MSI X99S Gaming 9 AC

por Javier Rodríguez 04/10/2014 4La Mejor Placa Base
Socket
Memoria
Otros
Precio
Web
LGA2011-v3
Hasta 128GB DDR4 3000+
Doble amplificador, Streaming Engine
380 Euros

Introducción y prestaciones básicas

Introducción

Esta es una placa por y para jugadores que sin duda ofrece prestaciones de todo tipo y también está muy elaborada para conseguir buenos niveles de overclocking pero por cada una de las líneas de su PCB respira juego y se traduce en un producto realmente específico para este tipo de usuarios ofreciendo prestaciones integradas hasta ahora desconocidas y que le otorga a esta placa base, de entrada, una posición de privilegio con respecto a otras soluciones para jugadores que podemos encontrar en el mercado.

Prestaciones básicas

La MSI X99S Gaming 9 AC  lo tiene todo. No le falta de nada pero no sale gratis. La X99S Gaming 9 AC de MSI es una de las placas base más caras del mercado, con un precio que ronda actualmente los 375 Euros, solo la MPower de MSI y la ASUIS Rampage V Extreme, la igualan o superan. Estos dos modelos mencionados son modelos más orientados a overclockers así que podemos afirmar que la X99S Gaming 9 AC de MSI es la placa base para jugadores más cara, y también más completa, del mercado.

Su socket 2011-v3 es el oficial y viene acompañado de los 8 bancos de memoria DDR4, con soporte de frecuencias por encima de los 3200MHz, que nos dan la posibilidad de instalar en nuestro sistema hasta 128GB de RAM. Estos ocho bancos de memoria son soportados por cualquiera de los procesadores Core i7 de última generación que puede montar esta placa base incluidos los modelos de 8 núcleos y 16 hilos de proceso como es el Core i7-5960X u otras opciones más exóticas como los nuevos procesadores Xeon de hasta 18 núcleos y 36 hilos de proceso a los que también da soporte esta placa base.

Estos procesadores nos ofrecen hasta 40 líneas PCI Express y viene acompañado de un chipset X99 que nos aportara las últimas tecnologías conectivas y de almacenamiento. Esta placa integra todos los nuevos formatos de almacenamiento que aparecieron ya con el chipset Z97 como son el Express SATA y los slots M.2 de conexión directa PCI Express. La MSI X99S Gaming 9 AC incorpora ambas tecnologías con un slot Express SATA en su panel de conectividad de almacenamiento interno y también un slot M.2 que se integra además con un enlace 4x que viene a ser lo que conocemos como M.2 ultra con capacidad para hasta 32gbps gracias también a la tecnología PCI Express 3.0. Esto es 3 veces más rápido que un M.2 tradicional (con enlace PCI Express 2.0-2x) y también tres veces más rápido que el Express SATA con sus 10gbps de ancho de banda.

A esta conectividad de almacenamiento de última generación le acompaña también 8 puertos SATA convencionales que con los dos pertenecientes al Express SATA hace un total de hasta 10 puertos SATA 6gbps de los cuales todos son aportados por el chipset X99 de la placa lo que reduce el número de chips integrados adicionales y por tanto deja también más líneas de comunicación para otros componentes.

El slot M.2 de esta placa está situado como separador entre los slots PCI Express PEG cuatro y cinco. Aun así, a pesar del espacio, solo podremos usar unidades 2242, 2260 y 2280 M.2 así que los modelos más largos, de 110mm, no pueden ser instalados en esta placa base. Una pena puesto que serán estos largos los que den acceso a los modelos más rápidos y también con mayor capacidad.

Los slots para tarjetas de ampliación son el punto fuerte y a la vez uno de los pequeños defectos que hemos encontrado en esta placa base. Cuenta con un total de 5 puertos PCI Express todos de tamaño PEG, es decir preparados para tarjetas gráficas, pero como es lógico no todos con enlaces 16x. Los slots 1 y 4 son los que permiten configuraciones 16x pero nos hemos encontrado con un problema y es que algunos disipadores, grandes sin duda, inhabilitan el primer slot PEG de la placa ya que MSI ha bajado mucho el socket para dejar más espacio a su sistema de alimentación de múltiples fases. Al menos con dos disipadores que hemos probado nos hemos encontrado con este problema y acabamos usando el slot 4 para montar la Geforce GTX 780 que nos sirve de soporte para la realización de este artículo.

Entre todos los puertos PEG de esta placa base podemos montar configuraciones de hasta cuatro tarjetas gráficas, hasta cuatro GPU simultaneas donde echamos de menos un conector de corriente adicional, da igual sea  molex o PEG, para los que quieran aparte de meter todo un catálogo de graficas en su PC hacerlo también con buenas posibilidades de overclocking en cada grafica incorporada. Si usamos tres o cuatro tarjetas gráficas tendremos que conformarnos con enlaces 8x (PCI Express 3.0) y siempre y cuando usemos procesadores con 40 líneas y no con 20 como en el caso del modelo Core i7-5820.

