ASUS Zenfone 5

por Antonio Delgado 18/05/2018 2
Procesador/RAM/Almacenamiento
Pantalla
Cámaras principales
Precio
Web
Snapdragon 636, 4GB, 64 GB
6,2" FullHD+ Super IPS+ 18,7:9
Sensor de 12 MP F1.8 + Sensor de 8 MP 120º
399 Euros
Puntuación de ASUS Zenfone 5 en la review:

Introducción

La nueva línea de terminales Zenfone 5 de ASUS ha integrado la mayoría de tendencias más actuales del sector como los sistemas de doble cámara, pantallas de 18:9 e incluso el notch en algunos de sus modelos

De entre los tres modelos lanzados El Zenfone 5 es, al menos en papel, el modelo más equilibrado de la nueva línea de smartphones de ASUS. Ofrece considerables mejoras respecto de su hermano pequeño, el Zenfone 5 Lite que analizamos hace unas semanas, y gran parte de las características de su hermano mayor, el Zenfone 5Z,  incluyendo algunas como un ratio de pantalla-cuerpo de 90%, pero manteniendo un precio bastante ajustado de 399 Euros para los que buscan un móvil avanzado y capaz pero sin dejar vacía la cartera

Todo el papel pinta realmente bien, así que pasemos a ver de lo que es capaz este terminal

Especificaciones técnicas del Zenfone 5

  • Pantalla de 6,2 pulgadas Super IPS+ con 90% de ratio pantalla/cuerpo
  • Resolución FullHD de 2246 x 1080 píxeles 18,7:9
  • Procesador Qualcomm Snapdragon 636 de 8 núcleos
  • GPU Adreno 509
  • 4 GB de memoria RAM LPDDR4X
  • 64 GB de almacenamiento interno
  • MicroSD de hasta 2 TB
  • Cámara principal de 12 MP (Sony IMX363 de 1/2.55”) con apertura F1.8 y Estabilización óptica
  • Cámara secundaria de 8 MP con lente gran angular de 120º
  • Cámara frontal de 8 MP con F2.0
  • Doble altavoz
  • Sonido DTS Headphone 7.1 virtual
  • Dual SIM
  • WiFi 802.11ac + Bluetooth 5.0
  • NFC y GPS.
  • LTE de categoría 12 para descarga (600 Mbps) y 13 para carga (150 Mbps)
  • Batería de 3.300 mAh con carga rápida
  • Android Oreo con ASUS ZenUI 5
  • 153 x 75,65 x 7,7 mm
  • Peso de 165 gramos

Diseño

Nos guste o no, el Notch es ya una tendencia imparable y tras el lanzamiento del iPhone X un gran número de fabricantes se ha apresurado a encontrar la “inspiración” en los de Cupertino. ASUS ha sido de las primeras en adoptar este sistema ya visto y lo hace como manera de conseguir unos ratios de pantalla respecto de cuerpo de los más altos que hay en el mercado.

A pesar de sus 6,2 pulgadas de pantalla, la impresionante relación de pantalla/cuerpo del 90% (el Huawei p20 tiene 82%) hace que el Zenfone 5 sea un terminal muy cómodo de utilizar, de hecho, si lo comparamos con un terminal de 5,5” como el Galaxy S7 Edge su tamaño es muy similar a pesar de una pantalla mayor y que el modelo de Samsung reduce ya de por sí su tamaño con la pantalla curva.

El notch del Zenfone 5 no es tan compacto como el del Huawei P20, pero sí que es más pequeño que el modelo de Apple que inició toda esta tendencia. Sea como sea, no hay duda de que a nivel de diseño es lo que más llama la atención al tener este terminal en la mano.

Otro detalle llamativo son las curvadas esquinas que vemos en la pantalla y que siguen la línea del terminal dándole un toque bastante integrado. Realmente da la sensación de que tenemos en la mano todo pantalla y que apenas hay espacio malgastado.

La única zona donde los marcos son algo más gruesos es en la inferior, pero al no tener botones físicos su grosor es también bastante reducido, sin duda ASUS ha conseguido un diseño del frontal ajustado al máximo al espacio disponible y que hace que al tenerlo en la mano parezca un móvil mucho más compacto de lo que esperaríamos en un terminal de 6,2 pulgadas.

La transición entre el frontal y la parte trasera la encontramos en un marco de aluminio con el típico biselado que ASUS imprime a sus terminales, algo que, aparte de darle un toque distintivo, facilita la sujeción del terminal.

En la parte trasera encontramos una lámina de cristal con una ligera curvatura en los extremos. El cristal da un toque más Premium y elegante a los móviles, pero se convierte en una pesadilla si queremos mantenerlos limpios de huellas y marcas, y este Zenfone 5 no es una excepción en ese sentido.

La continuidad del cristal solo se ve perturbada por el sensor de huellas, que se encuentra en la parte trasera en una posición más alta de lo normal que facilita poder utilizarlo sin tener que doblar el dedo. Al estar algo metido para dentro, se encuentra fácilmente por el tacto, aunque la inclusión del reconocimiento facial hace que el sensor de huellas pierda protagonismo.

