ASUS Vivobook S14 S433EA Review

ASUS Vivobook S14 S433EA Review

por Antonio Delgado 23/10/2020 7
Procesador, RAM y Almacenamiento
Gráfica
Pantalla
Precio
Web
Intel Core i7-1165G7, 16 GB DDR4-3200, 512GB NVMe
Intel Iris Xe 96 EUs
14" IPS FullHD.
De 699 a 1099€ dependiendo de la configuración
Puntuación de ASUS Vivobook S14 S433EA en la review:

Introducción y especificaciones técnicas del ASUS VivoBook S14 S433EA

La gama VivoBook de ASUS se caracteriza por buscar un equilibrio entre precio contenido y unas prestaciones y diseños cercanos a gamas con precios más elevados. De esta forma, en la review del ASUS VivoBook S14 S433EA descubriremos un portátil de 14 pulgadas con menos de 16 mm de grosor y 1,4 KG de peso que esconde uno de los nuevos procesadores Intel Core de 11ª Generación como el Core i7-1165G7 junto a lo último en conectividad Thunderbolt 4.0 o USB-C.

Esta configuración no llegará por el momento a España, por lo que su precio exacto no está disponible. Los modelos que llegarán partirán desde los 699 euros dotados de Core i5 y hasta 1.099 euros con este Core i7, 8 GB de RAM y una GPU dedicada GeForce MX350, por lo que el precio del modelo analizado, con Core i7, 16 GB y sin gráfica dedicada debería rondar precios similares, incluso algo inferiores, rondando los 1000 euros.

Características técnicas del ASUS VivoBook S14 S433EA

  • Pantalla de 14" Full HD 1920 x 1080 píxeles
  • Procesador Intel Core i7-1165G7 (4 núcleos, 8 hilos, 2,8 GHz @ 4,7 GHz) configurado a 28W.
  • iGPU Intel Iris Xe 96 EUs
  • 16 GB DDR4 a 3.200 MHz
  • 512 GB SSD NVMe 
  • Batería de 50 Wh con carga rápida
  • Webcam HD
  • Teclado con retroiluminación blanca.
  • Trackpad con teclado numérico
  • Conectividad de red
    • WiFi-5
    • Bluetooth 5.1
  • Conectividad física:
    • 1x USB-C Thunderbolt 4.0 (40 Gbps)
    • 1 x USB-A 3.0 (3.2 gen 1)
    • 2 x USB-A 2.0
    • HDMI
    • Lector de tarjetas microSD
    • Minijack 3,5mm combo
  • Medidas 324,9 mm x 213,5 mm x 15,9 mm
  • Peso: 1,4Kg
  • Cargador 65W
  • Windows 10

Diseño y conectividad

Con una construcción basada prácticamente en su totalidad en el aluminio, con un grosor muy fino para mantener el peso bajo, una de las principales señas de identidad de esta línea Vivobook S14 es la disponibilidad del equipo en colores llamativos.

El modelo que analizamos, en cambio, es el más sobrio de todos, con un acabado en color gris oscuro para los que prefieren unos diseños más serios para no llamar tanto la atención en ciertos entornos.

Tenemos unas medidas de 324,9 mm x 213,5 mm con un grosor de 1,59 centímetros y un peso que se queda en 1,4 kg. El acabado de la tapa externa es completamente liso, con la leyenda de ASUS VivoBook en blanco desplazada hacia un lateral.

Su grosor tan fino no es problema para poder albergar en el lado derecho un minijack de audio (micro y auriculares), un USB-C con Thunderbolt 4 (detalle bastante llamativo en un equipo con un precio bastante contenido), USB-A 3.0, un HDMI y la entrada de corriente.

Hubiéramos preferido que el conector de corriente fuera otro USB-C para acercarnos a una estandarización de cargadores y conectores, pero de momento, al menos en este Vivobook S14, tendremos que seguir utilizando el cargador propio que incluye ASUS de 65W, eso si, el cargador es bastante compacto, y ocupa lo mismo que uno de smartphone.

