ASUS Maximus VII Hero

por Javier Rodríguez 15/05/2014 11
Socket
Memoria
GPU
Precio
Web
1150 Core 22nm y 14nm
32GB DDR3 3200OC
2x SLI o Crossfire
185 Euros

Introducción y prestaciones técnicas

Introducción

Actualmente cualquier gama de placas base, con un chipset de alta gama, se le exige buenas prestaciones de overclocking, gran capacidad de almacenamiento, gráficos avanzados, etc. Esto hace cada vez más difícil a los fabricantes diferenciar sus gamas de producto. Aun así siempre quedan algunas claves diferenciadoras.

Las placas base gaming, de las que últimamente llevamos analizadas unas cuantas, deben mantener unos mínimos de calidad y unas especificaciones concretas. A saber: capacidad gráfica, capacidad de overclocking, sonido integrado de calidad y conectividad de almacenamiento de última generación y sobre todo un diseño que marque claramente las intenciones de su propietario. Veamos si la última placa base gaming de ASUS cumple con las expectativas.

Prestaciones básicas

La Hero no será la placa base gaming más capacitada de ASUS de esta generación, eso por seguro. Lo sabemos porque siempre hay un modelo extreme del que todavía hay pocas o ninguna información. Además el precio de la Hero ronda los 185 Euros y eso está lejos de los modelos de gama más alta que suelen rondar los 300 Euros tanto en ASUS como en el resto de su competencia. Aun no siendo el modelo de gama más alta de ASUS para gamers la Hero tiene cosas muy interesantes que ofrecer.

El Z97 no introduce grandes mejoras con respecto al Z87 pero nos dará el soporte necesario para los procesadores de esta generación, cualquiera de ellos, además de soporte para los procesadores que llegaran en el 2015. Procesadores de 14nm que no serán soportados  por generaciones anteriores de chipsets por mucho que estén diseñados para el socket 1150.

La Maximus VII Hero tiene cuatro bancos de memoria para 32GB de memoria DDR3 de alta velocidad con soporte, mediante overclocking, de módulos de más de 3200MHz. Su arquitectura nos permite montar hasta 6 tarjetas de ampliación donde dos de ellos, tipo PEG, nos permitirán montar sistemas SLI o Crossfire de hasta dos graficas con sincronismo PCI Express 3.0 de hasta 8x para dos graficas o 16x para una sola gráfica. Otro conector PEG nos ofrecerá conectividad adicional de alta velocidad con enlace PCI Express 2.0 4x. Tres puertos PCI Express 1x completan la ampliación por slot.

El almacenamiento creo que ASUS ha dado con la clave de esta generación en sus modelos de gama media. Express SATA ofrece mejoras de rendimiento pero su formato de conectividad no es el camino a seguir, no sé si tendremos otro camino más adelante pero a día de hoy tener un conector como el que presenta Express SATA es echar por tierra una de las mejoras que introdujo este conector en su momento que es disponer de un pequeño conector que se adaptara a formatos más pequeños. Sea como fuere, vayamos hacia donde vayamos, el camino para mi parece algo forzado. Sin embargo esta generación de placas nos ha mostrado que hay un camino interesante que podremos ver adaptado a varios formatos. El M.2 es una evolución muy interesante de mSATA. Formatos más compactos, de menos consumo y la misma potencia, el mismo ancho de banda, de Express SATA (conexión PCI Express 2.0 2x). La Maximus VII Hero de ASUS integra este conector que nos ofrece hasta 10gbps de ancho de banda, unos 800MB/s de velocidad sostenida.

Pronto veremos este conector poblar soluciones RAID con conectividad PCI Express donde podremos montar configuraciones RAID, muchos fabricantes también nos lo venderán ya premontados, pero mientras ese momento llega podemos tener 800MB/s de potencia montados sobre nuestra placa base con capacidad de arranque y sin que tengamos ningún cable enorme colgando de nuestra placa base o necesidad de alimentación adicional. Por supuesto también tendremos conectividad SATA adicional con soporte RAID en los seis conectores SATA 6gbps. Adicionalmente ASUS ha integrado un chip ASMedia para aumentar el número de conectores SATA 6gbps hasta las 8 unidades. Un acierto puesto que alguna conectividad adicional siempre es bienvenida.