El otro elemento que destaca en la trasera es el módulo de las dos cámaras, situado en una discreta esquina junto con el flash LED pero con una forma que hace sobresalir las cámaras, lo que supone que cuando apoyamos el móvil en la mesa, no quede perfectamente plano y sea la cámara quien esté en contacto con la superficie.

Por suerte, ASUS ha decidido mantener el conector de auriculares minijack de 3,5mm, en este caso en la parte inferior junto al altavoz. También vuelve el gran ausente en el Zenfone 7 Lite: el conector USB-C.

Todo el diseño y materiales del Zenfone 5 nos dejan bien claro que, a pesar de su precio, estamos delante de un terminal con acabados que no tienen nada que envidiar a la gama más alta del momento.

Pantalla

El Zenfone 5 tiene una pantalla, como ya hemos dicho, de 6,2 pulgadas con resolución FullHD+ de 2.246 x 1080 en formato 18,7:9 siguiendo la tendencia de pantallas más altas y estrechas para aprovechar mejor el espacio del terminal y no hacerlos demasiado anchos en incómodos.

El panel es de tipo “Super IPS+” y su resolución Full HD+ es más que suficiente para este tamaño de pantalla, salvo que lo utilicemos con gafas de realidad virtual donde echaremos en falta más píxeles por pulgada.

El notch de la parte superior central divide a la pantalla en dos y la interfaz de ASUS lo utiliza para mostrar notificaciones, batería, hora, etc.  Cuando una app no está adaptada al notch, la interfaz automáticamente lo oculta con unas franjas negras para eliminarlo. Aun así, al ser un panel IPS, los negros no son negros al 100% y el efecto no queda tan bien como en otros móviles con paneles OLED.

En cuanto a la calidad de la pantalla, los colores son vivos y la nitidez muy buena al igual que el brillo en exteriores. En modo manual hemos realizado mediciones de unos 550 cd/m² de brillo máximo, mientras que el brillo mínimo, cuando muestra negro, es de 0,3532 cd/m², una cifra muy buena para un panel de este tipo. El ratio de contraste, por tanto, es de 1555:1.

De serie, el panel viene configurado en modo “Amplia gama de colores”, pero se puede configurar al gusto, algo de agradecer que no podíamos hacer en la versión lite.

ASUS asegura que la pantalla del Zenfone 5 es capaz de cubrir el 96 del NTSC%, lo que significa que supera ampliamente la cobertura de color sRGB y en nuestros test esto se confirma:

Los valores RGB en escala de grises dejan ver una predominacia del azul, por encima de 110%, un verde situado entre el 100% ideal y el 105% y uno rojo bastante bajo por debajo del 85%.

Por ello no sorprende que el balance de blancos esté algo por encima del blanco real de los 6500K para mostrar unos tonos más fríos como suele ser preferencia de los consumidores generalmente. Aun así, los valores se quedan en unos 7700K, bastante comedidos para lo que hemos visto en otros modelos.

Finalmente, en el comparador de colores podemos ver las diferencias entre el color buscado y el color que muestra la pantalla en el modo “amplia gama de colores” predeterminado del Zenfone 5.

Camara

En el Zenfone 5 Lite vimos un sistema de 4 cámaras, dos frontales y dos traseras, bastante solvente y en este Zenfone 5, aunque perdemos una de las cámaras frontales, las traseras tienen unos sensores y especificaciones aún mejores.

Hablamos de un sensor principal Sony IMX363 de 1/ 2,55” con 12 Megapíxeles acompañado de una lente de F1/8 y estabilización óptica que se encargará de las fotos principales y otro sensor de 8 MP para tomas gran angular con 120º.

Ambos sensores se comportan perfectamente cuando la luz es generosa y no tienen nada que envidiarle a otras cámaras de móviles de gama alta. Tenemos colores vivos, gran nivel de detalle y un modo HDR que hace un buen trabajo sin crear resultados exagerados.

Hay que mencionar la app de fotos de ASUS, una app que ha sabido evolucionar y que ha pasado de ser un software sobrecargado de funciones a convertirse en una aplicación mucho más simplificada y rápida que permite hacer fotografías de manera automática, ayudada de inteligencia artificial para la detección de modos por ejemplo, pero sin renunciar a un modo profesional donde podremos controlar absolutamente todos los valores posibles (iso, obturación, exposición, balance de blancos, etc).

La cámara de 120 grados nos permite sacar tomas con mucho más campo de visión tanto vertical como horizontal. El sensor es de 4:3, por lo que si elegimos sacar fotografías 16:9 o 18:9 solo ganaremos espacio en los laterales, pero si seguimos en formato 4:3 tendremos también más área de captura en la zona superior e inferior.

 

Cuando la luz decae el estabilizador óptico de la cámara principal junto a la apertura F.1.8 y el sistema de “inteligencia artificial” obran su magia y consigue captar tomas con poco ruido y bastante iluminación. En modo Pro podemos jugar más con los valores, aunque ahí no tendremos la ayuda de la IA y es más fácil conseguir tomas movidas o con ruido.

