La NZXT P240 se coloca como el modelo más asequible de la serie Phantom

por Antonio Delgado 23/04/2014 1

Las primeras Phantom llegaron allá a mediados del 2010 de la mano de NZXT y pronto se convirtieron en una torre que destacaba sobre los diseños a los que estábamos acostumbrados.

Ahora, 4 años después y tras varios modelos lanzados, llega la versión más asequible de esta serie de torres con colores y diseños llamativos: la NZXT Phantom 240. Esta caja mantiene un diseño en acabados nacarados, en esta ocasión con color blanco predominando sobre el negro, aunque en el futuro saldrán más combinaciones. La estructura es de acero, mientras que las carcasas externas son de plástico.

La NZXT P240 se coloca como el modelo más asequible de la serie Phantom, Imagen 1

En esta ocasión, estamos ante una semi-torre con soporte para placas ATX (se pierde el soporte para placas E-ATX más grandes), por lo que sus medidas se reducen hasta los 529 x 530 x 195 mm, menores que la versión más grande de las Phantom, pero con unas medidas bastante considerables.

Soporta tarjetas gráficas de hasta 40 centímetros si extraemos uno de los módulos para discos duros, sin hacer esto nos quedamos en unos más que suficientes en la mayoría de casos, 29 centímetros. El disipador de CPU puede medir hasta los 158 milímetros antes de tener problemas para su montaje.

La NZXT P240 se coloca como el modelo más asequible de la serie Phantom, Imagen 2

Tenemos espacio para 3 bahías de 5,25", 6 de 2,5" y otras 6 de 3,5", además de poder conectar hasta 6 ventiladores, de los cuales se incluye uno trasero y uno frontal, ambos de 120 mm.

Saldrá al mercado por un precio de 70 Dólares.

La NZXT P240 se coloca como el modelo más asequible de la serie Phantom, Imagen 3