Radeon Crimson ReLive, llega la gran actualización de drivers de AMD

por Antonio Delgado 08/12/2016 1

Siguiendo con la estrategia que anunciaron con el lanzamiento de los drivers Crimson Edition de un gran lanzamiento anual con actualizaciones periódicas, AMD ha anunciado el que es su lanzamiento de software más grande hasta la fecha.

Bajo el nombre de AMD Crimson ReLive Edition llega la más reciente actualización de drivers para las tarjetas gráficas AMD Radeon y Radeon Pro dedicadas para gamers y profesionales respectivamente.

Naturalmente, esta nueva versión, a parte de corregir todos los errores y fallos que la comunidad notificaba, también aumentan el rendimiento de tarjetas gráficas como las nuevas RX 480 haciéndole que ganen hasta un 8% más de rendimiento desde su lanzamiento.

Además, como miembro de la alianza GPUOpen, todas las herramientas desarrolladas para sus tarjetas gráficas son de código libre para poder ser utilizadas o adaptadas de manera gratuita por los desarrolladores.

Otras herramientas desarrolladas con la política GPU OIpen son el sistema de captura y análisis OCAT; un sistema que permite realizar benchmarks completos sea cual sea el juego utilizado y tanto si funciona con DX11 como con DX12 o Vulkan.

También se han introducido mejoras en aplicaciones como TressFX 4.0, la tecnología de simulación realista de partículas como césped o pelo.

Naturalmente, la Realidad Virtual es un punto importante para AMD teniendo en cuenta su popularidad reciente. Los Crimson ReLive Edition soportan LiquidVR con el modo de afinidad para sistemas multi-GPU que aprovecha la existencia de dos gráficas para dedicar una a los frames del ojo izquierdo y otra para los del ojo derecho optimizando recursos.

También se aprovecha de la tecnología MultiView y MultiRes Rendering para aprovechar los recursos al máximo dedicando la potencia gráfica a las zonas donde sea necesaria.

Otra función interesante, dado el crecimiento de las plataformas de streaming, es el sistema de grabación y retransmisión integrado, que permite aprovechar la potencia de la GPU para realizar grabaciones sin apenas penalización en el rendimiento, una mejora significativa si lo comparamos con los sistemas de grabación que se basan en potencia bruta de CPU.

Con esta tecnología, el impacto del rendimiento se queda entre un 3 y 4% dependiendo del juego de media.

Los nuevos drivers AMD Radeon Crimson ReLive están ya disponibles desde la web de descargas de AMD.