Shuttle XPC SZ77R5

por Javier Rodríguez 03/02/2013 ...

Introducción y características técnicas

Introducción.

Un Z77 en plataformas compactas no es ninguna novedad. Tenemos en el mercado múltiples opciones de los mejores fabricantes de placas base y una generosa oferta de cajas de todos los tamaños y formas para dar cobertura a las necesidades de todo tipo de usuarios. Shuttle sin embargo nos ofrece algo poco estándar como son sus cubos con placas propietarias. Veremos qué ventajas tiene la solución “todo en uno” de Shuttle con respecto a las opciones ITX.

Características generales.

El SZ77R5 mantiene el chasis de 2012 que es un ya clásico de Shuttle completamente fabricado en aluminio con un frontal dedicado a bahías de 5.25 y 3.5” con un frontal de conectores que se adapta según cada placa base que monta en su interior. Un frontal elegante sin unidades vistas que se ocultan tras embellecedores manuales o automáticos (el de 5.25” se debe abrir con una unidad óptica con apertura de bandeja) y con un par de leds y botones bien ocultos que ofrecen un acabado serio y profesional.

En el interior de esta unidad encontraremos una plataforma Z77 con capacidad para albergar a los procesadores Ivy bridge de socket 1155 más potentes de Intel. Memorias DDR3, conectividad SATA 6gbps con funciones RAID, conexiones PCI Express 3.0 para graficas de alto rendimiento (tanto Radeon 7970 como Geforce GTX 680 entran en este chasis) y conectividad de última generación con USB 2.0 y USB 3.0 tanto en el frontal del barebone como en su zona de conectores traseros.

Todo esto manteniendo un diseño compacto con fuente integrada en el interior y con un peso en vacío de un par de kilogramos. Shuttle ha trabajado también en que sus nuevos diseños sean contemporáneos con puertos USB que nos permiten cargar teléfonos y tablets sin necesidad de tener el PC encendido y sin necesidad de ocupar más enchufes en casa con un cargador para cada cosa. En mis pruebas hemos podido cargar tablets de 7” y cualquier teléfono pero no tablets con algo más de requerimientos como el iPad Mini o similares.

En este barebone encontraremos también otras conexiones que esperamos pero no por ello menos importantes de describir. El barebone cuenta con salidas de video para la gráfica integrada en el procesador en forma de conectores DVI y HDMI (no encontraremos aquí soporte para VirtuMVP) pueden usarse para múltiples monitores incluidos los que podamos conectar a una gráfica dedicada. Encontraremos también conectores eSATA, puerto Ethernet Gigabit, salida de sonido analógica de 8 canales y una salida óptica de tipo SPDIF. Los conectores USB en este panel posterior se cuentan en un total de cuatro puertos USB 2.0 y dos puertos USB 3.0. Un boton de reset de CMOS tambien esta accesible en el panel posterior para no tener que abrir el PC si tenemos algun problema de configuracion de BIOS.

En el frontal tenemos dos conectores USB 3.0 adicionales (todos son nativos) y dos puertos USB 2.0. También dispone de las entradas y salidas HD Audio habituales ya en cualquier PC o caja de PC. La bios es convencional con modo de arranque rapido compatible con Windows 8.

Que hace al Shuttle diferente

Que hace al Shuttle diferente.

No he entrado en detalles porque creo que Shuttle ofrece algunos detalles en sus máquinas compactas que no podemos encontrar en soluciones comerciales de tamaños estándar. Ya pudimos verlo en su barebone para procesadores X79, único en su clase con ese tamaño, pero en el Z77 aunque no es tan exclusivo sí que podemos encontrar diferencias muy interesantes que hace a esta solución completa realmente atractiva.

Su placa base es más grande en largo y ancho que una ITX convencional (aunque el chasis es compatible con placas ITX) y esto permite una integración más generosa. Por ejemplo esta placa es la única que encontraremos para un barebone tan pequeño (apenas 33cm de largo y 19cm de alto por 21cm de ancho) que cuenta con cuatro slots de memoria DDR3 que nos permitirá montar hasta 32GB de RAM de forma bastante económica. Es algo que con una placa ITX no podremos hacer.

Cuatro bancos de memoria y conectores SATA 3gbps adicionales. Los conectores SATA 6gbps se han situado en otra zona para una mejor organizacion del sistema.

