Bequiet DarkPower Pro 650W

por Javier Rodríguez 29/02/2008 ...

Introducción

Introducción

Todo sabemos de la importancia de una fuente de alimentación de calidad para mantener nuestro PC en las mejores condiciones posibles durante el mayor tiempo posible. Una buena fuente es fundamental pero la guerra de los fabricantes nos ha llevado a perder un poco el rumbo de lo que realmente necesita un PC para trabajar de forma correcta. Cada día debido a la publicidad y a la oferta es más difícil saber qué fuente y que potencia de fuente nos conviene.

Eligiendo una fuente de forma inteligente

Todos vemos cada día que los fabricantes han pasado en poco tiempo de fuente de 500W ha ofrecernos fuentes de hasta 1300W. Esto ha sucedido porque los fabricantes están deseando que requiramos mayor potencia para vendernos productos nuevos y de mayor margen de beneficio pero también está acompañado por la industria de los chips gráficos donde tanto Nvidia como ATI no han sabido escalar los rendimientos ajustando los consumos, al menos no, hasta estos últimos meses.

Es precisamente ahora cuando la cordura ha vuelto a los fabricantes dándose cuenta que los usuarios no solo apreciamos el rendimiento o la relación de este con el precio sino también algo también tan importante como es el consumo eléctrico. Hay que cuidar lo que gastamos, es fundamental, pero es que este consumo excesivo traía consigo efectos secundarios directamente relacionados como el ruido. A mayor consumo mas disipación de calor y más ruido se genera. Los últimos chips, al menos los de gama media, parece que vuelven a una situación donde el consumo eléctrico vuelve a ser una pieza clave en el diseño de los procesadores.

Es ahora cuando tenemos que mirar con más cuidado que fuente de alimentación necesitamos porque es evidente que la carrera de los vatios no ha acabado pero esa carrera comercial no debe afectarnos en nuestra elección. Os cuento todo esto porque pienso que esta Bequiet que hoy os estamos presentando puede ser una perfecta fuente de alimentación para PCs de gama alta comprados por gente que sabe lo que compra.

Bequiet DarkPower Pro 650W

Bequiet DarkPower Pro 650W.

En una fuente de alimentación existen factores tanto o más importantes que su potencia de salida total. Uno de estos factores importante es sin duda la eficiencia. Esto es lo que suele diferenciar a la fuentes de calidad de esas que encontramos por las tiendas a precios reducidos que parecen hasta mentira. La eficiencia se mide en porcentaje y es la relación entre la potencia teórica y la potencia que es capaz de ofrecer la fuente realmente. Un ratio del 80% ya nos indica que tenemos una fuente entre manos de buena calidad, con componentes que le permiten un aprovechamiento elevado. Las nuevas DarkPower Pro de Bequiet elevan esa cifra hasta el 88%, una cifra excelente que nos indica que el fabricante ha cuidado la calidad y la circuitería de nuestra fuente de alimentación de una forma superior. La eficiencia se traduce en un menor desperdicio de energía y por tanto menos calor generado dentro de la fuente de alimentación.  También debemos tener en cuenta que la eficiencia es una curva que alcanza su mejor situación apenas pasado el 60% de carga posible de la fuente, esta medición suele ser así en todos los modelos pero será un punto que para los detallistas será importante conocer.

Otro punto que debemos tener en cuenta es el tipo de PFC que usa nuestra fuente de alimentación. El PFC o “Power factor Correction” es una parte de la eléctrica de la fuente de alimentación, obligatoria en la Unión Europea, que permite reducir la energía reactiva que se produce al alimentar el ordenador. La compañía eléctrica nos carga el consumo tanto de la energía reactiva como de la real así que un control efectivo de forma activa puede eliminarnos de la factura hasta el 99% de la energía reactiva. La eficiencia del PFC normalmente ronda del .90 al .99 sobre la unidad así que cuanto mejor sea el control de nuestra fuente menos energía nos tarifara la compañía eléctrica.