La conectividad de esta placa base es buena de forma doble. Por un lado un chipset Qualcomm Atheros KillerNic E2205, con su codiciado software de priorización de paquetes, y por otro lado una tarjeta de red inalámbrica de Intel con tecnología AC (Intel Centrino 7260-AC) que también añade soporte para Bluetooth 4.0. Las velocidades de acceso a redes inalámbricas de este chip es de hasta 867mbps que nos garantiza, según nuestras pruebas, hasta 40MB/s de ancho de banda real.

Diseño y disposición

Diseño y disposición

Algo más grande que el estándar ATX y por tanto calificable como Extended-ATX. Esta es la base de una de las placas base más elaboradas que han pasado por nuestro laboratorio. Su tamaño permite que MSI haya potenciado algunos elementos que van desde su sistema de alimentación, del que luego daremos más detalles, hasta su sistema de sonido, pasando por elementos especiales como puntos de medición de voltaje, etc.

Su PCB es completamente negro y el color lo recibe en elementos de color rojo que destacan en su sistema de disipación. El resto de elementos es completamente negro, incluidos todos y cada uno de sus conectores y slots internos. Algunos leds, sobre todo el que marca el logo “Gaming Series” de MSI dan algo de color al acabado de una placa que personalmente veo muy bien terminada y distribuida. De hecho el detalle de poner uno de los conectores USB 3.0 internos abajo y otro arriba me parece un acierto para adaptarse a cajas de toda índole.

Conectores bien posicionados, con doble alimentación auxiliar para el procesador, una placa bien espaciada, salvo el problema del primer slot que con la tendencia actual a usar kits de refrigeración líquida, más aun en este segmento de producto, tampoco es algo que vaya a intimidar a sus posibles compradores.

La placa cuenta con una buena cantidad de conectores donde solo se me ocurre echar de menos algún puerto Thunderbolt aunque podremos añadirlo en alguno de sus múltiples conectores PCI Express y además, creo que coincidiremos, en un puerto que tiene una utilidad prácticamente nula en el mundo del PC y escasa también en otras plataformas.

El panel de conectores trasero de esta placa tiene un total de 8 puertos USB 3.0 de los que solo dos son proporcionados por el chipset de Intel. Los otros cuatro del chipset se reservan para el frontal. Los otros seis puertos USB 3.0 del panel trasero son suministrados un chip VIA VL805 y una controladora ASMedia ASM1042AE que se encarga de los dos restantes. Creo que es una buena elección porque da prioridad a los conectores frontales en los que además se integra la tecnología de carga constante “MSI Super Charger”.

El panel trasero se completa con dos puertos USB 2.0, soportados por el chipset X99, un puerto PS2 combinado para teclado y ratón, el puerto Ethernet Gigabit, las conexiones para el sistema de antenas inalámbricas y el panel de conectores de audio tanto analógicos como digitales. En el frontal dispondremos cuatro puertos USB 2.0 adicionales además del panel de Audio y los cuatro puertos USB 3.0 que ya hemos mencionado.

Prestaciones especiales

Prestaciones especiales

Uno de los elementos más llamativos de esta placa base lo encontramos en su tarjeta de sonido. MSI lo denomina Audio Boost 2 y detrás de este nombre encontramos las tecnologías habituales en sonido integrado de alta calidad con algunos elementos que la potencian aún más. Formado alrededor del DSP de moda que no es otro que el Realtek ALC1150, un DSP solvente de alta definición, que se acompaña con conversores digitales a analógico de gran calidad y donde se añade un doble amplificador para que tengamos potencia para auriculares de monitorización de hasta 600ohmios tanto en los conectores traseros de la placa como en el conector HD Audio para el frontal de nuestra caja.

La tarjeta de sonido de esta placa usa capacitadores de alta calidad, orientados  a soluciones de audio, un aislamiento doble tanto a nivel de PCB como a nivel de escudo EMI completo de toda la zona de la placa dedicada a audio. Curiosamente también se añade una vía de alimentación dedicada, con un conector adaptado a Molex, para que la tarjeta de sonido tenga una fuente de potencia separada y aislada del resto de la placa base. Además MSI acierta añadiendo al chip Realtek un conjunto de códec tan solventes como es el “SoundBlaster Cinema 2” de Creative. El resultado es una tarjeta de sonido sorprendentemente buena para estar instalada en una placa base. Otras cosas, como la señal protegida de los puertos USB, para soluciones externas simplemente son una tontería puesto que estas soluciones trabajan sobre canales de información digital donde la información llega o no llega. En todo caso puede verse afectado una solución externa por un mal aislamiento a ruido electromagnético por el cable USB, que trabaja como antena, pero no por la potencia que tenga el conector USB. Es una pena que MSI intente algo como esto en un producto que está destinado a usuarios que saben lo que compran.

La placa cuenta también con controles directos en placa, un display POST que también nos muestra temperatura de CPU en tiempo real, puntos de medición de voltajes en placa, switches en placa, un buen conjunto de puntos de ventilación, overclocking automático con solo pulsar un botón, etc. Todo esto sin duda interesante pero no tan llamativo como el “Streaming Engine” integrado en esta MSI X99S Gaming 9 AC.