En el lado derecho tenemos dos pequeños leds de estado (carga y encendido), un lector de tarjetas microSD y dos USB-A adicionales, en este caso USB 2.0.

El interior del Vivobook S14 mantiene el mismo material y color en la base, donde se integra un teclado QWERTY sin teclado numérico y el trackpad, que cuenta con modo de teclado numérico proyectado.

El marco de la pantalla sí que prescinde del metal y pasa a utilizar plástico negro. Los marcos son bastante contenidos, consiguiendo un ratio de pantalla/frontal del 85%, pero quedan alejados de diseños con marcos aún más finos propios de gamas más altas.

Tenemos también una pequeña y modesta cámara frontal con resolución HD junto a los micrófonos en el marco superior.

El sistema de sonido del ASUS VivoBook S14 S433EA está certificado por Harman / Kardon y, teniendo en cuenta su tamaño, la calidad de audio es destacable, incluso al máximo de volumen el sonido es claro y sin distorsiones.

La base es también metálica, para retirarla hace falta desatornillar 9 tornillos torx, 5 largos y 4 cortos de la parte inferior. Al quitarla sorprende lo fina que es.

En el interior del S14 nos encontramos un PCB verde con un sistema de disipación simple formado por un ventilador de turbina y un único heatpipe de cobre que refrigera al Core i7-1165G7. Si nos fijamos, debajo del procesador nos encontramos con los chips de memoria DDR4 a 3.200 MHz completamente soldados a la placa, por lo que no hay manera de actualizarlos o sustituirlos.

El SSD M.2 NVMe de Kinsgston está en un puerto estándar M.2 y sí que podremos cambiarlo si es necesario en cualquier momento.

Lo mismo para la tarjeta de red Intel 9462NGW. Incomprensiblemente, esta tarjeta es WiFi-AC y no WiFi-6. Decimos incomprensiblemente porque el coste de estas tarjetas es bastante bajo y hablamos de un equipo con 11gen Intel.

Teclado y Trackpad

El teclado del ASUS VivoBook S14 S433EA llega con unas teclaso con un recorrido de 1,4mm y una retroilumianción LED blanca bastante tenue con tres niveles de intensidad.

El teclado de este modelo tiene la distribución americana, pero los modelos que se venderán en España llegarán con teclado con distribución española con la ñ.

Podemos ver que todo el teclado es negro salvo la tecla enter, que tiene un borde amarillo para darle un toque de color. 

El funcionamiento del teclado es correcto, aunque dado el poco grosor de la carcasa, al aplicar un poco de presión se hunde ligeramente hacia abajo, dando sensación de poca robustez.

El trackpad incluye la tecnología NumberPad de ASUS, un sistema que proyecta un teclado numérico y que se activa pulsando la esquina superior derecha. Su funcionamiento no es tan práctico como el de un teclado numérico físico, pero solventa de manera inteligente el poco espacio que hay en equipos tan pequeños.

Sobre el trackpad, funciona sin problemas y se puede utilizar con el NumberPad activado o desactivado.

Pantalla

La pantalla del Vivobook S14 es de 14 pulgadas con resolución FullHD de 1920 x 1080 píxeles. Tiene una tasa de actualización de 60 Hz y unos ángulos de visión de 178º, integrada en un sistema de marcos contenidos, aunque no de los más finos que hayamos visto.

El acabado mate evita los reflejos y, aunque la calidad general de la pantalla va acorde al precio del equipo, sí que se agradece que los ángulos de visión sean buenos, mucho mejores que los del vivobook S15 en su versión básica que probamos recientemente.