Dentro de esta gama DarPower Pro podemos encontrar fuentes de hasta 1000W de potencia pasando por potencias inferiores de 650W, 550W y 450W. Hemos elegido este modelo porque creemos que es la fuente ideal para sistemas de alto rendimiento con hasta dos graficas de gama media-alta montadas de forma simultánea. Todos los modelos de esta gama comparten características como la modularidad de sus conectores, el control de ventiladores integrado en fuente o la refrigeración inteligente que permite un control activo de la velocidad de rotación del ventilador de 120mm que disipa a la fuente de alimentación.  

Son fuentes compactas que permiten su instalación en cualquier caja ATX, nuestro modelo de 650W ha recibido la certificación SLI y dispone de los nuevos conectores de 8 contactos PEG. Esta construida mediante cuatro raíles de 12V con un pico de potencia por cada uno de 20A con un total de 52A de forma combinada. Es una potencia más que adecuada para, por ejemplo, utilizar un procesador de cuatro núcleos con mucho overclocking y dos tarjetas tipo 8800GT, 9600GT, 3850 o 3870 de forma combinada en el mismo ordenador. Tiene potencia más que suficiente para este tipo de cometidos así que nos podemos ahorrar esos euros que supondría pasar a una fuente de 850 o 1000W que parece que es lo que nos intentan vender los fabricantes para todo tipo de PCs que se salga del ordenador de marca con prestaciones convencionales. Nosotros hemos usado esta fuente para montar una skulltrail a 4GHz como visteis hace unos días, con una grafica como la 3870X2, dos discos Raptor de Western Digital y la fuente respondió a las mil maravillas. Estable, sin extraños y sin forzar en ningún momento su sistema de ventilación.

Modularidad y control de ventiladores

Modularidad y control de ventiladores.

Yo personalmente no veo las fuentes modulares como las mejores soluciones del mercado pero también reconozco sus ventajas como son las de poder ordenador el PC de una forma más precisa y de disponer únicamente de lo que vamos necesitando en cada momento. Lo bueno de este modelo es que no se ha limitado a ofrecernos los mismo cables que tendríamos en una fuente no modular. Bequiet añade hasta 20 cables, mas de los que se pueden usar en cada momento en la fuente, a bien de que ajustemos los conectores a nuestras necesidades puntuales. A mí personalmente me parecen perfectos los cables cortos con un único conector, satas y molex, que permiten montar un PC con el montaje mínimo y con muy poco cable recorriendo la caja del ordenador. Ideales para los que amamos los ordenadores potentes pero sencillos. Como conectores mas importantes hay que decir que esta fuente dispone de un conector principal de 24 contactos, también utilizable en placas de 20 contactos, un conector de 12V auxiliar para la CPU de cuatro u ocho contactos, un conector auxiliar EPS, similar al PEG de seis contactos y dos conectores PCI Express Grafico de 8 contactos divisible también en modalidad de 6 contactos. Con esta configuración podemos deducir que no es el modelo ideal para montar dos PCI Express de alto consumo como pueden ser gráficas 3870X2, 8800GTX, 8800 Ultra en combinaciones de dos o más graficas simultáneas.

Aparte de los conectores principales esta fuente tiene cuatro tomas para conectores sata y molex, incluido alguno de tipo floppy, que podremos combinar como queramos. Las combinaciones son muchas con cables de varios conectores o cables más simples, se ajustará a las necesidades de cualquiera con mucha libertad. Lo cierto es que a nivel de cableado es la mejor modular que he tenido la oportunidad de probar.

Esta fuente también viene con un pequeño controlador de velocidad para ventiladores con conector molex de tres pines. Soporta hasta cuatro ventiladores y dispone de un cable puente para que la placa base sea la que regule las vueltas de rotación de forma uniforme según sus propios controles de temperatura. De este modo la fuente alimenta pero es el propio ordenador el que le dice a la fuente a qué velocidad deben trabajar los cuatro ventiladores.