Este chip, que es una capturadora dedicada montada sobre un slot Mini PCI Express, es una solución de captura completamente por hardware que libera al procesador o a la tarjeta gráfica de la necesidad de gastar ciclos de proceso capturando video. La capturadora admite modos 1080p30 aunque me extrañaría que no se encontrara una actualización pronto para esta capturadora puesto que Avermedia, que es la marca detrás de esta solución, tiene múltiples soluciones de captura 1080p60 aunque sin duda esta tiene un componente diferente puesto que no es un puente tradicional ya que no necesita de conectores de entrada de video sino que trabaja a nivel de sistema operativo para capturar video y audio de alta calidad.

El resultado es excepcional con una carga de CPU cercana al 2% y sin afectación tampoco para la gráfica o graficas del sistema. Además es compatible con XSplit GameCaster del que recibiremos licencia de uso durante dos años con esta placa base. Hacer grabación a disco o streaming de alta calidad no es problema para esta capturadora y nos permite mantener todo el potencial de rendimiento de nuestro sistema.

La tecnología Streaming usa D2D para no requerir puentes físicos entre nuestra tarjeta y la capturadora.

Vídeo capturado con la Streaming Engine:

Bios y software

Bios y software

La bios UEFI de MSI es accesible y fácil de sacar provecho a todos los niveles. Muestra mucha información inicialmente y tiene otros elementos gráficos, como el mapa de placa o la gestión manual o automática de ventiladores. Todo es sencillo de usar y en un solo panel también tendremos acceso a todas las funciones más avanzadas que son muchas y extensas. Su sistema de overclocking tiene en cuenta perfiles XMP avanzados, que encontraremos en memorias de alta velocidad y es capaz de hacer trabajar memorias de alto voltaje a voltajes inferiores gracias a su sistema de alimentación de 7 fases digitales para procesador y dos fases autónomas para la memoria.

Además MSI añade un buen conjunto de programas y utilidades que van desde la excelente elección de codecs de audio hasta sus propias aplicaciones de gestión y monitorización así como otras pequeñas utilidades como las orientadas a arrancar bios directamente, en modos de arranque rápido, o la alimentación potenciada y constante de sus puertos USB 3.0 frontales.

Una de sus utilidades nos permite desconectar módulos de la placa, como ventiladores, puertos y también añadidos como el modulo Wifi. 

El Command Center de MSI nos permite configurar desde Windows todos los aspectos de hardware del sistema. Además añade otras prestaciones interesantes como la creación de unidades RAM Disk. 

Los codecs "Sound Blaster Cinema 2" añaden un sistema de control y ecualización de la tarjeta de sonido muy completo. Ademas añde sistemas como Dolby y DTS lo que aumenta de forma exponencial las posibildiades de la tarjeta.

Resultados de overclocking y conclusion

Resultados de overclocking

Esta no es una placa para overclocking pero encontraremos en ella un soporte adecuado para overclocking de calidad sin grandes exigencias. Puede poner un procesador como el Core i7-5960X a una frecuencia de 4.4Ghz a voltajes normales de unos 1.325v y usar memorias de alta velocidad como las Kingston HyperX Predator DDR4 3000 que probamos hace tan solo unos días. Eso nos permite garantizar que esta placa, orientada a juegos, tendrá el aporte de CPU y ancho de banda que se merece un PC Gaming de última generación.

Análisis y conclusión

Casi 380 Euros en una placa base es mucho dinero. La gran pregunta que hay que hacerse es si estas prestaciones descritas justifican este coste. Es una placa base completa y potente con una configuración de calidad que nos permite acceso a las últimas tecnologías e integra una gran tarjeta de sonido. Hay que añadir también la capturadora dedicada pero esta capturadora, a pesar de ser un importante valor añadido, no es una capturadora que podamos usar para otras tareas más allá de la de capturar nuestro propio juego y hacer streaming. Sin duda es una opción muy interesante, una novedad interesante en el mundo de las placas base, pero hay soluciones externas, por hardware, de la propia Avermedia con precios que van desde los 80 hasta los 130 Euros dependiendo de sus prestaciones.

Poniendo estas cartas sobre la mesa, y teniendo en cuenta toda la integración de esta placa, creo que es un modelo competitivo pero algo sobrevalorado como, por otro lado, creo que ocurre en toda esta generación de placas salvo en algunos modelos más ajustados de precio que en definitiva ofrecen también lo mejor de esta generación de placas para esta nueva generación de procesadores. Dicho esto sin duda la MSI X99S Gaming 9 AC destaca por ser la placa base para jugadores más completa del mercado y eso es algo que no es discutible.

La Mejor Placa Base

MSI X99S Gaming 9 AC

Del 04/10/2014 al 15/10/2014

  • Este producto fue La Mejor Placa Base del mundo según los análisis de GEEKNETIC.
  • Del 04/10/2014 al 15/10/2014
  • Producto: MSI X99S Gaming 9 AC
  • Fecha: 04/10/2014 11:07:14
Secciones: Placas Base