 Brillo y contraste

El brillo máximo de la pantalla no es demasiado alto, se queda por debajo de los 300 cd/m², lo que en situaciones de mucha luz puede restar visibilidad al equipo. El panel IPS muestra un contraste nativo de 965:1, una relación típica de este tipo de paneles y que consigue gracias a un brillo mínimo en negro de 0,2950 cd/m²

  • Brillo máximo: 284,68 cd/m²
  • Brillo mínimo (negro): 0,2950 cd/m²
  • Relación de contraste: 965:1

Cobertura de color

La cobertura de color es el punto débil de esta pantalla y uno de los aspectos en los que ASUS ha recortado para mantener el precio. Tenemos menos de un 65% de cobertura de la gama básica sRGB, y las gamas Adobe-RGB y DCI-P3 quedan más alejadas con 44,6% y 45,6%.

Espacio de Color Cobertura de gama Volumen de gama
sRGB 63,4% 64,8%

Adobe-RGB

44.6% 44,7%
DCI-P3 45.6% 45,9%

Pruebas de color vs SRGB - SIN CALIBRAR

La calibración de serie, sin embargo, sí que nos ha sorprendido para bien, con apenas variaciones del +4% en color verde y -4% en azul. El rojo cae a -12%.

No son valores óptimos, pero tiene un equilibrio RGB en la escala de grises bastante aceptable. Aún así, el hecho de que el azul y el rojo estén infrarrepresentados y el verde destaque, hará que las tonalidades de grises tiendan hacia el verdoso.

La temperatura de color también está muy ajustada, con valores muy cercanos a los 6.500K.

Sin embargo, el DeltaE medio general se dispara a 6,07 puntos debido a que el panel no es capaz de mostrar ciertos colores con veracidad. En la escala de grises podemos ver como los colores tienden hacia el verde, y colores como el azul o el morado se ven desgastados.

Pruebas de color vs SRGB - TRAS CALIBRADO

Tras una calibración rápida con colorímetro, la pantalla del VivoBook S14 consigue un equilibrio mucho mayor, prácticamente perfecto.

La temperatura de color se clava a 6.500K

Podemos ver que la escala de grises ya se muestra de manera óptica, sin embargo, por el propio panel, los colores se siguen viendo algo desgastados o "lavados" (washed out), con deltaE de hasta 15,37 puntos en el azul, por ello, es difícil reducir el deltaD medio por debajo de 2,63 puntos.

Rendimiento

Nuestro primer encuentro con Tiger Lake fue un poco decepcionante, las restricciones de rendimiento que aplicó ASUS al Core i7-1165G7 integrado en el ZenBook Flip S UX371, hacían que este chip de nueva generación con nueva arquitectura rindiera menos que procesadores de generaciones pasadas.

Hablamos de un procesador con 4 núcleos de nueva generación Willow Cove a 10 nanómetros junto con los nuevos gráficos Iris Xe de 96 unidades de cómputo que debería mostrar un rendimiento single core bastante superior a las generaciones anteriores, y una potencia gráfica bastante llamativa.

Por suerte, en este Vivobook S14 S433EA no se repite la historia y ASUS ha conseguido exprimir mucho más este chip con la tecnología ASUS Intelligent Performance Technology, que varía el TDP máximo del procesador entre 15 y 28 W dependiendo de la temperatura y necesidades del equipo, de esta forma se maximiza el rendimiento cuando es necesario sin aumentar el consumo del equipo.

Durante su funcionamiento, hemos notado algo de throttling al llegar a 92 grados, pero no parece afectar al rendimiento, ofreciendo una potencia muy superior al mismo procesador integrado en el Zenbook Flip.

Hemos realizado todos los test con el modo energético recomendado de ASUS y el modo alto rendimiento de MyASUS, que permite definir entre tres niveles de ruido del ventilador.

 Test CPU MultiHilo

Los resultados ahora sí que muestran un buen salto de rendimiento, teniendo en cuenta que tenemos solo 4 núcleos, la puntuación media en Cinebench r20 en el test multinúcleo supera los 2000 puntos, dejando muy atrás al mismo procesador del ASUS Flip y a otras generaciones de la gama U.

