MSI Nightblade MI

por Javier Rodríguez 16/08/2015 4
Procesador y RAM
Almacenamiento
Gráfica
Precio
Web
Core i5-4460 y 8GB DDR3
120GB SSD + 1TB HDD
Geforce GTX 960 2GB
899 Euros

Introducción y prestaciones técnicas

Introducción

En realidad este nuevo modelo no creo que venga a eliminar del catálogo de MSI su barebone sino a completar las opciones de equipos gaming que ofrece la marca con un modelo compacto. Compacto pero que se permite presumir de capacidad de almacenamiento, de incluir gráficos versátiles y, por tanto, de ofrecer una solución completa y muy capaz.

El nuevo Nightblade MI se venderá como un ordenador completo, equilibrado por el equipo de diseño de MSI, con menos de 10 litros de cubicaje interior. Un punto de partida interesante que analizaremos en profundidad.

Prestaciones técnicas

El Nightblade MI no introduce grandes mejoras con respecto al hardware que podemos instalar en el Nightblade original. Su objetivo es otro y lo alcanza con algunos cambios de hardware interesantes pero siempre sobre la base de socket 1150.

Monta una placa base ITX con un sistema de disipación especialmente diseñado para la ocasión. Usa un chipset B85 para dar soporte a un procesador Core i5 de bajo consumo con arquitectura Haswell. Se trata de un Core i5-4460S con cuatro núcleos, una frecuencia turbo máxima de 3.4GHz y gráficos Intel HD 4600. Tiene un TDP reducido de 65w cuando lo normal en estos procesadores es un consumo de 84w.

La inclusión de este procesador y este chipset nos impedirán hacer overclocking de CPU pero son esenciales para que este sistema pueda manejar una gráfica de sobremesa y un procesador de sobremesa en un volumen tan ajustado. Este procesador, a pesar de las limitaciones que algunos puedan pensar que tiene, es un buen punto de partida para montar un PC que sea rápido y silencioso.

En su placa base ITX podemos montar hasta 16GB de memoria DDR3. Dos bancos de memoria tendremos para ello. Nuestra versión de pruebas monta 8GB, en dos módulos, que es una cifra también adecuada para un PC moderno que se vaya a usar en tareas variadas, algunas incluso bastante exigentes como jugar.

El almacenamiento viene a cargo de tres slots de fácil acceso. Lo más fácil de ampliar del ordenador. Con dos bahías de 3.5” que montan sobre unas bandejas que podemos extraer desde la parte superior del Nightblade MI. También cuenta con un slot para discos de 2.5”, hasta 9mm de altura, destinado claramente para unidades SSD. Todos los conectores son SATA 6gbps. Echamos de menos un puerto M.2 más potente, no hay esa suerte en este modelo. De serie encontraremos dos unidades montadas, una mecánica de 1TB de capacidad, y otra SSD de 120GB. Es la combinación que solemos ver en portátiles gaming de cierta entidad y que MSI repite en este modelo sobremesa.

Adicionalmente el Nightblade cuenta con una unidad óptica de bajo perfil. DVD-RW. Es sin duda una combinación de almacenamiento bastante notable que MSI ha conseguido montar en un chasis muy compacto mediante una forma inteligente de dividir zonas de almacenamiento y ventilación.

La capacidad conectiva del Nightblade MI viene a cargo de un puerto Ethernet Gigabit, firmado por Intel, y de un chip Wifi Intel 3160-AC que nos ofrece conectividad Wifi de hasta 433mbps y Bluetooth 4.0. Un conjunto potente que nos permitirá algunas funciones muy interesantes como compartir nuestra conectividad de red creando un punto de acceso con el propio PC.  

Diseño exterior e interior

Diseño exterior e interior

El exterior del Nightblade es un paralelepípedo de 340x235x128mm. 10 Litros de volumen donde MSI ha metido placa base, procesador, disipador de CPU, gráficas de hasta 290mm de largo y doble slot, dos discos duros de 3.5”, uno de 2.5” y fuente de alimentación. Todo un logro la verdad.

Otra cosa es que el diseño nos parezca algo extraordinario. El único elemento algo más trabajado es el frontal que tiene las líneas clásicas en negro y rojo característico de las series “gaming” de MSI. No quiero decir que sea fea pero es evidente que no se han complicado mucho la vida buscando formas poco convencionales. Es un equipo que va buscando la funcionalidad. Toda la caja es chapa SECC pintada únicamente en el exterior.

