¿Qué es la caché del sistema y para qué sirve?

¿Qué es la caché del sistema y para qué sirve?

por Pablo López 25/08/2020

¿Qué es la caché del sistema?

La caché del sistema es una sección del almacenamiento interno que sirve de rápido acceso a las aplicaciones instaladas en el dispositivo. Esta memoria no es más que un espacio ocupado en el dispositivo para que las aplicaciones instaladas localicen fácilmente en la caché del sistema los archivos que utilizan cada vez que se abren. Por lo tanto, la caché del sistema es un método del sistema operativo que permite agilizar la carga de las aplicaciones, tanto las nativas como las externas.

Cuando hablamos de caché del sistema es normal referirse a smartphones, que es donde más impacto tiene este tipo de memoria caché. En esencia, tiene el mismo propósito que la caché web, que es habilitar una carga más rápida de las apps instaladas (en el caso de la caché web es para las webs visitadas mediante un navegador). La caché del sistema, en Android por ejemplo, utiliza parte del sistema de almacenamiento para ese fin, reduciendo así la capacidad total del smartphone o tablet en pro de aumentar la velocidad de navegación por el sistema y la apertura de aplicaciones en él.

Es posible borrar la caché del sistema en Android, como en otros sistemas operativos, lo que conllevará un aumento de la capacidad de almacenamiento del dispositivo. Esto también hará que la navegación y el uso de aplicaciones sea más lento durante los primeros usos, hasta que alcance de nuevo la velocidad normal cuando en la caché se encuentren ya todos los archivos frecuentemente utilizados por las apps. Con el tiempo, aunque borremos la caché del sistema esta aumentará de nuevo, al fin y al cabo es su utilidad y no debe ser borrada con frecuencia pues conseguiremos más espacio pero de manera efímera, a costa de un funcionamiento más lento del dispositivo.

¿Para qué sirve la caché del sistema?

La caché del sistema sirve para aumentar la velocidad de apertura de las aplicaciones instaladas y la navegación por el sistema operativo. Siguiendo con el ejemplo de Android, cada aplicación guarda los archivos que suele utilizar cuando la usamos, en la caché del sistema. Todas las aplicaciones requieren de una caché para funcionar con soltura ya que están pensadas para disponer de estos datos de manera rápida. Hay algunas aplicaciones que guardan en la caché del sistema archivos completos que generan ellas mismas y que necesitan para su correcto funcionamiento, por lo que si borramos esta caché la próxima vez que iniciemos esa app tendrá que generar el archivo al completo de nuevo, aumentando el tiempo de carga.

Para borrar la caché del sistema es posible hacerlo desde el mismo smartphone y sin necesidad de instalar aplicaciones adicionales. Las capas de personalización de los fabricantes ya incorporan utilidades con ese fin. También es posible hacerlo desde el recovery del smartphone, que es ajeno a Android y que se accede mediante una combinación de botones con el smartphone apagado (la combinación varía según el terminal). Desde ahí se puede borrar la partición de caché del sistema Android, que además de contener datos de las apps también contiene datos del sistema. Estos datos del sistema pueden ser imágenes precargadas de muestra en el explorador de archivos, previsualizaciones utilizadas durante la navegación por Android…

La caché del sistema puede llegar a ocupar una parte importante del almacenamiento. Esto dependerá de la naturaleza de la app y el uso que le demos, pero no es raro encontrarse con apps que superan los 500 MB, lo que sumado una a otra seguramente hagan varios GB de caché.

En definitiva, la caché del sistema es otro tipo más de memoria caché, como la caché CPU o la caché web que agilizan el uso del dispositivo mediante el almacenaje de la información frecuentemente utilizada.

Fin del Artículo. ¡Cuéntanos algo en nuestro Foro!

Temas Relacionados: Caché del sistema
Redactor del Artículo: Pablo López

Pablo López

Con 15 años empecé a hacer overclock a mi PC para sonsacar cada FPS extra que podía en juegos y arañar unos milisegundos en SuperPi, al tiempo que posteaba sin descanso sobre hardware en el foro de Geeknetic como usuario y lector. Seguramente estaban tan hartos de leerme continuamente en el foro que pasé a formar parte del equipo de redacción, en el cual continúo informando sobre lo último en tecnología. La astrofísica y los juegos de PC son las aficiones que, después del hardware, cubren la mayor parte de mi tiempo libre.