Intel Core i7-5960X Haswell-E

por Javier Rodríguez 29/08/2014 19El Mejor Microprocesador
Socket
Nucleos
Frecuencia
Precio
Web
LGA2011-v3
8 nucleos, 16 hilos
3Ghz, 3.5GHz Turbo
999 Euros

Introduccion y LGA2011-V3

Introducción

Los procesadores LGA 2011 son a día de hoy la única forma de acercar a un usuario doméstico la tecnología que disfrutan en las empresas. Los procesadores más potentes del mercado usan este socket y en esta ocasión, y después de una espera importante, por fin vemos mejoras importantes, cambios que ya son imparables. Hoy probamos el mejor de todos, la punta de lanza, el Core i7 5960X Extreme Edition

Por fin se renueva el LGA 2011

Ya me es incluso difícil recordar cuando el socket LGA 2011 vio la luz. Acompañado del chipset X79 este socket introdujo los primeros procesadores de seis núcleos reales del catálogo de Intel. Otras de sus novedades fue la incorporación de un bus de datos DDR3 de cuádruple canal que aumento el ancho de banda del procesador hasta prácticamente duplicarlo.

Otro de sus grandes factores de éxito es la gran incorporación de canales conectivos en forma de PCI Express. Una tecnología que potenciaría el uso de sistemas gráficos de gran complejidad y otra forma más de alcanzar niveles de rendimiento 3D desconocidos hasta la fecha.

El X79 fue también de los primeros chipsets de un solo chip que integraba, con menos tareas también, enlaces dedicados a conexiones Ethernet de alta velocidad, sonido integrado, etc. Su capacidad de para controlar unidades SATA 6gbps también permitirá sistemas RAID avanzados cuando además las unidades SSD empezaban a despegar.

Sin duda unas prestaciones importantes pero que pasados más de dos años ya han quedado obsoletas con otros chipsets y procesadores domésticos más eficientes por ciclo. Aun así su diferencia de núcleos, con los modelos de sobremesa más convencionales, ha hecho que esta plataforma perdure más tiempo del que cabría esperar. Pero por fin le ha llegado su hora y es para bien.

Chipset X99

Chipset X99

Los procesadores de seis y ocho núcleos nos pueden parecer muy atractivos, y cada vez integran más funciones, pero esto sigue siendo un binomio donde el chipset sigue siendo de vital importancia. Nos da las bases conectivas esenciales que tan importantes son hoy en día y que requieren de una actualización constante ahora que las unidades de almacenamiento piden crecer y crecer en rendimiento y prestaciones.

Los nuevos procesadores LGA2011-V3 integran conectividad de alta velocidad, enlaces PCI Express 3.0, un bus de datos sorprendente pero necesitan otras cosas importantes. El X99 es el chipset que da soporte a la capacidad de multiplicador liberado de estos procesadores. Y ofrece a estos procesadores los buses secundarios que ellos no controlan.

El X99 introduce mejoras importantes sobre el X79. Para mí la las importante es la incorporación de USB 3.0 de forma nativa. Este nuevo chipset soporta hasta 14 puertos USB de los que seis son USB 3.0 y soportados directamente por el chipset. Los otros ocho puertos son de tipo USB 2.0 y dan el añadido conectivo fundamental para otras tecnologías. Aun así son unos cuantos puertos USB sin necesidad de controladoras añadidas que consumen enlaces PCI Express y que dependen del soporte del sistema operativo (con o sin drivers). El X79 soportaba también 14 puertos pero todos eran de tipo USB 2.0. Las placas base X79 con puertos USB 3.0 usan chips controladores adicionales.

Se aumenta también otras compatibilidades y otras se mantienen. Por ejemplo este chipset soporta Firmware ME 9.1 y se mantiene la Mac Gigabit Intel integrada. El Audio también se conserva en calidad HD Audio y se mantienen también las 8 líneas PCI Express 2.0 con 5gbps de velocidad de transferencia unidireccional.

