OCZ NIA - Neural Impulse Actuator. Primeras impresiones

por Javier Rodríguez 01/01/2009 ...

Introducción

Introducción.

Existen muchas formas de interferir con un ordenador pero básicamente hemos utilizado durante mucho tiempo las manos como medio principal de manejar y manipular el ordenador. Este tipo de patrón es lógico ya que estamos diseñados de forma natural para aprovechar nuestras manos para el manejo de todo tipo de herramientas.

Ahora la técnica nos ofrece otros modos de controlar el ordenador mediante impulsos eléctricos generados por nuestro sistema nervioso así como otros efectos reflejos que hasta ahora no usábamos para manejar el ordenador. El NIA de OCZ es el primer periférico moderno que utiliza un triple sistema de medición de reacciones para manipular y controlar el ordenador.

La técnica detrás del OCZ NIA.

Con la colocación de una banda de sensores sobre la frente del jugador con el NIA tendremos un triple sensor capaz de medir nuestro encefalograma (ondas alfa y beta), las reacciones de nuestros músculos faciales mediante un electromiograma o las reacciones de nuestros ojos (parpadeos o flujo sanguíneo) mediante un electrooculograma. Con estos tres tipos de sensores logramos un triple interfaz para manipular el ordenador ajenos al control natural de las manos.

Combinados permitirán al jugador desde manejar el movimiento del personaje hasta activar funciones más complejas como disparar, saltar o activar elementos del juego. También pueden ser aprovechados para el manejo y control de cualquier tipo de aplicación. Puede ser una solución más que adecuada para el control avanzado de cualquier aplicación de entorno tridimensional.

El NIA funciona con un único control, una pequeña caja que no supera los 10cm de largo y pesa menos de 200gr. La caja se conecta sin necesidad de controladores al ordenador pero sí que requiere de una aplicación de control que actualmente está disponible tanto para sistemas operativo de 32 y 64-bit siempre hablando de sistemas Windows.

Un único USB proporciona toda la electricidad que requiere el aparato, ahora solo es necesaria la “maestría” del jugador para saber adaptarse a un sistema de control, quizás más natural, pero bastante ajeno a lo que entendemos actualmente como interfaz del ordenador.

OCZ NIA. Software, calibración y primeras sensaciones

OCZ NIA. Software, calibración y primeras sensaciones.

Este sistema que parece complejo, y en buena parte lo es, se simplifica bastante gracias al software que OCZ ha desarrollado para el NIA. Desde este panel de control es desde donde podemos calibrar nuestro ordenador para el uso del NIA así como la personalización de perfiles de actuación, tan complejos como queramos, para las diferentes reacciones que son capaces de ser traducidas por el NIA en acciones dentro de juego.

Con el NIA encontraremos predefinidos útiles perfiles que usar desde un inicio para ir cogiendo experiencia. Algunos de ellos como el perfil “fácil” de UT3, son especialmente indicados para nuestras primeras experiencias con este periférico. Se basa en movimientos de perspectiva y en saltos y disparos por lo que es ideal para iniciarse sin operaciones complejas.

Desde el panel de calibración también podremos practicar algunos movimientos básicos, sobretodo basados en movimientos musculares, con los que ir practicando nuestras habilidades.

El programa también dispone de un sistema activación mediante comandos de teclas para evitar que activemos comandos antes de haber iniciado el programa especialmente parametrizado. Cuando seamos usuarios avanzados podremos incluso ejecutar macros de acción de forma instintiva pero lo cierto es que es complejo llegar a este nivel de maestría.

Primeras sensaciones usando NIA

Primeras sensaciones usando NIA.

Los primeros minutos con NIA son sencillamente un caos. De hecho la palabra que usaría es frustración. Es difícil saber lo que hacemos, empezamos a mover la cara como si el secreto de su funcionamiento estuviera en poner las muecas más raras que se nos ocurra y por mucho que usemos la mente como si estuviéramos intentando hipnotizar al ordenador nada claro surge de nuestras acciones.

Movimientos caóticos, o ningún movimiento, son las pautas de estos primeros minutos que a más de uno resultaran suficientes para volverse al teclado y al ratón. Sin embargo si aplicamos algo de paciencia y calma las cosas empiezan a funcionar. Los movimientos comienzan a ser mas instintivos según nuestro cerebro comienza a traducir la manipulación del ordenador en accione ya conocidas y pasamos de las muecas extrañas a un sistema más basado en reflejos que en acciones premeditadas.

