Actualidad P55. ASUS Sabertooth i55

por Javier Rodríguez 07/11/2009 ...

Introducción

La placa que analizamos hoy es uno de los últimos lanzamientos de Asus y para mí una de las placas más equilibradas del mercado. También es uno de los modelos más atractivos del fabricante con un diseño completamente renovado y unas prestaciones no tan espectaculares pero que la convierten en una gran placa base para los que gustamos de productos equilibrados.

Asus Sabertooth i55. Prestaciones.

Este es el primer modelo de toda una saga de placas base que nos acompañaran en sucesivos modelos como ya hacen otras gamas como las WS (Workstation) o las ROG (Republic of Gamers). La nueva gama se denomina TUF y tiene un carácter estético muy militar y unas prestaciones, que Asus asegura, entran dentro de las especificaciones técnicas que se requieren en este tipo de aplicaciones militares.

Lejos de caer en este tipo de marketing llamativo las nuevas placas TUF tiene un diseño atractivo que combina componentes de primera calidad, con el potencial de overclocking habitual en Asus, y diseños simples pero efectivos que atraerán a un público muy variado sobretodo el que busca una solución sería, sin tanta parafernalia, pero de resultados contrastados.

Marcado aspecto militar para esta nueva serie de placas base de Asus.

Una de las cosas que más resalta de esta placa base es que tiene un diseño más sencillo y para mi más eficiente. Siendo una solución de un solo chipset la necesidad de grandes elementos de disipación se queda para los “efectos especiales” para entrar por los ojos del consumidor. La Sabertooth i55 dispone de la disipación necesaria sin este tipo de montajes extraños de heatpipes que nos hemos acostumbrado a ver en los últimos años.

Un solo disipador que combina materiales metálicos (aluminio) con la cerámica para disipar el chipset y disipadores dedicados para su zona de mosfets con la misma combinación de materiales. La cerámica es sin duda una novedad en cuanto a materiales usados en una placa base pero más allá de los materiales utilizados el sistema de disipación de esta placa sorprende por su buen funcionamiento y por ser consecuente con lo que realmente necesita esta plataforma.

Este es un modelo que precisamente va a los hechos. Tiene exactamente lo que cualquiera puede necesitar de una placa base de este tipo y lo consigue con sencillez y naturalidad aunque también tiene algún recargue efectista que personalmente veo innecesarios y aplaudo que sea opción del usuario usarlo o no. Hablo del sistema CoolMEM que no es otra cosa que un soporte donde utilizar un ventilador de 40 o 50mm para refrigerar, de abajo a arriba, los cuatro slots de memoria DDR3 con los que cuenta la placa. Para mi introducir un elemento mecánico en este diseño térmico pasivo tan elegante me parece una atrocidad pero ya que Asus se mete en esto debería al menos facilitar el susodicho ventilador al cliente y no hacer una solución inacabada donde tienes que buscarte la vida para encontrar un ventilador de calidad, con conexión molex y a poder ser con control de revoluciones.

El diseño de disipación sencillo y eficiente es uno de los pilares de esta placa base.

Por lo demás estamos delante de una P55 de gama media-alta con las prestaciones generales que podríamos pedir a este tipo de solución. Esto es…soporte Crossfire y SLI, RAID Sata, conexión Ethernet Gigabit, un montón de puertos USB, controladora SATA añadida para ampliar la capacidad y añadir algún puerto eSata, etc.

Pero para los que piensen que esta placa base es un modelo mediocre con algún toque de exclusividad en su aspecto hay que decir también que integra algunas tecnologías interesantes como una nueva generación de DSP de sonido capaces de trabajar hasta con 10 fuentes de sonido de forma simultánea por lo que podemos tener trabajando sistemas de altavoces de diversos satélites conjuntamente con auriculares, varios incluso, de forma simultánea. Esto sin hablar de detalles tecnológicos que comparte con otras placas base de Asus de su misma generación. Este DSP está firmado por VIA, concretamente un VT2020 de 10 canales, con tecnología Envy HD y que la convierte en uno de los DSP integrados más avanzados en la actualidad.

Prestaciones especiales de la Sabertooth i55

Prestaciones especiales de la Sabertooth i55.

