ASUS Prime Z270-A

por Javier Rodríguez 08/01/2017 1
Chipset
Almacenamiento
Otros
Precio
Web
Intel Z270
2xM.2 Socket 3
Aura RGB, Digi+VRM
205 Euros
Puntuación de ASUS Prime Z270-A en la review:

Chipset y almacenamiento

Introducción

ASUS, como es habitual, lanzara toda una serie de gamas con este y otros chipsets de Intel de la serie 200. Placas de múltiples formatos donde encontraremos modelos especializados para gamers, overclockers, etc. La gama Prime es una buena forma de ver todas especializaciones de una forma concentrada y equilibrada en productos de precios interesantes. Son una buena forma de conocer lo que ASUS prepara para el resto de modelos gracias a su mayor integración de componentes.

Chipset y almacenamiento

El chipset ya lo conocemos todos y ciertamente no ofrece grandes novedades con respecto a los modelos anteriores, pero también es verdad que trae mejoras que harán de las maquinas equipadas con este chipset una opción más poderosa en capacidad de ampliación y más concretamente en los sistemas de almacenamiento de alta velocidad que están llegando ya al mercado y otros, importantes como el Intel Optane, que comenzaran a llegar este año.

En esta placa base encontraremos todo lo que esperamos de una placa ATX con este chipset y algunos añadidos interesantes. Tendremos acceso a cuatro bancos de memoria de alta velocidad, con soporte oficial para frecuencias cercanas a los 4000MHz, y con capacidad para hasta 64GB de memoria DDR4 en doble canal.

El mayor número de líneas PCI Express que ofrece este chipset, con respecto a la generación anterior, nos da acceso a 24 líneas PCI Express 3.0 (20 en el Z170) por lo que encontraremos más capacidad de ampliación. Normalmente los fabricantes, y este es también el caso, aprovechan estas líneas extra para dar más capacidad de almacenamiento de alta velocidad a sus modelos más avanzados. Esta placa, por ejemplo, cuenta con dos slots M.2 Socket 3 M-Key que ofrecen hasta 32Gbps de ancho de banda. Admiten unidades de hasta 110mm de largo (uno de ellos solo unidades 2280) y tiene capacidad para hacer trabajar estas unidades en RAID 0 alcanzando velocidades superiores a los 5GBps con las unidades adecuadas.

Lo que echamos de menos en este modelo es que no cuenta con ningún conector U.2, que son más útiles de lo que parecen puesto que muchas unidades Optane de Intel vendrán con este tipo de conector.

Por tanto, el único elemento conectivo que tenemos que concretar es la capacidad SATA de la placa. La Z270-A Prime de ASUS no ofrece ninguna sorpresa en este sentido ofreciendo los seis conectores SATA que están soportados directamente por el chipset y que con el procesador adecuado ofrece modos RAID avanzados.

Aún nos queda ver apartados importantes como ampliación y conectividad física donde creo que cualquiera quedara bastante complacido puesto que ASUS Prime Z270-A es realmente completa.

Ampliación y conectividad

Ampliación y conectividad

En esta placa base encontraremos todo lo necesario para montar un PC de altas prestaciones y esto incluye no solo a los nuevos procesadores de Intel o a las mejores unidades de almacenamiento sino también a poder usar múltiples gráficas o mejorar nuestra conectividad física con añadidos opcionales como la conectividad Thunderbolt 3.

Este modelo es de los más avanzados de la serie e incluye una potente solución con mucha capacidad de ampliación mediante tarjetas. El aumento de las líneas PCI Express no solo mejora las opciones de almacenamiento, sino que también permite añadir más tarjetas si fueran necesarias.

Tiene dos slots principales de tipo 16x, aunque el segundo solo puede trabajar hasta 8x, con el que podemos montar dos tarjetas tanto AMD como Nvidia. Soporta por tanto Crossfire y SLI. Estos dos conectores disponen también de un sistema de refuerzo metálico para evitar daños mecánicos en el conector cuando instalamos tarjetas gráficas o usamos tarjetas de gran peso y volumen.

El tercer slot PCI Express 16x también es de tipo 8x, aunque su enlace máximo será de 4x. Está pensada, por ejemplo, para añadir conectividad de alta velocidad para controladoras de almacenamiento o también para conectividad de última generación como el Thunderbolt 3.

Los slots principales tienen doble separación de slots así que dos tarjetas trabajaran perfectamente en esta placa, con espacio extra para que ambas puedan “respirar” perfectamente. Entre cada slot encontramos un slot PCI Express de tipo 1x. Tenemos de estos un total de cuatro puertos adicionales.

ASUS, con buen criterio, ha optado por soluciones de Intel para la conectividad de red de esta placa base. El chipset es el conocido Intel l219V y es una garantía de funcionamiento al que ASUS ha añadido su propio software priorización de paquetes (ASUS Turbo LAN). Es un chipset sólido, que tiene soporte en cualquier sistema operativo y que jamás he visto dar un solo problema. La pena es que esta placa base solo trae uno de estos conectores.

El chipset Intel no incorpora de serie USB 3.0 Gen2 de 10Gbps por lo que ASUS añade una controladora ASMedia que nos otorga dos de estos conectores. Ambos con capacidad para suministrar hasta 15 vatios de carga y con las velocidades prometidas y soporte UASP. Uno de los conectores está en el frontal de la placa y otro en el panel trasero de conectores.

