Placa base ASUS Z170I Pro Gaming

por Javier Rodríguez 27/03/2016 12
Chipset
Memoria
Otros
Precio
Web
Intel Z170
Hasta 32GB DDR4 4000 OC
M.2 Ultra, Wifi-AC, Bluetooth
150 Euros

Introducción, chipset y almacenamiento

Introducción

La separación de gamas que hizo ASUS entre placas base ROG, más orientadas a overclocking, sobre estos modelos para jugadores tiene una separación bastante delgada. Son modelos muy parecidos de prestaciones, pero en la gama Pro Gaming podemos encontrar modelos muy competitivos.

Competitivos como esta Z170I Pro Gaming que tiene un buen conjunto de prestaciones y una integración de elementos que va más allá de lo que solemos encontrar en formatos más grandes. Estas placas con tanta integración nos permiten no echar de menos la posibilidad de ampliación mediante tarjetas añadidas.

Chipset y almacenamiento

Una de estas placas base tiene un coste aproximado de 150 Euros y nos ofrece una integración muy completa y uno de los chipsets más poderosos del momento. Cierto es que podemos encontrar placas base con chipset Z170 por menos de 150 Euros, incluso por menos de 120 Euros, pero no tendrán todos los añadidos de calidad que encontraremos en esta pequeña placa base ni tampoco su formato para ser montada en equipos muy compactos.

El chipset Z170 de Intel nos permite dar soporte a los procesadores LGA1151 domésticos más potentes de la marca. Desde los más modestos Pentium, hasta las series K con capacidad de overclocking con multiplicador liberado. Por desgracia estos modelos no cuentan con bios oficiales que nos garanticen el overclocking de procesadores normales, a través del bus BCLK completamente liberado.

Esta placa nos ofrece soporte de doble canal para memoria DDR4. Admite frecuencias, en modo turbo, de hasta 4GHz, y hasta 32GB de capacidad en sus dos slots. Las memorias son de tamaño convencional, Los mismos DIMM que montaríamos en cualquier otra placa base de formato más grande. La placa soporta perfiles XMP 2.0 de Intel para poder desarrollar las velocidades más elevadas, con los módulos más potentes, sin tener configurar personalmente la bios del sistema.

El almacenamiento de este modelo cumple con las expectativas que debemos tener con cualquier placa base moderna en este rango de precios. Dispondremos de uña controladora SATA integrada con capacidad RAID (0,1,5,10), conformados por cuatro conectores 6gbps. La placa también dispone de un conector Express SATA, pero perderíamos dos conectores SATA al usarlo.

Por suerte el almacenamiento de alta velocidad no se queda en esos conectores. La placa cuenta con un slot M.2 Socket3 con enlace PCI Express 3.0 4x con velocidad de hasta 32Gbps. Su capacidad teórica es de 4GB/s así que tendremos cobertura para las unidades de almacenamiento más potentes que podemos encontrar en el mercado. Este conector permite unidades de hasta 110mm de largo y se sitúa en la parte posterior de la placa base.

Ampliación y conectividad

Ampliación

La capacidad de ampliación de este formato de placas base es bastante reducido pero suficiente para poder añadir gráficos de calidad y sin más limitación que la potencia que podamos tener de fuente de alimentación y el tamaño que podamos ofrecer en nuestro chasis.

El único slot de ampliación de la ASUS Z170I Pro Gaming es un slot PEG 16x con velocidad de enlace PCI Express 3.0 y 16x. Adecuado para las gráficas más modernas ya sean AMD o Nvidia. No tendremos más límite que lo que sea capaz de gestionar nuestro procesador sin convertirse en un lastre para la tarjeta.

Otras placas base cuentan con algún puerto PCI Express adicional, normalmente de tamaño mini, pero en este caso todo lo que podríamos integrar está integrado. No Hay tampoco espacio sobre la placa para grandes añadidos.

Conectividad

La conectividad puede tener alguna carencia, más llamativa que realmente sustancial. Muchos seguramente echareis de menos algún conector Tipo-C, pero eso ciertamente es algo que podemos solventar con los conectores frontales de caja adecuado. Lo importante es que tendremos un equipamiento muy capaz en reglas generales.

La placa tiene soporte para 6 conectores USB 3.1 Gen1 (5Gbps), dos frontales y cuatro traseros, donde se añade una controladora dedicada ASMedia que nos añade dos conectores USB 3.1 Gen2 con hasta 10Gbps. Estos dos conectores admiten modo de carga para dispositivos móviles como teléfonos y tabletas.

La conectividad Ethernet la ofrece un chipset Intel i-219v que es un chipset Ethernet Gigabit de excelente calidad con latencias realmente bajas. ASUS lo complementa con su software de priorización de paquetes, GameFirst IV.