La calidad de construcción de esta placa base es de las más avanzadas de toda la gama de productos actual de Asus. El procesador se alimenta por 12 fases de corriente, la memoria por dos y su sistema de alimentación, véase mosfets y capacitadores, cumplen con estándares militares de envejecimiento forzado, soporte de temperaturas extremas y resistencia a inestabilidad eléctrica.

Mosfets TUF y chip Envy VT2020 de VIA.

Es una placa base a caballo entre una solución profesional de alto nivel y una placa base para entusiastas. Tiene detalles que la hacen factible para soluciones industriales, con la inclusión de un puerto COM, o su capacidad de resistencia y por otro lado es una plataforma eficiente para los amantes del overclocking así como una máquina perfecta para juegos con soporte de las tecnologías más avanzadas del momento.

El sistema T.Probe introducido en esta placa base es uno de esos elementos de electrónica avanzada que hacen de este modelo un producto pensado para durar. Este sistema comprueba en tiempo real diversos puntos calientes de la placa base y las necesidades de alimentación en cada momento para balancear la carga de estas fases de alimentación y controlar el calor que disipan aprovechando mejor cada vatio que consumimos reduciendo las emisiones de calor y por tanto, reduciendo los puntos calientes y por tanto, aumentando la vida útil de todos los componentes. El sistema de gestión inteligente de alimentación no solo se refiere a la CPU, como pasa en muchas otras placas, sino a cada elemento fundamental del ordenador como son memorias, chipset, puertos para tarjetas graficas, etc.

De hecho se han cuidado hasta detalles tan importantes como las descargas puntales de electricidad estática mediante un diseño de protección y un chip dedicado a la absorción de este tipo de energía de gran capacidad destructiva. Incluso se consigue reducir las emisiones de ruido electromagnético hasta en un 30%.

Otra de sus novedades mas interesantes es el sistema Fan Expert que es un programa capaz de calibrar y personalizar perfiles de velocidad para nuestros ventiladores conectados a la placa base. Hace un gran trabajo ajustando frecuencias en tramos bien definidos con una autocalibración bastante eficiente. Lo mejor es que la aplicación da potencia al que la requiera y tranquilidad al que solo quiere un funcionamientos silencioso.

Distribución

Distribución.

Las placas base espectaculares gustan precisamente por lo llamativo de sus prestaciones, de sus diseños, la iluminación…pero otras placas en teoría menos potentes pueden darnos otras prestaciones estéticas de calidad y diseños más tradicionales que a la larga también se traduce en un uso más funcional. Esta placa base no tiene tarjetas de sonido dedicadas y protegidas pero nos ofrece un DSP de alta calidad y un montaje eléctrico de primera línea. Nos ofrece también una distribución más tradicional pero no por ello menos completa y todo un catálogo de conectores completamente accesibles por su zona posterior o cómodos para puentear al frontal de la caja.

En esta placa base hemos dicho que podemos montar sistemas avanzados de gráficos con soporte para cuatro GPUs simultanea ya sean de AMD o de Nvidia, y lo podemos hacer con total soltura porque sus puertos PEG principales tienen una separación de doble slot que permite que cada tarjeta respire y además nos dejen puertos de ampliación libres tanto en formato PCI convencional como PCI Express 1x.

Una placa base muy despejada con los elementos absolutamente necesarios para un trabajo de calidad.

Concretamente encontraremos tres puertos PCI Express 1x, dos puertos PCI de 32-Bit y dos puertos PEG 16x que pueden funcionar a esta frecuencia de forma independiente o unas respetables 8x cuando tenemos dos tarjetas conectadas.  Disponemos de un total de 8 puertos SATA internos, 6 por parte del propio chipset Intel y otros 2 correspondientes a una controladora Jmicron, con sistema DriveExpert, y por ultimo otra controladora Jmicron dedicada a los puertos E-Sata, que tiene uno integrado en el panel posterior, y el puerto Parallel ATA de legado. Cuatro de estos puertos están situados en el lateral de la placa, con un giro de 90º, pero los otros cuatro se encuentran en el fondo de la misma cerca de los conectores del panel frontal de botones y leds. En ningún caso estorbaran si usamos tarjetas graficas de gran tamaño en cualquiera de los slots PEG.