Imágenes detalladas de la Dark Power Pro 650W

Imágenes detalladas de la Dark Power Pro 650W.

La DarkPower es una fuente de tamaño convencional que hace honor a su nombre con un color negro metálico con una tonalidad a bronce bastante atractiva.

El cableado que viene con la fuente es extenso y variado pero todo esta indicado con etiquetas, formas y por colores. Cualquiera podría utilizarlos sin riesgo a estropear nada.

Esta Bequiet monta dos conectores PEG de 8 contactos que también se adaptan a 6 contactos.

La caja, aunque ha sufrido algo por el manazas que escribe estas líneas, viene muy bien organizada y perfectamente presentada.

Disipación, ruido y resultado real

Disipación, ruido y resultado real.

La Dark Power Pro de 650W utiliza un ventilador de 129mm, situado en su parte inferior, para refrigerar todos sus elementos. Es capaz de regular su frecuencia de giro según la carga de la fuente y su temperatura aun así en nuestras pruebas, cargando la fuente con un equipo en teoría por encima de sus posibilidades, y el ruido generado por la fuente apenas audible e imperceptible con el resto de piezas funcionando al mismo tiempo. Puede ser una fuente ideal para aquellos que usan todo con refrigeración pasiva pero no deja de tener un ventilador y por tanto no estamos hablando de una solución de ruido cero pero si muy controlada.

Su controlador de ventiladores para mí no es útil. Lo bueno de las placas base modernas es que son capaces de distinguir entre cada tipo o situación del ventilador que va conectado a ella y sus sistemas de ahorro y control de ruido son capaces de dar un tratamiento diferenciado a cada zona del ordenador. Con este sistema podemos ahorrarnos cableado o tener todo centralizado en el mismo conector pero estaremos privando a nuestra placa base de ese control detallado y lo dejaremos todo a un control idéntico para cada ventilador. Si nuestra placa base no ofrece este control tan detallado del que hablo pues quizás merezca la pena tenerlos todos directamente en la fuente y ahorrarnos cables saliendo de la placa base pero si tu placa si ofrece este sistema yo creo que estaríamos malogrando el resultado.

La verdad es que sometimos a esta fuente a una prueba que pensábamos que no superaría. Decidimos usarla como la alimentación de nuestras pruebas de la plataforma Skulltrail de Intel y los resultados nos sorprendieron. La fuente ofreció unos resultados que no esperábamos, ciertamente no pensábamos que pudiera con dos procesadores a 4GHz que posiblemente superaran los 200W de consumo cada uno de ellos y una grafica que alcanza mas de 250W de consumo en carga, esto sin escatimar en el consumo de discos duros y otros elementos. La fuente se porto como una campeona y para nosotros esto es sinónimo de que bequiet ha fabricado esta fuente con bastante margen de maniobra. Si me pidierais mi consejo yo personalmente no compraría una fuente de este tipo para mi skulltrail para tenerla meses encendida pero si que me da confianza para futuras configuraciones de un solo procesador donde vaya a montar un crossfire o un SLI de tarjetas de gama media o media-alta.

Conclusión.

Bequiet ha creado una gama de fuentes que volverá a atraer a muchos usuarios fieles ya a la marca y otros que quieran dar un salto de calidad en los productos que utilizan. La Dark Power Pro es una fuente muy capaz, con certificación SLI, a la que podremos dejar en confianza las caras piezas que componen nuestro ordenador para juegos. Este modelo en concreto cuesta alrededor de los 120€, que no es demasiado elevado, y los resultados son muy buenos. Una oportunidad de tener un producto redondo al cuidado del resto de nuestro ordenador.

  • Producto: Bequiet DarkPower Pro 650W
  • Fecha: 29/02/2008 19:44:23