El punto mejorado por excelencia es también el almacenamiento masivo. Estos nuevos procesadores introducen tecnologías como el M.2 directamente a través de sus líneas PCI Express pero el X99 también añade un total de 10 puertos 6gbps con el que poder incluso formar complejos sistemas RAID (Hasta modos RAID 6 de doble redundancia) con soporte nativo en el chipset. TAmbien encontraremos soporte para tecnologías como el Express SATA que produce hasta 10gbps de ancho de banda.

Un  bus DMI 2.0 conecta procesador y chipset con cuatro canales de 5gbps que ofrecen un ancho de banda total de 20gbps. Es más que suficiente puesto que solo es comunicación entre periféricos conectados al chipset y de este al procesador.

Estas tecnologías darán algo de respiro a los fabricantes de SSD que ven como sus unidades no evolucionan todo lo que deberían por las limitaciones de ancho de banda de los buses actuales. Todo esto está ahora disponible en el X99 y da las bases para que, con los nuevos procesadores, esta plataforma vuelva a ser una opción sin fisuras.

Los nuevos procesadores

Los nuevos procesadores

Los nuevos procesadores LGA2011-v3 de Intel tienen una característica fundamental con respecto a sus antecesores. Elevan el listo hasta un mínimo de 6 núcleos para la plataforma de procesadores elite de Intel. Este es el gran cambio, bueno salvo otro importante que ahora tocaremos, ya que la arquitectura es Haswell y por tanto no hay cambios fundamentales en su proceso de fabricación ni en su capacidad de cálculo por ciclo. Estos procesadores se liberan de la carga de los chips gráficos integrados y potencian su capacidad conectiva y de buses de datos.

Buses de datos como la controladora de memoria integrada que ahora es de tipo DDR4 y por tanto con mucho más potencial de crecimiento que la DDR3. La memoria DDR4 trabaja a voltajes inferiores, 1.2v es su punto de partida en módulos convencionales, es más barata de fabricar (esto no significa que ahora las veamos más baratas en las tiendas) y consumen menos energía. Su potencial de crecimiento, por tanto, es superior aunque lo cierto es que de momento solo las veremos con velocidades similares a las que podemos encontrar en módulos DDR3 y con latencias superiores. La ventaja de estos nuevos Core i7 es que su bus de cuádruple canal hacen que estas latencias superiores o frecuencias similares pasen desapercibidas con un ancho de banda que rivaliza con el de algunas gráficas de gama baja y media. Es hasta dos veces más rápido que el de otros procesadores Haswell de doble núcleo de la propia Intel como son los Core i7-4xxxx.

También es cierto que cuando se lanzó los procesadores LGA-2011 con el primer bus de datos de cuádruple canal, de tipo DDR3, la velocidad máxima de memoria soportada oficialmente era de 1600MHz mientras que ahora la velocidad soportada es de 2133MHz. Esto, como bien sabéis no significa nada puesto que muchos montamos y hemos montado memorias más rápidas en las placas base adecuadas con procesadores LGA2011 de anteriores generaciones.

Encontraremos en el mercado tres variantes de los nuevos Serie LGA 2011-v3. Dos de ellos con seis núcleos y, como opción más cara, un modelo de 8 núcleos. Todos disponen de Hyperthreading y por tanto producen 12 o 16 hilos de proceso. El consumo TDP de todos ellos es de 140w, sin overclocking, con frecuencias que van desde los 3.0GHz del modelo de 8 núcleos hasta los 3.5GHz del modelo más avanzado de seis núcleos. Los precios oscilaran entre los 400 y los 1000 Euros con un paso intermedio de unos 600 Euros.

El Core i7 5820K es el más económico. Seis núcleos, 12 hilos de proceso y 15MB de cache. Sus frecuencias son de 3.3GHz, con modo turbo de 3.6GHz. Es el modelo menos capacitado a nivel conectivo con 28 líneas PCI Express 3.0 capaces de mover dos graficas con enlaces 8x (solución solvente que vemos en otras plataformas como el socket LGA 1150), dejando 12 líneas PCI Express 3.0 adicionales que serán importante para dar vida a sistemas de almacenamiento de última generación como el M.2 Ultra con enlaces 4x y anchos de banda de 32gbps.

