Zenfone Zoom de ASUS tiene un diseño bastante distinto al de sus hermanos. Mantiene partes y toques comunes, pero tiene suficientes elementos distintos para que destaque sobre los demás.

La parte frontal está dominada por una pantalla IPS de 5,5 pulgadas con resolución Full HD de 1920 x 1080 píxeles y protección Gorilla Glass 4. La calidad de la pantalla es buena y los ángulos de visión no darán problemas. Eso sí, el Zenfone Zoom es un terminal grande y no le ayuda los generosos marcos que tiene la pantalla, tanto en el propio panel como en la estructura del móvil. Si buscáis un terminal ligero y con un ratio de tamaño/pantalla pequeño, éste no es vuestro terminal, pero ya os habréis imaginado que lo que lo hace especial no está en estas características

El peso tampoco ayuda con sus 204 gramos, que se notan bastante al utilizarlo día a día, sobre todo si lo comparamos con otros móviles de 5,5", sin embargo es el precio que hay que pagar por contar con un módulo de cámara como el que integra el móvil

La estructura del Zenfone Zoom es metálica, en este caso con un ligero toque dorado sobre el que se colocan los botones de volumen/zoom, encendido y los botones dedicados para fotografía y vídeo, sin duda un detalle que agradecemos los que damos un uso intensivo a las cámaras de los smartphones.

Otro detalle llamativo lo encontramos en su parte trasera, donde el elemento dominante es el módulo de la cámara rodeado de un borde plateado, sin embargo, comparte protagonismo con una carcasa con acabado de tipo piel que tiene un pequeño saliente para facilitar el agarre. ASUS también incluye una pequeña correa para evitar que se nos caiga realizando fotos, algo de agradecer.

la carcasa es intercambiable y se puede extraer para dejar ver el puerto de la tarjeta micro SIM y de la micro SD. A pesar de lo que pueda parecer, la batería del ASUS Zenfone Zoom no es extraíble por desgracia.

Cámara y Zoom Óptico

La cámara es el aspecto más importante sin duda alguna de este ZenFone Zoom. Como hemos visto, sus especificaciones internas serían comparables al ZenFone 2 (ZE551ML) que ya hemos analizado previamente y en ese sentido no encontraremos mucha novedad. Sin embargo, su cámara con zoom óptico integrado, al menos en un smartphone con las dimensiones de un smartphone -los Galaxy K Zoom y similares no los considero smartphones como tales-  es algo novedoso en el sector y se merece un apartado prioritario en este análisis.

Como ya hemos visto, la cámara del ASUS Zenfone Zoom está basada en una lente desarrollada por el fabricante japones HOYA. Esta lente contiene 10 elementos formados por dos lentes en forma de prisma, 4 cristales y cuatro lentes asféricas móviles que consiguen el zoom óptico de tres aumentos equivalente a una distancia focal de 28-84mm. Estas lentes van a dar a un sensor Panasonic SmartFSI de 1/3 pulgadas de tamaño con una resolución de 13 megapíxeles. Al contar con Zoom óptico, la apertura de la lente es variable desde f/2.4 sin zoom hasta f/4.8 con el zoom al máximo. Esta apertura tan baja es uno de los precios que tendremos que pagar por disponer de un sistema de Zoom óptico en un Smartphone.

La lente cuenta con un sistema de estabilización óptica de 4 ejes que evita que los movimientos del móvil afecten a la toma de fotografías, algo prácticamente imprescindible para las fotografías en condiciones de poca luz donde las velocidades de obturación son bajas para capturar más luz.

A esta lente le acompaña un sistema de enfoque láser capaz de enfocar en 0.03 segundos según ASUS, aunque luego los tiempos de enfoque en situaciones reales son bastante más elevados. También se incluye un doble flash LED dual Tone para conseguir unos colores más naturales cuando necesitamos iluminación extra

Además, la inclusión de un botón físico para la realización de fotografías y también otro botón dedicado a los vídeos (algo bastante poco común en un Smartphone) facilitan la tarea de enfocar y disparar. Los botones de volumen sirven para hacer zoom.

