Lenovo Yoga 2 Pro

por Javier Rodríguez 24/03/2014 1
Pantalla
Procesador
RAM y HDD
Precio
Web
3200x1800. 13"
Core i5 4200U
8GB y 256GB SSD
1249 Euros

Introducción

La serie Yoga de Lenovo es ya un referente en el sector de los ultrabooks con diseños convertibles de varias posiciones que han conseguido un equilibrio interesante entre la esencia del ultrabook, con perfiles reducidos y pesos contenidos, dándole una vuelta al concepto de convertible clásico con un diseño con múltiples posiciones.

Prestaciones técnicas

La primera mejora de esta revisión del Yoga viene a cargo de los nuevos procesadores Haswell de Intel. Estos procesadores añaden más potencia y más ahorro de batería con lo que permite mejoras a nivel de rendimiento y desempeño y también en la capacidad de los integradores de reducir los espesores y peso de sus máquinas más innovadoras.

El Yoga 2 Pro lo podemos encontrar con configuraciones de Core i5 y Core i7 con consumos máximos de 15w con una gráfica Intel HD Graphics 4400 con frecuencias de hasta 1GHz. El modelo que nosotros hemos obtenido para este análisis cuenta con un Core i5-4200U. Un procesador de doble núcleo con cuatro hilos de proceso y una frecuencia máxima de 2.6GHz en modo turbo y nominal de 1.6GHz. Este procesador es realmente ágil y con un sistema como Windows 8.1 encontraremos unos resultados de rendimiento y fluidez realmente buena. Perfecto para multimedia, para trabajar y también para algo de juego si sabemos dónde están nuestros límites.

El Yoga 2 Pro podemos encontrarlo con configuraciones de 4 y 8GB de RAM. La segunda opción se agradece ya que la antigua generación de ultrabooks, normalmente con 4GB, se quedan escasos para el profesional del video o de la imagen cuando realmente de procesador estás maquinas van bastante bien dotadas. En el Yoga 13, el de la anterior generación, podíamos ampliar la RAM mediante un slot, pero en este modelo (más fino y ligero) tendremos que comprarlo de fábrica con la configuración de RAM que consideremos adecuada para nosotros.

Buena cantidad de RAM, un procesador potente…ya solo nos falta un disco duro SSD de última generación. Precisamente es lo que encontraremos con configuraciones que van desde los 128 hasta los 512GB pasando por una configuración con disco de 256GB. Este disco es de formato mSATA y podremos cambiarlo a placer según nuestras necesidades presentes y futuras. La RAM no se puede tocar pero si el disco y la tarjeta inalámbrica que ofrece conectividad Wifi y Bluetooth.

Precisamente la Wifi es el único punto flaco de este portátil. No sé porque razón pero en Europa es imposible acceder al modelo que integra Wifi-AC. De hecho no solo no contaremos de serie con esta tecnología sino que además la alternativa es uno de los peores chips inalámbricos de Intel con soporte de Wifi-N pero solo en modos de 2.4GHz. Por suerte si tendremos Bluetooth 4.0 que es una mejora importante a nivel de gestión energética.

Por suerte la tarjeta inalámbrica también es mejorable ya que está montada sobre un slot M.2, el nuevo formato para tarjetas y almacenamiento para ordenadores ultraligeros, así que podemos adquirir un modelo superior con Wifi-AC y disfrutar de una conectividad muy superior manteniendo también el soporte Bluetooth 4.0.

Hay que decir que este portátil se abre fácilmente, retirando la cubierta inferior, con apenas 8 tonillos de tipo torx. Esto nos dará acceso a la batería, por si fuera necesario comprar un reemplazo y también a cambiar otros elementos como el disco duro o la tarjeta inalámbrica.