MSI Nightblade MI

por Javier Rodríguez 16/08/2015 4
Procesador y RAM
Almacenamiento
Gráfica
Precio
Web
Core i5-4460 y 8GB DDR3
120GB SSD + 1TB HDD
Geforce GTX 960 2GB
899 Euros

Introducción

En realidad este nuevo modelo no creo que venga a eliminar del catálogo de MSI su barebone sino a completar las opciones de equipos gaming que ofrece la marca con un modelo compacto. Compacto pero que se permite presumir de capacidad de almacenamiento, de incluir gráficos versátiles y, por tanto, de ofrecer una solución completa y muy capaz.

El nuevo Nightblade MI se venderá como un ordenador completo, equilibrado por el equipo de diseño de MSI, con menos de 10 litros de cubicaje interior. Un punto de partida interesante que analizaremos en profundidad.

Prestaciones técnicas

El Nightblade MI no introduce grandes mejoras con respecto al hardware que podemos instalar en el Nightblade original. Su objetivo es otro y lo alcanza con algunos cambios de hardware interesantes pero siempre sobre la base de socket 1150.

Monta una placa base ITX con un sistema de disipación especialmente diseñado para la ocasión. Usa un chipset B85 para dar soporte a un procesador Core i5 de bajo consumo con arquitectura Haswell. Se trata de un Core i5-4460S con cuatro núcleos, una frecuencia turbo máxima de 3.4GHz y gráficos Intel HD 4600. Tiene un TDP reducido de 65w cuando lo normal en estos procesadores es un consumo de 84w.

La inclusión de este procesador y este chipset nos impedirán hacer overclocking de CPU pero son esenciales para que este sistema pueda manejar una gráfica de sobremesa y un procesador de sobremesa en un volumen tan ajustado. Este procesador, a pesar de las limitaciones que algunos puedan pensar que tiene, es un buen punto de partida para montar un PC que sea rápido y silencioso.

En su placa base ITX podemos montar hasta 16GB de memoria DDR3. Dos bancos de memoria tendremos para ello. Nuestra versión de pruebas monta 8GB, en dos módulos, que es una cifra también adecuada para un PC moderno que se vaya a usar en tareas variadas, algunas incluso bastante exigentes como jugar.

El almacenamiento viene a cargo de tres slots de fácil acceso. Lo más fácil de ampliar del ordenador. Con dos bahías de 3.5” que montan sobre unas bandejas que podemos extraer desde la parte superior del Nightblade MI. También cuenta con un slot para discos de 2.5”, hasta 9mm de altura, destinado claramente para unidades SSD. Todos los conectores son SATA 6gbps. Echamos de menos un puerto M.2 más potente, no hay esa suerte en este modelo. De serie encontraremos dos unidades montadas, una mecánica de 1TB de capacidad, y otra SSD de 120GB. Es la combinación que solemos ver en portátiles gaming de cierta entidad y que MSI repite en este modelo sobremesa.

Adicionalmente el Nightblade cuenta con una unidad óptica de bajo perfil. DVD-RW. Es sin duda una combinación de almacenamiento bastante notable que MSI ha conseguido montar en un chasis muy compacto mediante una forma inteligente de dividir zonas de almacenamiento y ventilación.

La capacidad conectiva del Nightblade MI viene a cargo de un puerto Ethernet Gigabit, firmado por Intel, y de un chip Wifi Intel 3160-AC que nos ofrece conectividad Wifi de hasta 433mbps y Bluetooth 4.0. Un conjunto potente que nos permitirá algunas funciones muy interesantes como compartir nuestra conectividad de red creando un punto de acceso con el propio PC.