Toda esta demostración de tecnología no serviría de nada sin un software que lo aprovechara, y para eso tenemos la aplicación ASUS PixelMaster que la compañía integra en todos sus zenfones. Esta aplicación integra modos de funcionamiento como HDR, modo noche (combina píxeles para sacar fotos más luminosas con resolución reducida de 3 MP en este caso), super-resolución y todos los modos que hemos visto ya en otros ZenFone. La aplicación es capaz de detectar el mejor modo para cada situación y nos sugerirá su utilización. Además, en el modo manual tendremos control total sobre el balance de blancos, velocidad de obturación, enfoque, ISO, etc.

Con el modo manual es posible hacer que las fotografías luzcan exactamente como nosotros queramos, no obstante, salvo la aplicación de algún modo en concreto, las fotografías que os mostraremos a continuación han sido capturadas en el modo automático que es donde la gran mayoría de usuarios se desenvuelve con las cámaras de los terminales. Las fotos que se muestran en e artículo están reducidas de tamaño y calidad pero si hacéis clic en ellas se cargará la versión de tamaño completa tal cual sale de la cámara. las fotografía con Zoom se han realizado con el máximo nivel de zoom 3x (el zoom por software aceptaba más aumentos, pero la pérdida de calidad era muy notable).

Las fotografías se han tomado en formato 4:3 (salvo en modos especiales) al ser este el formato del sensor y, por tanto, el único formato en el que se aprovecha la totalidad de los 13 megapíxeles.

Fotografía sin zoom (clic para ampliar)

 En las fotografías de día, con condiciones de luz favorables el ZenFone Zoom no tiene ningún problema para sacar fotografías de calidad de manera rápida y sin problemas, el zoom óptico da pie a realizar capturas sin acercarnos y , en otros casos, fotografías de objetos y zonas a las que no sería posible acceder físicamente para sacar una foto sin zoom.

Fotografía sin zoom (clic para ampliar)

Fotografía con zoom (clic para ampliar)

Fotografías como esta, donde se puede ver a un planeador arrastrado por una avioneta serían imposible con la mayoría de móviles del mercado.

Fotografía con zoom (clic para ampliar)

 

Fotografía con zoom (clic para ampliar)

Fotografía sin zoom (clic para ampliar)

Fotografía con zoom (clic para ampliar)

Fotografía sin zoom (clic para ampliar)

Fotografía con zoom (clic para ampliar)

Fotografía sin zoom (clic para ampliar)

Fotografía con zoom (clic para ampliar)

Fotografía sin zoom (clic para ampliar)

Fotografía con zoom (clic para ampliar)

Todavía falta algo de trabajo por parte de ASUS en la parte de software, muchas veces, al hacer zoom, el móvil no es capaz de ajustar la exposición y se queda bloqueada, de tal forma que las fotografías quedan demasiado oscuras. En esos casos es necesario desactivar y volver a activar el zoom. En las siguientes fotografías se puede ver el problema.

Fotografía sin zoom (clic para ampliar)

Fotografía con zoom y exposición incorrecta (clic para ampliar)

Fotografía con zoom con buena exposición (clic para ampliar)

Si nos fijamos en la fotografía que ha salido demasiado oscura, o en la del hipopótamo con zoom, también se deja ver otro problema de la cámara del terminal, aunque en este caso posiblemente sea algo físico producido por un zoom óptico en un espacio tan pequeño (es un problema que afecta también a objetivos de cámaras reflex). Hablamos del viñeteo, esa especie de "halo" que se deja ver en las esquinas de la fotografía cuando realizamos zoom. En la siguiente imagen también se puede apreciar (además del problema con el zoom y la exposición que oscurece las fotos)

Fotografía con zoom y exposición incorrecta (clic para ampliar)

Cuando pasamos a condiciones nocturnas o con luz deficiente las cosas se ponen difíciles y el ZenFone Zoom tiene que hacer uso de tiempos de exposición más largos e ISOs más altas con más ruido, no obstante ,el estabilizador óptico ayuda bastante, sobre todo en tomas amplias. 

Fotografía con zoom (clic para ampliar)

Fotografía con zoom (clic para ampliar)

Fotografía sin zoom (clic para ampliar)

 Fotografía con flash LED (clic para ampliar)

Fotografía sin zoom (clic para ampliar)

Aún con el ruido, se pueden conseguir fotos bastante espectaculares de noche gracias al zoom óptico. Esta foto de la luna hubiera sido prácticamente imposible de conseguir con un smartphone de no contar con el Zenfone Zoom.