Otra de sus mejoras es que contaremos con un puerto PCI Express 3.0 de 4x adicional al PEG de 16x. Esto significa que podemos montar hasta dos tarjetas de ampliación cosa que tampoco es posible en soluciones ITX convencionales. Cierto es que si usamos una gráfica de doble slot el segundo puerto tendremos difícil uso (hay soluciones) pero también es cierto que hay bastante gama de tarjetas de un slot, incluso profesionales, con las que lograr rendimientos de gran calidad.

Doble Slot PCI Express, 4x abajo y 16x arriba, ambos PCI Express 3.0.

Más espacio para componentes que se traduce también que tengamos acceso rápido y sencillo a otros elementos añadidos como su doble slot MiniPCIe de los que uno es compatible con mSATA conectado a un puerto SATA 3gbps de la placa. Podemos usarlos indistintamente pero básicamente están orientados a ofrecer conectividad inalámbrica y soporte para discos SSD integrados en placa. La placa soporta también Intel RST (Rapid Storage Technology) así que podemos usar el disco mSATA como cache de algún disco mecánico.

Half-Mini PCIe a un lado y Full MiniPCIe con soporte mSATA al otro.

Su sistema de disipación también es exclusivo y solo podemos encontrar algo igual en soluciones completas como esta. Se trata de un único ventilador de extracción de aire. Se aprovecha esta salida de aire para disipar también el procesador mediante un radiador conectado al socket del procesador mediante un conjunto de tres heatpipes independientes. Con esto se logra una disipación muy eficiente, controlada por la placa, que deja mucho espacio en el interior del cubo y que permite situar el procesador en una posición más centrada, sin estorbar a ningún otro componente. Teniendo en cuenta los consumos de un procesador Ivybridge esta solución es más que suficiente para un funcionamiento excelente.

Como veis lo propietario  a veces tiene sus ventajas y el que disfrute de un barebone Shuttle como este conseguirá una solución tanto o más pequeña que un cubo ITX con capacidades que no podemos encontrar en ninguna placa del mercado.

Experiencia de uso

Experiencia de uso.

Una de los puntos flacos de los barebone Shuttle es su diversidad de almacenamiento ya que no tienen en mente instalar discos de 2.5” que son los que usamos todos habitualmente para instalar discos SSD. Lo que si encontraremos es dos bahías de 3.5”, una de ellas con posibilidad de salida al exterior, y una bahía de 5.25”. El buen interior del barebone permite instalar todo sin muchos problemas de cableado. Para los que busquéis instalar discos SSD de 2.5” tendréis que echar mano de adaptadores simples o alguna solución más imaginativa como en nuestro caso donde hemos instalado una unidad de doble bahía de extracción en caliente para dos discos de 2.5” que podemos instalar en la bahía de 3.5” con vistas al exterior.

Donde no tenemos queja es en el funcionamiento del sistema de refrigeración ya que tiene un comportamiento bien regulado según la carga del procesador y del overclocking al que lo sometamos. Hemos probado con un Core i7-3770k a 4.3GHz logrando buenos resultados de rendimiento, teniendo en cuenta el tamaño del equipo, a la vez que se mantienen buenos niveles de ruido tanto en reposo como en carga. El ventilador de 80mm que equipa el barebone tiene potencia para refrigerar pero también modos de pocas revoluciones donde es bastante silencioso. El calor del procesador se extrae directamente fuera de la caja. El aire frio entra de forma natural por los taladros en los laterales de la carcasa de aluminio.

Un equipo compacto con 32GB es el sueño de cualquiera que dependa de virtualización para sus quehaceres diarios.

No hemos hablado tampoco de la fuente de alimentación integrada y es un punto interesante ya que el precio del conjunto depende mucho de todos los elementos que componen el barebone. Shuttle equipa sus barebone más potentes, como este, con una fuente de 500w con certificación 80 Plus Bronce. Esto permite una eficiencia de más del 82% a cargas bajas y altas y hasta un 85% de eficiencia en cargas medias. Es suficiente para dar alimentación a todo el conjunto con una gráfica de gran calado.

Análisis y conclusión

Análisis y conclusión.

Shuttle tiene otro de esos barebone que los ha convertido en una marca muy especializada y con una trayectoria marcada por la calidad y la excelencia y este nuevo barebone para las gamas medias de Intel no podía ser una excepción. Es el “algo más” que cualquiera que busque un PC compacto y potente encontrara más allá de las soluciones ITX convencionales. Su precio es de unos 370 Euros.

  • Producto: Shuttle XPC SZ77R5
  • Fecha: 03/02/2013 22:05:37
Secciones: Mini PCs