Corsair anuncia su primera torre invertida Carbide 600C

por Antonio Delgado 01/12/2015 1

Eso de colocar los componentes de maneras distintas a lo habitual no es algo nuevo, SilverStone ya lo hace en varias de sus torres como la familia Raven con una orientación girada 90 grados respecto de la configuración habitual.

Corsair ha ido un poco más allá y ha dado la vuelta completa a la placa base en la nueva Carbide 600C, es decir, lo que debería ir arriba está abajo y viceversa, dejando a las tarjetas gráficas en la parte superior de la caja y al procesador en la inferior, con las salidas de la parte trasera abajo y los slots de expansión arriba.

El diseño de la caja ATX es bastante sobrio y elegante, sin florituras y con paneles lisos, pero el lateral completamente transparente le da un toque distintivo y deja ver todo el interior del ordenador con su curiosa distribución.

Corsair anuncia su primera torre invertida Carbide 600C, Imagen 1

La Corsair Carbide 600C tiene unas medidas de 454 x 260 x 535 mm y espacio para tarjetas gráficas con una longitud de hasta 395 mm, lo que asegura compatibilidad con todos los modelos del mercado. El disipador de CPU también puede ser de tamaño considerable, con un límite de 200 mm. La fuente por su parte se queda con unas dimensiones máximas de 220 mm.

En total tenemos 2 bahías para HDD de 3,5" y otras tres para discos de 2,5". De 5,25" hay dos espacios. Para la refrigeración se incluyen 3 ventiladores de 140 mm que se pueden complementar con otros dos más en la parte inferior. Además, hay espacio para radiadores de refrigeración líquida de 120, 140, 240, 280 y 360 mm.

Su precio rondará los 150 Euros.

Corsair anuncia su primera torre invertida Carbide 600C, Imagen 2