ASUS Geforce GTX 1060 Strix

por Javier Rodríguez 18/09/2016 6
GPU
Memoria
Otros
Precio
Web
Nvidia GTX 1060
6GB VRAM GDDR5
Ventación híbrida
369 Euros
Puntuación de ASUS STRIX-GTX1060-O6G-GAMING en la review:

Un chip solvente y eficiente

Introducción

La tendencia actual de sistemas de ventilación híbrida ha hecho que ganas gaming como las tarjetas ROG de ASUS se mezclen con otras gamas como la Strix cuya principal era precisamente ofrecer nuevas tecnologías en ventilación. Este tipo de soluciones nos ofrecen la potencia que buscamos de una tarjeta gaming con la comodidad de tener un sistema de ventiladores silenciosos en todo momento que disponen de parada completa cuando no exigimos a la tarjeta superar ciertos niveles de temperatura. Esa es la esencia de la gama Strix que en combinación con chips tan eficientes como el GTX 1060 de Nvidia, logra resultados de rendimiento elevados con consumos reducidos y un comportamiento silencioso.

Un chip solvente y eficiente

Pascal ha demostrado que puede ser una arquitectura rápida y potente y más eficiente que generaciones anteriores que ya eran todo un logro en este sentido. La Geforce GTX 1060 profundiza en este avance con una ganancia importante de rendimiento sobre la generación anterior a la vez que consigue reducir el consumo. Esto se traduce en diseños más compactos y eficientes.

El hardware de la Geforce GTX 1060 tiene la esencia de toda la gama Pascal. Fabricados mediante un proceso FinFET de tan solo 16nm y con un consumo medio de tan solo 120 vatios. Esa eficiencia permite un sistema de alimentación reducido y por tanto la fuente recomendada se reduce a 400w, para todo un sistema completo con este chip gráfico.

Las especificaciones de hardware son evidentemente más reducidas que las de sus hermanas mayores, pero no deja de ser un chip solvente. Son 1280 motores CUDA, con una velocidad turbo de 1.7GHz, 6GB GDDR5 de VRAM con una velocidad de 8Gbps (8200 en este modelo) que producen 192GB/s de ancho de banda mediante un bus de datos de 192-Bit. Las mejoras con respecto a la generación anterior, las Geforce GTX 960, son más que evidentes. Sin duda buena parte de estas mejoras la tienen la competencia creciente de AMD con los nuevos chips Polaris de 14nm FinFET.

Su único punto débil, y la verdad no le encontramos explicación salvo que Nvidia quiera proteger sus gamas alta de precios elevados, es que no dispone de conector SLI. No podemos montar dos de estas gráficas, cuando seguro que tienen capacidad de sobra para ello, para que trabajen en paralelo. Sin duda es una decisión meramente comercial.

Nuevas prestaciones y estándares

Nuevas prestaciones y estándares

Son unas cuantas las nuevas tecnologías integradas en este nuevo chip. Algunas de ellas interesantes y otras las típicas cosas que vemos en cada chip nuevo y que luego se nos olvida a las dos semanas.

Una de las importantes es la conectividad renovada de esta tarjeta. Nvidia dice adiós al soporte analógico (¡Por fin!) y coloca lo mejor de lo mejor en conectividad digital. Dos puertos Displayport 1.4, con soporte para resoluciones 8k (dos cables para 60Hz), y dos puertos HDMI 2.0. Todo acompañado de un conector DVI de doble enlace con soporte para resoluciones 2k.

Esta nueva conectividad renovada, sobre todo en lo referente a Displayport, dará soporte a una de las mejoras más esperadas para este año. La introducción de pantallas HDR con más de 1000nits y el doble de profundidad de color. Pascal estará preparado para la reproducción de contenido 4k en esta resolución y dará soporte a pantallas de hasta 120Hz con esta tecnología y en resoluciones 4k. Sera capaz también de grabar contenidos 4k a 60GHz, con estándar HEVC y 10-Bit de profundidad de color. Estas tarjetas serán capaces de comprimir y enviar juegos y videos HDR en tiempo real a otros dispositivos.