Le sigue el modelo Core i7 5930k, el de unos 600 Euros, mantiene la estructura de seis núcleos, con 12 hilos de proceso. Su frecuencia nominal es de 3.5GHz y alcanza en turbo hasta 3.7GHz. Este modelo incorpora también 15MB de cache. Su gran ventaja con respecto al 5820k es que incorpora 40 líneas PCI Express 3.0 y por tanto podría controlar con soltura hasta cuatro tarjetas gráficas con enlaces PCI Express 3.0 8x y aun nos quedarían 16 líneas PCI Express adicionales para otros sistemas de almacenamiento, tarjetas de ampliación, etc. Es la opción más equilibrada.

Se venderán sin disipador, aunque como en modelos anteriores Intel comercializará su propio Kit por agua.

Y el modelo prohibitivo, el que solo unos pocos disfrutaran, es el Core i7 5960X. Este modelo es el único de los tres que cuenta con 8 núcleos y 16 hilos de proceso. Su cache de tercer nivel aumenta hasta los 20MB y sus frecuencias se reducen a 3GHz nominales con modos turbo de hasta 3.5GHz. Hasta 16 hilos de proceso sin duda debería ser el más lento de los tres pero si una aplicación aprovecha 12 hilos aprovechara también 16 y eso le hace de partida un 25% más rápido que sus contendientes. Este modelo también incorpora 40 líneas PCI Express 3.0 y por tanto no tiene puntos débiles.

Todos consumen 140w, sin tocar frecuencias ni voltajes, y trabajan a voltajes variables de 1.0-1.2GHz y disponen de sistemas de ahorro de energía como encontramos en cualquier otro procesador Haswell de 22nm tri-gate de proceso de fabricación. Todos son también Series K y por tanto no tienen bloqueado el multiplicador y son aptos para niveles de overclocking muy interesantes.

Overclocking

Overclocking

El procesador que nosotros hemos usado para este análisis es el modelo más alto de gama pero también es un modelo ES, una muestra de ingeniería, y dada la última historia de este tipo de procesadores lo lógico es que con una versión definitiva, “retail”, los resultados sean algo mejores a los que nosotros hemos logrado. Hemos usado refrigeración por aire con un disipador Coolermaster 612 Mark II, que se lanzara la próxima semana, para tener una experiencia lo más cercana a una solución domestica convencional.

Son los primeros estadios de nuestra experiencia con estos procesadores pero es fácil que cualquiera pueda sacar de estos modelos entre 4.4-4.6, con frecuencias de cache similares, con facilidad y sin tener que superar los 1.3v de vcore. Las placas que hemos probado, en sus sistemas automatizados de overclocking, frenan en este modelo en los 4GHz sin tocar los voltajes.

Hay que tener en cuenta que este procesador parte desde los 3GHz. En nuestras pruebas de benchmarks a su velocidad nativa el modo turbo normalmente se mantiene en los 3.3GHz cuando usamos los 8 núcleos de proceso. Siendo generosos con la velocidad nativa del procesador podemos afirmar que es fácil sacar, con refrigeración convencional, un 25% más de frecuencia con este procesador.

Además tampoco tenemos que sacrificar el ruido, al menos con este disipador, puesto que a saturación es raro que el procesador suba de los 80 grados (soporta mas sin llegar a throttlear). También es cierto que a su configuración de fábrica es difícil verlo por encima de los 65 grados así que evidentemente hay diferencias sustanciales pero admisibles por el procesador sin llegar a problemas de rendimiento derivados de la temperatura excesiva como bloqueos o el molesto “throttling”.

Pinchad para ampliar.

Para mí es un resultado excelente que como digo se consigue también sin apenas ruido en el sistema. Es un portento que nos hará disfrutar de una potencia desconocida en el entorno doméstico con el único sacrificio de la factura en la tienda y la factura del consumo eléctrico. Sin overclocking todo nuestro conjunto, con una única gráfica Radeon 290X, alcanzaba una media en carga de 445w, con overclocking casi 600w. Es otra cosa a tener en cuenta y que nos obliga a darle al sistema una fuente de al menos 750w para una gráfica potente o de 1000w si queremos usar dos. Esto tampoco es ninguna novedad puesto que los anteriores procesadores de socket LGA2011 consumían más o menos igual.