La Maximus VII Hero cuenta con la conectividad que esperamos de una placa base de esta gama aunque echamos de menos algún conector adicional. El frente está equipado con USB 3.0, un puerto de 19 contactos para dos conectores frontales, además de varios puertos USB 2.0 y como no, la conectividad frontal de audio. El panel de puertos traseros es un tanto escaso. Dos puertos USB 2.0, cuatro puertos USB 3.0, un puerto Ethernet que ASUS confía a Intel, los conectores de audio analógicos, el conector SPDIF de audio y la conectividad gráfica. ASUS ha integrado un puerto DVI de enlace simple, un puerto HDMI 1.4a y un puerto VGA (no le veo el sentido a este conector) y se olvida de un conector que debe ser básico como es el Displayport.

En este panel también encontraremos el botón de configuración de bios, con flasheo sin necesidad de arranque, que ASUS integra desde hace ya un par de generaciones (quizás más) en sus placas base de gama gaming.

Vídeo resumen:

Diseño y disposición

Diseño y disposición

Una de las placas base que más me ha gustado de las varias que han pasado por mis manos de esta generación fue la MSI Z97 Gaming 7. Me gusto por su sencillez y enfoque en las prestaciones que realmente son necesarias. La Maximus VII Hero está a la altura. ASUS tiene un producto sencillo con  lo que realmente podemos necesitar en esta generación sin dejar de lado los mejores avances. Es una placa despejada, con la integración justa y bien trabajada. Pero además tiene un diseño renovado muy atractivo.

Detalle de los controles frontales, también tenemos el Clear CMOS rapido y el conector para accesorios ROG de monitorización y control.

ASUS ha utilizado un diseño más agresivo para el diseño de su placa pero mantiene los colores negro y rojo. Disipadores de diseños agresivos, en aluminio, con un acabado en níquel. Parecen trabajados en capas, con mucho volumen pero con formas poligonales muy agresivas. Además el diseño se transfiere al PCB con continuidad de rojo en algunos detalles de la placa. Se ha trabajado también los detalles como la iluminación del disipador del chipset (con un pequeño fallo que podéis ver en la siguiente imagen de detalle, y ese “pasillo” led que separa la tarjeta de sonido integrada del resto del PCB. Esto es ya un clásico que veremos en todas las placas base gaming del mercado. ASUS ha trabajado tanto los detalles que ahora no vemos tan siquiera puntos en blanco como en generaciones anteriores en las pestañas de bloqueo de la graficas o de las memorias. Ahora todo va en perfecto negro y rojo salvo, claro está, los conectores traseros que se han fabricado en acero inoxidable para, según ASUS, mejorar la durabilidad de los mismos en algunos ambientes agresivos y muy húmedos. Incluso el DSP de la tarjeta de sonido se ha aislado usando acero inoxidable.

La organización de la placa base es muy buena. La doble separación para las tarjetas gráficas se agradece mucho para mantener temperaturas adecuadas en ambas tarjetas, la disposición de los conectores de ventilador, los conectores de almacenamiento, la posición de los conectores de alimentación y los conectores frontales están todos bien organizados y posicionados donde esperamos que estén. Echo de menos que algunos otros elementos, como los botones rápidos en placa, no estén también concentrados en la zona inferior de la placa base. Para mi gusto es mejor tener todo lo que esté relacionado concentrado en la misma posición pero sin duda esto es un elemento menor que va más con un gusto personal que realmente con un problema o desventaja.

Es una placa base muy despejada y eso me encanta. Hasta el conector M2 se ha colocado en un sitio excelente, debajo del socket, donde no molesta y donde tendremos fácil acceso (más aún si usamos refrigeración líquida). Quizás algunos puedan echar de menos un conector PCI Express más en la separación entre los conectores PEG pero todos sabemos que esta placa llevara en el primer conector una gráfica de doble slot así que para tener algo que no vamos a usar mejor ganar en limpieza. Es mi humilde opinión.

Zona de controles en placa. Incluye un Display POST que tambien nos muestra el modo de ecualización rápido en placa.

Prestaciones especiales

Prestaciones especiales

Otro denominador común de las placas base de esta generación es que todas dan mucha importancia al audio integrado. Ciertamente también se ha ido mejorando este aspecto en generaciones anteriores pero ahora la importancia eclipsa a otras prestaciones que ya, para bien o para mal, vienen dadas por la arquitectura de los nuevos procesadores y chipsets.