No obstante, debido a que tiene la mitad de núcleos, no puede competir con el AMD Ryzen 4800U en este aspecto, a pesar de contar con TDPs similares.

Test CPU 1-hilo

En test mono-core es donde el i7-1165G7 del Vivobook S14 brilla, con 555 puntos en cinebench r20 superando a procesadores como el Core i9-10980HK de alto rendimiento por un amplio margen.

No hay duda que el IPC de Willow Cove es impresionante y que supone una excelente actualización para los chips Intel. Ojalá podamos verlo pronto en modelos de alto rendimiento también.

Test GPU 

La Irin Xe de este procesador también da un salto de rendimiento muy alto, colocándose al nivel de las Vega 8 que AMD integra en sus Ryzen 4000 Series, tanto en la gama H como en la U, aunque por TDP competiría con la gama U.

El rendimiento es similar en la mayoría de test sintéticos.

 Juegos

Aunque no es un portátil para juegos, el salto de rendimiento de la Iris Xe merece que probemos algunos juegos sencillos como el Fortnite, o incluso con algo más de carga gráfica como el The Division II, ahora que podemos disfrutar de todo el rendimiento sin limitaciones.

En Fortnite, a 1080p y con DX11, este portátil consigue superar al 4800U debido a su superior rendimiento single core (no es un juego que utilice muchos núcleos) y al buen desempeño de la gráfica. En nivel alto de detalle tenemos 29 FPS y en nivel medio 59 FPS, siendo totalmente jugable.

En el caso del Division II bajo DX12 no consigue superar al 4800U, pero la diferencia es bien poca y muestra un salto espectacular de rendimiento en las gráficas integradas de Intel.

 CrystalDiskMark SSD

El SSD, aunque es NVMe, se aleja de los modelos más potentes que rondan los 3.500 MB/s en PCIe 3.0. En este casos, se queda en 2.000 MB/s de lectura y algo menos de 1.000 MB/s de escritura. En cualquier caso, no es una diferencia que el usuario de a pie vaya a notar en el día a día de un portátil como este, por lo que ahorrar costes en este sentido no es demasiado importante para el desempeño del ordenador.

PCMark 10

Con todos estos detalles, en PCMark 10 nos quedamos  a mitad de la tabla.

Temperaturas

El Core i7-1165G7 no ha pasado en ningún caso de 92 grados, una temperatura bastante buena teniendo en cuenta los márgenes en los que se suelen mover este tipo de sistemas.

El ventilador del S14 es bastante silencioso, aunque cuando se le exige alto rendimiento durante bastante tiempo ya se empieza a escuchar, por suerte, no es algo habitual y en el modo equilibrado suele ser un equipo bastante tranquilo.

A nivel externo, durante la batería de test de estrés, la máxima temperatura ha sido de 40 grados en la zona de la salida de aire. Con 36,6ºC en la zona más caliente del teclado (justo encima del procesador). Ambas temperaturas están dentro de lo normal y no suponen ninguna molestia.

Autonomía

La combinación de una pantalla FullHD con niveles de brillo algo limitados, junto con el bajo consumo del Core i7-1165G7 y una batería de 50Wh hacen que el Vivobook S14 de ASUS pueda ofrecer una autonomía considerable.

En el test de batería Modern Office de PCMark 10, donde se realizan tareas ofimáticas, de videoconferencia, navegación, documentos, etc, el ASUS VivoBook S14 S433EA ha conseguido una autonomía de 7:12 horas. Esto es con el brillo al máximo y el modo de energía en equilibrado.

Si bajamos el brillo y ponemos modos más conservadores con la batería, con usos modestos como navegación y multimedia, podemos alcanzar las 9 horas de uso sin problemas.

Análisis y Conclusión

El ASUS Vivobook S14 S433EA ha sabido combinar un diseño cuidado y con toques de calidad con un hardware más que solvente, haciendo que el Core i7-1165G7 brille en esta ocasión sin limitaciones y pueda demostrar un excelente rendimiento en un núcleo que se traduce en una potencia más que de sobra para mover Windows 10 e incluso programas con ciertos requerimientos.