Consumo:

Este consumo se ha medido con el consumo completo de todo nuestro sistema, en la próxima página podeis ver la configuración completa aunque lo importante son los más de 100w de consumo que añadimos al procesador con el aumento de voltaje y frecuencia.

Pruebas de rendimiento

Pruebas de rendimiento

Hemos sometido a este conjunto que ahora describimos a diferentes pruebas dedicadas al procesador y también de conjunto. Hemos usado un disco M.2, una gráfica de última generación y 32GB de memoria DDR4 de 2400Mhz de frecuencia. Material de gran calidad para una plataforma que exige lo mejor. En nuestras pruebas hemos añadido resultados con y sin overclocking y por supuesto comparativa con otros procesadores anteriores y otros que son contemporáneos con estos nuevos modelos.

Máquina de pruebas.

Procesador: Intel Core i7-5960X

Refrigeración: Coolermaster 612 Mark II - Nuevo producto con review en camino. 

Placa base: ASUS X99 Deluxe

T.Gráfica: Sapphire Tri-X R9 290X 4GB UEFI - review completa en camino. 

Memoria: 32GB DDR4 2400MHz Kingston Predator

Almacenamiento: Plextor M6e PCI Express M.2 240GB

Caja: Banchetto 103

Alimentación: Seasonic Platinum Series 1050w - Nuevo producto que analizaremos pronto.

Sisoft Sandra 2014. Aritmetica. GOPs

Sisoft Sandra 2014. Multimedia. MPixel/s

Sisoft Sandra 2014. Ancho de banda RAM. GB/s.

Cinebench R11.5

Cinebench R15 1xCPU

Cinebench R15 SMP

He añadido un vídeo de nuestro proceso de benchmark en Cinebench R15 porque es impresionante ver los 16 hilos de este procesador trabajando en paralelo:

PCMark 8

Handbrake X. (Menos es mejor en segundos)

3DMark FireStrike

3DMark FireStrike Extreme

Análisis y conclusión

Análisis y conclusión

No hay mucho que decir. Este es el procesador domestico más potente del mercado. El mas potente fabricado jamás. Incorpora las últimas tecnologías de almacenamiento y conectivas, que ya habíamos visto en otros procesadores y chipsets como los últimos modelos LGA1150 y el chipset Z97, pero lo redondea con una buena capacidad de overclocking y sobre todo con esos dos núcleos adicionales, o cuatro si comparamos con la plataforma LGA1150, que imprimen entre un 30-50% de más rendimiento a favor de este procesador.

Por ponerle alguna pega podríamos hablar del precio. Adquirir este procesador son 1000 Euros, placas como la que hemos usado nosotros rondaran los 300 Euros, 16GB de memoria son más de 200 Euros y un disipador decente para algo de overclocking de calidad alcanzara los 50-100 Euros. Si sumamos todo nos encontramos con un mínimo de 1600 Euros entre procesador, placa, algo de memoria de calidad y disipación. Si optamos por la versión más económica podemos encontrarnos con una rebaja de 600 Euros lo que deja la cifra en 1000 Euros. Puede no parecer tanto pero aquí hay que sumar el resto de componentes y otras plataformas de Intel, o de su competencia, pueden reducir esos 1000 Euros a 600 con unas prestaciones también excelentes.

Sea como fuere tenemos delante la nueva plataforma de alto rendimiento para el entorno doméstico y sus resultados han merecido la espera. Ahora a esperar que la vorágine del lanzamientos pase y se asienten algo los precios de placas y memorias aunque seguramente estas últimas no bajen hasta pasado algunos meses. 

El Mejor Microprocesador

Intel Core i7 5960X

Del 29/08/2014 al 01/06/2016

  • Este producto fue El Mejor Microprocesador del mundo según los análisis de GEEKNETIC.
  • Del 29/08/2014 al 01/06/2016
  • Producto: Intel Core i7-5960X
  • Fecha: 29/08/2014 16:17:35
Secciones: Procesadores