¿Qué es un megahercio y para qué sirve?

¿Qué es un megahercio y para qué sirve?

por Pablo López 19/07/2021

¿Qué es un megahercio?

Un megahercio es una unidad de medida de frecuencia e indica la velocidad de funcionamiento de un chip, en el ámbito de la informática. Esta palabra la abreviamos casi siempre con las siglas MHz. Un megahercio equivale a un millón de hercios, que es la unidad de frecuencia en el sistema internacional. Refiriéndonos a las CPUs, tanto de Intel como de AMD, la velocidad de los procesadores viene indicada habitualmente en MHz o GHz (un gigahercio son 1000 MHz).

Hay que señalar que, aunque indique velocidad de funcionamiento de un procesador, no indica el rendimiento del mismo. Dos CPUs a igual frecuencia (ya sea en MHz o GHz) pueden diferir enormemente en rendimiento, ya que en un ciclo (es decir, en un hercio) cada uno puede ejecutar un determinado número de operaciones, pudiendo ser este número muy dispar. Es por ello que, para evaluar el rendimiento de los procesadores, hacemos uso de benchmarks para CPU, que evalúan sus capacidades e indican una puntuación. Naturalmente, con cada nueva arquitectura de procesadores que sale al mercado se mejora el rendimiento y eficiencia respecto a los anteriores, aumentando para ello el IPC (instrucciones por ciclo o por hercio).

Las velocidades típicas de un procesador, en megahercios, son desde 3000 hasta 5000, pero también solemos ver estas velocidades en base a los gigahercios, que serían de entre 3 y 5. Sin embargo, estas velocidades suelen indicar las máximas de uno o pocos núcleos del total, no de todos a la vez. Por ejemplo, AMD utiliza su tecnología Precision Boost Overdrive para equilibrar las velocidades de trabajo de sus últimos procesadores.

Cabe destacar que los megahercios y gigahercios se utilizan en el ámbito de CPUs pero también en el de tarjetas gráficas, RAM y otros componentes.

¿Para qué sirven los megahercios?

Los megahercios sirven para saber la velocidad de funcionamiento de un chip. En nuestro contexto nos referimos a las CPUs únicamente, pero es extrapolable a otros componentes del ordenador. Este indicador de velocidad viene dictado por el fabricante del procesador pero puede ser modificado mediante overclock o undervolt, que son técnicas para subir y bajar la velocidad de la CPU, respectivamente. Es obvio que, para aumentar los megahercios, será necesario un aumento de voltaje del procesador, por lo que hay que tener cuidado y tener los conocimientos adecuados.

A mayor velocidad, un procesador necesariamente se calienta más porque está a mayor voltaje (le llega más energía) y trabaja más rápido, pero como hemos dicho antes, no es un indicativo fiable del rendimiento del mismo. Si queremos comparar procesadores únicamente basándonos en su velocidad en megahercios o gigahercios, tendremos que asegurarnos de que tienen los mismos núcleos y la misma arquitectura, lo que limita bastante las posibilidades de comparación a pelo.

Existen numerosos programas que te indican la velocidad de la CPU a tiempo real, además de la máxima y la mínima que se ha alcanzado mientras el programa está ejecutándose. Con esto podemos hacernos una idea de lo holgado que va el procesador y de si ha requerido un esfuerzo máximo o no. Dicho esto, no es malo que un procesador funcione casi siempre a su velocidad máxima, están diseñados para ellos y, a menudo, cuentan con un buen margen hasta llegar al límite posible para un determinado voltaje.

Si bien las velocidades típicas habíamos dicho que están entre 3000 y 5000 MHz, mediante overclock y refrigeración extrema se han alcanzado cifras muy superiores, aunque solo con fines de competición de rendimiento y durante unos pocos minutos de funcionamiento. Además, alcanzar velocidades por encima de los 7000 MHz como en estos casos, a menudo estropea el componente permanentemente.

Fin del Artículo. ¡Cuéntanos algo en nuestro Foro!

Temas Relacionados: Megahercio
Redactor del Artículo: Pablo López

Pablo López

Con 15 años empecé a hacer overclock a mi PC para sonsacar cada FPS extra que podía en juegos y arañar unos milisegundos en SuperPi, al tiempo que posteaba sin descanso sobre hardware en el foro de Geeknetic como usuario y lector. Seguramente estaban tan hartos de leerme continuamente en el foro que pasé a formar parte del equipo de redacción, en el cual continúo informando sobre lo último en tecnología. La astrofísica y los juegos de PC son las aficiones que, después del hardware, cubren la mayor parte de mi tiempo libre.