Enermax MODU 87+ Vs. BeQuiet Strightpower E7

por Javier Rodríguez 11/04/2010 ...

Introducción.

Encontrar una fuente adecuada a nuestras necesidades es uno de los puntos más delicados a la hora de mantener o montar nuestro nuevo ordenador. Una fuente con la capacidad adecuada, eficiente para minimizar el consumo y ajustada a nuestros requerimientos es fácil de encontrar si damos con las claves adecuadas. Nosotros hoy os mostraremos dos fuentes de alimentación muy capacitadas para las necesidades generales de casi cualquier ordenador de gama media y alta pero con diferencias significativas entre cada una de ellas que pueden orientaros hacia vuestra fuente de alimentación perfecta.

Fuentes modulares de alta eficiencia.

Este es el perfil de fuente que buscamos todos cada día con más insistencia. Fuentes de potencias medias, que rondan los 600-700w, pero que trabajen de una forma muy eficiente a bien de aprovechar adecuadamente nuestro consumo eléctrico, generar menos calor, y también reducir costes de hardware para lograr los resultados esperados.

Las dos fuentes de alimentación que conoceremos hoy cumplen perfectamente con estas premisas. Son fuentes compactas, con sistemas de refrigeración avanzados y un sistema eléctrico muy eficiente que nos permite reducir el consumo y aprovechar al máximo su potencia total.

Son fuentes potentes, que rondan los 700W, pero medias ya que ahora es fácil encontrar fuentes masivas que superan con creces los 900 o 1000w de potencia. De hecho dentro de las series de alguna de estas fuentes podemos encontrar variantes de más de 1000w y cualquier fabricante que se precie actualmente dispone de estas potencias y mayores para algunos nichos de mercado.

La eficiencia de una fuente de alimentación se mide en el porcentaje de energía que produce con respecto a la que consume. Actualmente existen varios estándares de eficiencia que premian la capacidad de la fuente para ser lo más eficiente posible. Encontraremos el certificado 80 Plus como uno de los referentes en este sentido. 80 Plus significa que la fuente de forma consistente produce un 80% o más de energía con respecto a la energía que consume, el resto, como es lógico, se transformara en calor. Las fuentes 80 Plus Bronce tienen una exigencia de un mínimo del 80% en cargas del 20%, 50% y 100% mientras que el estándar más exigente por el momento, que es el 80 Plus Gold, exige a la fuente un mínimo del 87% al 20%, 90% al 50% y 87% al 100%.

Nuestras contrincantes son fuentes de tamaño similar y prestaciones análogas.

La modularidad del cableado es más una función estética que una ventaja real. De hecho, aunque este tan de moda, no aporta ninguna ventaja técnica salvo la de ahorrarnos algún cable rondando por la caja en configuraciones de PCs ligeras con pocos componentes internos. Además las cajas actuales suelen facilitar mucho el orden del cableado así que personalmente no las veo con una ventaja tal como para la aceptación que están teniendo en el público en general. Este tipo de fuentes generan distorsiones en las líneas ya que cualquier “empalme” en el circuito genera una resistencia y también un punto débil que se puede desconectar, oxidar, etc. Sea como fuere están muy de moda y es lo que encontraremos en gamas punteras como las que aquí analizaremos.