Fotografía con zoom (clic para ampliar)

Fotografía con zoom (clic para ampliar)

El modo HDR ayuda en esas fotos donde el rango dinámico del sensor no muestra todo el detalle. Si la comparamos con la de arriba sin HDR, la siguiente foto muestra los detalles subexpuestos con mucha más claridad. La contrapartida del modo HDR, a parte de necesitar más tiempo para realizar y procesar la foto, es la pérdida de detalle que encontramos si ampliamos la foto.

Fotografía con zoom y HDR (clic para ampliar)

A continuación tenemos una fotografía realizada con el modo noche, donde se consigue supuestamente más luz a costa de reducir la resolución de la imagen, sin embargo, en este caso, la fotografía anterior ha quedado más iluminada y con mayor resolución. En otros casos el modo noche si que aplica más iluminación pero el ruido también es más elevado. Sobre todo si hacemos zoom. No hay que olvidar que con zoom máximo, la apertura se reduce hasta f/4.8 y la cantidad de luz captada se reduce drásticamente.

Fotografía con modo noche (3MP) (clic para ampliar)

 

Fotografía sin zoom (clic para ampliar)

Fotografía sin zoom (clic para ampliar)

Fotografía con zoom (clic para ampliar)

Fotografía sin zoom (clic para ampliar)

Fotografía con zoom (clic para ampliar)

En la foto anterior se deja ver otro problema que surge a veces con el sistema de enfoque del Zenfone Zoom. El sensor láser tiene un rango de enfoque máximo de 50 centímetros de manera precisa, más allá de eso requiere enfocar de manera convencional. Si sumamos esto al uso del zoom óptico al máximo y a una situación sin apenas luz, podremos encontrarnos con fotografías no del todo enfocadas. De hecho, hay que tener bastante cuidado para utilizar el zoom óptico con luz deficiente y conseguir una fotografía de calidad, aquí es donde le modo manual nos ayudará más.

Fotografía con zoom (clic para ampliar)

 En las siguientes fotografías pusimos a prueba el modo HDR del Zenfone Zoom en un entorno donde tiene más sentido. Las grandes zonas de nieve hacen que la cámara tenga que reducir la exposición para no quemar la foto, lo que provoca que las zonas más oscuras salgan subexpuestas. Con el modo HDR, los árboles que salen totalmente oscuros en la primera foto se ven con mucho más color en la siguientes.

Fotografía sin zoom (clic para ampliar)

Fotografía sin zoom y con HDR (clic para ampliar)

Fotografía sin zoom y con HDR(clic para ampliar)

Fotografía sin zoom y con HDR (clic para ampliar)

Conclusiones y análisis de la Cámara.

En general, el Zenfone Zoom se desenvuelve con soltura en los entornos donde la luz no es un problema y el zoom óptico nos permite sacar detalles que pocos móviles pueden sacar, fotografiar objetos o personas que se encuentran a distancia con detalle es un lujo al que hay que renunciar en la gran mayoría de smartphones, pero no en este ASUS Zenfone Zoom. 

Quizás el único que podría competir con el en ese sentido, (a parte de los Galaxy K Zoom que ya dijimos que no entran en la categoría de "smartphone" al uso) sería el Lumia 1020 por su enorme sensor de 1/1.5 y los 41 MP que permiten zooms equivalentes al de este ZenFone Zoom sin utilizar partes móviles. Estamos preparando una comparativa para ponerlos frente a frente y ver de lo que son capaces.

El uso de estabilizador óptico en el Zenfone Zoom es, sin duda alguna, un acierto y algo que debería integrar cualquier smartphone que quiera colarse entre los destacados por su cámara fotográfica. Quizás, aprovechando el generoso grosor del terminal, ASUS podría haber colocado un flash de xenon para redondear el producto, aún así, a pesar de la menor potencia de los flash LED, el doble flash del Zenfone Zoom nos salvará de más de un aprieto. Además, ASUS dispone de un módulo de flash de xenon que se le puede aplicar, aunque todavía no sabemos si llegará a la venta por estos lares.

