QNAP TS-230 Review

QNAP TS-230 Review

por Antonio Delgado 21/08/2020 5
Procesador
RAM y Almacenamiento
Otros
Precio
Web
Realtek RTD1296 (4 núcleos 1,4 GHz, ARM Cortex-A53)
2 GB DDR4, 2 Bahías SATA III
QTS 4.4.1 (actualizable a QTS 4.4.3)
165 euros
Puntuación de Qnap ts-230 en la review:

Introducción y especificaciones técnicas del QNAP TS-230

QNAP es una de las compañías más conocidas tanto a nivel doméstico como procesional en cuanto a sistemas de almacenamiento en red (NAS) se refiere. Hoy os mostramos la review del QNAP TS-230, uno de sus NAS más económicos pensado para entornos domésticos o de pequeñas oficinas que, a pesar de su reducido tamaño, tiene espacio para dos bahías de 3,5" y todas las funciones del sistema operativo QTS.

Características técnicas del QNAP TS-230

  • Procesador Realtek RTD1296 de cuatro núcleos a 1,4 GHz
  • 64 bits
  • 2 GB de memoria RAM DDR4 no ampliable
  • 4GB ROM
  • Dos bahías para HDD de 3,5" SATA III (Compatible con HDD/SSD de 2,5")
  • Compatible con Hot-Swap
  • 1 x USB 2.0
  • 1 x USB 3.0 (USB 3.2 gen 1)
  • 1 x RJ-45 Gigabit Ethernet
  • Fuente externa de 65W
  • 188,64 × 90,18 × 156,26 mm
  • 1,98 KG
  • QTS 4.4.1 preinstalado, actualizable a QTS 4.4.3
  • Precio: 165 euros.

Diseño, montaje y conectividad

El diseño del QNAP TS-230 llama la atención por lo compacto que es. En vez de seguir un diseño convencional con una forma más alargada, el TS-230 es más alto que largo, por lo que a simple vista puede parecer un NAS de una sola bahía. Sin embargo, con 188,64 × 90,18 × 156,26 mm el NAS es capaz de esconder dos bahías SATA de 3,5" en su interior, además de toda la placa con CPU, RAM y ROM y un ventilador como veremos más adelante.

La carcasa tiene un color azul verdoso bastante tenue, reforzada por única franja vertical azul a rayas donde se encuentran los dos botones y un USB 3.0.

También cuenta con varios LED de estado para poder ver rápidamente si el funcionamiento del NAS y de las unidades de disco es correcto.

La parte trasera deja ver la salida de aire del ventilador, además de un botón de reset, el puerto RJ-45, dos USB-A (uno 3.0 y otro 2.0) y la entrada de la fuente externa.

La parte superior tiene un acabado con rayas diagonales y se puede ver la unión de la carcasa extraíble para acceder al interior.

Para acceder al interior tenemos que ir a la parte de abajo y desatornillar el único tornillo que tiene. Tanto la forma del tornillo como la zona de alrededor permite utilizar una moneda para hacerlo, por lo que no necesitaremos ni un destornillador.

Al abrirlo ya podemos ver las dos bahías con su sistema hot-swap de extracción en caliente para poder sustituir discos sin tener que apagar el NAS (aunque dependerá del tipo de volumen que tengamos creado, un RAID 0 no se puede extraer así por ejemplo)

Cada una de esas bandejas "hot-swap" es de plástico y tiene un sistema de anclaje rápido mediante la palanca que sobresale del asa frontal.

Para colocar un disco no hacen falta herramientas, cada bandeja tiene dos piezas en los laterales  que se sacan a mano para colocar el disco y lo dejan fijado al volverlas a poner.

 

QNAP ha incluido también unos tornillos por si queremos fijar del todo el HDD. Por lo general no son necesarios, ya que no es un dispositivo que se vaya a mover demasiado ni, hablando de un NAS doméstico, no vamos a estar moviendo los discos con sus bandejas por ahí, pero se agradece que sé de la opción

En cambio, esos tornillos sí que son necesarios para fijar SSD o HDD de 2,5 pulgadas, ya que estos van sujetos a la base mediante 3 tornillos.

Una vez montados, las bandejas se deslizan directamente en las ranuras para ellas hasta que la pestaña del asa se encaja y están listos para utilizar.