El frontal tiene en una esquina los leds de actividad, el botón de encendido, conectores de sonido y dos conectores USB 3.0 (echamos de menos un lector de tarjetas SD). En el frontal tendremos también la salida de la unidad óptica. Esta pensando para ser utilizado en vertical. La ventilación se concentra en la parte superior trasera del chasis, la fuente por separado, en la parte baja de la caja, con formato Flex-ATX y una potencia de 350w con certificación 80 Plus Bronze. MSI monta en este modelo dos gráficas, las dos Nvidia, como son las Geforce GTX 960 y la Geforce GTX 970. La primera consume 120w y la segunda 145w. Esto nos dará una idea de lo que podemos o no podemos montar con esta fuente y este chasis.

Los conectores traseros del Nightblade MI son variados, una solución muy completa. Están todos los conectores de sonido típicos, dos puertos USB 3.0, cuatro puertos USB 2.0, el puerto Ethernet Gigabit, un conector HDMI 1.4 y un conector Displayport 1.2. Contaremos también con un conector PS2 de legado, que aún usan muchos jugadores. La conectividad gráfica se ve notablemente amplificada con la gráfica dedicada con la que cuenta el PC. Podemos montar hasta seis monitores en este PC, con soporte 4k a 60Hz y Gsync.

En cuanto lo abrimos, que es quitar dos tornillos y retirar la tapa, podemos ver las bahías de almacenamiento. Son fáciles de extraer y cambar o añadir. Dos unidades de 3.5” con carga vertical y el zócalo para discos de 2.5”. Todos son conectores 6gbps pero la placa no tiene funciones RAID.

La gráfica esta montada mediante un “riser” invertido y queda en paralelo a la placa base. Entran gráficas de doble slot de disipación y de hasta 290mm de altura. MSI se ha ingeniado un pequeño e inteligente sistema para fijar la tarjeta en su sitio para que no alcance a rozar el cercano lateral de chapa de la caja. Lo podéis ver en la foto.

Retirada la gráfica nos encontramos con la bandeja de fijación y refuerzo de estructura donde se ancla la turbina de expulsión de aire caliente producido por el procesador. Cuatro tornillos más y podemos ver la zona de fijación de placa y el sistema de disipación de la CPU. Es un radiador de aluminio, laminado, situado pegado a la parte posterior del equipo. Dos heatpipes de cobre de contacto directo transmiten el calor de la CPU hasta este radiador. Una turbina se encarga de expulsar el aire caliente fuera de la caja. La entrada de aire fresco se hace desde el frontal.

La placa base es de formato ITX, podríamos cambiarla con facilidad pero siempre con alguna placa que tenga el socket en la misma posición o tendremos problemas con el disipador. Está hecho a medida de la caja y la placa. Es una maquina fácil de cacharrear y no debe darnos miedo el sello de garantía puesto que MSI sabe que España, y en toda la UE, este tipo de sellos no son validos puesto que cualquiera puede llevar a ampliar su PC donde quiera sin tener que pasar o tener permiso del fabricante. Otra cosa es que hagamos una mala manipulación del mismo, que será nuestra responsabilidad.

Gráficos

Gráficos

La versión que nos ha mandado MSI es la básica, quizás la única que llegue a España. Al procesador Core i5-4460S se le suma una versátil Geforce GTX 960 de 2GB. Es un buen conjunto para jugar a 1080p, quizás a 2k, con calidades altas. MSI monta en esta unidad una GeForce GTX 960 personalizada con el sistema de disipación Armor 2X de MSI.

Sus ventiladores hacen parada completa cuando estamos en reposo. Cuenta con algo de overclocking ligero de fábrica y requiere un único punto de alimentación aunque la fuente esta preparada para dar conectividad a dos conectores PEG de seis u ocho contactos.

La Geforce GTX 960 es una gráfica que conocemos bien. Equilibrada y muy capaz si controlamos la resolución. Su bus de memoria de 128-Bit GDDR5 logra un ancho de banda de 112GB/s y dispone de 1024 motores de shaders compatibles con DirectX 12.