La ASUS Z270I Pro Gaming incorpora también una completa solución de conectividad inalámbrica. Esto incluye un chip combinado que ofrece Wifi-AC de doble banda, con velocidades de hasta 867mbps, y Bluetooth 4.1. Usa un sistema 2x2 para maximizar los anchos de banda y mantener una cobertura adecuada para ambas tecnologías. La antena incluida es magnética para que podamos fijarla al chasis de nuestra caja con facilidad.

La conectividad grafica incluye un conector DisplayPort 1.2 y un puerto HDMI 1.4b. La resolución máxima con el conector DisplayPort es 4K a 60Hz, mientras que el HDMI estará limitado a 4K, pero a una frecuencia vertical limitada a 30Hz.

También podemos encontrar un sistema de sonido bastante solvente. El sistema Supreme FX de ASUS combina un DSP de calidad como es el Realtek ALC1150, con un diseño con componentes específicos para sonido y separación de PCB. Todo ayuda para tener un sistema de sonido que nos permita evitar sistemas dedicados. Esta solución de ASUS cuenta también con un buen soporte de software y eso siempre es importante.

Por ultimo la placa añade un conector PS2 combinado para conjuntos de teclados y ratones clásicos con este tipo de conector. Es algo que muchos jugadores aprecian ya que les permite usar sus teclados mecánicos de corte clásico.

Funcionalidad de software

Funcionalidad de software

Uno de los fuertes de ASUS siempre ha sido el software añadido a sus placas base. En esto incluyo también a sus magníficas BIOS UEFI que añaden un entorno visual atractivo y accesible a todo tipo de usuarios. Sus asistentes de overclocking y de configuración de ventiladores de lo mejorcito que podemos encontrar.

Los overclockers también encontraran en esta placa las herramientas adecuadas para sacar partido a sus procesadores, aunque esta limitadas a ofrecer este soporte básicamente a los procesadores K puesto que ASUS no ha habilitado herramientas para el overclocking de otro tipo de procesadores.

Pero aun teniendo una base sólida ASUS ofrece soluciones más adecuadas para overclocking. Nos faltan elementos importantes, como la doble bios, para que la podamos considerar una placa base donde desatar nuestros instintos más básicos.

ASUS acompaña a estas placas con una serie de utilidades importantes y útiles. Desde el control centralizado que nos ofrece AISuite, con más asistentes y posibilidades de configuración desde Windows, hasta aplicaciones dedicadas como su sistema RAM cache para acelerar el comportamiento de nuestros discos duros echando mano de la RAM del sistema o también su sistema de priorización de paquetes de red GameFirst IV o incluso la posibilidad de controlar los leds de la placa base.

Todos suma cuando queremos tener un PC eficiente y que nos ofrezca posibilidades que no podemos tener con sistemas cerrados habituales. Esta placa base nos ofrece forma y prestaciones a nivel de sus hermanas de mayor tamaño.

Nuestra experiencia y veredicto

Nuestra experiencia y veredicto

Esta placa base esta diseñada para ofrecer un buen soporte combinado de overclocking y de características que buscan y quieren los jugadores, como los conectores PS2. Podremos montarle algunos de los mejores procesadores para juegos y realizar overclocking con ellos.

Por otro lado, carece de florituras y eso la mantiene en precios muy adecuados. Podemos montarle las mejores tarjetas graficas del mercado, las mejores unidades de almacenamiento y cantidades muy decentes de RAM. Todo en un formato que nos permite reducir los espacios de forma que nos sea más fácil de transportar o que simplemente nos permita aprovechar mejor nuestro espacio. Todo sin tener que invertir mas, al menos en placa base, de lo que haríamos en un formato mas grande.

Un Core i3-6100T ofrece hasta tres veces más de potencia de la que es capaz de generar la Geforce GTX 950 que hemos usado mediante el benchmark 2 de la beta de Ashes of the Singularity.

Yo he montado esta placa base, para un experimento que os mostraremos en otro análisis, con un procesador de bajo voltaje como es el Core i3-6100T de Intel. Este procesador, de dos núcleos y cuatro hilos de proceso, nos permite soportar graficas de gama media sin el más mínimo problema. De hecho, en las breves pruebas que hemos hecho hemos podido detectar que este procesador no sería ningún lastre para graficas del calado de una Geforce GTX 970 o una Radeon R9 390. Eso sin tocarle un solo MHz.

Por 150 Euros podemos obtener una placa bien formada, con los últimos avances tecnológicos salvo el Thunderbolt III (que pocas placas base integran a día de hoy) donde montar la configuración que nos plazca e invirtiendo lo que consideremos oportuno. Es un buen ejemplo de lo bien que están evolucionando los precios, para beneficio de los usuarios, en cuanto el Socket LGA1151 se ha estabilizado en el mercado.

  • Producto: ASUS Z170I Pro Gaming
  • Fecha: 27/03/2016 22:30:44
Secciones: Placas Base