Configuración, uso y multimedia

Configurar un NAS de QNAP con QTS es un juego de niños, ni siquiera es necesario tener conocimientos sobre nuestra red local, ips y demás, solamente hay que conectarlo a nuestro router o switch e instalar el programa Qfinder Pro para Windows, o incluso una extensión para Chrome.

Esta herramienta sirve para realizar ciertas tareas, monitorización y demás del NAS, pero también para localizar NAS en la red e inicializarlos si son nuevos.

La inicialización es una configuración inicial que se puede realizar de manera sencilla mediante un asistente paso a paso, ideal para los que nunca han utilizado un NAS o no quieren complicarse.

En este proceso se descargará la última versión del sistema operativo QTS, que a la hora de realizar esta review del QNAP TS-230 era QTS 4.4.3.

Se nos permitirá habilitar ciertos protocolos de transferencia de archivos para poder acceder desde nuestro ordenador o dispositivos. Por defecto el servicio SMB/CIFS se activa para poder acceder desde Windows a través de red.

El asistente nos permite también crear un conjunto de almacenamiento, ya sea con los dos discos por separado en modo simple o en configuraciones JBOD, RAID 0 o RAID 1. El resto de RAID no están disponibles (RAID 5, 6 y 10), ya que requieren de más de dos unidades de disco, y el límite físico aquí es de dos.

En cuanto a la configuración de RAID recomendada, depende un poco de las preferencias de cada uno, aunque si partimos de la base que un NAS se suele usar, principalmente, para almacenar archivos, copias de seguridad y tareas similares, un RAID 0 posiblemente no sea la mejor opción.

El RAID 0 no ofrece seguridad en los datos, ya que suma las capacidades de los dos discos y aumenta considerablemente las velocidades de acceso secuencial. Podemos ver que los HDD Seagate barracuda de TB que hemos utilizado para este análisis  consiguen unas velocidades de lectura de 179 MB/s, con un RAID 0, en situación óptima, se podía duplicar esa cantidad, pero no hay que olvidar que el NAS cuenta con una conexión a la red de 1 Gbps, que en el mejor de los casos y en situaciones ideales nos permitiría 125 MB/s. El único entorno en el que aprovecharíamos algo más de velocidad sería al transferir por USB.

Por tanto, la mejor opción si queremos mantener el máximo de capacidad de almacenamiento sea utilizar cada disco como volumen independiente o como JBOD (solo un puñado de discos o Just a Bunch of Disks) de tal forma que si un disco falla, solo perdamos los datos de ese disco.

Por el contrario, si preferimos tener la máxima seguridad en los datos, es mejor que nos decantemos por un RAID 1, la capacidad total de almacenamiento será la misma que la de uno de los discos por separado, pero ante un fallo de uno de los discos, no perderemos los datos. Así que la elección, básicamente, la tenemos entre más capacidad o más seguridad.

Aun así, para verificar lo que os comentábamos sobre la limitación de la red y la nula ventaja en este caso del RAID 0,  hemos realizado una comparación entre transferir archivos directamente por red desde el PC al TS-230 configurado con los discos independientes, con RAID 1 y con RAID 0, las diferencias, aunque existentes, son muy pequeñas como para ser tomadas en cuenta en cuanto a transferencia de red.

Configuración discos Velocidad de transferencia en red
Simple 97 MB/s
RAID 1 93 MB/s
RAID 0 102 MB/s

Una vez instalado QTS, tendremos acceso a la interfaz web principal, como si fuera un sistema operativo convencional, con acceso a la monitorización de recursos, aplicaciones y todas las funciones.

El sistema QTS cuenta con APP Center, un repositorio de aplicaciones, tipo "store" desde el que podemos buscar e instalar todo tipo de aplicaciones clasificadas por temáticas (copias de seguridad, negocios, entretenimiento, domótica, servidores web,  etc)

Para cada sección hay distintas alternativas y funciones que extienden o sustituyen a las propias de QNAP.

QNAP ofrece también una suite de aplicaciones multimedia bastante orientadas a usuarios domésticos como son Video Station, Photo Station y Music Station. Cada una centrada en vídeos, fotos y música respectivamente y que nos permiten disponer de nuestros propios servicios en nuestra "nube" privada.