La gráfica nos proporcionará un conector DVI-DL, tres conectores Displayport 1.2 y un puerto HDMI 2.0. Es sin lugar a dudas una buena elección porque introduce en un PC compacto lo mejor de los nuevos sistemas de chips ultra eficientes de Nvidia, de arquitectura Maxwell, con los sistemas híbridos de ventilación de MSI que son sin duda de los mejores del mercado.

Tendremos un buen PC con el que jugar, luego lo veremos más directamente, pero de comportamiento elegante cuando estamos trabajando. De hecho, como veremos ahora, está claro que el equipo de ingenieros de MSI tuvo esta idea presente en todo momento.

Ventilación y ruido

Ventilación y ruido

Normalmente cuando se introduce hardware potente en poco espacio el resultado es una máquina insoportablemente ruidosa. Este no es el caso y sin duda se debe al buen ajuste de consumos que ha hecho MSI de los componentes elegidos y, como no, al interés que ponen los principales fabricantes de integrados para que sus procesadores cada vez consuman menos.

Aparte de los procesadores, CPU y GPU, eficientes o de consumo reducido, MSI ha sabido diseñar la ventilación de estos componentes de forma muy inteligente. Por un lado se separan las zonas, de ambos componentes, y se introduce también ventiladores grandes y bien controlados para que tengan un funcionamiento muy progresivo. Es decir, cuando estamos en reposo o trabajando, los ventiladores trabajan a bajas vueltas, o en el caso de la gráfica, quedan completamente parados.

Esto hace que en un uso normal el PC sea muy silencioso, un leve susurro que roza los 30dBA. En cuanto a modos de más consumo, como jugando, la gráfica se comporta muy bien, con niveles sonoros muy aceptables, pero la turbina del procesador acelera algo sus vueltas y se hace más presente. Aun así es perfectamente soportable, es una máquina gentil que no nos dará problemas de temperaturas o de ruido.

Cuenta con dos perfiles de funcionamiento, ofimático y juegos, que ahora veremos qué podemos configurar en varios aspectos. De este modo el sistema profundiza en la eficiencia y en el comportamiento más adecuado en ambos perfiles.

Software

Software

El Nightblade MI es el primer PC completo que nos llega con Windows 10. Es el sistema operativo que lo gobierna pero MSI ha añadido algunos elementos extra que en algunos casos aumenta su funcionalidad y en otros, como en el caso de la inclusión de una versión de prueba de Norton, no es más que “bloatware”.

Entre las aplicaciones que son realmente funcionales, que añaden prestaciones, podemos encontrar el sistema de códec de sonido Nahimic que MSI incorpora en todos sus productos desde hace algunos meses.

Pero para mí lo mas interesante es la aplicación Gaming Center de MSI. Esta aplicación concentra casi toda la funcionalidad añadida orientada al desempeño de la máquina. La función más importante, en mi opinión, es la que nos permite configurar los dos perfiles de uso. Tenemos dos perfiles, uso ofimático y gaming, y en ellos podemos pre-configurar cosas tan interesantes como la tonalidad de color de la pantalla, el modo de funcionamiento de la gráfica, la ecualización de sonido e incluso el tema de Windows (parece una tontería pero puede hacernos ganar rendimiento) o el volumen general.

Tenemos otras funcionalidades añadidas como poder crear un punto de acceso por software para compartir el acceso a internet del PC o podemos también activar los modos de carga extendida que tiene uno de los conectores frontales de tipo USB 3.0 del chasis del MSI Nightblade MI. Funciones interesantes que se combinan para sacar mas partido del sistema.

No hay muchas mas utilidades, salvo una para crear medios de rescate del sistema operativo. Para los que os gustan los detalles puedo deciros que la partición de recuperación está en el disco mecánico lo que nos deja el SSD completamente para el sistema operativo y otras aplicaciones. Casi se me olvida comentar que trae una versión antigua de PowerDVD, concretamente la 12, cuando andamos ya por la 15. Al menos nos servirá para reproducir DVDs, algo que no permite ya Windows de forma directa.