Nvidia introduce también una nueva versión de su tecnología de compresión de texturas. Esta vez se traduce hasta en una mejora del 70% sobre el ancho de banda natural de la tarjeta. Eso es hasta un 30% más que en otras generaciones y se traduce, según la marca, en que esta tarjeta es capaz de generar más de 450GBps de ancho de banda efectivo.

Nvidia también potenciara la eficiencia de esta nueva generación de tarjetas a la hora de trabajar con sistemas de realidad virtual. La idea es mejorar la forma en la que se calculan y proyectan las imágenes para lograr reducir la necesidad de cálculo. Una imagen 4k en VR requiere 9 veces más potencia de cálculo que una imagen plana.

Nvidia también introducirá una nueva tecnología de captura de imágenes en juegos, que para ser aprovechada plenamente requiere de soporte por parte del juego, que nos permite tomar imágenes de ultra alta definición o filtros avanzados post-captura. Este nuevo sistema también logra hacer capturas de imágenes en 360 grados. Ansel se introducirá para esta gama de chips, y también para otros de la marca, durante este año 2016.

ASUS STRIX GTX 1060 de PCB personalizado

ASUS STRIX GTX 1060 de PCB personalizado

Hace varias generaciones de chips de Nvidia y AMD donde lo más inteligente es buscar las versiones personalizadas de los fabricantes. Los modelos de referencia han mejorado de forma notable, pero está claro que algunos fabricantes han sabido avanzar de una forma menos estandarizada hacia soluciones más capacitadas donde se combina un diseño de PCB propio y sistemas de refrigeración tan avanzados que dejan a algunos sistemas de CPU a la altura del betún. Una de las mejoras para mi más notables de los últimos años es la integración de ventilación híbrida o de parada completa en consumos reducidos.

Esto se logra con sistema de alimentación más eficientes, montados en PCBs más densos y complejos, donde la alimentación digital ha sido una de las mejoras más importantes. La ASUS Strix GTX 1060 cuenta con un PCB personalizado y un sistema de alimentación de seis fases para la CPU y una fase independiente para sus 6GB de memoria GDDR5. Se logra más estabilidad, mas overclocking y también menos consumo que a su vez se traduce también en menos necesidad de ventilación activa.

El sistema de ventilación de esta tarjeta cuenta con tres ventiladores “Wing Blade” de ASUS que cuentan con un diseño similar a las alas de avión que aumenta el flujo a la vez que reduce el rozamiento y por tanto generan menos ruidos. De todos modos, el secreto del comportamiento de esta tarjeta no está tanto en el diseño de sus ventiladores sino en el número y el tamaño y como es capaz de manejarlos a placer para conseguir el flujo de aire suficiente a bajas vueltas produciendo niveles de ruido muy contenidos.

Se trata de una tarjeta de tamaño bastante generoso, más largo que cualquier GTX 1060 de referencia y a la altura de los modelos con chips más potentes. Eso consigue que ASUS tenga mucho margen de overclocking en esta tarjeta y que sus niveles de ruido sean realmente reducidos. Todo este gran espacio se aprovecha con un extenso sistema de radiador de aluminio alimentado por heatpipes de contacto directo con la GPU. Se maximiza el flujo de calor entre la GPU y cada zona del radiador de la tarjeta.

Como otras tarjetas de la marca, la ASUS Strix GTX 1060 es capaz de controlar ventiladores externos mediante dos conectores molex de 4 contactos, con soporte PWM. Esto nos permite sincronizar la velocidad de los ventiladores de la tarjeta con otros ventiladores de la caja.

Otro de los elementos llamativos de esta tarjeta lo encontramos en su sistema de iluminación RGB que tiene diversos modos de efectos además de dos modos de uso “inteligente” que nos indica la temperatura de la tarjeta y que también nos sirve como ecualizador visual del sonido que produce el PC.

La conectividad de la  STRIX GTX 1060 varia sobre la que encontraremos en la gran mayoría de tarjetas con chips Pascal asi como de los modelos de referencia de la GTX 1060. Es una conectividad moderna y versátil. Son dos puertos Displayport 1.4 con capacidad HDR y 8k y dos puertos HDMI 2.0 con capacidad 4k@60Hz. También se ofrece un puerto de legado como es el DVI-D con doble enlace para pantallas 2k.

