Las AMD Fury X y R9 390 aumentan considerablemente su rendimiento con DirectX 12

por Antonio Delgado 18/08/2015 7

Ashes of Singularity es el primer título 100% compatible con DirectX 12 y eso ha permitido que se pueda poner a prueba las prometidas mejoras de rendimiento que ofrece la nueva API de Microsoft y por los primeros resultados todo parece realmente esperanzador, sobre todo para las tarjetas gráficas 

En la mayoría de casos vemos cómo tanto las GTX 980 TI y la Fury X aumentan su rendimiento considerablemente, pero en el caso de la Fury X la mejora es mucho más notable, llegando a mejoras de más del doble de FPS, lo que podría confirmar las informaciones que ya apuntaban que la arquitectura de AMD tendría una optimización muy centrada en la nueva API de Microsoft, DirectX 12.

Las AMD Fury X y R9 390 aumentan considerablemente su rendimiento con DirectX 12, Imagen 1

También hay que tener en cuenta que donde se encuentra una mayor mejora en es resoluciones que rondan los 1080p, un entorno donde la principal limitación la encontramos en la CPU, y es precisamente en esas situaciones donde la optimización de las llamadas a CPU que introduce DirectX 12 (y que ya vimos en Mantle) se nota mucho más en los resultados de rendimiento final.

Si nos vamos a resoluciones 4K también vemos una mejora importante en las gráficas de AMD (23 vs 32 FPS), pero no tan abultada como en el caso de los 1080p. Curiosamente la GTX 980 TI baja de  33 a 31 FPS.

Estas mejoras también se aprecian en la anterior arquitectura de la compañía, donde podemos ver unos aumentos de rendimiento muy grandes con una gráfica como la Radeon R9 390X. Con estos datos en la mano no sería muy difícil extrapolarlos a otros modelos como las Fury, aunque habrá que ver la evolución de los drivers, tanto de AMD como de NVIDIA, para conocer verdaderamente el potencial de DirectX 12. No obstante, precisamente la ventaja de DX 12 es que permite un control mucho mayor sobre los recursos del sistema a los desarrolladores, sin tener que depender tanto de las optimizaciones específicas de los drivers.

Las AMD Fury X y R9 390 aumentan considerablemente su rendimiento con DirectX 12, Imagen 2