Rendimiento

Rendimiento

El Nightblade MI es un señor PC que MSI ha sabido desarrollar adecuadamente para conseguir un sistema de potencia más que interesante, comportamiento sonoro muy contenido y unas prestaciones realmente equilibradas. No tiene puntos flacos y eso lo vamos a ver en nuestra batería de pruebas comparativa que podéis ver a continuación. Hemos añadido también algo de gameplay donde se puede comprobar perfectamente la capacidad de este sistema.

Rendimiento general

Este no es un procesador especialmente potente, 300db en Cinebench R15, pero se defiende bien en todas las situaciones y sacará bastante buen partido de la gráfica. Más aún cuando los primeros juegos DirectX 12 vean la luz.

El procesador es bastante más lento que un Core i7-4790k, que tiene el doble de hilos de proceso, y sin overclocking. La cuestión es que este procesador seguramente no podría estar colocado en el interior de este PC y menos aún con overclocking. Al menos MSI no ha optado por procesadores de portátil, aún menos potentes.

Geekbench 3 también arroja buenos resultados, con un rendimiento a un núcleo bastante potente y buen escalado cuando se usan todos los hilos de proceso.

Más de 4000 puntos en PCMark 8, en el test "Home Computing", es un resultado realmente bueno. Nos habla de lo bien equilibrado que está el sistema para su pequeño tamaño. En el gráfico podemos ver también temperaturas de CPU y GPU bien controladas durante todo el test.

Rendimiento almacenamiento

El rendimiento de velocidades lineales del disco Transcend incluido de serie no parecen excepcionales. Aún así es mejor que cualquier disco mecánico a la hora de manejar el sistema operativo o cualquier aplicación.

Los resultados de potencia de proceso son bastante mejores, el disco se comporta bastante bien. Sin duda los hay mejores pero es un disco bastante decente que nos dará buenos resultados en general. 

Rendimiento Gráfico

Tenemos drivers, tenemos gráficas y tenemos sistema operativo compatible con DirectX 12, ahora nos faltan los juegos. Este API promete nuevos niveles de rendimiento incluso en PCs con componentes de gama media como este.

El rendimiento de 3DMark Firestrike es muy bueno, casi 6000 puntos. Esta gráfica es capaz de mover juegos a 1080p en calidades muy altas, 2k si controlamos algo los ajustes. Es otra virtud de este pequeño PC, poco espacio pero con hardware gráfico de sobremesa y de niveles de rendimiento altos. La Geforce GTX 960 es una gran elección para este PC.

Vídeos de Gameplay

Diablo 3

Dirt Rally

Battlefield Hardline

 

Conclusión

El precio del MSI Nightblade Mi en España será de 899 Euros. La configuración es muy similar a la que habéis visto en este análisis pero el sistema de almacenamiento tiene modificaciones. El disco mecánico de 3.5” pasa a ser de 2TB pero no encontraremos disco SSD instalado de serie. Un disco de 120GB, como el que aparece en este análisis, pueden ser unos 60 Euros de coste adicional. Un coste que para mí es imprescindible asumir.

Con esto acabamos con un precio de unos 960 Euros que me parece bastante adecuado según la configuración que incorpora. Esta gráfica y este procesador son ya casi 500 Euros de coste en cualquier otro Pc hecho a medida. Si tenemos en cuenta la calidad del resto de componentes y el formato creo que el precio de esta unidad está bastante bien equilibrada.

A mí me ha sorprendido el buen equilibrio de potencia, el poco ruido que produce incluso jugando y sus posibilidades de ampliación a nivel de gráfica, memoria y almacenamiento. Es fácil de manipular y está muy inteligentemente distribuido. Es más compacto que algunos PC de sobremesa de factor de forma reducido y esconde mucha más potencia, de media, que muchos de estos sistemas.

MSI no lo vende como Steam Machine a esta unidad, pero sin duda sería una de las versiones más destacadas y de precio más equilibrado si entrara en este segmento de ordenadores gaming de tamaño reducido que Valve quiere promocionar con su sistema operativo y su plataforma de juegos.

Nota: MSI nos confirma que la configuración de análisis de este articulo si estará disponible en España con un precio de 1049 Euros impuestos incluidos. Un precio algo elevado por rebajar el tamaño del disco mecánico e incluir un disco SSD, de prestaciones medias, de 120GB. 

  • Producto: MSI Nightblade MI
  • Fecha: 17/08/2015 13:51:13
Secciones: Sobremesas