Overclocking y consumo

Overclocking y consumo

ASUS potencia el rendimiento de este modelo con dos opciones de compra. El modelo normal y el modelo OC con overclocking de fábrica. El que nosotros hemos podido analizar es este segundo modelo. El modelo OC, como toda la gama actual de gráficas ASUS con overclocking de serie, tiene dos configuraciones de frecuencias o dos perfiles: el gaming y el OC. El primero en este modelo es el gaming y es la frecuencia por defecto de la tarjeta. Tiene una frecuencia base de 1620MHz, frente a los 1506 del modelo de referencia, y un modo turbo de 1847MHz que es una mejora notable sobre el modelo de referencia que trabaja a un máximo de 1700MHz.

La frecuencia máxima en modo OC es de 2025MHz y la frecuencia máxima del ventilador es de 1840rpm. En el proceso la temperatura de la gráfica jamás ha pasado de 66 grados. Datos excelentes con una temperatura ambiente de 24 grados.

El perfil OC potencia aún más el rendimiento de la tarjeta aumentando la frecuencia base a 1645MHz y el modo turbo hasta los 1873MHz. Es un 10% más de frecuencia de GPU que se traduce, como veremos después, en una mejora directa del 10% de rendimiento en juegos. La Strix en estos modos consume también en torno a un 13% más que a frecuencias de referencia, pero también cuenta con un conector potenciado de 8 contactos PEG frente a los seis contactos del modelo de referencia. Eso aumenta la entrada por este conector de 75 hasta los 150 vatios.

Más o menos todos conocemos ya los consumos tan ajustados de un chip como el GTX 1060 de Nvidia. Aquí ASUS tiene poco que hacer y, es más, cuanto más overclocking mas consumo tendremos. Los milagros no existen. Lo que si puede hacer un fabricante es optimizar ese consumo y contenerlo adecuadamente para que ese aumento por el uso de frecuencia superiores no sea un lastre para la experiencia del usuario.

La temperatura media de la tarjeta es de unos 45 grados, con los ventiladores completamente parados.

Rendimiento

Rendimiento

Las mejoras de frecuencia de esta tarjeta la acerca mucho al rendimiento de una Geforce GTX 1070 de referencia y su precio se mantiene bien por debajo de cualquier GTX 1070 pero también es verdad, que, con un coste de 369 Euros, está lejos de los 279 Euros con los que podemos comprar los modelos de 6GB más económicos.

Rendimiento

Máquina de pruebas:

Procesador: Intel Core i7-5960X

Memoria: 32GB DDR4 3200MHz

Disco: Toshiba-OCZ RD400

Fuente de alimentacion: Seasonic Snow Silent 1050w

Drivers: Nvidia Geforce 372.54.

Pruebas de rendimiento:

3DMark FireStrike

3DMark FireStrike Extreme


 

The Division 2k. Calidad Ultra.

StarWars BattleFront 2K. Calidad Ultra

Ashes of the singularity 2K. Calidad Extreme. DX12

The Witcher 3 2K. Calidad ultra. 

Grand Theft Auto V 2K. Calidad Ultra. 

Doom OpenGL 4.5 1080p Ultra

Doom Vulkan 1080p Ultra

Gameplay StarWares BattleFront 2k Ultra

Análisis y conclusión

Análisis y conclusión

ASUS conforma con sus tarjetas gráficas el verdadero eje de juego con un PC. Consigue buenos niveles de overclocking en formatos de ruido muy reducido. Cierto es que este modelo Strix es más grande de lo habitual, pero dentro de las características de sus modelos Strix de gama más media y alta. La RX 480 de esta misma gama tiene un aspecto y características similares.

Estas características son overclocking solvente de fábrica y un control sonoro excelente que va más allá de la propia tarjeta gráfica. Sus ventiladores solo se activan a partir de los 65 grados de temperatura y su velocidad de giro no supera en ningún caso un punto crítico donde puedan generar un ruido desagradable.

El gran formato sin duda apoya esta capacidad de refrigeración que se complementa con un desempeño muy capaz hasta resoluciones 2K. Sin duda es una de esas tarjetas que, si le damos el uso adecuado, para el que se ha diseñado, acabaremos cambiando casi por aburrimiento.

  • Producto: ASUS Geforce GTX 1060 Strix OC
  • Fecha: 18/09/2016 23:53:21
Secciones: Tarjetas Gráficas