El sensor secundario de gran angular sufre bastante más cuando no hay luz, de hecho la propia App nos avisará pidiendo que cambiemos a la cámara principal si detecta poca luz.

Este sensor, además de para las tomas de 120º, también sirve para crear efectos de desenfoque simulando distintas aperturas desde la propia APP. El resultado es bastante bueno e incluso formas complejas son detectadas sin problemas.

 

En general la cámara del Zenfone 5 nos ha sorprendido para bien, el salto de calidad respecto de la del Zenfone 5 Lite es más que considerable y nos atreveríamos a decir que es la mejor cámara que podemos encontrar en un móvil por debajo de los 400 Euros del catálogo actual que hay en el mercado.

Rendimiento

El Snapdragon 636 del Zenfone 5 nos da un extra de rendimiento desde el 630 del Zenfone 5 Lite bastante generoso, no hay que dejar que la aparente pequeña diferencia en el número del modelo nos engañe. El Zenfone 5 Supera claramente en todas las pruebas de rendimiento a su hermano menor por bastante margen hasta el punto de plantearnos si la estrategia de Qualcomm de denominarlo 636 ha sido la acertada.

A día de hoy Android ya está lo suficientemente optimizado para que vaya de manera totalmente fluida con un procesador como este Snapdragon 636 y los 4 GB de memoria RAM y este Zenfone 5 es un claro ejemplo. Todo funciona como la seda, las transiciones son completamente fluidas al igual que la reproducción o grabación multimedia e incluso juegos se moverán sin problemas.

Os dejamos con la habitual batería de test.

Autonomía

Si en el apartado anterior decíamos que el Snapdragon 636 era un salto bastante grande en rendimiento respecto del 630 del Zenfone 5 Lite, en el apartado de la Autonomía tenemos que decir lo mismo, pero hacia peor.

Tenemos exactamente los mismos 3.300 mAh que el Zenfone 5 Lite, pero con una potencia superior y más resolución, por tanto la autonomía se resentirá.

Eso no quiere decir que no dé para un día de uso, autonomía que alcanza sin problemas durante la semana que hemos estado probándolo, pero sí que no podremos extenderlo mucho más, de hecho, en los test de autonomía sintéticos que hemos realizado el Zenfone 5 es el Smartphone con menor autonomía de los que hemos probado.

Temperatura

El Snapdragon 636 no calienta en exceso e incluso durante la realización de la batería de test de rendimiento al Zenfone 5 las temperaturas no fueron ningún problema.

La máxima que hemos registrado ha sido de 37,5 grados en la parte frontal y 36,6 grados en la parte trasera.

Llama la atención que el calor se concentra, sobre todo, en la parte inferior del frontal y en el sensor de huellas de la parte trasera, algo debido a que no está recubierto por el cristal (un material que es muy aislante del calor).

Análisis y conclusión

Ya lo dijimos en el análisis del Zenfone 5 Lite, ASUS ha reformulado su estrategia en el mercado de los smartphones adaptándose al mercado actual con unos precios ajustados y mejorando en todos los aspectos posibles, sobre todo en aquellos donde la generación anterior Zenfone 4 cojeaba como los marcos de pantalla.

El Zenfone 5 es un Smartphone que llama la atención al tenerlo en la mano, tanto por sus materiales y acabados de alta calidad como por cómo ASUS ha sabido aprovechar al máximo el espacio para ofrecernos un 90% de ratio pantalla/cuerpo.

Es cierto que el notch puede no gustar a todo el mundo, personalmente me parece una decisión de diseño como cualquier otra para conseguir el objetivo de aprovechar más la pantalla. Quizás el hecho de que tantos fabricantes lo estén adoptando lo convierta en algo un poco “cansino”, pero al final hace su función y quizás habría que verlo más como un elemento que permite disponer de dos zonas extra de pantalla más que como una molestia que “tapa” la pantalla.

Sea como sea, con este diseño el Zenfone 5 consigue unas dimensiones muy compactas inimaginables hasta hace poco en un terminal de nada más y nada menos que 6,2 pulgadas. Hasta ahora, cuando habábamos de un móvil con 6 o más pulgadas nos venía a la mente esos “phablets” que se quedaban más cerca del concepto de Tablet que del de Smartphone y hoy en día el ASUS Zenfone 5 nos demuestra que se puede meter esa pantalla en el cuerpo de un terminal manejable.

 Las cámaras también han dado un salto muy importante hasta el punto de ser de lo mejor que hemos visto en este rango de precios. De hecho el ASUS Zenfone 5 es un claro merecedor de nuestro precio a la mejor relación Calidad Precio

LO MEJOR
Impresionante ratio de pantalla/cuerpo del 90%
Diseño y materiales de calidad
Las mejores cámaras en ese rango de precios
Las mejores cámaras en ese rango de precios
Excelente relación calidad/precio
LO PEOR
La autonomía podría ser algo mejor
  • Producto: Zenfone 5
  • Fecha: 18/05/2018 18:48:25
Secciones: Smartphones