MSI X370 XPOWER GAMING TITANIUM

por Javier Rodríguez 05/03/2017 3
Socket AM4
Memoria
Otros
Precio
Web
Ryzen, APU Zen
DDR4 64GB
M.2 NVMe, SLI
309 Euros

Introducción

Está claro que Ryzen marcara un antes y un después en los resultados de AMD y que todos los usuarios, incluso los que no quieren verlo, nos beneficiaremos de una competencia más viva. Mejores productos y mejores precios. Competencia que se ve perfectamente en las mismas gamas de producto de un mismo fabricante.

Este mismo modelo del que hablaremos hoy, recién salido al mercado, 40 Euros menos que su alternativa en formato LGA1151 para procesadores Core de séptima generación de Intel. Una placa base de 300 Euros es sin duda un modelo caro, y debemos exigir, pero creo que el punto de partida ya nos habla muy bien de lo competitiva de la nueva oferta de AMD.

Chipset y almacenamiento

Esta placa usa la versión más capaz de los nuevos chipsets de AMD. Chipsets que en realidad son un único chip y con funciones bastante recortadas puesto que las nuevas CPU tienen más capacidades conectivas integradas que generaciones anteriores. Aun así, este chipset es básico para los que tengan ciertas intenciones como el montaje de dos o más graficas en su PC o busquen más capacidad de overclocking y conectividad.

Por supuesto lo fundamental es su socket AM4 para procesadores de arquitectura Zen de AMD. Esto incluye toda la gama Ryzen y también las nuevas APU de séptima generación que llegaran también este año. Este socket tiene un diseño de 1331 conectores que van en forma de pines, o “púas” (PGA - Pin Grid Array), en el propio procesador.

Básicamente es un hub de conectividad de almacenamiento y puertos USB adicionales. Esta variante ofrece hasta 14 puertos USB de los cuales 2 son de tipo USB 3.1 de 10Gbps. Esto lo convierte en el primer chipset que soporta esta tecnología de forma nativa. Tiene 6 puertos USB 3.0 adicionales, de 5Gbps, y 6 puertos de tipo USB 2.0. Hay que añadir también la conectividad USB nativa del procesador. Es una gran cantidad de puertos USB que se traducen en placas muy pobladas de conectores.

El almacenamiento tiene un sistema combinado entre conectividad PCI Express de tipo M.2 con capacidad NVMe y conectividad SATA tradicional. Los conectores M.2 también soportan unidades SATA. Podemos montar hasta seis unidades SATA, combinando con los slots M.2, y tenemos capacidad para dos unidades M.2 de última generación con enlaces de 32Gbps. Detalle interesante es que según las especificaciones de MSI las APU de séptima generación que prepara AMD estarán limitadas en este slot a enlaces 2x de 16Gbps.

Estas placas cuentan con la misma tecnología de almacenamiento que encontraremos en las mejores alternativas de Intel y de hecho MSI usa el mismo sistema en ambas placas base con una chapa de refuerzo para unidades NVMe.

Ambos slots M.2 soportan unidades de hasta 110mm (110mm el slot 1 y 80mm el slot 2) de largo así que podremos montar cualesquiera de las mejores unidades, con la capacidad máxima que encontremos en cada modelo, en esta placa base. En esta placa base también encontraremos un puerto U.2 que esta compartido con el segundo slot M.2. No podremos usar ambos al mismo tiempo.