Pero no son todo luces en la cámara del terminal. Cuando supimos que el sensor integrado tendría un tamaño de 1/3"  con una apertura máxima de f/2.7 ya nos olíamos que el Zenfone Zoom iba a tener algún que otro problema en situaciones de poca luz. Aunque el estabilizador óptico ayuda mucho, una apertura tan baja (mucho más baja con Zoom) con un sensor de ese tamaño sufre a la hora de captar la luz de las escenas y claro, para contrarrestar eso al terminal solo le queda tirar de un aumento del valor de sensibilidad ISO y aumentar los tiempos de obturación.

Al hacer esto, por una parte tendremos menos definición por culpa de la velocidad de obturación y las fotos nos saldrán movidas. El estabilizador óptico ayuda, y mucho, pero no es suficiente en según qué ocasiones. Por otra parte, subir el valor de la sensibilidad ISO hace que el ruido se dispare, y más en un sensor móvil de este tamaño. El Software Pixelmaster aplica distintas reducciones de ruido, pero cuando la luz escasea demasiado no puede hacer milagros.

El modo noche mejora un poco la situación, combinando la información de los 13MP del sensor para dar lugar a una foto de 3 MP con mayor iluminación y, teóricamente, menos ruido. Aún así, este modo es más práctico para paisajes o zonas amplias donde no se busque demasiado detalle ni haya objetos en movimiento.

Otro problema que hemos encontrado está en la parte del software. Como ya hemos comentado con algunos ejemplos, al activar el zoom óptico el control de exposición automático puede dejar de actuar y las fotos pueden quedar demasiado oscura hasta que desactivemos y activemos de nuevo el zoom. Además, hay cierto retardo entre que se pulsa el botón de volumen y el zoom actúa.

Igualmente, con la toma de algunas fotos, sobre todo en situaciones de poca luz o con HDR, la aplicación tiene bastante retardo entre que la foto realmente se hace y el móvil reacciona con el sonido y la captura. Aunque la foto realmente se toma al darle al botón, al usuario le parecerá que se ha hecho demasiado tarde y con retraso. Estos problemas posiblemente son debidos al propio software y no es culpa del hardware, el Intel Z3590 debería ser más que capaz de manejar esta cámara sin problemas.

Tampoco encontramos la posibilidad de sacar fotografías en RAW, algo que fabricantes como Nokia/microsoft, LG o Samsung ya han implementado en sus buques insignia.

También es cierto que ASUS suele cuidar mucho sus software y las actualizaciones son bastante habituales, de hecho, mientras realizábamos este análisis, la aplicación PixelMaster y el propio Software del terminal se actualizó mejorando algunos aspectos, por lo que no hay razón para no confiar en que ASUS solucione estos pequeños problemas en un futuro cercano con sucesivas actualizaciones.

En cuanto al vídeo, también echamos en falta modos de grabación con más fps para implementar cámaras lentas o más resoluciones configuraciones. El Zenfone Zoom graba a 1080p y a 30 FPS como máximo. Es cierto que el estabilizador hace un muy buen trabajo y que disponer de zoom óptico en un vídeo, al igual que en las fotos, es una ventaja que prácticamente nadie ofrece, pero en un smartphone de esta gama esperábamos más en la capacidad de grabación de vídeo.

Os dejamos todas las fotos en tamaño completo en el siguiente álbum:

 

Autonomía y rendimiento

ASUS ha decidido integrar una batería de 3.000 mAh al Zenfone Zoom para acompañar al potente Intel Z3590. Esta combinación hace que la autonomía del Zenfone Zoom alcance sin muchos problemas un día de uso y medio normal

Sin embargo, es un terminal para hacer fotografías, y si nos lo llevamos de excursión para realizar fotos y videos la autonomía sufrirá hasta que tengamos algún que otro problema para llegar a la noche con el cargado, por lo que es recomendable llevar un powerbank si nos vamos a hacer una sesión de fotos intensiva. Para todo lo demás, incluyendo unas cuantas fotos diarias, no tendremos problemas para alcanzar el día de uso.