Es cierto que sus 4 núcleos lo alejan de procesadores como el Ryzen 7 4800U que consigue un rendimiento bastante mayor en multinúcleo debido a que cuenta con el doble de núcleos e hilos, sin embargo, el aumento de IPC hace que los 4 núcleos del 1165G7 den bastante guerra en un mercado donde, cada vez más, los procesadores de bajo consumo ganan saltos de rendimiento muy llamativos.

Todo ello se combina con 16 GB de memoria RAM DDR4-3200 que, por desgracia, están soldados en placa. Aunque son suficientes para la gran mayoría de las tareas. El SSD NVMe de 512 GB no es el más rápido que hemos probado, pero es una buena elección en cuanto a relación entre precio y prestaciones. Se agradece la inclusión de Thunderbolt 4.0, una conectividad de nueva generación que solo estábamos acostumbrados a ver en la gama más alta, sin embargo, choca directamente con la decisión de integrar WiFi-AC (WiFi 5) en vez del nuevo WiFi-6.

La pena es que esta configuración, al menos de momento, no estará disponible en España, Podremos hacernos con el modelo con Core i5 por 699 euros o por un modelo con el Core i7, con 8 GB de RAM en vez de 16 GB y una gráfica dedicada MX350 por 1099 euros.

Dado el aumento de rendimiento de las gráficas de Intel, con esta Iris Xe, posiblemente una gráfica dedicada de gama tan baja como la MX350 no tenga mucho sentido en un equipo como este. Para juegos sencillos como Fortnite, LOL o similares, el Core i7-1165G7 con su Iris Xe permite jugar sin muchos problemas, y si queremos irnos a juegos más avanzados, una MX350 tampoco nos va a solucionar mucho.

La pantalla muestra unos ángulos de visión buenos y no distorsiona al moverla, aun así, los colores son algo apagados e incluso con calibración no se puede mejorar, sobre todo en los tonos azules y morados, no obstante, son sacrificios que suele ser necesario hacer en equipos con precios más contenidos como este. Aunque no se venderá aquí en esta configuración, su precio debería rondar los 900-1000 euros, convirtiéndolo en un equipo con un buen equilibrio entre prestaciones y precio, con buena autonomía y rendimiento en un portátil muy fino y ligero.

Fin del Artículo. ¡Cuéntanos algo en los Comentarios o ven a nuestro Foro!

LO MEJOR
Excelente rendimiento single core del Intel Core i7-1165G7
El salto de rendimiento de la GPU integrada de Intel en este equipo es espectacular
Conectividad USB-C y Thunderbolt 4.0
Lector de tarjetas microSD integrado
Fino y ligero
Sonido de buena calidad teniendo en cuenta el formato
Buenos ángulos de visión en la pantalla
Buena autonomía
LO PEOR
Cobertura de color básica y colores algo "descoloridas" en la pantalla
La zona del teclado se hunde con poca presión
Bloatware (McAfee) algo molesto
Sin WiFi 6 a estas alturas
Memoria RAM soldada a la placa
Premio a ASUS Vivobook S14 S433EA
  • Producto: ASUS Vivobook S14 S433EA
  • Fecha: 23/10/2020 16:03:14
Redactor del Artículo: Antonio Delgado

Antonio Delgado

Ingeniero Informático de formación, redactor y analista de hardware en Geeknetic desde 2011. Me encanta destripar todo lo que pasa por mis manos, especialmente lo más novedoso en hardware que recibimos aquí para hacer reviews. En mi tiempo libre trasteo con impresoras 3d, drones y otros cachivaches. Para cualquier cosa aquí me tienes.

También te puede interesar Otros artículos y noticias sobre tecnología
Lenovo Yoga Slim 7 con AMD Ryzen 7 4800U Review
El Mejor Ultrabook