Este panel nos ofrece lo que esperamos de una placa moderna en una distribución renovada que para mí resulta muy interesante. Seguimos disponiendo hasta de conectores PS2 de legado, pero ahora se les da un panel menos importante. Los conectores USB 3.1 Gen 2 son ahora los importantes, arriba del todo. Uno de tipo A y otro de tipo C. Le siguen tres conectores de video de alta definición y en todos los formatos esperados. Cuatro puertos USB 3.1 Gen 1 tipo A adicionales, el puerto Ethernet ya descrito y la conectividad de audio habitual en cualquier placa base moderna.

En el frontal encontraremos puertos extra de tipo USB 2.0 y 3.0. Es un equipamiento básico, sin conectores de última generación, pero muy a la par con lo que esta placa base pretende ofrecer.  

Diseño sobresaliente

Diseño sobresaliente

ASUS ha mantenido el diseño de sus últimas dos generaciones de las series “signature”. PCB negro con elementos en gris y detalles en blanco en las zonas de disipación y otros elementos estéticos de la placa base. En estos nuevos modelos ASUS ofrece incluso modelos 3D para realizar accesorios adicionales en nuestra propia casa. Entre estos accesorios encontramos cubiertas para cableado. Soportes para ventiladores, etc.

La placa base es bastante sencilla, espaciada. Los puertos para cables y ventiladores están donde esperamos que estén y cuenta con conectores dedicados para bombas de sistemas de refrigeración líquida todo en uno. Podremos montar cualquier disipador del mercado, térmicamente tiene un desempeño de gran calidad.

ASUS ha instalado un sistema de 10 fases para el procesador y una fase para la RAM. Es un sistema digital controlado por el sistema Digi+VRM de ASUS. También se ha potenciado el sistema EPU de la placa base pudiendo ofrecer modos de reposo más profundos que consiguen ahorrar hasta 12w de consumo en la CPU.

Todo este sistema de alimentación de calidad se combina con los sistemas de control de frecuencia de ASUS. La unidad Pro Clock, combinada con la unidad TPU de ASUS, logran ajustar todos estos elementos para potenciar los niveles de overclocking y la estabilidad general del sistema.

La ASUS Prime Z270-A también dispone de un sistema de iluminación RGB, aunque menos ostentosos como los que veremos en otras gamas de la marca. Este tiene algunos puntos de iluminación, pero el más importante lo encontramos en la zona de separación de PCB entre placa base y sistema de sonido. Se puede combinar con cualquier otro periférico o componente de ASUS, con el sistema Aura, para un funcionamiento sincronizado de todos ellos.

Es una placa sencilla, pero nos ofrece algunos elementos de control y gestión en placa. Tendremos algunos interruptores, el clásico MemOK de ASUS que nos ayuda a que cualquier módulo DDR4 funcione bien en esta placa o también un botón de encendido. También encontraremos algunos leds de diagnóstico.

Funcionalidad de software y sonido

Funcionalidad de software y sonido

ASUS tiene una de las bios y uno de los conjuntos de programas más potentes que podemos encontrar en el mundillo de las placas base. Múltiples utilidades, programas sólidos y unos interfaces realmente atractivos. Esta placa nos ofrece un buen paquete de programas y una bios UEFI realmente atractiva. Cuenta con cómodos sistemas de automatización automáticos y perfiles de overclocking que los ingenieros de ASUS han diseñado a medida de cada modelo de CPU susceptible de ser montada en un modelo como este.

Tiene también asistentes de ventilación, que se apoya en los múltiples sensores de temperatura situados en varios puntos estratégicos de la placa, y en el sistema PWM y DC de control directo de ventiladores. Es capaz de reducir, ella sola, el ruido de nuestro sistema de forma radical y ajustar la curva de velocidad según las capacidades de nuestro sistema.

El sistema de sonido es otro de los elementos donde ASUS ha cuidado mucho los detalles. Componentes para sistemas hifi, un nuevo DSP de Realtek (ALC1220) de capacidades actualizadas, pistas diferenciadas para cada canal y aislamiento de PCB. Se apoya además en el gran sistema de códec de la marca, con soporte oficial para DTS headphone, y dispone también de amplificadores adaptativos dedicados para conectores frontales y traseros, así como un circuito “anti-pop”. 

Bios UEFI

Nuestra experiencia y veredicto

Nuestra experiencia y veredicto

Siempre he sido fan de las gamas “mainstream” de ASUS. Suelen traer más integración de prestaciones, buenas capacidades de overclocking y un precio normalmente mucho más comedido que otras gamas más “especializadas” de la marca. Este modelo Prime Z270-A cuesta poco más de 200 Euros, y eso ahora que estamos en pleno lanzamiento. Pronto la veremos bastante más competitiva.

Es un precio adecuado para una placa base muy completa que tiene todos los elementos necesarios para disfrutar de un gran PC. No hemos visto grandes diferencias de overclocking con respecto a otros modelos, pero sí que empezamos a ver que los Kaby Lake de sobremesa tienen tanto o más problema de temperatura, con unas delta de hasta 40 grados completamente repentinas, que son difíciles de controlar incluso con los sistemas de refrigeración más capaces.

Dicho esto, la ASUS es por ahora la mejor placa base Z270 que hemos probado, aunque aún nos queda mucho camino que recorrer. Su equilibrio de precio, funcionalidad y resultados la pone en una posición interesante pero la competencia es amplia y aún nos queda mucho camino que recorrer.

Fin del Artículo. ¡Cuéntanos algo en los Comentarios o ven a nuestro Foro!

  • Producto: ASUS Prime Z270-A
  • Fecha: 08/01/2017 1:25:44