En cuanto a rendimiento, el Intel Z3590 es una versión algo más rápida que el Z5380 que ya probamos en el Zenfone 2, por lo que su rendimiento está un poco por encima. Si lo comparamos con otros terminales del mercado, podríamos decir que está un poco por encima del LG G4 y su Snapdragon 808 pero debajo de otros como el HTC One M9 con el Snapdragon 810. El Intel Z3590 es un chip que llegó bastante tarde y se pierde completamente la guerra de rendimiento con los nuevos buques insignia de Samsung (Exynos 8890) o Qualcomm (Snapdragon 820)

Os dejamos con la batería habitual de test:

Antutu 6

3DMark Icestorm Unlimited:

Vellamo HTML5:

Vellamo Metal:

Vellamo Multicore:

GeekBench 3 Mono Core:

GeekBench 3 MultiCore:

Conclusión

Gran parte del análisis y conclusión sobre el Zenfone Zoom está basado en su cámara. El hardware interno es algo que ya hemos tocado en el Zenfone 2 con muy pocas variaciones, y lo que realmente hacen distinto a este smartphone de todos los demás lo encontramos en el aspecto fotográfico, al ser el smartphone con zoom óptico más fino del mundo.

Tampoco hemos hablado mucho del software, tenemos Android 5.0 con la capa ZenUI de ASUS, no hay novedades respecto al software que vimos en el Zenfone Max y que podéis conocer en la review que le realizamos, por lo que no me he centrado en ese aspecto. Si es cierto que, en un terminal que sale ahora en abril, sería de agradecer que Android 6.0 viniera de serie, pero parece que no será así y tendremos que esperar a la actualización.

El Zenfone Zoom es una apuesta atrevida que se agradece en este mundillo, ASUS siempre ha sabido sorprender para hacerse un hueco en el mercado de los smartphones -ahí quedan para la historia modelos como el ASUS Padfone y todos sus derivados- y, sin duda, disponer de un zoom óptico en un smartphone de este tipo es algo que nadie más ha hecho, al menos no sin alejarse de lo que es un smartphone.

Tanto el diseño de la parte trasera como los botones físicos de fotografía y vídeo facilitan el agarre y la estabilidad a la hora de realizar fotos. La aplicación PixelMaster es intuitiva y cuenta con un montón de modos de funcionamiento, pero sí es cierto que le falta algo de trabajo para adaptarse a este modelo en concreto de la gama Zenfone. Hay que mejorar los tiempos de respuesta del zoom, la exposición al hacer zoom y algún que otro retardo cuando la luz no es óptima, pero como ya hemos dicho, es de esperar que nuevas actualizaciones corrijan estos problemillas.

Para añadir un zoom de este tipo hay que hacer sacrificios y  la apertura de f/2.7 a 4.8 junto con un sensor bastante pequeño de 1/3" hace que, como hemos comentado, en situaciones de poca luz el Zenfone Zoom se quede alejado de lo que podríamos esperar de un terminal hecho por y para la fotografía. Posiblemente con un sensor de mayor tamaño (que no necesariamente resolución), el Zenfone Zoom podría competir de tú a tú en calidad fotografía con móviles de la talla del Galaxy S7, LG G5 o Lumia 950, pero a día de hoy todavía está lejos de las mejores cámaras móviles.

El ASUS Zenfone es un móvil que tiene muchas luces y sin duda es único en el mercado, pero también algunas carencias que hacen que lo tenga difícil para competir con otros smartphones de la competencia. No hay que olvidar que su precio de salida oficial en España por la versión de 64 GB es de 549 Euros, un precio donde ya entraría a competir con terminales de gama muy alta y, si bien en potencia interna lo podrá hacer con la cabeza bien alta, aspectos como el peso o su tamaño, sobre todo en cuanto a la relación de pantalla con el cuerpo del terminal se refiere, lo alejan bastante de otros terminales que encontramos en ese rango de precios.

Sin embargo, no debemos olvidar que hay una cosa que está clara: si queremos un smartphone con un zoom óptico, el ASUS Zenfone Zoom es el único modelo del mundo que nos ofrecerá esta posibilidad -los Galaxy K Zoom por ejemplo no se pueden considerar smartphones como tales- y, una vez que te acostumbras a poder realizar fotografías con él lo echarás de menos. 

Secciones: Smartphones