Gigabyte GA-X99-UD7 Wifi

por Javier Rodríguez 11/09/2014 3
Socket
Memoria
Otros
Precio
Web
LGA2011-V3
8 DIMM DDR4 3000Mhz
M.2 3x, Express SATA, Wifi-AC
300 Euros Aprox

Introducción

Todos los fabricantes se esmeran en ofrecer modelos variados que cumplan con las expectativas de cada tipo de usuario. Ésta que analizamos hoy es uno de los modelos de gama media-alta de Gigabyte en este segmento pero es un modelo sin “afiliación” pensado para cubrir las necesidades de un usuario que busca las últimas tecnologías, en un paquete muy completo pero quizás con algunas sombras importantes.

La gama ultradurable ofrece el cuerpo principal de placas base de Gigabyte a la espera de modelos de la gama G, que ya se han incorporado, y modelos de la gama OC que están por llegar. Veamos cómo se maneja la serie ultradurable en uno de sus modelos más destacados.  Pero ahora es el momento de centrarnos en la Gigabyte GA-X99-UD7 Wifi

Prestaciones básicas

La Gigabyte GA-X99-UD7 Wifi, como buena placa basada en el chipset X99, el único que da soporte al socket 2011-v3, buena parte de las prestaciones de última generación vienen con soporte nativo. Esta placa, por tanto, soporta todos los nuevos modelos Core i7-58xx y Core i7-59xx que Intel lanzó en estos últimos días.

Esta placa usa el socket 2011-v3 "oficial" de Intel.

En la Gigabyte GA-X99-UD7 Wifi podemos ver un equipamiento de primera con un único punto débil que me reservo para darle algo de intriga a este análisis que por otro lado tampoco presenta grandes novedades con respecto a lo que ya hemos visto y conocido. La placa cuenta con las bases adecuadas, como sus 8 bancos de memoria que soportarían hasta 128GB (aunque dudo que veamos módulos de 16GB domésticos en un futuro cercano). Las frecuencias que soporta en overclocking, hablamos de memoria todavía, son de hasta 3000MHz aunque nosotros no hemos conseguido hacer funcionar sin problemas módulos de estas especificaciones en esta placa base.

El sistema de almacenamiento tiene las prestaciones esperadas, con alguna mejora, pero con una falta imperdonable como es la carencia de un conector M.2 Ultra que podemos encontrar incluso en los modelos más económicos que han salido con chipset X99 en las últimas semanas. Contaremos con un slot M.2 pero es de tipo 10gbps, con enlace PCI Express 2.0 2x, frente a los 32gbps que vemos en conectores M.2 Ultra con enlaces PCI Express 3.0 4x.

El disco M.2 queda perfectamente integrado entre los slots de ampliación y nos permite seguir usando todos los slots de la placa.

A esta pequeña Gigabyte la compensa con todo un catálogo de conectores SATA y también un conector SATA Express 10gbps. Hay un total de 8 puertos SATA 6gbps, con capacidad RAID integrada en el chipset, además de otros dos adicionales que obtendremos si no usamos el conector Express SATA. Estos conectores están también compartidos con el modo SATA del slot M.2 integrado.

Los dos conectores M.2 de esta placa, posicionados en altura uno sobre el otro, nos ofrecen conectividad inalámbrica y también conectividad de almacenamiento de alta velocidad con hasta 10gbps de ancho de banda.

Un acierto de Gigabyte en este modelo es integrar dos tarjetas de red Gigabit firmadas por Intel. Es un acierto porque, además de ser unos magníficos chips Ethernet, tener dos iguales permite modos avanzados de configuración como el uso en “equipo” de ambos enlaces para conseguir conectividad de 2 gigabit y full dúplex. Es un equipamiento de red magnifico.

Equipamiento que se complementa con una tarjeta de red inalámbrica de formato M.2, concretamente una Intel 7260, que nos ofrece velocidades de vértigo mediante 2.4 y 5Ghz y añade Bluetooth 4.0 a una ecuación de conectividad de red simplemente magnífica.

Me encantan los cables SATA con malla de protección que podemos encontrar en los modelos más elaborados de Gigabyte. Son fantásticos. Otros accesorios de esta placa son los puertos SLI y Crossfire, la antena exterior y algún que otro cable adicional.