El espacio del procesador es mayor que en muchas placas con complejos sistemas de Heatpipe pero si queremos un disipador de grandes dimensiones, y no queremos problemas para instalar las memorias, deberemos escoger un disipador con diseño asimétrico o que salve por altura los primeros slots de memoria. Cualquiera de estas dos opciones son más que factibles con los disipadores que encontramos actualmente para esta plataforma.

Una de las cosas que más me gustan de esta placa es lo completo de su panel posterior de puertos. Cuenta con el tradicional bloque de conexiones analógicas de audio, con auto detección de jacks, salida óptica digital SPDIF, un total de 8 puertos USB 2.0 (seis más en el interior), puerto E-Sata, Firewire, Ethernet y los todavía muy demandados puertos PS2 para teclado y ratón. Es un panel sencillo, limpio y muy completo.

Overclocking

Overclocking.

Cada día creo que hay menos diferencias en este sentido entre placas de una misma generación. Salvando modelos pensados para la pura integración de PCs completos el resto de modelos suelen disponer de prestaciones de overclocking muy similares salvo algunas excepciones para mí de segundo nivel.

Este modelo no tiene todos los sistemas de overclocking de la Maximus 3 Formula, de hecho los resultados no son los mismos con una u otra placa, pero eso no significa que no podamos acceder a un overclocking de calidad con este modelo en teoría inferior en estos aspectos. De hecho consigue el mismo overclocking totalmente estable de 4.2GHz a 1.34v y a lo único que no es capaz de llegar a es al capacidad de overclocking de la memoria no pudiendo pasar de forma estable de los 1600MHz para la memoria. Esto se traduce en una perdida mínima de rendimiento que veréis luego en nuestro análisis de resultados.

La placa dispone de todo lo necesario para un overclocking de calidad aunque le faltan algunos automatismos que si vemos en modelos más orientados a estas técnicas en manos de usuarios poco experimentados. Aun así creo que los resultados son más que satisfactorios, además sin tampoco calentarnos mucho la cabeza, se consigue una frecuencia que nos permitirá sacar partido a chips gráficos muy potentes incluso en configuraciones de dos o más chips simultáneos. De hecho logramos sacar más de 1GHz más de frecuencia a nuestro Core i7 870 con una facilidad pasmosa y una estabilidad total.

Rendimiento

Rendimiento.

Hemos sometido a esta placa base a la misma configuración y a las mismas pruebas y estos son los resultados acumulados hasta el momento. A estas placas se les sumara la nueva generación de placas 6Gb de Asus, gamas altas de Gigabyte y MSI, etc. Las piezas utilizadas incluyen una Radeon 5870 como motor grafico para las pruebas 3D.

Cinebench.

Sisoft Sandra CPU Arithmetic.

Sisoft Sandra CPU Multimedia.

Sisoft Sandra Memory Bandwidth.

FutureMark 3DMark 2006.

FutureMark 3DMark Vantage.

Resident Evil 5 Benchmark 1920x1080 FSAA 4x.

Unigine Heaven DX11 Benchmark. 1920x1200 FSAA 2x.

Análisis y Conclusión

Análisis.

Esta claro que cuando las frecuencias de procesador son bastante similares por mucha mejora que podamos tener en el bus de datos con el aumento de frecuencia a 2000MHz de la Maximus 3 Formula los resultados a la larga son bastante similares. Poca diferencia de resultados que hablan muy bien de una placa que en principio no esta orientada para competir con modelos centrados en ofrecer grandes prestaciones de overclocking.

Conclusión.

Estamos ante una placa diferente, diferente en concepto y aspecto y una buena combinación entre diseño tradicional y nuevos materiales. Una placa fiable, dura en el aguante y sencilla en el trato. Un diseño de bios tradicional y con buen soporte de overclocking y las últimas tecnologías más estandarizadas en un formato completamente nuevo. Sin duda una gama que ofrecerá un nuevo punto de vista más al catalogo de Asus y que puede satisfacer a más de uno que no llegan a convencerle los modelos gaming y que tampoco busca un producto meramente profesional.

Secciones: Placas Base