Monitor portátil GeChic On-Lap 2501M

por Javier Rodríguez 16/06/2013 ...
Tamaño pantalla
Resolucion:
Autonomia:
Precio
Web
15,6"
1366x768 nativa
9300mAh, 10 horas.
250 Euros.

Introducción y características técnicas

Introducción.

Un monitor portátil puede ser algo realmente útil. Tener una pantalla auxiliar que se alimente de cualquiera de nuestros dispositivos móviles nos permitirá ampliar nuestro espacio de trabajo, una reproducción multimedia de más calidad o también acceso económico a soluciones profesionales como disponer de un monitor de visualización para captura de video o foto. Funciones muy interesantes que en esta pantalla se conjugan con una movilidad muy conseguida y lograda.

Formato y técnica.

El GeChic ON-LAP 2501M es la evolución de ciertos modelos para la fijación en pantallas de portátil que esta marca ha comercializado en el pasado. Este nuevo modelo es más grande y tiene un carácter menos dependiente de un ordenador portátil. De hecho es un monitor abierto a ser usado de forma muy parecida a como usaríamos los monitores más modernos del mercado con conectividad actualizada a las nuevas tecnologías.

Se trata de una pantalla de 15.6” con una resolución de 1366x768 puntos. Nada extraordinario. El panel es mate y fabricado con tecnología TN (Twisted Nematic). Este es sin duda su punto más débil, sobre todo por los ángulos de vision reducidos de esta tecnología, pero tiene la ventaja de que el refresco de pantalla es bastante bueno a pesar de ser un monitor limitado a extraer potencia de un puerto USB o cargador USB.

Cuenta con múltiples conexiones, luego las conoceremos, y también con un buen soporte multimedia si tenemos en cuenta su formato portátil. Cuenta con altavoces de 1w, estéreo, y también con una batería, solo en la variante M, que proporciona 9300mAh para una autonomía muy interesante como veremos luego.

De serie encontraremos un buen conjunto de accesorios con los que lograr sacar buen partido de la pantalla. Primero una cubierta protectora, que también nos sirve de pie de apoyo, para que no dañemos el panel durante el transporte, un cable micro HDMI a HDMI, cable VGA (este puede ser opcional dependiendo de dónde lo compremos), cable MHL, cable Micro USB para alimentación, cargador USB e 2A, un soporte magnético para el móvil, dos piezas de apoyo opcionales y un sujeta cables para llevarlo todo en condiciones.

Movilidad y autonomía

Movilidad y autonomía.

El monitor tiene unas dimensiones de 387x260x12, 8mm. El tamaño normal para una pantalla de 15” pero con un espesor bastante reducido, iluminado por leds como es lógico, que logra un tamaño muy cómodo para ser transportado. Pesa 1088gr en total, 1.3Kg con su cubierta, así que como veis no es un monitor diseñado al azar para cubrir un nicho de mercado donde hay pocas más opciones, está pensado con acierto para lograr buenos resultados de movilidad y de funcionalidad.

Su batería de 9300mAh nos permite una autonomía real de 9 horas (9:30 horas en nuestra prueba real) y puede cargarse directamente desde USB. La detección del modo de batería no es automático, tenemos que seleccionarlo manualmente, y si nos lo dejamos encendido la pantalla quedara en “stand by” y consumirá batería. Si la conectamos en modo alimentación externa solamente cargara cuando este fuera de funcionamiento. No podremos cargar y visualizar la pantalla al mismo tiempo.

Al consumir tan poco podemos alimentar la pantalla desde casi cualquier puerto USB lo que nos simplifica notablemente ciertos montajes. Uno o dos cables y estamos listos para disfrutar de la pantalla.Eso sin duda es agradecido para una pantalla pensada para movilidad.

Conectividad práctica

Conectividad práctica.

Todos los conectores de la pantalla están situados en el lado derecho. Es una posición buena, bajo mi punto de vista ya que la gran mayoría de portátiles colocan los conectores de video en este lado y por tanto es donde debe estar el monitor para reducir tamaño de cables, enredos e incomodidades. La pantalla cuenta con un catálogo interesante de conectores.

El más interesante y versátil es sin duda el HDMI, en formato Micro para adaptarse al perfil reducido del aparato, que podemos usar para cualquier dispositivo HDMI del mercado ya que permite reescalado a resoluciones superiores a las nativas soportando incluso entrada 1080p sin el más mínimo problema. La entrada HDMI soporta audio así que podremos usar los altavoces del monitor, o la salida de auriculares, para disfrutar de video y sonido digital sin más historias.

Si alguno usa dos pantallas en casa o en la oficina apreciara lo interesante que es poder llevar más escritorio cuando vamos de viaje, vacaciones o en cualquier momento con conectar uno o dos cables.

Como admite cualquier configuracion de entrada podemos conectarle nuestra consola, sin cambiar ningun parametro y disfrutar de nuestros juegos alimentando la pantalla desde un puerto USB de la consola.

Dispone también de otra entrada analógica, para VGA, que también combina audio y video pero lo que hace a esta pantalla estar en la brecha tecnológica es la conexión MHL que nos permite conectar teléfonos móviles y tablets modernos de forma directa con audio y video integrado. Además si tenemos la pantalla en modo batería podremos cargar el teléfono directamente desde el monitor. El conector HML es de tipo Micro USB con cinco contactos.

Mi Galaxy Nexus en pantalla en espejo mediante MHL. La pantalla se adapta, gracias a escalado, a cualquier resolucion estándar.

OSD y controles

OSD y controles.

Como cualquier monitor esta apantalla cuenta con un menú en pantalla u OSD, con el que controlar y configurar la pantalla. Podremos seleccionar la entrada de video, brillo, contraste, temperatura de color, etc. Son los controles habituales de cualquier monitor salvo que en este modelo también tendremos acceso al estado de la batería.

Podemos ver los diferentes ajustes y el estado de la bateria, que en nuestro caso esta recien cargada.

La posicion del SSD cerca de los botones tactiles lo hace mucho mas manejable.

Los controles son variados pero todos muy directos. Tenemos bloqueo de controles, que se activa dejandolo pulsado 3 segundos seguidos, encendido, control directo de brillo que tambien hace las funciones de salida, desplazamiento hacia arriba, acceso a menu e introduccion, desplazamiento hacia abajo y "mute".

Análisis y conclusión

Análisis y conclusión.

Para nosotros esta pantalla se adquirió como monitor para “video reviews” así podemos tener una referencia fuera de la cámara y tener los productos enfocados en una pantalla más grande. El precio de un monitor externo de 7” para una cámara suele ser de entre 200 y 300 Euros. Este modelo con 15” y batería cuesta unos 250 Euros.

Un consejo. los cables en espiral son una buena ampliación para este tipo de montajes, no vienen con la pantalla, pero reducen espacio en la bolsa y todo queda más ordenado.

Pero no solo nos servirá como monitor externo para producir video y fotos sino que también nos puede servir para ampliar nuestro escritorio de cualquier portátil o jugar donde sea con nuestro teléfono móvil o video consola. Versatilidad de funcionalidad en un acabado bastante bueno, mejor de lo que esperábamos, con el único punto débil de usar un panel con una tecnología algo antigua pero que sin duda ha sido elegido por su bajo consumo. En definitiva un producto más que interesante para poder llevar en la mochila ya que nos abrirá un mundo de posibilidades en nuestra experiencia móvil.

  • Producto: GeChic On-Lap 2501M
  • Fecha: 16/06/2013 0:22:03
Secciones: Monitores