Gigabyte Aorus GA-Z270X-Gaming5

por Javier Rodríguez 11/03/2017 3
Socket
Memoria
Otros
Precio
Web
LGA1151
64GB DDR4
M.2x2 32Gbps
209 Euros

Introducción

Gigabyte tiene una extensa gama de placas base de chipset Z270. Hoy nos detenemos en uno de sus modelos más completos y también en uno de sus modelos más capacitados en esta moda de la iluminación RGB. Es sin duda la placa base más elaborada en este sentido que ha pasado por nuestro laboratorio, pero aparte de la “pirotecnia” también es una placa base muy sólida donde montar un PC de primer orden.

Chipset y almacenamiento

Todos conocemos ya las prestaciones del chipset Z270 de Intel, pero está bien que recordemos algunas de sus claves fundamentales y también alguna de sus carencias. Su principal ventaja es dar soporte a los procesadores Core i5 y Core i7 de socket LGA1151 de Intel. Procesadores entre los que destacan, sobre todo para este chipset ya que ofrece prestaciones mejoradas para overclocking, el Core i7-7700k, Core i5-7600k y Core i3-7350k.

Añade también 4 líneas PCI Express 3.0 adicionales. Esto permite que las placas base de esta generación tengan más integración de controladoras y conectores adicionales. Otra de las novedades interesantes es que ahora hay soporte oficial para tecnologías como el Intel Optane en formato M.2. Se mantiene el soporte Thunderbolt 3 ya introducido con los chipsets de serie 100 y poco más. Seguimos con seis puertos SATA, soporte USB 3.0 de 5Gbps, HD-Audio, etc.

En esta placa base este nuevo chipset se traduce en prestaciones ya conocidas y algunas mejoras conectivas. Estos procesadores soportan la misma capacidad de memoria por lo que esta placa base sigue limitada a cuatro bancos de memoria DDR4 con una capacidad de hasta 64GB. La diferencia es que el nuevo sistema de alimentación digital de esta placa base permite velocidades sostenidas superiores por lo que MSI nos garantiza velocidades de más de 4133MHz en nuestra memoria DDR4.

Esta placa base aprovecha bien las cuatro líneas PCI-Express 3.0 extra que recibe del Z270 para montar un impresionante sistema de almacenamiento de alta velocidad y potenciar también su conectividad mediante slots.

La Aorus GA-Z270X-Gaming5 tiene una configuración de almacenamiento muy completa, pero a la que hay que prestar especial atención si no queremos llevarnos sorpresas a la hora de usar los diferentes conectores. Tiene dos slots M.2 Socket3 con velocidades de hasta 32Gbps que podemos usar con unidades de 80 y 110mm dependiendo del conector. Pueden soportar NVMe y RAID y también la tecnología de almacenamiento Optane de Intel. Estos dos conectores de alta velocidad conviven con un conector U.2 que comparte conectividad con el M.2 secundario.

Los puertos SATA son también de todo menos lo habitual. Tiene los seis conectores habituales, pero se han montado todos formando conectores Express SATA. Como sabéis este tipo de conectores se forman por dos SATA tradicionales y un pequeño conector, con aspecto de SATA, pero más corto. Es evidente que tendremos algunas limitaciones para usarlos todos como ExpressSATA (10Gbps) a la vez y cuando lo hagamos no podremos usar los puertos SATA como tal. Aun así, es una configuración interesante y potente que no nos limita, sobre el papel, el número de unidades SATA que podemos montar en ella.

El Z270 es un chipset de bajo consumo, menos de 5w, en un único chipset. Tiene 11 fases de alimentación para el procesador y 2 fases para los cuatro bancos de memoria DDR4. El sistema de disipación es completamente pasivo y más aparatoso de lo que realmente es ya que buena parte del volumen de placa se lo lleva la cubierta estética de la zona de conectores traseros y sistema de sonido. El chipset tiene un sencillo disipador completamente pasivo, todo lo que necesita para trabajar a temperaturas medias.