La tarjeta de sonido que ha integrado ASUS seguramente no sea la más fuerte a nivel de hardware. Ciertamente ha usado componentes de calidad, un DSP Realtek muy solvente, el mismo aislamiento de PCB y de DSP que hemos visto ya de forma generalizada y la calidad en los conectores analógicos para disponer de una calidad homogénea sin puntos flacos. ASUS ha integrado también un control de ecualización en placa y un sistema de conectores frontales que es capaz de auto-adaptarse mediante la medición de la impedancia de los auriculares asignando la amplificación adecuada para cada auricular que conectamos. La pena es que este tipo de control y amplificación solo está disponible para conectores frontales, para auriculares básicamente y ASUS deja de lado a los audiofilos que también disponen de buenos altavoces que requieren amplificación directa.

Detalle de los conectores de audio chapados en oro, con aislamiento en acero inoxidable y de los nuevos conectores USB 3.0 y Ethernet super-protegidos contra sobretensiones y cortocircuitos.

El sistema de ASUS detecta la impedancia de nuestros auriculares para ajustar la amplificación a los niveles aceptables para nuestro hardware.

El software incorpora un sistema de ecualización notable, con soporte para tecnologías como DTS Neo:6 y toda una serie de personalizaciones muy importante. Es un sistema interesante pero no el mejor que hemos visto hasta el momento.

La Turbo App nos permite ajustar el sistema de sonido y el perfil de hardware segun la aplicación que tenga el foco en Windows en cada momento. El ajuste es en tiempo real y completamente automático.

Lo que ASUS ha trabajado de forma importante es la personalización de su software de control de hardware. Mejoras como la Turbo App que nos permite asignar perfiles de rendimiento según la aplicación que tiene el foco en Windows, o el control de ventiladores hibrido con detección de prestaciones de cada ventilador, el sistema de overclocking automático, control y gestión de energía, software de priorización de paquetes….un sin fin de prestaciones fáciles de utilizar y que harán que cualquier usuario aproveche todas las prestaciones de esta placa base.

Con dos clics el software de ASUS ajustara nuestro procesador, memorias, ventiladores, control de alimentacion del procesador, etc.

Incluso son nuestro procesador, básico pero de los nuevos modelos, podemos tener algod e overclocking de forma completamente automatica. También ajusta la gráfica integrada, como podeis ver.

Por supuesto también veremos cuidado en la protección de los componentes a nivel eléctrico. ASUS ha desarrollado incluso nuevos conectores combinados para proteger de forma más activa cada puerto USB, Ethernet, etc. También cuenta con un sistema de programacion de teclado, a modo de filtro y por hardware, que convierte cualquier teclado en un teclado programable.

Bios

Bios

ASUS tiene seguramente la mejor BIOS UEFI del mercado y las personaliza de forma excelente para cada gama de productos. Esto puede parecer una simple mejora estética pero en todos los detalles esta la excelencia. Su sistema de configuración EZ es tan sencillo de usar que cualquier usuario podrá hacer overclocking o reducir el ruido de su sistema con cuatro clics. Por otro lado tenemos toda la potencia de configuración de una placa base de gama alta. Tantas opciones que casi mejor le damos un repaso en video que creo que es la forma más accesible de conocer una bios sencilla, rápida y autoconfigurable pero que a la vez da al usuario avanzado un sinfín de opciones interesantes para personalizar el rendimiento y el funcionamiento de su sistema.

Análisis y conclusión

Análisis y conclusión

Esta es la segunda placa base de ASUS que probamos con chipset Z97. La primera era un modelo “genérico” con grandes prestaciones, mucha incorporación de extras y un precio también bastante más elevado. La gama gaming de ASUS tiene con la Hero su mejor exponente, por ahora. Es una placa base que para mí destaca por su buen criterio, simple y efectiva, con un buen equilibrio de hardware, un buen precio y un conjunto de excelente de utilidades y funciones a nivel de software. Un producto excelente que se posiciona muy bien para un público que busca una placa potente con las últimas tecnologías pero sin añadidos que luego realmente no se van a utilizar.

  • Producto: ASUS Maximus VII Hero
  • Fecha: 15/05/2014 1:17:41
Secciones: Placas Base