De hecho no es diferente a la primera vez que nos enfrentamos al ratón, aunque ya no lo recordemos, y poco a poco se va alcanzando un nivel de uso bastante satisfactorio, de hecho, para mi es ya una herramienta ideal sobretodo para juegos de estrategia en tiempo real, en los cuales, podemos realizar rápidos movimientos de cámara dedicando las manos al ratón y a los comandos rápido de construcción y estrategia de ataque.

Controlando vista y zoom en Dawn of War: Soulstorm.

Segundas sensaciones tras unos días

Cuando vas adquiriendo experiencia con este dispositivo te vas dando cuenta de dos grandes verdades. La primera es que con práctica y tesón todo se saca adelante y las sensaciones van mejorando cada día. La segunda es que este dispositivo no es capaz de sustituir años y años de aprendizaje de teclado y ratón sobretodo en juegos de acción en primera o tercera persona.

Cierto es que abre un nuevo campo de manejo que en teoría debería ser más rápido y efectivo pero el sistema nervioso es complejo y tras años de práctica los movimientos que realizamos con el ratón dejan de ser meditados para convertirse en movimientos reflejos que se activan con una simple estimulación visual o sonora sin intervención del cerebro en tiempos que rivalizan con otro tipo de movimientos basados en reflejos. Nunca lograremos pulsar el botón del ratón tan rápido como parpadear pero sí que se convierte en algo tan básico como respirar.

Juegos FPS como Team Fortress 2 son todo un desafio con el NIA.

Mucho deberemos practicar, quizás durante años, para lograr que el NIA sustituya a la velocidad de reacción que logramos con un teclado y un ratón delante de un juego FPS (First Person Shooter). Personalmente creo que a ciertas edades ya es demasiado tarde para iniciar un aprendizaje tan complejo que difícilmente conseguirá igualar nuestra velocidad de reacción con el uso del ratón como para encima mejorarlo.

Quizás iniciándose desde edades tempranas, nuestros hermanos o hijos, encuentren en este tipo de sistemas el arma perfecta con el que avanzar en la complejidad del juego con el ordenador.

Manejando aplicaciones con NIA

Manejando aplicaciones con NIA.

Personalmente veo más interesante el uso de este tipo de dispositivos para el control de aplicaciones profesionales sobretodo las orientadas al diseño profesional en tres dimensiones. Solo hace falta que la aplicación entienda comandos basados en teclas para controlar la perspectiva de las diferentes “cámaras” o ejecutar algunos comandos más complejos.

Del mismo modo que en un juego el aprendizaje es complejo y lleva tiempo pero tiene una ventaja notable, al menos en la gran mayoría de los casos, que es que podemos tomarnos el control con más tranquilidad ya que no tenemos un enemigo disparándonos desde un costado (aunque algunos jefes son peores que el francotirador más avezado).

Controlador 3Dconnexion para entornos tridimensionales.

Fácilmente podría sustituir en los estudios de diseño a dispositivos de movimiento en tres dimensiones tan extendidos como los Logitech desarrollados por su división 3Dconnexion.Este tipo de dispositivos requieren de una mano para su manejo por lo que tenemos que despegar la mano izquierda del teclado, con el NIA podríamos mantener las manos en el teclado mientras que nos movemos en un entorno tridimensional.

Para poco mas encontraremos utilidad a nivel “profesional” en el NIA aunque seguramente a muchos de los que leéis ahora estas líneas se os ocurren más aplicaciones. Si estáis pensando en la orientación médica yo personalmente no me fiaría mucho de un bisturí controlado con este sistema.

Análisis y Conclusión

Si me pedís mi opinión personal os diré que este aparato es interesante pero está lejos de ser el sustituto, ni a corto ni a medio plazo, del teclado y el ratón como medio principal de juego delante del ordenador. Es cierto que ofrece un potencial interesante pero es un dispositivo complejo de manejar.

SI que abre una nueva vía de control que irá evolucionando con el tiempo y que sin duda conseguirá ser más intuitivo con cada desarrollo. También la adaptación progresiva a este tipo de dispositivos nos hará mas capacitados para este modo de manipulación. Por ahora nos quedamos con el interesante trabajo de OCZ sobretodo para hacer asequible para cualquiera, por 150 Euros,  una tecnología profesional que hasta ahora estaba al alcance de unos pocos.