PhotoStation es un sistema de gestión de fotografías, capaz de clasificar, visualizar o gestionar fotografías subidas manualmente o sincronizadas automáticamente desde el PC, móvil o cualquier dispositivo. Una suerte de "Google fotos propio"

Video Station sería el equivalente a tener nuestro propio "netflix". Se trata de un sistema de gestión y clasificación de vídeos desde el que podemos visualizar películas, series o cualquier contenido que tengamos almacenado o descargado en el NAS, con soporte para clasificación automática, subtítulos automáticos o incluso transcodificación a tiempo real 4K

Si somos más de otros sistemas como PLEX, QTS también lo soporta, pudiendo alojarlo directamente en el NAS y tener acceso desde la propia red local o desde fuera de ella.

PLEX tiene la ventaja de una mayor comunidad y soporte para más formatos y codecs de vídeo y Audio. Vídeos que en Video Station pueden dar problemas por los codecs, en PLEX se visualizan sin problemas.

Además, el sistema de transcodificación permite más opciones y calidades, pudiendo escoger resolución y bitrate y convirtiendo a tiempo real sin apenas tener que esperar, cosa que sí que ocurría a veces con Video Station. Todo ello a 1080p, ya que en 4K se nota que a la CPU le falta algo de rendimiento.

Análisis y Conclusión

El QNAP TS-230 cumple con creces su cometido, es un NAS económico, de la gama de "iniciación" o entrada de la compañía que se comporta más que bien. Su procesador de 4 núcleos ARM es capaz de manejar las funciones más utilizadas de un NAS (copia de seguridad, servidores sencillos, sincronización de fotografías, multimedia, etc.) sin problemas, y los 2 GB de RAM son toda una rareza en un mercado donde se suele racanear para ofrecer precios ajustados.

Hasta hace pocos años, los NAS de estas gamas apenas alcanzaban los 512 MB de RAM, de hecho, aún hay a día de hoy modelos como el Synology DS220J que llevan el mismo procesador que este TS-230 pero llegan con solo 512 MB de RAM, y el precio es muy similar, por lo que sin duda QNAP ha sabido ganar la batalla en esta gama con este NAS.

La guinda al pastel hubiera sido disponer de un módulo SO-DIMM para poder añadirle más RAM, pero hasta cierto punto es entendible que en estas gamas las configuraciones estén cerradas.

Naturalmente no hay que perder de vista que estamos ante un NAS de gama de entrada y que tiene sus limitaciones, la transcodificación 4K funciona en VideoStation pero no es demasiado rápida, y en sistemas de terceros como PLEX nos tenemos que limitar a FullHD si queremos transcodificar (que no está nada mal), igualmente, tareas pesadas como virtualización avanzada no son una opción.  Sin embargo, como NAS doméstico para utilizar como nube personal o incluso dar acceso a 4 o 5 miembros de la familia cumple con creces.

Además, el soporte para transcodificación por hardware o los 2 GB de memoria RAM lo colocan un paso por encima de la competencia en esta gama económica, lo que lo convierte en un NAS muy recomendable para los que quieren empezar en este adictivo mundillo de los dispositivos de almacenamiento en red y no quieren quedarse cortos nada más empezar.

Fin del Artículo. ¡Cuéntanos algo en los Comentarios o ven a nuestro Foro!

LO MEJOR
Buena relación entre calidad, prestaciones y precio
Bajo consumo y buen rendimiento
Transcodificación 4K H.264 en tiempo real y Plex
Extremadamente sencillo de configurar y utilizar
Soporta Caché SSD
El doble o triple más de memoria RAM que la de NAS de su rango de precio
LO PEOR
Sin posibilidad de ampliación de memoria RAM
Premio a QNAP TS-230
  • Producto: QNAP TS-230
  • Fecha: 21/08/2020 20:19:32
Temas Relacionados: NAS Qnap QTS 4.4.3
Redactor del Artículo: Antonio Delgado

Antonio Delgado

Ingeniero Informático de formación, redactor y analista de hardware en Geeknetic desde 2011. Me encanta destripar todo lo que pasa por mis manos, especialmente lo más novedoso en hardware que recibimos aquí para hacer reviews. En mi tiempo libre trasteo con impresoras 3d, drones y otros cachivaches. Para cualquier cosa aquí me tienes.